Córdoba árabe, visitando Andalucía (I)

Parece que España no siempre estuvo a la cola de Europa. Hubo un tiempo en que la ciudad española de Córdoba era el centro cultural más avanzado del mundo occidental.

Cordoba-01

Tenía curiosidad por descubrir cómo vería Andalucía con los ojos de un extranjero. Así que me dejé impregnar por todos los prejuicios posibles antes de volar hacia España.

Entre esos prejuicios uno de los principales es que los españoles son… cómo decirlo sin ofender… los españoles son unos vagos. Cómo se explica sinó el constante degoteo de noticias negativas en los periódicos. Parece que el país es incapaz de levantar cabeza. Lo sorprendente es que no siempre ha sido así.

Cordoba-002

Al parecer hubo un momento en que a excepción de los reinos cristianos del norte, la zona que hoy ocupa España era la más avanzada del mundo Occidental, y Córdoba era su poderosa capital. En esta ciudad, gobernada por la familia árabe de los Omeyas, abundaba la cultura, las ciencias, la arquitectura. Locales y extranjeros intercambiaban conocimientos y se enriquecían mutuamente.

Cordoba-016

De hecho, a pesar de ser musulmanes, las autoridades aceptaban que su población tuviera otras religiones. No nos vayamos a engañar: los no musulmanes (principalmente cristianos y judíos) vivían en una zona de la ciudad delimitada para ellos, tenían menos derechos, pagaban más impuestos. No es que fueran tratados como iguales. Pero en un tiempo en que rezarle al Dios equivocado era suficiente como para acabar pasado a cuchillo esa convivencia pacífica era destacable.

Cordoba-003

Cordoba-015

Los árabes eran grandes artistas en la arquitectura y también en el uso de agua. Crearon acequias para regar los campos, y maravillosos jardines. De hecho, eran tan avanzados que incluso se bañaban a diario cuando el resto de Europa con suerte se bañaba una vez al mes. Bueno, bien pensado no sé si eso de bañarse a diario significa ser avanzado. Muchos en Inglaterra consideran hoy en día que eso no sólo no es necesario sino un desperdicio.

Cordoba-018

Cordoba-013

La joya de Córdoba en aquellos tiempos y todavía hoy es la mezquita. Se trata de un espectacular edificio con pasillos interminables de arcos y una increíble sensación de paz.

Cordoba-017

Cordoba-019

Tan impresionante es este edificio que cuando los reyes cristianos conquistaron la ciudad, en vez de hacer lo habitual y destruir todos los vestigios existentes de los moradores anteriores decidieron mantenerla.

Cordoba-012

Cordoba-006

Cordoba-007

Con la salvedad, claro, de haber construido una catedral en el centro de la mezquita.

Cordoba-009

Cordoba-010

Cordoba-011

Cuenta la leyenda que el rey al ver lo que habían hecho no estaba demasiado contento.

Cordoba-014

Quien lo iba a decir, que España guardaba semejante joya. Sin duda uno de los edificios más maravillosos del mundo. Y eso sólo era el principio de mi viaje.

Aquí está la lista entera de los artículos del viaje:

Visitando Andalucía – Introducción

España está de moda en Londres: el clima, la cultura, la comida, los paisajes. Con el tiempo que llevo en Londres ya hay mucha gente que me ha dicho que me he convertido en inglés. Así que me pregunté ¿cómo verá un inglés Andalucía?

A nadie se le escapa que para una cantidad importante de la población inglesa Andalucía es sol, playa, borrachera y resaca. De hecho muchos se sorprenden al saber que en algunas partes del país no hay playa, que nieva, o que algunos de los lugares se parecen más al típico paisaje inglés que la mismísima inglaterra.

Ignorantes hay en todas partes. Los ingleses no tienen la exclusiva. Pero no estoy aquí para hablar de ellos. Hay una gran parte de la población que tiene curiosidad por descubrir los placeres que el mundo puede ofrecer.

