Mercados de Londres: Borough Market

El mejor y más famoso mercado de Londres es Borough Market, en el extremo sur de London Bridge. Es un mercado de productos frescos con una característica especial: sólo se vende la comida más exquisita. Y además también puedes encontrar el más delicioso “street food“. Si quieres saber qué es Borough Market, dónde está y qué puedes encontrar, aquí lo tienes todo.

SG1S5952

El Borough Market es un mercado de productos frescos, como fruta, verduras, carne, pescado o queso. En Londres este tipo de mercados no son frecuentes: la gente compra la comida en el supermercado. El Borough Market es lo más parecido a un típico mercado del Oeste de Europa que vas a encontrar en Londres.

SG1S1498

SG1S1491

Pero hay pequeñas diferencias. Aquí no hay pescaderas gritando que tienen la sardina muy fresca, ni clientes explicando a voz en grito la última gracia de sus niños. Hay a veces un tipo gritando “paella”, pero en general es todo más silencioso, más contenido, más… cómo lo diría… más inglés.

SG1S1511

La formas más fácil de llegar es dirigirse a la parada de London Bridge, ya sea en autobús o en el “tube”. Porque Borough Market está justo en la parte sur del famoso puente de Londres, donde ha habido un mercado durante los pasados 1000 años. Quizás incluso desde el tiempo de los romanos, cuando el puente de Londres original fue construido.

SG1S5959

SG1S6743

Las autoridades de la ciudad controlaban el comercio dentro de las murallas, así que los agricultores del sur y el sur-este de Inglaterra en vez de tratar de vender sus productos en la ciudad crearon un mercado informal en la puerta más concurrida de Londres, la del Puente de Londres, en plenas narices de las autoridades, pero donde no tenían ninguna potestad.

SG1S5929

SG1S6741

Cuando a mediados del siglo XVIII el gobierno decidió cerrarlo por los inmensos atascos que producía a la entrada del puente una serie de comerciantes compraron unos terrenos junto a la calle principal, dándole una posición estable y se convirtió en el mercado principal de Londres.

SG1S5930

SG1S1501

Pero los tiempos cambian, y con la llegada de los supermercados Borough Market cayó casi en el olvido. Para sobrevivir tenía que reinventarse y unos emprendedores en los años 90 tenían la receta perfecta: vender sólo comida exquisita. En aquel tiempo crecía en Londres un nuevo interés por la buena comida, fruto de la mezcla cultural en la City y que la gente con estilo y por qué no decirlo, cierto componente snob, quería desmarcarse de la típica comida inglesa y de su fama poco refinada. Nacieron así los “foodies”, los amantes del buen comer, para los que el Borough Market es su templo de peregrinación

SG1S1508

SG1S1517

Todo el mundo en Londres sabe que para comprar comida de calidad hay que ir a Borough Market. Allí encontraras las comidas más exquisitas para los paladares más exigentes. Hay muchos puestos franceses, italianos y españoles con productos típicos de su región. El mercado parece que se especializa en quesos y embutidos, con todo tipo de variedades y sabores, que es lo que se lleva hoy en día en las mesas de los londinenses con estilo. Y todo ello acompañado por aceites, vino, salsas, pan artesano y todo un abanico de productos exclusivos a un precio aceptablemente exagerado. Pero es que esto es Borough Market. Sólo se vende comida de calidad. Si quieres comida barata ya tienes el supermercado.

SG1S5969

SG1S5977

La oferta de Borough Market no se acaba en sus paradas. Alrededor ha crecido un ecosistema de restaurantes y tiendas tan exclusivos y refinados como los productos del mercado. Está el restaurante español de tapas Brindisa, para amantes de las tapas caras. La tienda de café Monmouth, donde venden (quizás) sea el mejor café de Londres. Una tienda de chocolate que se define como tienda de cacao. El pequeño bar de marisco Wright Brothers, heredero de la tradición londinense de comer ostras junto al río y que es el favorito de la City. O el takeaway de pescado mas solicitado de Londres.

