Echaré de menos a Bush (hijo)

Cuando el 4 de Noviembre del presente año 2008 los electores USA elijan a un nuevo presidente en las elecciones, yo estaré pensando en George W. Bush, el presidente saliente. El mundo perderá a un gran estratega, un visionario, un hombre de hechos, y no de palabras, sin hablar de ese porte y elegancia al andar. Le voy a echar de menos.

Estos días, y casi en tiempo prestado, Bush está en Japón asistiendo a la reunión del G8 en Hokkaido, organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón (MOFA). El presidente japonés Fukada está dedicando la reunión a hablar de la subida de precios del petroleo y los alimentos, que está poniendo en peligro la Economía Mundial. Quizás porque su presidencia tiene los días contados y se siente con más libertad, Bush nos ha regalado una más de sus perlas de sabiduría, de su capacidad de estratega. Es más, esta vez ha demostrado sus habilidades de futurólogo.

Los medios de comunicación reproducen hoy unos comentarios de Bush en que dice que la economía USA:

“No ha crecido de forma tan robusta como nos hubiera gustado”

Bush, en su característico tono de analista culpa de ello al precio del petroleo:

“Tenemos un problema cuando se trata de depender de fuentes extranjeras de petróleo. Durante siete años he intentado hacer que el Congreso explorara nuevas fuentes de petroleo en el país”.

Te das cuenta del tono ligeramente consternado, el tono del genio incomprendido. Bush, que desde el principio vio venir este momento tubo en sus manos el poder evitar que sucediera, pero como siempre pasa en estos casos, la estupidez y la burocracia se interpusieron. Bush sabía que las fuentes de petroleo son limitadas y están en zonas políticamente convulsas. Sabía que tarde o temprano la sed de petróleo de China e India presionaría los precios al alza, y que la única solución era encontrar más petroleo a fin de que cuando los precios subieran, USA fuera independiente de ellos.

Habrá quien dirá que nuevos yacimientos sólo retrasarían la crisis. Que sus esfuerzos deberían haberse encaminado a incrementar la eficiencia energética y buscar substitutivos producidos localmente a fin de eliminar la dependencia de la Economía en el petroleo. Pero decir eso es una equivocación y Bush, cuya familia se ha enriquecido gracias al petroleo, sabe mucho del tema. Ahora que sus días como presidente se acaban empieza a rebelar algunos secretos de su genio incomprendido.

Le echaré de menos.

Por cierto, hoy la Casa Blanca se ha disculpado por repartir unas notas de prensa en la reunión del G8 en la que se decía del presidente italiano Berlusconi que

“Muchos se refieren a él como un político aficionado, quien llegó a Primer Ministro gracias al uso de su considerable influencia en los medios de comunicación”.

Quien es el responsable de decir semejantes palabras de una persona de reputación tan impecable, y lo que es peor, amigo personal de Bush, quien le apoyó en su liberación de Irak? Cuanta envidia genera el talento…

Por qué sube el precio del petroleo?

El precio del petroleo anda disparado, por encima de los $130 por barril. Y eso es malo para la economía en general y para nuestro bolsillo en particular. Esta es una gran oportunidad para los Economistas y demás expertos en finanzas para demostrar una vez más que como colectivo, no tienen ni idea de Economía.

Dicen los expertos que la subida del precio del petroleo es causada por el incremento de la demanda por parte de China. Las primeras voces de alerta sobre la insaciable China llegaron cuando el barril costaba menos de $100. La OPEP ha declarado que no ven razones que justifiquen un incremento de la producción. Además, los biocombustibles que parecía que podían substituir al petroleo en algunos casos han sido acusados de incrementar el precio de los alimentos y de la desaparición de la Amazonia, lo que ha acabado con muchas de las políticas de substitución. Más demanda sin más producción lleva a incrementos de precio.

Otros expertos dicen que la idea generalizada en los Mercados que el precio del petroleo va a llegar a los $200 por barril ha incrementado las inversiones especulativas, lo que está incrementando el precio de manera artificial, no por razones reales. Eso es una burbuja finanicera y no va a tardar en explotar. Los Alemanes parecen estar bastante convencidos.

En qué quedamos? Estamos ante una crisis energética que está empujando los precios al alza o ante una nueva demostración de que los Mercados ni entienden de Economía, ni les importa un comino si la susodicha Economía se va al garete como resultado de su búsqueda del beneficio? Uno de los dos argumentos es cierto, pero cual? Y los que lo defienden saben de Economía o es pura suerte?