España goza hoy en día en Londres de una gran reputación en cuanto a su cultura e historia. Por eso se está convirtiendo en un destino turístico para londinenses que buscan algo más que playa y borracheras baratas.

Yo ya soy un inglés de pleno derecho después de mis años en Londres y soy capaz de ver mi propio país con los ojos de un extranjero. Así que me puse mi gorra, mi camiseta de colores, pantalones cortos, alpargatas, calcetines blancos y cámara de fotos y me puse en ruta hacia Andalucía.

Mi destino iba a ser Córdoba, Sevilla, Granada y Málaga. Me hubiera gustado visitar Cádiz y Huelva, pero el tiempo no daba para más, así que tuve que dejar esos dos destinos para una fecha en el futuro.

Evidentemente me fui con mis ideas preconcebidas, esas que nos repiten en los medios de comunicación sobre que los españoles se pasan el día durmiendo la siesta, que van bebiendo sangría todo el día o que si están en crisis es porque no tienen disciplina.

¿Qué encontré por tierras andaluzas? ¿Confirmé mis ideas preconcebidas inglesas o me sedujo el cruce de culturas entre el norte y el sur?

Aquí tienes una lista de los artículos:

Ya era hora que rescataran a España

Finalmente. Hoy Europa a puesto a disposición de España 100mil millones de euros. Europa considera que los políticos españoles son unos ineptos y ha decidido tomar cartas en el asunto. Ya era hora. Españoles, estamos de suerte.

Actualización: pues no era un rescate, aquí se explica por qué

En todas las familias siempre hay un primo tonto que no tiene ni oficio ni beneficio y siempre vuelve pidiendo dinero. Pero el primo es encantador y al fin y al cabo es familia, así que no se lo tienen en cuenta. Pero llega un momento que hay que tomar cartas en el asunto, por su propio bien. Los patriarcas de la familia deciden darle dinero, pero esta vez ellos le van a decir en qué y cómo se lo va a gastar, asegurándose que esta vez si cumple esas promesas suyas de sentar la cabeza.

España es el primo tonto de Europa.

La entrada en la Comunidad Europea en 1986 fue una gran oportunidad desaprovechada con la cultura del pelotazo, y cuando llegó la crisis en los 90 no había dinero para detenerla. En 1998 la entrada en el Euro dió otra grandísima oportunidad, desaprovechada con el despropósito de la construcción.

La crisis de 2007 no debería haber tocado a España puesto que las reglas de contabilidad españolas eran mucho más conservativas. Pero se había construido mucho más de lo que se necesitaba, se había valorado a mucho más de lo que valía y las Cajas estaban secretamente en bancarrota. La solución fue que se unieran y convirtieran en bancos, pero no funcionó. Ahora al sector bancario le falta liquidez.

España ha quemado toda su credibilidad y los Mercados financieros no le creen ni una palabra. Por eso no se creen lo de las reformas y la responsabilidad y no le prestan. El sistema bancario español necesita otro rescate pero España no tiene dinero para eso, lo que la podría arrastrar a la bancarrota y fuera del Euro. Por eso la UE ha obligado a España a tomar el rescate, y esta vez ellos van a ser los que se aseguren que cumple sus promesas. Esas son las condiciones del rescate. Porque Europa quiere dejarle muy claro a los mercados que el Euro no se rompe, cueste lo que cueste. La familia permanece unida.

Qué ha pasado con la democracia dirás tu. Pues ya lo decían los de “Democracia Real Ya”. En España ya no había democracia incluso antes del Rescate así que para el ciudadano de a pié poco ha cambiado. Ahora para las cosas importantes nos gobiernan el Banco Central Europeo, la UE y el FMI. Porque esto no es culpa de este gobierno. Ni siquiera del anterior. Es culpa de todos ellos, desde los años 80. Los votantes escogimos a los causantes del descalabro y ahora Europa ha decidido relevar a nuestros políticos de una responsabilidad para la que no están preparados. El gobierno español se va a dedicar desde ahora a otras cosas más a nuestro nivel, como silbidos, himnos y partidos de futbol. De hecho el presidente de España ya está dejando claro cual es su papel ya que mientras todo esto sucede él se va a apoyar a la selección española en la Eurocopa.