SG1S5936

SG1S5945

Hayas comprado o no alguna de las “delicatessen” del mercado, no puedes marcharte sin  visitar las paradas de Street Food, en el Green Market, el más cercano a la catedral de Southwark. Allí encontrarás desde las típicas salchichas inglesas hasta delicias vegetarianas. Una vez tengas tu comida dirígete a los jardines de la catedral y sigue la tradición de echarte en la hierba a disfrutar de la buena comida.

Puedes visitar el mercado para comer de Lunes a Miércoles, y para comprar de Jueves a Sábado antes de las cinco.

SG1S1485

SG1S1526

Así es el Borough Market, el más exclusivo de los mercados londinenses, donde la gente va a comprar los tomates en Ferrari.

SG1S5983

La semana pasada, Febrero de 2013, el Príncipe Carlos fue a Borough Market a inaugurar la renovación, forzada por la construcción de un nuevo puente para el tren. Así que ahora ya puedes ir a ver el mercado a pleno funcionamiento.

Que hacer en Londres: pasar el día en Kew Gardens

En Inglaterra la jardinería es más que un hobby, y si hablamos de jardines nada supera al Jardín Botánico Real de Kew. Aunque está un poco alejado del centro se puede llegar en metro y es imprescindible si te gustan los jardines o la realeza.

Kew_Gardens-005

Kew_Gardens-004

Para los ingleses una casa con jardín no es un lujo, es casi un derecho. Es habitual que la gente pase los domingos en su jardincito plantando bulbos, podando arbustos, limpiando malas hierbas. Y no les importa tener que vivir lejos del centro y sufrir inacabables horas para ir a trabajar. En Primavera hay concursos vecinales para ver quien tiene los mejores jardines o quien ha puesto las flores más bonitas en la fachada y los programas de TV de botánica son tan o más populares que los de cocina o bricolaje.

Kew_Gardens-013

Kew_Gardens-011

Kew_Gardens-009

Esta tradición de jardines llega a su máxima expresión en el Jardín Botánico Real de Kew al Oeste de Londres, enclavado en una de las zonas más preferentes de la ciudad, y justo al lado del rio. Originalmente era parte del patrimonio de la corona inglesa, quien entregó su propiedad para el disfrute del Pueblo.

Kew_Gardens-020

Kew_Gardens-022

En el tema de jardines los ingleses son diferentes. En el Continente, los grandes jardines reales en Francia, Alemania, Austria, España o Italia son una demostración del dominio del Hombre sobre la naturaleza, simétricos, cuadriculados, imposibles. En Inglaterra el jardín es una visión idealizada del paisaje natural donde la mano del Hombre busca manipular, pero en ningún caso crear algo nuevo. Es algo que se ve claramente en Kew, donde los caminos son ondulantes, los árboles crecen aquí y allá, y los arbustos con flores parecen no seguir una disposición ordenada.

Kew_Gardens-008

Kew_Gardens-017

Como todo jardín botánico, Kew tiene sus invernaderos, como el “Palm House”, donde crecen palmeras tropicales. Dicen que es la estructura victoriana de hierro y cristal más antigua todavía en pié. Hay otros invernaderos más pequeños como el de los nenúfares o las orquídeas.

Kew_Gardens-024

Kew_Gardens-012

Kew_Gardens-023

Y si hablamos de cultura inglesa no puede faltar su excentricidad. En el lado más Occidental del parque está la famosa pagoda, un edificio de estilo oriental que de Pagoda sólo tiene el aspecto. Por dentro está toatalmente vacia. Fue uno de esos caprichos de realeza, impresionado por las estructuras orientales quiso tener una en su jardín. ¿Por que no?

Kew_Gardens-016

Es tradicional hacer picnics en los parques de Londres, y Kew Gardens no son una excepción. Sentarse bajo un árbol en flor en estos jardines reales es como difrutar de tu propio jardín.

Kew_Gardens-018

Kew_Gardens-001

Kew es grandísimo. Hay de sobras para pasar un día entero, y si bien es cierto que hay que pagar para entrar, la visita es más que recomendable en cualquier momento del año.

