El éxodo navideño

Estamos ya en Navidad, y Londres sufre un éxodo masivo de gente, ya sea para visitar a la familia o para huir del tiempo deprimente de las islas británicas.

Decir que Londres se queda vacía en Navidad sería una exageración. De hecho las calles están tan llenas como en cualquier otro tiempo del año. Pero de londinenses quedan pocos.

La mayoría de gente son turistas que han venido a pasar las vacaciones a Londres, o nuevos londinenses que no han podido o no han querido volver a casa por Navidad.

Pero una enorme cantidad de gente se va de Londres por estas fiestas.

Por un lado estamos los extranjeros. Sobretodo para los que venimos de países cristianos, lo de pasar la Navidad en familia es cita ineludible. Y sirve de excusa para por lo menos hacer una visita a la familia una vez al año, que como dicen por ahí, no hace daño.

Pero no sólo los extranjeros se marchan. En Londres hay muchos menos londinenses de nacimiento de lo que te puedes imaginar. En parte porque al acabar la universidad muchos vienen a Londres a buscar empleo. En parte porque cuando las parejas deciden tener niños se van a vivir a los alrededores de Londres donde hay más verde y menos asfalto. Así que  por una razón u otra, incluso los ingleses se van de Londres para ver a la familia.

Hay una tercera categoría, los que se van de viaje en busca de climas más templados. Durante los pasados años ha habido nieve. La nieve es muy bonita, pero cuando viene acompañada de humedad como en Londres, el frío se te mete en los huesos y no hay manera de sacarlo. Y eso por no hablar de este año, con vientos, lluvia y todo eso que los londinenses gustan en llamar “miserable weather”. Así que muchos londinenses vuelan al Sur como aves de temporada a pasar unos días con algo menos de frío.

Los destinos son variados, pero por alguna razón España tiende a ser uno de los principales. Hay más vuelos a Tenerife desde Londres en Navidad que tinerfeños hay en la isla. Y qué decir de Andalucía. El Sur de Francia o de Italia también tienen mucha aceptación. Así que para el tercer grupo de londinenses una de las principales actividades de Navidad es la búsqueda de hoteles donde pasar unas templadas vacaciones, y a poder ser, sin lluvia.

En resumen, que entre gente que va a visitar a la familia, otros que reciben a la familia y los de más allá que vienen de turismo, Londres sufre un trasvase migratorio en Navidad.

Pero eso si, el día 2 de Enero todo el mundo a sus puestos.

Llego la Primavera a Londres

La semana pasada se celebró la Maratón de Londres. Este es el evento que da la salida a la marea de eventos que se suceden en Londres desde Abril hasta Septiembre.

La Maratón de Londres se celebra hacia finales de Abril porque es cuando el sol empieza a calentar, y de este modo los espectadores pueden ir a animar sin tener que traerse la manta (habrá quien te diga que es ahora un no más tarde para que los atletas no sufran tanto calor, que también).

El primer gran evento es la maratón. El último es el Thames Festival. Entre uno y otro cinco meses de eventos de pago y gratis, al aire libre o a cubierto, al Norte o al Sur del río, pero todos excitantes y que dan la razón a los que dicen que en Londres es imposible aburrirse.

Este año ya no tenemos las Olimpiadas, ni el aniversario de la accesión de la Reina al trono. Pero si tenemos el aniversario de la coronación. Así que además de la tradicional apertura veraniega del Palacio de Buckingham, este año habrá una feria en los mismísimos jardines del palacio.

Luego están las tradicionales BBC Proms, en el Royal Albert Hall, una ocasión imprescindible de disfrutar de música a precios ridículamente bajos.

Y también está la música en los parques, con entradas tan baratas que son gratis.

Y qué decir de los festivales que se celebran por todo Londres, como el festival de café que se ha celebrado este fin de semana en Shoreditch.

Y el Festival del verano londinense en el Southbank, con montones de actividades culturales gratis.

Si quieres disfrutar de los eventos primaverales y veraniegos de Londres puedes encontrar muchos de ellos en la página oficial de turismo de Londres, o en este mismo blog, donde vamos poniendo no todas, pero si las que más nos llaman la atención.

Si no estás ya en Londres, vas a tener que llegar, lo más probable por aire. Si es cierto que el Eurostar se ha convertido en la mejor manera de llegar a la isla, pero a no ser que vengas de Francia o Bélgica, lo más probable es que utilices uno de los cuatro aeropuertos de Londres. Y luego hace falta encontrar un alojamiento. En mi primera visita londinense el hostal me fue de maravilla. Pero claro, si lo tuyo no es dormir en una habitación con literas y otros cuarenta turistas, en Londres no te van a faltar alternativas.

Pero ya me estoy alargando demasiado. El único objetivo de este artículo era dar por inaugurada la temporada de eventos en Londres, que no es poco. Veremos a cuantos puedo asistir este año. El Maratón de Londres ya está en el saco, pero debido a una investigación muy importante que estoy llevando a cabo, podría ser que me perdiera bastantes.

