El parque de la barrera del Támesis

Gran parte de la zona central de Londres podría acabar sumergida bajo las aguas del Támesis. Si no fuera porque la defiende una maravilla de la ingeniería.

Thames Barrier VII

Era 5 de Diciembre de 2013. El Reino Unido estaba soportando una de las mayores tormentas de los últimos cincuenta años. Los fuertes vientos que descendían por el Mar del Norte empujaban el agua contra la costa Este inglesa. Y eso ponía a Londres en peligro.

Parte del río Támesis es un “tidal river”. Eso significa que la marea empuja agua de mar contra el cabal del río. Concretamente el agua de mar se remonta 100 de los 340 Km del Támesis, hasta Teddington, atravesando Londres. Esto ocurre dos veces al día. La marea alta trae las aguas fangosas del estuario, y al retirarse deja paso al caudal limpio que viene de la parte alta del río.

El cinco de Diciembre de 2013 partes de la costa Este estaban viendo las mayores subidas del nivel del mar desde 1953. La combinación de la tormenta y la marea levantó el nivel del mar un metro por encima del nivel habitual en el estuario del Támesis, y se dirigía hacia Londres en la oscuridad de la noche. Al paso por Londres el Támesis está enlatado por los diques construidos a cada orilla, con lo que un metro en el estuario podrían ser varios metros en Londres amenazando con desbordarse como pasó en las desastrosas inundaciones de 1953.

Pero al llegar a Woolich, al Este de Londres, la marea se encontró bloqueada por la imponente Barrera del Támesis, una maravilla de la ingeniería con compuertas de acero que se cierran para controlar los caprichos del río. La Barrera del Támesis había salvado Londres. Fue la primera de 50 veces en que la barrera se cerró en el Invierno 2013-2014, el mayor número desde su construcción. En Febrero se cerró 20 mareas consecutivas, el mayor número consecutivo. Se cerró más veces en Febrero (28 cierres) que en ningún otro invierno entero. El 20 de Febrero el volumen de agua empujado por la marea al pasar por Londres fue el mayor desde la construcción de la barrera, y el 5 de Diciembre fue la subida más elevada en metros.

En el Invierno récord de 2013-2014 la Barrera del Támesis evitó que Londres quedara bajo las aguas.

Thames Barrier III

Te preguntarás quienes fueron los genios que decidieron poner la ciudad en un lugar tan peligroso. Fueron los romanos, y ellos eran ciertamente unos genios en escoger lugares. Ellos escogieron el lugar donde hoy está el London Bridge para construir el primer puente sobre el Támesis porque era el lugar menos profundo, la orilla Norte estaba ligeramente elevada con lo que podían construir un fuerte protegido del río.

Thames Barrier II

Pero con el tiempo Londres se ha expandido al sur, una zona de marismas facilmente inundable, al Este, donde el terreno es tan plano que el río hace un enorme meandro, y a Westminster, una zona de islas atravesada por pequeños ríos. Eso significa que Londres tiene una gran superficie inundable. Si te fijas en el plano, la City, el lugar original que los romanos escogieron, es casi el único lugar a orillas del río que no es inundable.

En 1953 una gran inundación provocada por el desbordamiento del Támesis encendió la alarma: Londres era vulnerable. La famosa canción de The Clash “London Calling” de 1979 recoge la preocupación de la gente en uno de sus versos: “London is drawning and I live by the river” (Londres se ahoga).

DSC_3713

En 1974 se decidió construir la Barrera del Támesis para proteger Londres, y entró en funcionamiento en 1982. Desde entonces el Invierno de 2013-2014 ha sido con diferencia el que ha habido más uso de la barrera.

Thames Barrier I

El parque de la Barrera del Támesis está junto a la Barrera, en la orilla Norte. No se puede comparar con los grandes parques de Londres. Es más bien pequeñito, con una buena selección de flores, como es habitual en los parques ingleses, y mucha hierba para que niños y no tan niños jueguen.

Thames Barrier V

Llegar no es fácil. Está muy al Este de Londres, casi llegando al City Airport, y se accede con coche o DLR (parada de Ponton Dock). Pero vale la pena que te acerques si te gustan los paisajes post-industriales. En la lejanía todavía se puede ver una antigua fábrica de papel. Y esta zona está en proceso de recuperación, con el aeropuerto, el centro de Exibiciones Excel y pronto un nuevo túnel bajo el Támesis.

Thames Barrier VI

Y por supuesto, vale la pena para disfrutar de las vistas sobre el río y la imponente mirada de la Barrera del Támesis, la impresionante obra de ingeniería que protege Londres.

Thames Barrier IV

Expresiones útiles en inglés: “call” (London Calling)

Para un londinense “call” es una de las palabras más habituales, y una cargada de Historia que define la cultura británica. Imprescindible si quieres presumir de conocer Londres.

“Call” significa llamar. El diccionario lo dice claramente. Si quieres llamar a John por teléfono dirás “I am going to call John”, o para decir que él se llama John puedes decir “He is called John”. Pero sería un error pensar que no hay más que decir sobre ella.

Por ejemplo si te montas en un tren, seguramente escucharás por los altavoces: “This train is calling at…”. “Calling” en este caso es parar en una estación. “This train is calling at London King’s Cross” singifica “Este tren tiene parada en la estación de King’s Cross”.

Un uso relacionado con los mercados financieros de la City es “call option”, que el derecho de comprar algo a cierto precio fijo. Así que “call” puede usarse para decir que se va a comprar algo a un precio anteriormente acordado.

Y no hay que olvidar el uso en el Poker, un juego de cartas para el que se requiere las habilidades fundamentales de la City, y que desde hace unos años está haciendo furor. En este caso significa igualar una apuesta. Cuando un jugador está haciendo un farol, es decir, apostando pretendiendo que tiene buenas cartas en inglés se llama “bluff”. Por eso “calling the bluff” significa no creer que el jugador tiene buenas cartas y aceptar la apuesta. Por eso en sentido figurado “calling a bluff” puede ser aceptar un reto de alguien. “Call” se convierte en una decisión.

Quizás por eso la expresión muy popular en Londres “It’s your call” significa que depende de ti tomar una decisión. Por ejemplo “You can go if you want, it’s your call”.

Pero sin duda la expresión más famosa utilizando “call” es “London Calling”. Literalmente significa “Londres llama”, y proviene de la frase “This is London calling” que se hizo famosa durante la Segunda Guerra Mundial.

En Diciembre de 2012 el servicio mundial de la BBC, el “BBC World Service” cumple 80 años de emisiones. En su creación era un servicio de radio para que la voz de Londres llegara a todos los rincones del imperio británico. Con la llegada de la guerra se convirtió en el símbolo de la resistencia británica, emitiendo desde Londres a todo el mundo, abriendo sus informativos con las campanadas de Big Ben en directo y la frase “This is London calling”.

No sólo eso, el grupo punk londinense de Clash tituló “London Calling” una canción que algunos dicen define el estilo musical londinense con su “attack”. The Clash la escribió en 1979, meses después del “Winter of Discontent”, un invierno plagado de huelgas en medio del mayor descontento social que ha visto es Estado Birtánico moderno. La canción describe toda la ansiedad y la incerteza de un país en crisis económica e ideológica.

“Call” es una palabra simple para decir “llamar”, pero también describe temas financieros, decisiones y en la expresión “London Calling” la resistencia británica y el símbolo de la agitación social. Y durante 2012, el año de Londres, sonó en todo el planeta simbolizando que Londres era el centro del mundo.

Nota: Gracias a MCR por su pregunta sobre “call”, que ha dado lugar a la palabra de hoy.