Kew_Gardens-010

Kew_Gardens-002

Así que si buscas hacer algo distinto o salir del típico Hyde Park o Green Park, no dudes en visitar Kew.

Kew_Gardens-003

Kew_Gardens-007

London Shard of Glass, espectáculo de inauguración

El tan anunciado Shard of Glass, el edificio más alto de Europa ha sido inaugurado esta noche con un espectáculo de luz.

El edificio diseñado por Renzo Piano se ha definido como una ciudad vertical. Es el primer rascacielos en el sur del rio. La razón de la escasez de edificios altos es que toda la zona de Southwark se asienta sobre marismas, y el suelo es poco consistente.

Pero aparentemente, con las nuevas tecnologías han conseguido crear no sólo un rascacielos, sino el más alto de Europa.

Los primeros pisos serán oficinas. Encima de ellos están los pisos del lujoso hotel Shangri-la, y en lo más alto, trece pisos para diez apartamentos el más barato de los cuales se especula que va a estar por encima de los tres millones de libras. Y en la cúspide de este enorme monstruo de cristal y acero una plataforma con vistas.

Pues bien, el edificio en cuestión ha sido inaugurado esta noche con un gran espectáculo de luz. No han habido fuegos artificiales como en Medio Oriente. Parece que las cosas por aquí no están para muchas alegrías.

Yo me he ido a Tower Bridge para tener buenas vistas. Aquí tienes algunas de las fotos, en las que se puede ver el complejo de negocios de More London y también London Bridge. Espero que te gusten

TheShardLondon-001

TheShardLondon-002

TheShardLondon-003

TheShardLondon-004

TheShardLondon-005

TheShardLondon-006

TheShardLondon-007

TheShardLondon-008

A los espectadores les gusta la telebasura

Mucho se ha hablado de si las televisiones programan basura porque la audiencia lo demanda o si la audiencia ve basura porque es lo que dan.  Como el huevo y la gallina. Pero los directivos de la cadena privada británica ITV lo han dicho claramente: a la gente le gusta la basura.

Compareciendo ante la comisión gubernamental para las comunicaciones, los directivos de la ITV declararon que la razón de la “manifiesta falta de variedad” en su cadena era provocada por la necesidad que tiene la cadena de mantener ratings de audiencia altos (debido a particularidades de su licencia). Por esa razón tienen que emitir “programas de ratings altos, como culebrones y esas cosas”. Dijeron que para obtener audiencia tienen que ir en busca del “mínimo común denominador”. Es decir, que ellos son conscientes que su cadena da primordialmente basura.

Analicemos lo que están diciendo. Ellos querrían ofrecer programas sobre arte y cultura, series arriesgadas, documentales de ciencia. Pero no pueden. Por qué? Porque deben ofrecer programas dirigidos a la mayoría de la población, apuestas seguras. Es así como la ITV se ha llenado de culebrones, programas con famosillos que viven del cuento y reality shows.

Con dolor, deben emitir ese tipo de programas porque si emiten los otros, los que ellos quieren, los de calidad, no los va a ver nadie, las audiencias van a caer en picado y les van a quitar la licencia para emitir. Es así de sencillo. A la gente le gusta la telebasura.

Si tenemos en cuenta que todas las televisiones privadas tienen como objetivo conseguir audiencia, las declaraciones de los directivos de la ITV nos dan la explicación de por qué los programas de calidad en la TV son tan escasos. Ellos son directivos. Ellos saben lo que queremos ver.

Como consecuencia de esas declaraciones, debes saber que si te gustan los programas que dan en la tele es porque eres parte de la mayoría. De los simplones que si les dieran calidad, no la verían (cerrarían la tele? cambiarian de canal para ver telebasura en otro?).

Si por el contrario te sientas ante la televisión cambiando los canales preguntándote por qué no te gusta nada de lo que dan, convéncete de que en realidad si te gusta. Deja un canal cualquiera y sube la audiencia. Hazlo como un acto de militancia popular. Sería una gran pérdida que la audiencia de la cadena cayera y tuviera que cerrar.

