Huelga en Londres?

Para los británicos las huelgas son una razón más para reirse de los franceses, algo que a este lado del Canal de la Mancha es impensable. Cómo se explica que Londres entero se encuentre hoy y mañana sin metro, el sistema nervioso de la ciudad, porque los conductores están de huelga?

Sun by the Big Ben

El Reino Unido no ha sido siempre inmune a las huelgas. Por favor! El movimiento obrero se inventó en el Reino Unido! También el movimiento ludista y cartista que destruía fábricas que sustituían obreros por maquinaria. Carl Marx se inspiró en Londres para escribir su “Manifiesto Comunista”. Los sindicatos británicos eran unos de los más beligerantes que jamás han existido. Los mineros de Gales, las fábricas de Manchester y Liverpool tenian miles de afiliados dispuestos a retar a quien fuera.

El invierno de 1978/79 fue llamado “The Winter of Discontent” (“El invierno des descontento” frase que procede de la obra de Shakespeare Ricardo III) estuvo plagado de huelgas destinadas a derribar el gobierno laborista que intentaba apretar el cinturón a la población. Y que decir de la épica lucha entre los sindicatos y Margaret “Iron Maiden” Thatcher, quien fue elegida precisamente tras el “Winter of Discontent”. Si has visto Billy Elliot quizás recuerdes el fantástico momento de las cargas policiales con la música de fondo de “London Calling” .

Pero Margaret Thatcher erradicó las huelgas de este país y las convirtió en una lacra social. Por eso es extraño escuchar huelgas hoy en día.

Así pues de qué se quejan los conductores del metro que les lleva a llegar a situaciones tan extremas como paralizar por entero la ciudad? Piden un 5% de aumento de sueldo y la promes por escrito que no van a haber despidos.

Te podrás imaginar la sensación de la gente hacinada en un autobús, haciendo interminables colas, atrapados en la monumental congestión de tráfico o andando bajo la lluvia torrencial que caía esta mañana y pensando “todo esto porque los conductores del metro quieren trabajo asegurado y una subida de sueldo”. Eso teniendo en cuenta que todos tenemos todos el culito prieto de que en cualquier momento nos van a poner de patitas en la calle con el tema de la crisis y sabiendo que es práctica general que la mayoría de gente acepte congelación de sueldo o incluso reducciones a fin de mantener las empresas a flote y el sueldo a fin de mes. Corren malos tiempos para las simaptías trabajadoras.

Pero Londres está acostumbrada a este tipo de cosas. De hecho, parece que finalmente funcionan dos de las lineas de metro, lo cual no es mucho peor que la situación habitual, aunque el resto de dias es por otras razones varias. El dinamismo se demuestra empleando más tiempo en buscar soluciones que en quejarse amargamente y patalear.

Me gustaría estar en la mente de esos conductores que han pensado que hoy es uno de esos días que vale la pena coger el coche para ir a trabajar, que han pagado la Congestion Charge y que están bloqueados en la ratonera de las calles londinenses.

Pero mis pensamientos hoy están con Andorra. El equipo nacional de futbol juega hoy en Wembley contra la selección inglesa. Los organizadores están devolviendo el dinero a aquellos que no van a poder asistir por no tener medios. Se espera no más de media entrada. Puedo imaginarme a ese jugador andorrano, en sus años de vejez, contando a su nieto cómo los conductores de metro acabaron con su sueño de jugar ante un wembley repleto hasta la bandera… Que vergüenza, por favor!