Soluciones que crean problemas

Quien dijo que de fútbol no se puede aprender nada? El nuevo tema de moda en el fútbol es si se debe limitar el número de futbolistas extranjeros en los equipos. La solución propuesta no parece ser del todo convincente, y encima podría agravar otro problema, el de los sueldos de los futbolistas. Porque el mercado futbolístico no deja de ser un Mercado.

El fútbol actual tiene tres problemas: los futbolistas cobran mucho, los equipos nacionales de algunas grandes ligas son una pena en los mundiales, y hay demasiados jugadores extranjeros en los equipos.

La razón de su sueldo es que los buenos futbolistas ayudan a ganar partidos. Y ganar partidos, aparte de generar jugosos ingresos por vía directa, también lo hace por vía indirecta, gracias a derechos de TV, venta de camisetas, publicidad etc. Así pues pagar un buen sueldo a un buen futbolista es una inversión de futuro.

En cuanto a los otros dos, hay quienes se muestran molestos por la cantidad de extranjeros que juegan en los clubs. Esto se relaciona con que los equipos nacionales que representan a algunas de las ligas más importantes como la española o la inglesa tengan malas actuaciones internacionales. Dicen que con tanto extranjero jugando no hay manera de que los jugadores nacionales se desarrollen.

Así pues la Federación Internacional de Fútbol está sugiriendo poner límites a la cantidad de extranjeros, a fin de que los jugadores nacionales tengan oportunidad de jugar. Algunos jugadores y técnicos de la liga inglesa están dando apoyo a la iniciativa. Pero, cuales serían las consecuencias?

Si se limita la cantidad de extranjeros significa que hay menos jugadores entre los que escoger. Todos se van a pelear por el puñado de jugadores nacionales con talento. En términos de mercado, menos oferta provoca competencia entre los demandantes y se produce un aumento de precio. Ese precio son los salarios de los jugadores, porque los ingresos que se generan por ganar serán los mismos, pero los jugadores disponibles no. Así que para solucionar el problema de la falta de resultados de alguans selecciones se agudiza el problema de lo que ganan los futbolistas…

Pero eso generaría un gráfico en forma de “J”, es decir, que la oferta de jugadores bajaría al principio, pero tras un breve tiempo, los jugadores nacionales de calidad florecerían, incrementando la oferta, disminuyendo la competencia por ellos y en consecuencia devolviendo el precio a los niveles iniciales. Perfecto!

Si la memoria no me falla, cuando de los once jugadores en el terreno de juego sólo dos podían ser extranjeros (por aquel entonces los ciudadanos de la UE eran también extranjeros) a la selección española o inglesa no le iban mejor las cosas que ahora…