Habrá que ver. Si estás en Londres, diviértete. Y si estás pensando en venir, más vale que te busques vuelos y alojamento, porque no te vas a arrepentir.

Este fin de semana en Londres (20-21 abril 2013)

Un Mundo Perplejo está en situación de pausa técnica. Una investigación extremadamente intensa, los frutos de la cual van a ser revelados próximamente, me ha mantenido alejado del teclado por mucho más de lo que me hubiera gustado.

Pero no voy a gastar un post para decirte lo Busy que estoy, o pedirte perdón por esta inaceptable pausa, flagelándome por haberte privado de los ingeniosos e imprescindibles artículos que caracterizan el blog.

La razón de este artículo es que este fin de semana se da el pistoletazo de salida a la temporada de eventos en Londres. Es decir que este fin de semana viene cargadito de eventos.

Yo he escogido tres.

Como quizás sepas San Jorge es el patrón de Inglaterra. Pero en vez de declararlo dia de fiesta y emborracharse hasta caer tendidos al suelo como hacen los irlandeses por St. Patrick’s, los escoceses por St. Andrew’s o los galeses por St. David, para los ingleses es un día de trabajo (lo de emborracharse si es lo mismo). Por eso las celebraciones se tienen que pasar al fin de semana.

Así que mañana sábado 20 de Abril el alcalde ha montado un  St. George’s fest en Trafalgar Square. Traducido significa una fiesta en la plaza del pueblo. Habrá comida típica inglesa, música, mesas para comer, bebida, juegos y todo lo que puedes esperar de una fiesta. Para que no te crees falsas expectativas, te recuerdo que la comida será inglesa. Aquí tienes los detalles.

El segundo evento es el “Record Store Day”, que también se celebra mañana sábado. Es un evento mundial para celebrar los tiempos cuando la gente iba a comprar vinilos a las tiendas de discos. En Londres se celebrará, como no podía ser de otro modo, en el Soho. Berwick street va a estar cerrado y habrá música en vivo. Si todavía tienes vinilos en casa, esta es tu fiesta. Si no sabes lo que es un vinilo vale la pena ir a ver un puñado de viejos contando batallitas sobre música. Aquí los detalles de los lugares donde se celebra.

Y he dejado para el final el evento primaveral por excelencia de Londres. La London Marathon es probablemente uno de los eventos que definen Londres. Ya debes saber que el “running” está de moda en Londres. A eso le añadimos que mucha gente lo hace como un “give back” para recaudar fondos para charities. Y encima de eso, puesto que a los londinenses no les gusta tomarse a si mimos muy en serio, la mayoría se disfrazan de las formas más ridículas posibles. Si vas a verla busca a los Elvis, los pitufos, las bailarinas con tutú (y bigote) y las hadas madrinas con barita mágica incluida. Y cómo no, Wally. Aquí puedes encontrar la información para disfrutarla desde fuera. Y para ir haciendo boca algunos enlaces a ediciones anteriores. Maratón 2012. Maratón 2011.

Bonus para banqueros: ¿hay que prohibirlos?

Los banqueros cobran demasiado dinero. Eso es lo que parece que la Unión Europea ha decidido y dicen que lo van a arreglar con la nueva ley que regula los bonus. Pero la verdad es que o no entienden el sistema financiero, o nos están tomando el pelo.

Escuchando el clamor de la población, los políticos europeos se han reunido para limitar el dinero extra que los banqueros pueden ganar a fin de año (los bonus).

Londres es casi el 40% del sector financiero europeo, el sector al que va dedicada esa ley, así que mandaron al ministro de finanzas George Osborne a bloquearla. Pero Osborne se quedó solo en la oposición y la ley siguió adelante en esa batalla contra los bonus.

Pero resulta que hacer leyes para limitar lo que los banqueros pueden cobrar en bonus es la medicina equivocada, igual que es equivocada la polémica en el mismísimo Reino Unido contra el banco RBS, banco nacionalizado, y que este año ha pagado bonus millonarios a pesar de tener pérdidas.

La verdad es que el RBS tuvo pérdidas sólo por una cuestión contable. En realidad este año han gastado menos dinero del que han ingresado. Así que a pesar de lo que diga la contabilidad, han tenido beneficios.

Pero el escándalo no se detuvo en esas nimiedades. El titular era demasiado jugoso para dejar que la realidad lo echara por tierra.

La ironía en todo esto es que los que más critican los bonus son los que más deberían apoyarlos. Cuando uno de estos banqueros que reciben bonus negocian sus contratos, dan por seguro que van a tener unos bonus suculentos. Por eso aceptan unos sueldos más bajos. Si el año no va bien no hay bonus, con lo que el banco se ahorra un montón de dinero en sueldos. Eso es lo que ha pasado este año en la mayoría de bancos, y en el pasado año, y el anterior.