Si a pesar de tu buena fe no puedes soportarlo, significa que eres un ser extraño. Un monstruo. Una rareza. Una aberración de la norma. No te asustes. Admítelo. Asúmelo. Resígnate. Apaga el televisor y empieza una conversación con tu familia, lee un libro, pon música, saca al perro a pasear, llama a un amigo, haz meditación.

Así pues, si en la tele dieran más calidad, dejarías de verla porque a ti lo que te va son los realities y las peleas por qué famosillo se la pega con cual?  O eres de la minoría extraña que no sigue esos programas y que por lo tanto no tiene interés para las cadenas?

Movember (el mes del mostacho)

Estos días en la City algunos hombres lucen con orgullo los primeros indicios de un bigote. Por qué? Por conciencia social y solidaridad.

El mostacho es un tipo de vello facial que no se ve muy a menudo. Me vienen a la memoria Tom Selleck, Hercules Poirot, Charles Chaplin o Groucho Marx, entre otros. Puedes tener distintas opiniones sobre ellos pero lo que es seguro es que cuando el bigote está en su tierna infancia, “ridículo” es uno de los adjetivos que más se usa. Entonces, por qué esos hombres cool de la City lo van luciendo como si fuera un extraño indicativo de clase social?

Noviembre es en la City el mes del mostacho. Lo llaman “Movember”, por la unión de las palabras Moustache + November. Durante este mes los hombres se dejan crecer el mostacho. Como ya sabes, los trabajadores de la City gustan de hacer obras de caridad y responsabilidad social, sobretodo si es fácil publicitar que las están haciendo. Dejarse bigote es sin duda algo que la gente que te conoce va a ver. Pero no sólo eso. Precisamente porque un bigote joven es algo que salta a la vista, si es Noviembre, se hace obvio que no te lo estás dejando por una cuestión estética sino por tu responsabilidad social.

Además, el crecer el bigote cumple perfectamente los principios del “give back”. Aquellos que se lo dejan piden a otros que les esponsoricen el bigote. Yo me dejo bigote y tu me das dinero para que yo lo de a beneficiencia. De este modo yo me convierto en el catalizador de un dinero que va a ayudar a otras personas.

A qué puede ir destinado el dinero de algo tan masculino como un mostacho? Pues a los hombres. Porque hay muchas iniciativas que se dirigen a las mujeres, por sus derechos, enfermedades específicas femeninas etc. pero qué pasa con los hombres? Ese es el objetivo de Movember, recaudar dinero para la investigación de enfermedades masculinas.

Y lo mejor del mostacho es que tras un mes de cuidar ese apéndice labial, muchos hombres le cogen cariño y se lo dejan. Sus familiares y compañeros horrorizados les piden que se lo quiten (el vello facial en la City no es algo muy popular), cosa a la que ellos se resisten. Finalmente ceden a la presión, pero condicionan el deshacerse de algo que ha pasado a ser parte de ellos a recoger una cierta cantidad de dinero. Si consiguen su objetivo se lo van a afeitar en público. De nuevo, la situación es perfecta para publicitar a cuanta más gente mejor el esfuerzo desinteresado que hacen por buenas causas. Finalmente se afeitan el bigote, lo publicitan, recaudan dinero y lo suman al que ya recaudaron con el esfuerzo de dejárselo crecer. Negocio redondo.

Gordo y pobre

Ya lo he comentado en otras ocasiones: el la City hay que cuidar la figura porque eso te da un perfil ganador. Ahora resulta que de hecho, el perfil podría acabar demostrando tu posición social. Definitivamente en Londres, estar gordo es de pobres.

Tradicionalmente un niño gordo era un niño sano. El niño está gordo? No! Está fuerte. Cuando había un niño entrado en carnes y de mejillas sonrosadas siempre aparecía la típica señora pellizcando esa mejilla y diciendo “Ay que niño tan rico” (comentario que siempre me hacía pensar en Hansel y Gretel).

