La perfecta escapatoria para mujeres frustradas

A veces los anuncios de TV son la mejor programación de los canales. Como decía la canción “qué lástima que los corten para poner programas”. Mi favorito de la TV británica actualmente es uno que con increíble maestría condensa las carencias de la clase media baja británica (que no anda muy lejos de la clase media baja europea) y da una voz de alerta.

Veamos el anuncio:

Al principio se ve un tipo de mediana edad, a quien llamaremos Dave, con algo de sobrepeso, sentado en una mesa frente a una mujer que suponemos es su esposa. Es una típica escena familiar. Pero algo va mal, porque Dave está manejando lo que parece ser una pieza de motor de automóvil. La cara de la mujer, a quien llamaremos Cecilia, entre aburrida y atónita revela un dilema, una duda existencial. Dave examina la pieza de motor y la huele, lo que parece provocarle cierta excitación. Inmediatamente le ofrece la pieza a Cecilia, queriendo compartir ese momento con ella. Pero ella incrementa todavía más su cara de duda existencial.

En sólo doce segundos, los publicistas han conseguido situarnos. El matrimonio ha entrado en un proceso de monotonía. La esposa se da cuenta de que el hombre con quien está casada no sólo no tiene nada en común con ella, sino que además ni siquiera la entiende. La mujer se da cuenta de que su vida ha llegado a un callejón sin salida. Se ve a sí misma atrapada en una realidad que no es la suya. Debe encontrar una forma de huir. Y de repente, se le ocurre cómo.

Seguidamente vemos a Cecilia sentada ante su computadora jugando al Bingo. En la imagen se la ve sonriente, relajada, y vemos qué rápido ha podido conectarse. La música completa la escena haciéndola alegre, en contraposición con el silencio, la oscuridad y las caras largas de la primera parte del anuncio. La voz de mujer nos da el mensaje “Escápate al Bingo”.

Ese es el mensaje del anuncio, si tu vida es una sombra de lo que esperabas, no busques una solución: escapa de ella jugando a un juego de azar controlado por una computadora y gástate alegremente tu sueldo.

Efectivamente, como ya te has dado cuenta, este anuncio no es lo que parece. Se enmarca dentro de la responsabilidad social de las empresas igual como el “aparente” descontrol en la inauguración de la Terminal 5 en el aeropuerto de Heathrow. Lejos de ser un anuncio para que las amas de casa se enganchen al Bingo online, es un anuncio de denuncia social. Tiene una de las características principales de este tipo de denuncias: llevar una situación cotidiana al extremo. De este modo, se crea una caricatura de la realidad, algo que es claramente irreal, cosa que pone de manifiesto lo inapropiado de la situación. El humor simple es una herramienta más para apoyar la caricatura.

El verdadero mensaje del anuncio es una crítica al conformismo de una parte de la población, consumidoras obsesivas de culebrones y magazines de tarde, quienes buscan una escapatoria a su monótona vida, como el personaje de Mia Farrow en La Rosa Púrpura del Cairo. El Bingo online es una metáfora sobre cómo estas escapatorias nunca pueden ganar. El anuncio sugiere que los problemas hay que enfrentarlos. Que quien escapa nunca gana. Supongo que la campaña va a ser acompañada de cursos sobre comunicación conyugal, formación para adultos y clases para desarrollar la creatividad.

Para que luego digan que las empresas buscan ganar dinero a cualquir coste.