La Ciencia no le importa a nadie (excepto a los ingleses)

Es la última excentricidad inglesa: una serie documental de la BBC que habla sobre física, química y el Universo, en horario de máxima audiencia, y encima es un éxito. Extravagancias así sólo pueden suceder en UK.

Uno de los objetivos principales de este blog es hablar de las diferencias culturales de los ingleses. Estos días estoy viviendo una de esas cosas incomprensibles. La BBC está emitiendo una serie documental sobre el Universo, explicando temas como el tiempo, la entropía o la creación de la materia. El presentador no es una “voz en off”, ni un periodista que no tiene nada que ver con la ciencia. Es nada menos que un profesor de Universidad con doctorado. Y por si todo eso fuera poco, lo emiten en la franja de máxima audiencia, justo antes de las noticias de las diez.

¿A quien le importa cómo se crea la materia, o si el oro de nuestros anillos se creó hace millones de años como resultado de la explosión de una supernova? Lo normal en horario de máxima audiencia es emitir series americanas de policías, o dramas nacionales, o todavía mejor, reality shows donde los participantes se humillan delante de todo el país para nuestro placer. La televisión es simple entretenimiento, algo que nos permite sentarnos y desactivar el cerebro. Ya lo decían los dirigentes de la cadena privada ITV: eso es lo que le gusta a la gente, y no documentales científicos presentados por doctores en física. Y encima el documental está contado sin exageraciones, limitándose a los hechos, sin ir a buscar el impacto, la pena o el asco, que es lo que atrae a la audiencia.

Lo que es realmente extraño es que, este documental, como muchos otros de los que la BBC crea en colaboración con la “Open University”, es un éxito de audiencia, y ya tienes a la gente por la calle hablando del inicio del Universo, las nebulosas o la vida de las estrellas. Además, con el éxito, el libro basado en la primera serie documental del mismo profesor se está vendiendo como rosquillas. Y estamos hablando de un libro sobre el Sistema Solar, los planetas, los asteroides… Increible.

En España, que es la otra televisión que conozco, este tipo de documentales lo dan en la sobremesa los días de trabajo, para que los abuelitos se duerman mejor. Los documentales son para una minoría de raros. Porque, ¿de qué te va a servir saber cómo se creó el universo? De nada. Así que puestos a ver cosas que no sirven de nada, mejor que sean graciosas o sobre la vida de alguien.

Hoy es este documental. Otro día será un documental sobre la Historia de Inglaterra, sobre el Arte Español, o sobre el Planeta Tierra. Y de producción propia! Y encima los británicos están orgullosos de la BBC por hacer estos programas. Si es que son raros.