El periodismo está sobrevalorado

Quizás te hayas enterado de que el canal de noticias 24 horas CNN+ ha cerrado y su lugar de emisión lo ha ocupado el canal de 24 horas de Gran Hermano. Hay quien dice que es una metáfora de la situación de la cultura en España. Pero no vayamos a pensar que eso es malo.

Antes que se me olvide, feliz año nuevo. Me he tomado unas vacaciones no programadas durante unos días y ya estoy de vuelta.

Y para empezar el nuevo año, nada mejor que la última gran noticia del año pasado. El día 28 de Diciembre (dia de los Santos Inocentes) se publicó que el CNN+ cerraba, dejando a más de 200 trabajadores en la calle. Por si no estás familiarizado con este canal, era un intento de hacer una CNN en español.

Tras 11 años en antena los responsables de la cadena han decidido cerrar por problemas de viabilidad: arrastra 40 millones de euros de pérdidas. PRISA, el grupo mediático propietario de la cadena, considera que no vale la pena financiarla con los beneficios de otros medios del grupo.

¿Por qué debería mantener funcionando una cadena con pérdidas? Al fin y al cabo si tiene pérdidas es porque los gastos son mayores a los ingresos, y si no genera ingresos suficientes es porque no lo ve suficiente gente (según los datos de audiencias), con lo que no atrae publicidad.

Esto me recuerda lo que comentábamos hace unas semanas sobre los dirigentes de la cadena británica ITV. Ellos decían que si pusieran más programas culturales la gente no los vería y la cadena perdería audiencia. Y eso es lo que ha ocurrido con CNN+. La gente (según los datos de audiencias) no ve canales de noticias. En su mejor momento CNN+ registró un 0,6% de la audiencia, y eso teniendo en cuenta que en los dos últimos años el canal se emitía en abierto por la plataforma terrestre digital.

En su lugar, ahora se está ya emitiendo el canal 24 horas Gran Hermano, ese reality show que dura más que los conejitos de las pilas. Eso significa que Gran Hermano tiene beneficios, o que la cadena propietaria tiene como estrategia mantenerlo en antena.

Claro, ahora muchos se rasgan las vestiduras diciendo que un canal de entretenimiento reemplaza a uno serio de noticias, que el periodismo se muere y esas cosas. Pero la verdad es que ese canal no era rentable porque la gente no quería verlo, al igual que en el Reino Unido los dirigentes de la ITV dicen que los programas culturales no atraen suficiente audiencia para compensar gastos.

Tanto el periodismo como la cultura están sobrevalorados, “overrated” como decimos en Londres.  La gente ve las noticias del mediodía o de la noche, y a veces las dos. Con eso ya tienen suficiente. Las cadenas televisivas son negocios, no organizaciones de beneficencia y están para obtener audiencia, no para educar. ¿O debería ser al revés?