Pero las cosas han cambiado. Ahora a los niños gordos se les llama “obesos”, y los gobiernos han declarado la guerra a la obesidad infantil. Una epidemia, dicen que es, como si los niños engordaran por simpatía. Por eso han creado campañas para popularizar la comida sana y la vida activa. Al parecer han tenido éxito ya que un estudio publicado recientemente revela que el crecimiento de la obesidad infantil se ha estancado, e incluso se ha reducido en algunos paises.

El Reino Unido tiene uno de los mayores porcentajes de obesidad infantil del mundo, y por eso es una gran noticia que esté entre los pocos paises en los que la obesidad se ha reducido. Será que las campañas de “Five a day” para incitar a la gente a que coma cinco piezas de fruta o verdura al día han funcionado.

Pero hay algo curioso. Estudios más detallados muestran que el nivel de obesidad infantil se ha reducido en niños de clases acomodadas, pero sigue creciendo en los de clases más humildes.

Significa esto que las campañas tienen efectos en familias ricas donde los niños comen frutas y verduras y hacen ejercicio, mientras que los niños pobres se hartan a pastelitos con grasas saturadas y alitas de pollo con patatas fritas bañadas en ketchup sintético tirados en el sofá jugando a la videoconsola? Nada más lejos de la realidad.

Una vez más, hay que comprender la ideosincracia del país. Esto es parte de la campaña del gobierno. En una cultura eminentemente capitalista como esta, todo el mundo aspira a subir al siguiente escalón social. Asociando la gordura con la pobreza se está transformando la delgadez en un bien aspiracional, es decir, algo que va a dar a quien lo posee la sensación de que pertenece a una clase social más elevada.

Por un lado las familias ricas van a hacer que sus niños coman bien. “Cómete la verdura o te vas a engordar, y qué van a pensar los vecinos”! Las familias pobres van a asegurarse que sus niños no parecen pobres. Porque la gente pobre queda muy bien en las películas y en las novelas de Dickens, pero a la hora de la verdad, lo que se lleva son las marcas, las fiestas caras, los coches deportivos y ahora, los niños delgados.

Congestion Charge: el Diablo está en los detalles

Dicen los ingleses que “el Diablo está en los detalles”. El alcalde de Londres quiere recortar el área donde se aplica el “peaje” por circular en Londres, y está haciendo una consulta popular. Lo que pasa es que hay un pequeño detalle que te deja pensando.

Como quizás sepas, para circular por el centro de Londres hay que pagar un “peaje”. Puedes ponerte en antecedentes leyendo esto.

Al principio se aplicaba sólo a la zona financiera. Viendo el éxito del programa, el Alcalde Ken Livingstone lo extendió a la “zona Oeste”, que incluye Chelsea, Notting Hill y Kensington”. En 2008, año de elecciones para la alcaldía, propuso que los “Chelsea Trucks”, es decir, los 4×4 (aquí puedes leer algo sobre ellos) pagarían más. Hasta Porsche se solidarizó con los pobres vecinos de Chelsea.

Llegaron las elecciones y el candidato Conservador Boris Johnson prometió que si ganaba eliminaría el proyecto de subida de tasa, y eliminaría la extensión Oeste. Boris ganó y ahora tenemos hasta el 2 de Agosto para opinar sobre la reforma.

Los que viven en la zona estarán encantados con la eliminación, que supone un premio a sus esfuerzos. Los londinenses más socialistas no estarán de acuerdo, ya que eso dará alas al uso del coche en aquella zona, perjudicará la velocidad del autobús con atascos y reducirá la recaudación, que se usa para financiar el transporte público.

Pero el texto de la propuesta introduce un elemento de confusión. Los residentes en un área de Congestion Charge tienen un 90% de descuento en la tasa, con lo que pueden circular por toda la zona de peaje pagando sólo el 10%. El texto de la propuesta dice:

“Los residentes con derecho al 90% de descuento (…) ya no tendrán derecho al descuento y tendrán que pagar el importe entero de la tasa cuando quieran circular en la zona de la tasa”

Ah! Ahora los socialistas ya no van a estar tan seguros de querer mantener la extensión. Los residentes de la zona Oeste sólo pagan un 10% y pueden circular por todas partes. Quizás es mejor quitar la extensión y que tengan que pagar como todos para entrar o cruzar la City.

