Expresiones útiles en inglés: “in the loop”

Socialising y networking son fundamentales para el ocio y los negocios de los londinenses. Pero para poder practicarlos hay que saber quien está organizando qué y dónde. La expresión “in the loop” es una herramienta imprescindible.

Un “loop” es un enlace, un círculo o una vuelta. Por ejemplo esos cerales redondos de desayuno se llaman “loops”. Hay muchas cosas a las que se pueden adaptar, pero yo creo que la forma más fácil de entenderlo es pensar en un circuito. Un “loop” es algo que empieza y termina en el mismo sitio. Como un circuito de coches, o una pista de atletismo. Hagas lo que hagas siempre vas a pasar de nuevo por el inicio. Esos videos cortos que hay en Internet que empiezan de nuevo cada vez que llegan al fin están en un “loop”.

En el caso que tratamos es un “loop” de información. Si te encuentras con alguien que está organizando una fiesta te dirá “I will keep you in the loop”. Eso significa que va a haber una información que se va a distribuir, y tu vas a estar en ese circuito.

Si alguien está buscando gente para, pongamos por caso, un viaje a esquiar en grupo, y necesitan a gente, tu puedes mostrar tu interés y decir “keep me in the loop”. Con eso estás pidiendo que cada vez que haya una ronda nueva de información, como fechas, lugar, etc. tu vas a recibir esa información, vas a estar en se flujo informativo, “in the loop”.

Como ves, estar “in the loop” significa que sabes lo que está ocurriendo a tu alrededor, y por lo tanto estás a la última en todos los acontecimientos sociales. Pero no te confundas y lo utilices en general. Si quieres demostrar que tienes buenas conexiones y eres socialmente activo no puedes decir “I am in the loop”. Aunque tiene sentido, y seguramente que la gente entendería lo que dices, no es una expresión popular.

La expresión entera es “keep me in the loop” o “I will keep you in the loop”, cuya traducción podría ser “mantenme informado” o ” te tendré informado”.

Y no tengas vergüenza de pedir que te mantengan “in the loop”, pensando que quizás no te quieren invitar, o que el evento no es para ti. En Londres el que no llora no mama, y si no pides, nadie te da nada. Así que ya puedes ir practicando tu vocabulario londinense diciendo a todo aquel que conozcas: “keep me in the loop”.

Y yo también voy a poner mi granito de arena “to keep you in the loop”. Lo único que tienes que hacer es seguir a Un Mundo Peplejo en Facebook, en Twitter, o en las newsletter quincenales.

Expresiones útiles en inglés: “Catch 22”

En cuanto a expresiones se refiere, hay una que te va a dejar completamente perplejo cuando la escuches en Londres porque casi nada en la expresión te indica lo que realmente significa. Es “catch 22”.

Empecemos por el principio. “To catch” significa “atrapar”, por ejemplo “catch the train”, “catch the ball” o “catch up“. Cuando se utiliza como nombre tiene otro significado, el de “truco” o “trampa”. Si vas andando por la City y te ofrecen algo gratis, la expresión que te vendrá a la cabeza es “what is the catch”, es decir, cual es el truco o cual es la trampa. Porque ya sabemos que en la City no hay nada gratis, así que ante semejante oferta lo más lógico es desconfiar. Si el jefe te dice que te puedes ir a casa temprano, puedes preguntarle “what’s the catch”, a lo que él muy ofendido responderá “no catch” ( y con el tiempo te enterarás que si había “catch”.)

Así que al decir “catch 22” puedes pensar que se trata de algún tipo de trampa. Pero no va por ahí el tema.

La expresión proviene de una novela del mismo nombre escrita por Joseph Heller y publicada en 1961. La novela transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, y su punto principal es que un piloto del bando aliado decide que no quiere seguir yendo a misiones peligrosas. La única forma de conseguirlo sería que le declararan loco. Para ello debe solicitar un examen psicológico que le declare no apto para volar. Pero el mero hecho de solicitar ese examen demuestra que está cuerdo ya que “aquel que quiera librarse de ir a combate no está loco”.

Para verlo en una situación real podemos recordar el “plebgate“, en el que un policía en Londres acusó a un político de llamarle plebe. Si el político admitía haberlo dicho tenía que dimitir. Si lo negaba estaba llamando al policía mentiroso, con lo que debería dimitir. “Catch 22“. Al final dimitió, como no podía ser de otro modo, y curiosamente resultó que realmente no había utilizado la famosa palabra.

Otro ejemplo es aquella famosa frase de Groucho Marx “nunca formaría parte de un club que me aceptara como miembro”.

Si buscamos una traducción, probablemente lo que se acerca más es “Círculo Vicioso”, una expresión que aunque existe en inglés, jamás se utiliza. Por alguna razón este tipo de situaciones se decriben siempre como “catch 22”.

Conocer esta expresión es algo fundamental si quieres demostrar que estás integrado en la cultura londinense. No conocerla te va a señalar como no integrado, y si preguntas qué significa, será como decirles a los demás que no estás integrado. “Catch 22“.