Así que finalmente Europa está aplicando a España la misma política que España le iba a aplicar a las Comunidades Autónomas. Nuestros políticos ya no pueden cometer más errores que les cuesten a los ciudadanos dinero. España, el primo tonto, está ahora controlada por la familia. Los ciudadanos salimos ganando porque las decisiones ya no se toman por populismo y amiguismo y con un poco de suerte la banca española será entregada a bancos europeos. ¡Que viva el rescate!

ps1: Hablo en primera persona porque aunque vivo en Londres mi pasaporte es Español y tengo derecho a voto en España.

ps2: En el banco nacionalizado británico RBS la presión mediática hizo que renunciaran a sus bonus a pesar de tener beneficios porque es un banco nacionalizado. En España se despide a directivos de bancos nacionalizados generando pérdidas monumentales y aún así se llevan bonus.

Actualización: pues no era un rescate, aquí se explica por qué

Las ventajas de salir del Euro

Las agencias de crédito y los Mercados han decidido. Ya no se preguntan si Grecia va a salir del Euro, sino cuando, y lo van pregonando a ver si de tanto repetirlo se cumple. Es momento de echar un vistazo a las muchas ventajas que un país como España tiene si sale del Euro.

Una de las muchas consecuencias de la salida griega seria que la irreversibilidad del Euro demostraría ser falsa. Eso daría el trueno de salida para una tormenta financiera que dispararía la prima de riesgo española precipitando la salida del Euro. Según muchos eso nos abre un horizonte de ventajas.  Invirtamos unos momentos en repasarlas.

El problema de España, desde el punto de vista de los monetaristas, es que su moneda, el Euro, esta sobrevalorada. Lo que necesita España es una devaluación, y eso es exactamente lo que sucedería el primer día de la peseta, una monumental devaluación que duraría días, no sólo por sobrevaoración, sino porque los Mercados no querrían pesetas ni regaladas. Recordemos que los Mercados demandaban que los españoles votaran a un gobierno de derechas que implementara políticas de austeridad. España lo hizo y al dia siguiente la prima de riesgo… siguió subiendo porque los Mercados no creían que el nuevo gobierno haría nada. Pasar a la peseta no calmaría los Mercados, sino que les confirmaría la lamentable situación de la economía española.

Semejante devaluación significaría precios prohibitivos para todos los bienes importados, también para las materias primas, arrastrando a muchísimas pequeñas y medianas empresas a la quiebra. Ante el escenario la gente trataría de cambiar las pesetas a Euros, cosa que no podrían hacer porque el gobierno ya habría suspendido la convertibilidad de la peseta y habría decretado un corralito para las cuentas de ahorro. Sin dinero, con los supermercados vacíos, con paro disparado la gente se echaría a la calle a protestar y el gobierno se vería obligado a sacar los tanques a la calle y declarar el Estado de Excepción para proteger a los ciudadanos y la propiedad privada.

El PIB español caería en barrena, el gobierno sin capacidad de recaudar impuestos y con los mercados de capitales cobrándoles nuevos créditos a precio de oro tendría que legislar para recortar todo tipo de gastos públicos, cosa que podría hacer gracias al Estado de Excepción. La mortalidad aumentaría, muchos abandonarían las ciudades, y la inmigración disminuiría. Todo ello mecanismos naturales del Mercado para reducir la presión sobre los recursos limitados.

Finalmente, sin empleo, sin ahorros, sin estado del bienestar, malviviendo a base de cartillas de racionamiento, y con los derechos fundamentales suspendidos la población desesperada estaría dispuesta a trabajar de cualquier cosa a cualquier suledo. Las compañías que habían deslocalizado la produción cuando los sueldos españoles se volvieron demasiado caros relocalizarían (re-shoring) la producción. España volvería a ser un país de bajo coste y bajo valor añadido, como en los años 80. La inversión extranjera llegaría de nuevo y con ella crecimientos del PIB. Gracias a tener moneda propia, el Banco Central podría devaluar la moneda cada vez que los costes laborales se dispararan para recuperar la “competitividad”. (Cuando el producto es una basura la mejor opción es rebajar el precio a fin de poder competir en precio con los otros productos mejores pero más caros).

