¿Que opina la City de Londres sobre la Prima de Riesgo?

Todo el mundo en España habla de la Prima de Riesgo y es experto en sus causas. Los centros financieros como Londres son los que la deciden. Un Mundo Perplejo te trae lo que la City de Londres piensa sobre España.

En palabras muy simples, la famosa Prima de Riesgo es simplemente el “riesgo país”. Si haces una inversión, como prestarle dinero a alguien, es necesario que analices si vas a recuperarlo. Si no lo tienes totalmente claro, hay un riesgo. En el caso de un país, eso se llama “riesgo país”, y depende de muchos factores.

Cuando el país pide dinero prestado, en forma de Bonos, los inversores averiguan cual es el “riesgo país” y lo cuantifican en una “prima”, un pago por lo arriesgado de la inversión. La Prima acaba mostrándose en el interés del bono ese que lleva ya meses navegando alrededor del insostenible 7%. Es como un crédito normal y corriente, en el que el banco investiga tus cuentas y decide cuánto te va a cobrar: cuanto menos de fiar seas, más te van a cobrar. Resulta irónico que ese pagar de más pueda ser precisamente lo que te arroje a la insolvencia, pero eso ya es otra discusión.

Las primas de riesgo y los intereses se deciden en los centros financieros, de los que la City de Londres es uno de los más importantes del mundo.

¿Cómo ve la City la Prima de Riesgo española?

España tiene el mayor nivel de paro de Europa, y los jóvenes, que son los que tienen que sacar el país adelante con su energía en innovación son lo que lo sufren más. Hay una inmensa cantidad de inmuebles vacíos de los que no se va a recuperar la inversión y muchísimos más con hipotecas sobrevaloradas. No hay crecimiento. El sector de la construcción que tiraba de la economía en los buenos tiempos está inactivo y el sector industrial es casi inexistente. Lo único que sostiene al país son los servicios, y todo el mundo sabe en la City el lamentable servicio al cliente que impera en España y la actitud del “mañana, mañana”. El sector bancario tiene quien sabe cuantos más agujeros escondidos, necesita 64.000 millones de Euros y es incapaz de prestar para reactivar la inversión. Y encima de todo eso están los gobiernos, que a pesar de que cambian siguen sin tener la más remota idea de cómo salir de la crisis.

En resumen, lo que los inversores de la City piensan cuando España emite nuevos bonos es que “Spain is in deep shit”, y que lejos de ir a mejor, lo más probable es que todo vaya a peor, especialmente si Europa se harta y los manda a paseo.

Y esa, simplemente, es la explicación de la Prima de Riesgo.

¿Hay una solución? Por supuesto.

Muchos en España proponen salir del Euro y devaluar la moneda, en un claro mensaje que si no podemos competir en calidad, habrá que hacerlo en precio. Pero saliendo del Euro otros costes como materias primas se dispararían cancelando la devaluación. ¿Cómo se puede conseguir lo mismo sin perder el Euro? Rebajando los salarios. Pero el gobierno no puede simplemente bajar los sueldos.

El rescate obliga a España a reducir la deuda para lo que tiene que imponer medidas de austeridad. Como reducir prestaciones por desempleo, para que no compense no trabajar. Reducir la sanidad y la educación, para que la gente tenga que pagar por ella. Subir el IVA, para que todo sea más caro. Todo ello hace que a la gente no le quede más remedio que trabajar de lo que sea al precio que sea porque el Estado del Bienestar ya no le protege. Así poco a poco los costes laborales van a ir cayendo, y las empresas europeas podrán hacer re-localización a España, que se convertirá de nuevo en el taller de Europa. Es como volver a los 80, antes de que España malgastara la oportunidad de hacer la transición a producción de alto valor y la hiciera a la construcción. Ese es el plan de Europa, y de momento se está ejecutando a la perfección.

Por cierto, si crees que lo mejor es salir del Euro y devaluar, estás apoyando esta opción, así que felicidades.

¿Los Mercados manipulan la Democracia?

Dos gobiernos elegidos democráticamente por el Pueblo, Grecia e Italia, han caido en los últimos dias, y todo por la presión de los Mercados. ¿Los Mercados han acabado con la soberanía popular? ¿El Capitalismo ha secuestrado nuestras Libertades?

La posición de Un Mundo Perplejo es que no hay crisis, que esta es la situación natural del mundo “desarrollado” de ahora en adelante, pero como parece que la gente se obstina en seguir hablando de Crisis, mi obligación es reportar sobre ella, a la espera qeu mi punto de vista se generalice.

El problema de la crisis es el cr’edito. Si tu quieres una nueva TV de pantalla plana y no tienes suficiente dinero puedes decidir no comprarla, o puedes pedir un crédito. El banco te va a pedir una serie de datos y en base a ellos decidirán la probabilidad de que devuelvas el dinero. Si el riesgo de que no lo devuelvas es demasiado alto no te conceden el crédito. Los paises no van al banco, sino que anuncian que necesitan dinero. Los inversores (el Mercado) analiza cual es la probabilidad de que devuelvan el dinero. Si deciden dárselo ponen un precio, un interés. El interés mide el riesgo de no devolver el crédito. A más riesgo, más interés.

Grecia lleva ya un tiempo en boca de todos por la crisis en la que está sumida. Muchos le echan la culpa al Euro, pero la economía griega estaba en mal estado ya antes del Euro. Lo que ha cambiado es que ahora Europa le ha echado un cable, no como antes, que les dejaban a su suerte. La condición es que controlen la cantidad de dinero que deben. Porque el problema del crédito es que hay que pagarlo, y si no tienen dinero, caerán en bancarrota.

Dónde está el problema? En que el gobierno griego estaba usando crédito para pagar servicios para los griegos y así les seguían votando. Cuando el gobierno anuncia que se han acabado los regalos los griegos se revelan, el gobierno no puede mantenerse en pié y el presidente dimite. ¿Han sido los mercados quienes han tumbado el gobierno? No, han sido las huelgas generales.

En Italia el riesgo se dispara porque el Mercado no confía en el gobierno, pero el gobierno sigue pidiendo dinero. Con el riesgo en ascenso la probabilidad de que el país entre en bancarrota es real, y el gobierno elegido democráticamente cae. Nadie le dijo al gobierno que pidiera dinero. Luego resulta que no tiene suficiente dinero para devolver el crédito porque no hizo las previsiones correctamente. ¿Y la culpa es de los Mercados?

Los Mercados no quieren que las cosas se solucionen. Lo que quieren es que siga la incerteza, que haya volatilidad, que los paises salgan del Euro. Ya se sabe que a rio revuelto, ganancia de pescadores. Lo que las dimisiones buscan es acabar con el riesgo, restaurar la estabilidad, que es lo opuesto de lo que quieren los Mercados. Las dimisiones son el último servicio de los gobiernos electos a sus electores: salvarlos de una segura bancarrota provocada por ser irresponsables e hipotecar el futuro del país y dárselo a unos inversores sin alma cuyo único objetivo es escurrir hasta el último céntimo de sus víctimas. Y nosotros nos vamos quejando que esos irresponsables ya no gobiernan. Cada país tiene el gobierno que merece, excepto cuando dimite.