El nuevo aeropuerto de Londres (posiblemente)

Al parecer Londres necesita más pistas de aterrizaje. Lo que no está tan claro es dónde construirlas. ¿Expandir Heathrow o abandonar Heathrow?

Londres tiene cinco aeropuertos, sumando un total de seis pistas. Heathrow es el principal con dos pistas, y está siendo usado al máximo de su capacidad, con aviones aterrizando cada tres minutos. El segundo es Gatwick con una pista, y muy poca capacidad sobrante. El City Airport tiene una pista más corta que sólo permite aviones pequeños. En el Norte están Stansted y Luton, que no son muy adecuados para llegar al centro de Londres por estar lejos y tener conexiones de transporte público lentas.

Las noticias llevan ya un tiempo diciendo que el Reino Unido está perdiendo dinero porque no puede añadir nuevos vuelos a los países emergentes. El gobierno tomó este problema muy seriamente y pasó a la acción encargando en Septiembre de 2012 una comisión independiente para que a finales del verano de 2015 ofreciera una solución no vinculante. Esto no hubiera sido necesario si el proyecto de construir una nueva pista en el aeropuerto de Heathrow hubiese seguido adelante, pero esa era una decisión del gobierno laborista, y cuando el nuevo gobierno de coalición Conservador-Liberal llegó al parlamento eliminó el proyecto.

¿Qué tiene de malo construir más pistas en Heathrow?

Ir de paseo por Richmond o Windsor, poblaciones al Oeste de Londres, es una delicia. Y digo pasear porque con los precios actuales vivir es casi imposible. Por eso sorprende que en ese paisaje idílico de casitas inglesas con su jardín y sus árboles de repente te sorprenda un enorme avión volando tan bajo que casi puedes ver el color de los ojos del piloto. Durante muchos años las poblaciones cercanas a Heathrow se han quejado del ruido. De hecho hay incluso estudios que afirman que puede provocar enfermedades de corazón. La expansión de Heathrow parece tener dos enemigos: el partido Liberal y el alcalde de Londres Boris Johnson.

Expandir Heathrow parece la opción más lógica, pero no parece ser la opción más probable en estos momentos.

Otra opción es expandir Gatwick con una pista y quizás otra en Stansted. Esta opción también sería fácil porque aprovecharía las infrastructuras existentes. Pero tampoco parece una buena opción en estos momentos, porque lo que necesita Londres es un “Hub Airport”.

¿Qué es un “Hub Airport”?

Cuando tomas un vuelo de larga distancia, a no ser que estés cerca de un gran aeropuerto, es posible que tengas que hacer escala. O a veces es mejor hacer escala porque el precio sale más económico. Así que te importa poco si vas a hacer escala en Nueva York, Amsterdam, Paris o Singapur. Pero para los aeropuertos, convertirse en el lugar de escala significa mucho dinero. Esos aeropuertos son “hub”, algo así como nudos viarios. Londres quiere ser “hub” y para eso no se puede tener tres aeropuertos. Se necesita uno sólo con muchas pistas.

Boris’ Island

Si lo que hace falta es un aeropuerto “hub”, pero Heathrow está descartado, la única opción que queda es construir uno. Eso es lo que cree el alcalde Boris: un aeropuerto de seis pistas completamente nuevo en una isla artificial construida en el estuario del Támesis. Este aeropuerto costaría solamente 42.000 millones de libras y necesitaría además carreteras, ferrocarriles, puentes y toda la infraestructura. La prensa ya ha llamado a este proyecto “Boris’ Island”, la isla de Boris.

Con semejante “hub airport” Heathrow sería innecesario, por lo que sería desmantelado, solucionando los problemas de ruido en Londres y en su lugar se construiría un nuevo barrio residencial con nada menos que 300.000 viviendas.

De este modo Londres tendría un ultramodernos “hub airport”, Londres ganaría un montón de viviendas, su venta financiaría la construcción del nuevo aeropuerto, y el desmantelamiento de Heathrow solucionaría el problema de ruido. Negocio redondo.

Ahora sólo nos queda esperar a 2015 para ver qué recomienda la comisión. Pero claro, teniendo en cuenta que eso será después de las elecciones, y que todos los sondeos apuntan que los laboristas ganarán, igual tiran a la basura los resultados de la comisión y siguen adelante con el proyecto que el actual gobierno interrumpió.

¿Cual es la mejor solución?

Heathrow y British Airways dan ideas contra el cambio climático

El nuevo caballo de batalla de los activistas contra el cambio climático son los aviones. Dicen que contaminan demasiado y que hay que reducir el numero de vuelos. Conscientes de la importancia de la situación, British Airways, la principal aerolínea británica y el aeropuerto londinense de Heathrow han decidido sumarse a los activistas.

Para llevar a cabo tan altruista objetivo no han reparado en gastos y lo han hecho a lo grande, aprovechando la inauguración de la nueva terminal 5 de Heathrow.

Heathrow es uno de los aeropuertos con más tráfico de Europa, y eso con sólo dos pistas. La consecuencia son sus habituales retrasos, el porcentaje de maletas perdidas más elevado de Europa y las interminables colas. Las colas son desesperantes incluso para ir al baño. Esta situación es especialmente lamentable en la atestadísima Terminal 1, la que British Airways utiliza, compartiéndola con otras aerolíneas.

A fin de solucionar algunos de estos problemas el gobierno, BA y el aeropuerto invirtieron en la Terminal 5, que es de uso exclusivo de BA, y que ha costado la nada despreciable cantidad de 4.300 millones de libras, algo así como 6.500 millones de Euros.

En los primeros cinco días de uso de la terminal, y por distintas causas que puedes leer aquí, se han cancelado más de 300 vuelos, 28.000 maletas están en los almacenes en espera de ser entregadas a sus propietarios, y miles de personas has sufrido retrasos de horas, días, o simplemente se han quedado en tierra.

Gracias a todo ello, esos miles de personas han tenido que plantearse un medio de transporte alternativo. Muchos habrán descubierto que su viaje por avión puede ser substituido por el tren, mucho menos contaminante. Otros se habrán dado cuenta que de hecho su viaje era prescindible y se habrán quedado en casa. Muchos otros, viendo el caos y la pesadilla que han vivido familiares, amigos, compañeros de trabajo, o lo muchos usuarios que se han quejado en TV, radio y prensa se habrán replanteado sus viajes futuros. En resumen, todos nosotros hemos reflexioando sobre los vuelos en avión, y la forma de evitarlos en la medida de lo posible. Y todo gracias al calculado infierno que British Airways, el aeropuerto de Heathrow (y en también el operador de aeropuetos BAA, recientemente adquirido por Ferrovial) han organizado en los días de inauguración de la flamante Terminal 5.

Es conmovedor, de hecho se me saltan las lágrimas, al ver todo el esfuerzo de estas compañías para provocar la reflexión sobre el Cambio Climático. Me hace creer de nuevo que en los negocios no todo es cuestión de dinero.