Patinar sobre hielo en Londres Navidad 2013

Una de las actividades que nadie puede perderse en Navidad en Londres es ir a patinar. Aquí te traigo un pequeño listado de mis favoritas.

Las pistas de hielo son muy populares en Londres en Invierno y uno de mis cuatro actividades imprescindibles en Londres en Navidad. Aquí no hace ni mucho menos suficiente frío como para que el hielo se mantenga de forma natural durante tantos días, así que estas pistas se mantienen de forma artificial.

En la década de 1680 si habían pistas naturales, cuando el río Támesis se heló durante la “pequeña glaciación”. Esto ya no ocurre hoy, pero aún así, tiene su encanto ir a patinar sobre hielo al aire libre en invierno. Así que aprovechando que todas las pistas están ya abiertas, aquí tienes un listado.

Una cosa si debes saber antes de adentrarte en el mundo de las pistas de hielo londinenses. Su nombre en inglés es “ice rink”. No confundir con “ice ring”, que significa anillo o círculo de hielo. El nombre “rink” es de origen escocés y podría traducirse más o menos por “pista”.

Somerset Ice Rink

Skate at Somerset House

La Somerset House es un Palacio Neoclásico a orillas del río Támesis. En su patio interior, el mismo que se usa para la London Fahsion Week, en invierno instalan una pista de hielo al aire libre. ¿Has patinado alguna vez en un palacio? Y si vas de noche la iluminación es espectacular.

Tower of London Ice Rink

La Torre de Londres no necesita presentación. Es la fortaleza por excelencia, donde se guardan las Joyas de la Corona Inglesa y el lugar donde se encarcelaban a los traidores a la Corona.

El “ice rink” está nada menos que en el mismísimo foso defensivo. Mientras patinas puedes ver las inmensas murallas de la Torre. Simplemente espectacular.

Eso si, debes ir con un buen abrigo porque la pista está expuesta a la brisa del Támesis que es ligeramente fresquita en Invierno.

Broadgate Ice Rink

El Broadgate Estate es un conjunto de edificios de oficinas junto a la estación de Liverpool Street. En el centro hay una pequña plaza donde instalan cada año una pista de hielo.

Pero este año están en plenas reformas porque como ya comentamos, parte del Boradgate Estate está siendo reconstruido. Así que han movido la pista al Exchange Square.

No he podido ir a verla pero la mantengo entre mis favoritos porque es la pista que utilizan los tiburones de la City. Los puedes ver a todos tratando de impresionar a sus compañeros, demostrando lo mucho que saben. Así que cuando se caen es mucho más divertido. Más que para patinar, esta pista la recomiendo para ir a mirar.

Ice Rink Canary Wharf

Este es el segundo centro financiero de Londres, y al igual que todo su entorno, la pista de hielo trata de ser lo más lujoso de la ciudad. Puedes ir a patinar y para retomar fuerzas puedes hacer unos sorbos de “bubbly” en el Champagne bar.

Al igual que en Boradgate, vale la pena ver los esfuerzos de los patinadores en el “lunch break”.

Eyeskate

Esta es la pista justo al pie del London Eye. El nombre es… bueno, dejaré que seas tu quien decida sobre el nombre. La pista es más bien pequeña, pero tiene la particularidad que es un circuito. Y claro, el máximo atractivo es que puedes ver desde ella los que son probablemnte los simbolos más conocidos de Londres: el London Eye directamente sobre tu cabeza y el Big Ben al otro lado del río.

Aparte de estas hay otras dos pistas. Una junto al Museo Natural, y otra en Hampton Court (abre el 30 de Noviembre), uno de los palacios de Henry VIII. Pero debo admitir, para mi vergüenza, que aunque conozco bien los dos edificios, no he visto nunca las pistas de hielo. Así que como es lógico, no puedo recomendarlos.

Y finalmente la pista en el Winter Wonderland, el mercado navideño de tipo alemán que organizan en Hyde Park. La pista es la más grande de UK, pero creo que le falta algo de encanto. Pero claro, esa es mi opinión.

Escoge la pista que quieras, pero no dejes pasar la oportunidad de patinar en Londres por Navidad. Y si ya lo has hecho, ¿cual es tu favorita?

Qué hacer en Navidad en Londres

Siempre hay algo interesante que hacer en Londres, y en Navidad la oferta es excepcional. Aquí te presento cuatro citas inexcusables para los Londinenses en Navidad.

Ir a ver el árbol de Navidad en Trafalgar Square y cantar villancicos

Como todas las plazas de pueblos y ciudades donde se celebra la Navidad, la plaza de Londres, que no es otra que Trafalgar Square se viste de Navidad. El caso de Londres es algo particular, porque la pieza central es un árbol de más de 20 metros. Es un regalo que cada año desde 1947 la ciudad noruega de Oslo a las gentes de Londres, como gratitud por la ayuda británica en la Segunda Guerra Mundial.

Trafalgar Square Christmas Tree

En torno al árbol se reúnen coros para cantar villancicos, y lo habitual es que el público se una en el canto. Si quieres aprender o practicar villancicos típicamente ingleses, las típicas Christmas Carols, esta es una cita que no te puedes perder. El programa de coros va de las 5pm a las 9pm. Aquí tienes más datos sobre las fechas y la Navidad en Trafalgar Square.

Ir al mercado de Navidad y beber “mulled wine”

Londres tenía una feria de Navidad sobre el río Támesis de los siglos 15 al 18. El clima en invierno era mucho más frío que lo que es habitual en estas latitudes (se le llama la “mini-glaciación”), y los arcos estrechos del antiguo puente de Londres ralentizaban la corriente del río hasta el punto que la superficie se helaba. Eso permitía organizar una feria con todo tipo de entretenimientos.

