España no ha sido rescatada

Se ha acusado injustamente al presidente del gobierno español de mentir respecto al supuesto rescate. De hecho podríamos estar delante del presidente más honesto de la Democracia. Porque una cosa está muy clara, esto no es un rescate, y ya va haciendo falta uno.

España tiene principalmente dos problemas ahora mismo. Uno es la falta de liquidez del sistema bancario, consecuencia de que inexplicablemente los proyectos inmobiliarios a los que entregaron sus créditos están ahora en el cubo de la basura. Y sin pagos no tienen liquidez para hacer frente a su obligaciones diarias. Un crédito de 100.000 millones de euros debería solucionar ese problema.

Sin embrago la prima sigue subiendo, el interés pagado por los bonos está en máximos históricos. Nada ha funcionado, ni el nuevo gobierno, ni los recortes presupuestarios, ni el supuesto rescate. El problema es España. Y ese problema no se soluciona con dinero. En el fondo, los Mercados están compuestos por gente, y a menudo se mueven por corazonadas. Viendo como España está casi en quiebra a pesar de todo el dinero que la Unión Europea y el Euro han canalizado hacia el país, cómo se les puede culpar de no confiar en los españoles. Y encima los 100.000 millones los van a administrar los mismos que administraron todo ese capital. ¿Cómo se le puede llamar rescate?

Esto no es un rescate, esto es un desastre. España está peor ahora que antes del anuncio. Lo que España necesita es un rescate que la rescate de sí misma.

Primero habría que nacionalizar todos los bancos y cajas en dificultades, echar a todos sus directivos, sin indemnización, y usar los 100.000 millones para garantizar los depósitos. Una vez nacionalizados se entregarían a bancos europeos para que los dirigieran de forma profesional. Segundo habría que tratar a España como a una empresa normal que hace suspensión de pagos. Librarse de los directivos y mandar administradores profesionales. Eso significa mandar gente del Banco Central Europeo y el FMI y que fueran ellos quienes tomen las decisiones. Sabiendo exactamente dónde iba a acabar su dinero, los Europeos estarían dispuestos a crear los famosos eurobonos, y los mercados se convencerían finalmente que el principal problema ha sido solucionado.

Quizás en cinco o diez años, cuando el sistema estuviera totalmente purgado podrían los españoles volver a tener cargos con responsabilidad.

El presidente del gobierno sabe todo esto. Sólo hay que ver la vehemencia con la que ha negado que esto sea un rescate. Ahora pide como prioridad la Unión Bancaria, que le quitaría a España la posibilidad de decidir sobre sus bancos. Y también pide que el Banco Central Europeo compre deuda española. Evidentemente si el Banco Central compra la deuda querrá tener decisión en cómo se utiliza esa deuda. El actual presidente es el más honesto de todos, pidiendo a gritos que Europa intervenga a España. Que ellos se ocupen de la economía, que es su especialidad y nosotros ya nos ocuparemos de los deportes.

 

Ya era hora que rescataran a España

Finalmente. Hoy Europa a puesto a disposición de España 100mil millones de euros. Europa considera que los políticos españoles son unos ineptos y ha decidido tomar cartas en el asunto. Ya era hora. Españoles, estamos de suerte.

Actualización: pues no era un rescate, aquí se explica por qué

En todas las familias siempre hay un primo tonto que no tiene ni oficio ni beneficio y siempre vuelve pidiendo dinero. Pero el primo es encantador y al fin y al cabo es familia, así que no se lo tienen en cuenta. Pero llega un momento que hay que tomar cartas en el asunto, por su propio bien. Los patriarcas de la familia deciden darle dinero, pero esta vez ellos le van a decir en qué y cómo se lo va a gastar, asegurándose que esta vez si cumple esas promesas suyas de sentar la cabeza.

España es el primo tonto de Europa.

La entrada en la Comunidad Europea en 1986 fue una gran oportunidad desaprovechada con la cultura del pelotazo, y cuando llegó la crisis en los 90 no había dinero para detenerla. En 1998 la entrada en el Euro dió otra grandísima oportunidad, desaprovechada con el despropósito de la construcción.

La crisis de 2007 no debería haber tocado a España puesto que las reglas de contabilidad españolas eran mucho más conservativas. Pero se había construido mucho más de lo que se necesitaba, se había valorado a mucho más de lo que valía y las Cajas estaban secretamente en bancarrota. La solución fue que se unieran y convirtieran en bancos, pero no funcionó. Ahora al sector bancario le falta liquidez.

España ha quemado toda su credibilidad y los Mercados financieros no le creen ni una palabra. Por eso no se creen lo de las reformas y la responsabilidad y no le prestan. El sistema bancario español necesita otro rescate pero España no tiene dinero para eso, lo que la podría arrastrar a la bancarrota y fuera del Euro. Por eso la UE ha obligado a España a tomar el rescate, y esta vez ellos van a ser los que se aseguren que cumple sus promesas. Esas son las condiciones del rescate. Porque Europa quiere dejarle muy claro a los mercados que el Euro no se rompe, cueste lo que cueste. La familia permanece unida.

Qué ha pasado con la democracia dirás tu. Pues ya lo decían los de “Democracia Real Ya”. En España ya no había democracia incluso antes del Rescate así que para el ciudadano de a pié poco ha cambiado. Ahora para las cosas importantes nos gobiernan el Banco Central Europeo, la UE y el FMI. Porque esto no es culpa de este gobierno. Ni siquiera del anterior. Es culpa de todos ellos, desde los años 80. Los votantes escogimos a los causantes del descalabro y ahora Europa ha decidido relevar a nuestros políticos de una responsabilidad para la que no están preparados. El gobierno español se va a dedicar desde ahora a otras cosas más a nuestro nivel, como silbidos, himnos y partidos de futbol. De hecho el presidente de España ya está dejando claro cual es su papel ya que mientras todo esto sucede él se va a apoyar a la selección española en la Eurocopa.

Así que finalmente Europa está aplicando a España la misma política que España le iba a aplicar a las Comunidades Autónomas. Nuestros políticos ya no pueden cometer más errores que les cuesten a los ciudadanos dinero. España, el primo tonto, está ahora controlada por la familia. Los ciudadanos salimos ganando porque las decisiones ya no se toman por populismo y amiguismo y con un poco de suerte la banca española será entregada a bancos europeos. ¡Que viva el rescate!

ps1: Hablo en primera persona porque aunque vivo en Londres mi pasaporte es Español y tengo derecho a voto en España.

ps2: En el banco nacionalizado británico RBS la presión mediática hizo que renunciaran a sus bonus a pesar de tener beneficios porque es un banco nacionalizado. En España se despide a directivos de bancos nacionalizados generando pérdidas monumentales y aún así se llevan bonus.

Actualización: pues no era un rescate, aquí se explica por qué