Otra gran ventaja sería que España podría volver a competir por ser el destino turísitico más barato. De nuevo turistas en busca de sol, playa, paella, sangría y flamenco invadirían las costas españolas relanzando el boom de la construcción, y llenando de hormigón los pocos frente marítimos que todavía quedan.

Saliendo del Euro España volvería a ser lo que era antes de 1994, cuando el tratado de Maastricht inició la aventura del Euro. ¿A quien debemos dar la culpa de estos años perdidos? Quien le vendió a los españoles la idea que podían tener sueldos europeos, nivel de vida europeo? España es un país de segunda. Períférico, como lo llaman en Europa. Su papel en el mundo es el de mano de obra barata y peculiaridades culturales. Que les dejen a los países serios lo de ser productivos, innovar y avanzar. Ya lo dijo Unamuno: “Que inventen ellos”. Los españoles estamos para apretar tuercas. Ese es el papel que les corresponde. ¿Lo es?

El Euro se muere, la City festeja

Europa está en medio de una tormenta financiera y en la City de Londres el Champagne corre a raudales por dos razones: la tormenta demuestra que ellos tenían razón, y si todo sale según lo previsto, esto va ser mejor que si les toca la lotería.

El Euro es un proyecto político y ataca la regla más sacrosanta de la economía liberal: la no manipulación de la economía por parte del Estado. Para los economistas liberales (o neoclásicos, como quieras llamarlos) va contra sus creencias más fundamentales. Es intervencionismo del Estado. ¡Es Socialismo!

Los orígenes de lo que hoy es la Unión Europea y el Euro fue la CECA (Comunidad Económica del Carbón y el Acero, 1954) y la CEE (Comunidad Económica Europea, 1977). Sus impulsores nunca escondieron que su objetivo era la colaboración europea para evitar la competencia por los recursos que había provocado las dos grandes guerras. El Euro era otro paso hacia la unificación política y económica que haría una nueva guerra en Europa impensable.

Durante la creación del Euro se debatió si al principio debía ser sólo para unos pocos países que cumplieran condiciones económicas muy estrictas y permitir a otros que se unieran lentamente. Es lo que se llamó la “Europa de las dos velocidades”. Se decidió incorporar a la mayoría de países que formaban la Unión Europea. Esta decisión era un riesgo para países con moneda fuerte como Alemania y Francia ya que la moneda resultante podría ser más débil que la suya. Pero era una decisión política y no económica: Los países débiles disfrutarían de una credibilidad que no tenían, permitiéndoles imponer disciplina económica a la vez que se beneficiaban de los beneficios de la economía única.

Los economistas liberales dijeron que la economía de esos países no merecía la credibilidad porque la el Banco Central no conseguiría imponer la disciplina necesaria, y en cuanto una crisis llegara, eso se pondría al descubierto. Efectivamente la crisis llegó y Grecia abrió la caja de Pandora.

Esta situación no es nueva. Antes que el Euro estaba el SME (Sistema Monetario Europeo), en la que las monedas mantenían una cambio casi constante, con un poco de fluctuación. La estabilidad que esto provocó escondió los desequilibrios de algunas economías, y tras la famosa “tormenta del SME” en 1993 el Reino Unido e Italia salieron del SME y España estuvo al límite. El millonario George Soros hizo parte de su fortuna apostando contra la Libra Esterlina en aquella tormenta. El SME se rompió y se refundó con unas reglas mucho más flexibles.

