Diferencias culturales: Last.fm

Uno de los temas preferidos en los libros de negocios hoy en día son las diferencias culturales. Aparentemente no todos somos iguales, sino que nos define nuestra cultura. Y para hacer negocios hay que actuar de acuerdo con esta regla. Veamos cómo Last.fm interpreta las diferencias culturales entre la gente de habla hispana y el resto de principales lenguas.

Last.fm es un servicio de los llamados Web 2.0. En este caso un social networking alrededor de la música. Lo bueno que tiene es que no tiene anuncios y más o menos escuchas música que te va a gustar.

Hoy me disponía a escuchar mi canal recomendado cuando me he encontrado con esto:

Espera un momentillo

Basicamente cuenta que el servidor se ha atragantado y que vuelvas a intentarlo más tarde. Para asegurarse de que cumplen con la regla de respetar las diferencias culturales lo ponen en 12 idiomas. Pero no acaba ahí, porque en la primera parte del texto siempre cuentan lo del servidor, pero en la segunda añaden algo más de Diferencia Cultural.

El texto principal, en inglés, dice:

We’re sorry, but our database servers are currently overloaded. Please enjoy a quick cup of tea and then try refreshing this page.

Nada especial. Simplemente lo del servidor y “por favor disfruta una rápida taza de té y trata de refrescar la página”. Pero qué ocurre cuando lees el texto en alemán?

Deutsch: Es tut uns sehr Leid, aber unsere Datenbankserver sind gerade überlastet. Habe bitte ein wenig Geduld, trinke eine Tasse Tee mit uns und versuche dann, die Seite erneut zu laden.

Si mis superpoderes políglotas no me han abandonado, diría que a los que hablan alemán les piden “por favor, ten un poco de paciencia, tómate una taza de té con nosotros y entonces trata de refrescar la página”. Nada de taza rápida, sino que tengan paciencia, y que la taza de té se la tomen (no que la disfruten) y con ellos. Qué le dicen a los de habla francesa?

Français: Nous sommes désolés, les serveurs qui hébergent notre base de données sont actuellement en surcharge. Servez-vous une petite tasse de thé puis essayez de rafraîchir cette page.

Veamos, la cosa va más o menos “Sírvase una pequeña taza de té y actualice la página”. Directo a matar: sin por favor y sin disfrutar. Aquí la taza es pequeña, pero no rápida, y te la vas a tomar tu solito. Qué le dicen a los que hablan italiano?

Italiano: Siamo spiacenti, ma i nostri server sono attualmente intasati. Riprova fra qualche minuto, giusto il tempo di gustarti una tazzina di caffè!

Dicen “pruébalo de nuevo en cualquier momento, justo el tiempo de tomarte una tacita de café!”. Ya se sabe que los italianos son más de café que de té. Y la exclamación al final? Los italianos son escandalosos, ya sabes: prego! porca miseria! Ellos siempre gritan. Nada de por favor tampoco, pero aquí si que les piden que disfruten. Cómo se dirigen a los portugueses?

Português: Desculpe-nos, mas os nosso bancos de dados estão sobrecarregados no momento. Por que você não toma um cafezinho e tenta atualizar a página depois?

Dicen “¿por qué no se toma un cafecito y trata de actualizar la página después?”. Aquí vemos que a los portugueses las sugerencias se tienen que hacer en forma de pregunta. Ellos también son más de café que de té. La taza pequeña taza de café en italiano se convierte aquí en un café, y en diminutivo. O sea que seguimos con la idea de que la taza es pequeña, pero nada de invitarlos como a los alemanes ni que disfruten.

Pero cómo se dirigen a los de habla hispana?

Español: Perdón, lamentamos que nuestros servidores de base de datos estén sobre cargados en estos momentos. Por favor, vuelve a intentarlo dentro de unos minutillos.

Ha vuelto el por favor, pero ni té ni café ni leches. Y mucho menos tomártelo con ellos! Y para acabarlo de arreglar, “minutillos”. Cómo cuando te viene el fontanero y te dice “no se preocupe, sólo serán unos minutillos”.

No se cómo estarás tu, pero yo me he quedado perplejo con esto de las Diferencias Culturales. Te dejo que seas tu el que saque conclusiones