Y los residentes tampoco lo van a tener claro. Ahora van a tener que pagar el precio entero para ir a trabajar, o ir en autobús.

Tan claro que estaba todo, y un simple detalle en el texto y ya nadie sabe qué decisión tomar.

Qué me recomiendas? Por cierto, si vives en Londres, no te olvides de dar tu opinión.

Que no te tomen el pelo con el horario europeo

Cada cierto tiempo sobrevuela España el rumor de que se va a adoptar el “horario europeo”, lo que aparentemente es bueno para los trabajadores porque en Europa la gente tiene más tiempo libre por la tarde. Pero cuidado, porque lo ellos llaman “horario europeo” podría no ser tal cosa. Vigila que no te den gato por liebre.

Una vez más Lunes. Una vez más esa sensación de que hay menos gente en la calle que un día normal. No es algo evidente, es una sensación que he tenido desde que llegué a Londres. Tras largo tiempo de investigación he descubierto que no son imaginaciones mias, sino que tiene que ver con el “horario europeo“.

El tema del “horario europeo” es recurrente en España, donde la pausa para comer dura dos horas, al contrario que en Europa, que dura una hora o ni siquiera eso. Como ya sabes en Un mundo perplejo defendemos la idea de tomarse la vida con calma. Una parte imprescindible de ello disfrutar de la pausa para comer, porque además es más sano, y en eso ayuda tener dos horas. Pero quien puede discutir con las ventajas de poder salir del trabajo a las 6 de la tarde!

Si trabajas, ya sabes el peligro que esto encierra, y estás estudiando ya te avanzo lo que te va a ocurrir: sabes a qué hora entras a trabajar, pero no sabes a qué hora vas a salir. Así que habrás acelerado tu vida un poquito más, cosa que hasta los londinenses reconocen que es malo, a cambio de algunas tardes más largas.

Pero es que el “horario europeo” es algo más que comer en una hora. También tiene el horario flexible, que significa que si durante unos días has estado saliendo tarde de la oficina para terminar un proyecto, puedes presentarte al día siguiente a las 10 de la mañana y nadie te va a decir nada. O si un día no hay nada que hacer y decides irte a las 4pm es perfectamente aceptable y común.

Y todavía hay más. Aquí, si tienes 2o días laborables de vacaciones, son exactamente eso, días. No hace falta que los hagas todos en Agosto. Puedes tomarlos de uno en uno y cuando quieras, siempre que no afecte a tus proyectos. Y eso la gente lo aprovecha para tomar el Viernes y el Lunes de vacaciones, haciendo su propio “fin de semana largo”. De ahí los famosos “City Breaks“. Aquí nadie espera a que llegue el día de fiesta. Si necesitas unas vacaciones, te las tomas. Ese es el verdadero significado del “horario europeo” y la razón por la que los Lunes hay menos gente por la calle.

Así que la próxima vez que tu jefe o quien sea sugiera adoptar el “horario europeo“, respondes que si apasionadamente, añadiendo que te va a encantar tener horario flexible y vacaciones flexibles. Si te dicen que eso no se va a adoptar, le dices que no hay trato. O se hace el “horario europeo” bien, o no se hace.

Expresiones útiles en inglés: “fair enough”

A menudo la gente cuenta cosas y espera tu reacción. Son comentarios trampa cuyo objetivo es saber de parte de quien estás, o conocer tu opinión sobre algo. Cómo librarse de esa trampa mortal? Fair enough.