Winter Market Southbank

La heredera de aquella feria es el “Winter Festival” en el Southbank (en tierra firme). La atracción principal es el mercado, que es de inspiración alemana. Así que no encontrarás caza del zorro o peleas de osos como era tradicional en Londres. Lo que si encontrarás son tiendas artesanas, dulces, salchichas alemanas y “mulled wine”.

El “mulled wine” es vino tinto caliente mezclado con especias. Su origen es muy probablemente alemán, pero es de lo más tradicional en Londres. No te garantizo que te vaya a gustar, pero para un inglés, Navidad sin mulled wine no es navidad.

Otro mercado de inspiración alemana es el que se instala cada año en Hyde Park, mucho más grande que el del Southbank y con más atracciones, pero sin el encanto de estar junto al río.

Ir a patinar

Somerset Ice Rink

En ciudades de clima frío es tradicional ir a patinar en pistas al aire libre. Londres tiene pistas en todas partes, especialmente junto a edificios históricos o espectaculares. Las llaman “ice rinks”, y aquí tienes mis favoritos:

  • Somerset House (en la foto): gran pista en el patio de este palacio de 1551
  • La Torre de Londres: pista en el foso del castillo más importante de Inglaterra
  • London Eye: pequeña pista con vistas al London Eye y el Big Ben
  • Canary Wharf: entre rascacielos de cristal, con un aire a Nueva York
  • Broadgate Circus: en el corazón de la City, la pista preferida del centro financiero
  • National History Museum: junto al inmenso edificio del museo
  • Greenwich: Junto al impresionante museo marítimo
  • Hyde Park: en el winter Wonderland, la pista más grande de Londres

Christmas Shopping y ver las luces de Navidad

Oxford Circus Xmas Shopping

Ir de compras en Londres es algo habitual durante todo el año, pero el “Christmas Shopping” es algo que va más allá de las simples compras. Porque ¿qué sería de la Navidad sin los regalos? No vamos a entrar ahora en una de esas discusiones sobre la mercantilización del espíritu navideño. Es una tradición, y se puede disfrutar la iluminación navideña, las aglomeraciones, las colas, los niños superexcitados y la alegría festiva.

Oxford Street I

Los mejores lugares para disfrutar de la combinación shopping-luces son Oxford Street, Regent’s Street y la zona de Covent Garden, especialmente las callejuelas entre el mercado, Charing Cross y Shaftesbury Avenue, como Floral Street olas que rodean Six Dials.

Covent Garden Xmas

Espero que te haya gustado el paseo y no dudes en comentar si tienes intención de hacer alguna de las actividades o si tienes alguna favorita que no he añadido.

Feliz Navidad

Xmas ball

Con motivo de las fiestas navideñas este blog se convierte en un fotoblog. Así que desde hoy hasta el día 7 de Enero de 2009 Un Mundo Perplejo va a entrar en el eslalom de comidas, cenas, regalos, familiares, familiares lejanos, amigos, refritos televisivos, resumenes del año, turrones, mazapanes, roscones, buenas intenciones, paz, amor y resoluciones de fin de año cámara en ristre.

Y a ti que eres parte imprescindible de Un Mundo Perplejo te deseo lo mejor para el año 2009 y que podamos seguir compartiendo en esta red de redes.

Que empiece el espectáculo navideño!

La solución a los regalos de Navidad

Si algo malo tiene meterse en Diciembre es que hay que empezar a pensar seriamente en los regalos de Navidad. Eso significa romperse la cabeza en pensar un regalo para alguien a quien no tienes ni idea de qué regalar, pasearse entre cientos de personas que igual que tu deambulan de tienda en tienda, finalmente comprar algo que sabes que no va a estar a la altura de las expectativas y encima ver en su cara que todo tu esfuerzo ha sido en vano. Nunca más; encontré la solución.

Una ONG cristiana ha montado una campaña publicitaria en la que nos dicen que la mayoría de gente no recuerda qué le regalaron por Navidad el año pasado. Así que como lo de dar regalos por Navidad es algo así como una obligación, ellos sugieren que hagas un regalo que va a ser recordado. Por ejemplo una llama para un poblado en Bolivia, una cabra para Zimbabwe o comida para 70 niños en Camboya.

Así que en vez de recorrerte varias veces el centro comercial para acabar comprando una corbata para tu cuñado o una figurita de porcelana, ahora puedes comprar una llama, los de la ONG te van a dar un certificado que puedes envolver y dar a tu cuñado. Esta solución tiene varias ventajas que a continuación paso a detallar:

  • No te vas a pasar el fin de semana buscando. Es tan sencillo como entrar en la página web, seleccionar tu regalo, pagar y se acabó.
  • No vas a tener que romperte la cabeza pensando si le va a gustar: no le va a gustar, pero de todos modos, perder el fin de semana pateando tiendas no hubiera aumentado tus probabilidades.
  • Tu cuñado no va a tener que pensar dónde meter tu regalo: la tarjetita no ocupa espacio. Y lo más importante,
  • Regales a quien se lo regales, van a poner una sonrisa de oreja a oreja, en vez de esa mirada de “que quieres que haga con esto”. A ver quien es el guapo que dice que no está contento con que 70 niños camboyanos puedan comer después haberse pegado un atracón navideño y tirado la mitad de la comida.

Claro, siempre tienes el problema de que no tenga pelos en la lengua y te suelte algo del tipo “vaya mierda de regalo me has traido. Ya sabes que a mi los pobrecitos niños del tercer mundo me traen sin cuidado”. En ese caso, y ya que estamos en un clima de franqueza le puedes responder que a ti también te trae sin cuidado si el regalo que le das le gusta o no.

Qué bonita es la Navidad!

Oxfam también tiene una campaña similar: Oxfam Unwrapped