Hoy los mercados están siguiendo el mismo guión. Grecia explotó por sí misma. Los mercados dispararon el precio de la deuda en otros países cuya economía no era disciplinada: Irlanda y Portugal. Europa está luchando por salvar a esos países pero los mercados están presionando para que los esfuerzos fracasen. Las agencias de credit rating ya avanzaban la semana pasada que no creían en los rescates. Si sucediera lo imposible (que Grecia tuviera que salirse del Euro) sentaría un precedente: echar marcha atrás en la entrada en el Euro es posible. Entonces los mercados atacarían sin piedad a Irlanda y Portugal.

Pero para que el Euro explote hace falta que un país grande caiga, uno cuyo tamaño haga imposible un rescate, y ahí es donde el guión no funciona, ya que la presión ha estado sobre España como el candidato ideal, pero contra todo pronóstico España está sobreviviendo ya que la situación no es tan seria como los mercados apuestan.

Hoy el guión ha cambiado ligeramente, ya incomprensiblemente Italia nunca salía en las apuestas, a pesar de tener un presidente que ha destruido las expectativas del país (no lo digo yo, lo dice The Economist). No salía hasta hoy, en que todos los periódicos hablan del riesgo de Italia.

El guión sigue con Italia siendo incapaz de pagar sus deudas debido a la subida del precio y viéndose obligada a salir del Euro. Ante eso, Alemania y Francia tendían la opción de echar a las manzanas podridas del Euro y crear un “Super-Euro”, o acabar con él para siempre y volver a una versión revisada del SME.

En ese caso la estupidez de los gobiernos y los ciudadanos por malgastar una oportunidad de oro habrían dado la razón a los liberalistas, Europa volvería a tener un puñado de monedas y la City, siendo el centro de cambio de moneda más importante del mundo tendría una nueva fuente de especulación e ingreso, algo que necesita rápidamente.

Este es un artículo mucho más largo que de costumbre, pero no sabía cómo contarlo con menos palabras. Si algo no ha quedado claro por resumir demasiado, pregunta en los comentarios. El artículo ha sido escrito a razón de este twit de @belenlaso.

¿Los españoles son pasivos?

LinkedIn, la red social para hacer networking publicaba ayer un artículo en su blog sobre cuáles son las palabras más usadas en los perfiles según paises. Y los resultados eran bastante interesantes.

Uno de los usos más populares de LinkedIn es encontrar trabajo. De hecho esa es precisamente la gracia del Networking (si quieres saber qué es Networking, visita el enlace). Los usuarios ponen su CVen su perfil y una pequeña descripción de ellos mismos. Por eso es muy fácil para LinkedIn hacer un sumario de las palabras que más se repiten en los perfiles, e incluso mostrarlo por países.

En Estados Unidos, la palabra más usada es “Experiencia Extensa”, al igual que en Canadá y Australia. Se nota que estos tres países tienen economías similares.

Si nos vamos a Europa, la palabra más popular es “Innovador”. Es la palabra más frecuente en Alemania, Francia, Holanda e Italia. El artículo muestra datos de dos países más en Europa, y sus palabras más frecuentes son distintas. Por un lado está el Reino Unido, donde la palabra es “Motivado”. El otro país es España, y la palabra es “Dinámico”.

Todos los cursos, workshops, libros, webinars, blogposts y demás historias sobre cómo escribir un perfil ganador sugieren que pongas características que te hagan destacar, que te separen del resto. Asumiendo que los usuarios de LinkedIn lo hacen (son social networkers, así que se saben todos los trucos de memoria), que conclusiones podemos sacar de loas palabras mencionadas?

Es muy habitual leer en la prensa que el problema de Europa es que es demasiado conservadora, que no se arriesga, por lo tanto no innova y su productividad se resiente. Esa sería la explicación por la que la palabra más frecuente en Europa es “inovador”. La gente quiere mostrar que van a aportar innovación a su empleador, algo de lo que Europa carece.

Si seguimos este método, ¿qué es lo que nos dice que los británicos digan que están “motivados”? ¿Y qué es lo que nos dice sobre España que los españoles digan que son “dinámicos”?