Movember (el mes del mostacho)

Estos días en la City algunos hombres lucen con orgullo los primeros indicios de un bigote. Por qué? Por conciencia social y solidaridad.

El mostacho es un tipo de vello facial que no se ve muy a menudo. Me vienen a la memoria Tom Selleck, Hercules Poirot, Charles Chaplin o Groucho Marx, entre otros. Puedes tener distintas opiniones sobre ellos pero lo que es seguro es que cuando el bigote está en su tierna infancia, “ridículo” es uno de los adjetivos que más se usa. Entonces, por qué esos hombres cool de la City lo van luciendo como si fuera un extraño indicativo de clase social?

Noviembre es en la City el mes del mostacho. Lo llaman “Movember”, por la unión de las palabras Moustache + November. Durante este mes los hombres se dejan crecer el mostacho. Como ya sabes, los trabajadores de la City gustan de hacer obras de caridad y responsabilidad social, sobretodo si es fácil publicitar que las están haciendo. Dejarse bigote es sin duda algo que la gente que te conoce va a ver. Pero no sólo eso. Precisamente porque un bigote joven es algo que salta a la vista, si es Noviembre, se hace obvio que no te lo estás dejando por una cuestión estética sino por tu responsabilidad social.

Además, el crecer el bigote cumple perfectamente los principios del “give back”. Aquellos que se lo dejan piden a otros que les esponsoricen el bigote. Yo me dejo bigote y tu me das dinero para que yo lo de a beneficiencia. De este modo yo me convierto en el catalizador de un dinero que va a ayudar a otras personas.

A qué puede ir destinado el dinero de algo tan masculino como un mostacho? Pues a los hombres. Porque hay muchas iniciativas que se dirigen a las mujeres, por sus derechos, enfermedades específicas femeninas etc. pero qué pasa con los hombres? Ese es el objetivo de Movember, recaudar dinero para la investigación de enfermedades masculinas.

Y lo mejor del mostacho es que tras un mes de cuidar ese apéndice labial, muchos hombres le cogen cariño y se lo dejan. Sus familiares y compañeros horrorizados les piden que se lo quiten (el vello facial en la City no es algo muy popular), cosa a la que ellos se resisten. Finalmente ceden a la presión, pero condicionan el deshacerse de algo que ha pasado a ser parte de ellos a recoger una cierta cantidad de dinero. Si consiguen su objetivo se lo van a afeitar en público. De nuevo, la situación es perfecta para publicitar a cuanta más gente mejor el esfuerzo desinteresado que hacen por buenas causas. Finalmente se afeitan el bigote, lo publicitan, recaudan dinero y lo suman al que ya recaudaron con el esfuerzo de dejárselo crecer. Negocio redondo.

Expresiones útiles en inglés: “give back”

Ganar dinero está mal visto. Por eso la gente de la City practica el “give back”, una forma de estar en paz con la sociedad que los acoge.

La gente mira con malos ojos a todas esas compañías que recortan sueldos, estrangulan a los prevedores, nos suben los precios y luego publican inmensos beneficios. Existe la sensación de que esos beneficios los generan a nuestra costa. Conscientes de ello, las empresas hace ya tiempo que hablan de “Responsabilidad Social”. Se trata de que la empresa es parte de la sociedad, y tiene una responsabilidad respecto a ella.

Del mismo modo los individuos que ganan grandes sumas de dinero con sus contratos y sus bonos, que se pueden permitir casas de lujo, vacaciones caras y coches deportivos también son vistos con recelo sobretodo los banqueros con todo lo que ha pasado con la crisis. Ellos también son conscientes de que tienen una deuda con la sociedad. Sienten que para mantener su equilibrio interior deben saldar sus cuentas con la sociedad. “Devolver” parte de lo que ésta les da. De ahí viene la expresión “give back”.

Basta con una traducción literal para entender su significado: literalmente “devolver”.

Y cómo lo devuelven? Hay muchos que dan dinero a obras de caridad, pero dar dinero es muy simple y no implica esfuerzo. Lo que la mayoría de trabajadores de la City dan es algo mucho más valioso: su tiempo. Así que lejos de entregar sus bonos o abstenerse de comprar un nuevo deportivo, lo que hacen es participar en buenas causas en la medida de sus habilidades. Algunos se van una semana a África a construir escuelas, otros explican sus experiencias a niños de barrios pobres, para motivarlos a que sean como ellos. Otros hacen un par de días de campaña para la Cruz Roja. Pero el “give back” más popular es el deportivo.

La persona en cuestión escoge un reto, normalmente una carrera. Seguidamente publicita este reto con amigos, parientes, compañeros de trabajo y otros conocidos y les pide que le patrocinen, es decir que le den dinero por conseguir el reto. Para hacer más sencillo el patrocinio existen servicios web como justgiving donde registras tu reto y creas una página a donde los patrocinadores pueden acudir para aportar su dinero. Una vez conseguido el reto, este dinero va a parar a la organización elegida.

Las carreras más habituales son de correr, que como ya competamos es una actividad imprescindible en la City, en bicicleta o  triatlones. Sin ir más lejos, el maratón de Londres está dirigida principalmente a corredores patrocinados. Pero también pueden ser retos hechos a medida, como ir en bicicleta de Londres a París, escalar una montaña o cruzar el Polo Norte.

El reto deportivo es el más popular porque engloba las esencias de la City: es una prueba de superación personal, se hace para recaudar dinero para una buena causa, y es fácilmente publicitable, cosa muy importante ya que cual es el sentido de “give back” si nadie lo sabe?

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.