Alguien te cuenta que Pepe se ha gastado todos sus ahorros en un coche deportivo. O que Juan ha dejado a su novia porque según su opinión no es suficientemente guapa. O que tu compañero de trabajo Pedro se niega a trabajar en un proyecto contigo porque no le caes bien. Tras una apariencia de información se esconde una pregunta clara: tu que opinas? Si haces un comentario al respecto vas a tomar posiciones, y quien sabe a dónde va a ir a parar ese comentario. Podría ir a parar al interesado, podría ir a parar al jefe, al vecino, a un amigo, a un futuro empleador. Las posibilidades de que algo vaya mal son innumerables. Por educación quieres comentar, pero por prudencia quieres que la conversación termine sin que tengas que deicir nada. Para eso puedes usar “fair enough“.

Fair significa “justo”, como por ejemplo “trato justo”. Enough significa “suficiente”. Así que la traducción literal es “suficientemente justo”. Quizás estés pensando que no tiene ningún sentido, y estarás en lo cierto. Pensarás que debe ser algo así como una frase hecha, cuyo significado no es literal, y estarás equivocado.

De hecho no significa absolutamente nada. Y esa es la grandeza de la expresión. Si alguien te dice que Juan ha dejado a su novia porque es fea, tu simplemente dices “fair enough“. No estás aprobando ni criticando. Simplemente estás afirmando que entiendes la posición de Juan y la respetas. Ni la compartes ni la dejas de compartir. Y ahí se acaba la conversación.

Quizás tu interlocutor no está satisfecho con eso y te fuerza a tomar posiciones con un “What do you think” a lo que tu respondes “I think it is fair enough“. Preguntarte de nuevo qué opinas ya sería de mala educación, con lo que el mal momento termina. Has salido del entuerto sin mojarte. Objetivo conseguido.

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.

Niños gordos: es culpa de los abuelos

Lo dice ni más ni menos que la BBC, basado en un estudio llevado a cabo en Gran Bretaña. Ya era hora que se apuntara con el dedo a los verdaderos culpables de esta catástrofe grasienta.

Ya hace tiempo que en Gran Bretaña andan preocupados porque los niños están gordos. Casi una cuarta parte de los niños británicos tienen sobrepeso. Las autoridades y los grupos de presión ya lo catalogan como una “epidemia”. Dicen que en unos años vamos a tener un país de obesos, y eso va a tener consecuencias en la productividad, en los costes para la salud pública y para el país en general.

El gobierno, preocupado por el tema, creó hace un tiempo la campaña “Five a Day“, con el fin de concienciar a la población sobre la importancia de comer sano y promoviendo que la gente tome cinco piezas de fruta o verdura fresca al día. El chef televisivo Jamie Oliver hace tiempo que encabeza su propia cruzada contra la comida basura y últimamente se está centrando en mostrar cómo alimentar y cómo dar educación alimenticia a los niños, haciendo charlas, visitas a escuelas etc.

Conclusión: la forma de comer británica perjudica la salud, y la llegada del “fast food”, que encaja perfectamente en la cultura británica y los niños adoran es todavía peor.

Y encima dicen que la falta de ejercicio colabora en la invasión de la grasa. O sea que los británicos son unos holgazanes y no saben comer? Hasta ahí podríamos llegar.

Por eso el artículo de la BBC, basado en un estudio científico publicado en la prestigiosa “Revista internacional de obesidad” es precisamente lo que neceistamos: una respuesta simple y clara. La culpa de la obesidad infantil la tienen los abuelos!

El artículo revela que los niños entre nueve meses y tres años que pasan parte del día al cuidado de los abuelos tienen un 15% más de probabilidades de tener sobrepeso que los que van a la guardería. Y los que pasan el día entero al cuidado de los abuelos tienen un abrumador 34% más de probabilidades.

Los números cantan. Tras su imagen cariñosa los abuelos son un peligro para la sociedad británica. Ellos y sólo ellos están conviertiendo este país en una nación de gordos y hay que detenerlos! Habrá que darles educación de cómo tratar a los niños. Pero de mientras, hay que evitar todo contacto abuelo-nieto hasta que las medidas adecuadas sean implementadas. Por el bien de la Nación.

Madres y padres, ya pueden ustedes dormir tranquilos: si su hijo es gordo, culpe a la suegra.