Pero si el banquero sabe que por muy bien que haga su trabajo su bonus va a estar limitado por ley va a exigir un sueldo más elevado. Si las cosas no van bien no habrá tanta flexibilidad para reducir el salario. No parece que la ley europea sea terriblemente inteligente o efectiva. Lo sería si también limitara los sueldos, pero eso sería ilegal.

Los suizos, que en esto de dinero saben un rato, también creen que los banqueros cobran demasiado, pero ellos han buscado una solución totalmente distinta. En vez de limitar el porcentaje de bonus, lo que han hecho es darle el poder de decidir cuánto va a ser el bonus a los propietarios, a los accionistas. Porque los que deciden los bonus son los directivos, que se dan una palmada en la espalda y se reparten el dinero del banco. Ahora van a tener que pedirle permiso a los accionistas. Y quien mejor que los accionistas para decidir si sus trabajadores han merecido un dinerito extra por lo que han hecho con su empresa?

Precisamente desde hace un año los accionistas parece que han decidido tomar cartas en el asunto. Las noticias de reuniones de accionistas en las que se revelan contra sus empleados y bloquean los bonus se multiplican. Sin duda, ellos son los que tienen el conocimiento para mirar en las cuentas y decidir si la empresa va en la dirección correcta. Y si los directivos han decidido premiarse a sí mismos por un trabajo mal hecho, los accionistas tienen ahora el poder para negarse.

Parece que los suizos han entendido de qué va esto del capitalismo. En cambio la ley europea es inútil para controlar lo que los banqueros cobran. Da la sensación que los políticos que la apoyan no lo entienden, quieren mandarle un mensaje a Londres, o simplemente se han apuntado al carro del populismo inútil.

Claro, esto es lo que se ve desde la City. ¿Nos están tomando el pelo los políticos con una ley inútil o es que tantos años en la City han acabado con mi sentido común?

Nota: esa ley no me afecta, así que no tengo nada que perder si finalmente se aprueba.

Nota 2: Parece que con lo de Chipre la UE no ha dejado a nadie contento, cosa que tiene mérito. Y es la segunda decisión en temas económicos que toman últimamente.

MCM Comicon Londres 2012

Pocas ocasiones son tan importantes para el amante de los cómics y los videojuegos como cuando se viste de sus personaje favorito para reunirse con otros expertos en una convención. Es lo que popularmente se llama “Comicon”. Este fin de semana se celebró una en Londres, y allí estaba yo, cámara en mano, para captar el ambiente en primera persona.

Una de las principales características de Londres es la mezcla cultural. Se pueden encontrar los personajes más extraños, y nadie se para a mirar inquisitivamente o a apuntar con el dedo. Es algo de lo que hablamos a menudo en este blog. Mucha gente se siente atraída por ese aire de libertad individual. Este es el perfecto caldo de cultivo para organizar un “Comicon”, una convención de cómics. No vayamos a confundir esto con una feria o “exhibition”. La “exhibition” es donde una serie de empresas van a mostrar sus productos. La convención es donde los expertos o los “fans” van a reunirse.

MCM-Comicon_2012_London

Vista de la entrada, en un glorioso día de sol.

 

Uno de los puntos principales de estas “conventions” es que algunos de los asistentes se visten de su personaje favorito. Es lo que llaman “Cosplay”. En la parada de metro vi a una chica perfectamente caracterizada de un personaje de Anime. Lo sentí por ella porque en el tren se sentiría fuera de lugar. Cual fue mi sorpresa al entrar en el vagón y ver que los que iban vestidos en “Cosplay” ganaban por mayoría.

MCM-Comicon_2012_London-001

MCM-Comicon_2012_London-032

A Batman también le pesan los años

 

MCM-Comicon_2012_London-028

Incluso los más duros tiene derecho a un café.

 

Y eso era sólo el principio. Al llegar a Excel London, donde se celebraba el “Comicon” casi no había nadie vistiendo “normal”. Era como una inmensa fiesta de disfraces, pero con unos disfraces cuidados hasta el último detalle. Y además andaban por todas partes metidos totalmente en el personaje.

MCM-Comicon_2012_London-021

Este tipo medía por lo menos dos metros.

 

MCM-Comicon_2012_London-024

No falta ni un detalle

 

Mi zona favorita era donde los autores noveles y dibujantes mostraban al mundo sus talentos y sus mejores obras. El arte en cada uno de esos artistas era simplemente espectacular. Por cinco libras te hacían un retrato, pero uno de esos retratos de carboncillo que ves en la calle o una caricatura. Era un personaje de cómic a todo color, totalmente original. Daba ganas de contratarlos a todos para empezar una editorial. Pero me cuentan que el mundo del cómic no da para mucho. La mayoría de ellos eran estudiantes o lo compaginaban a duras penas con su “trabajo de día”. Superhéroes a su manera.

MCM-Comicon_2012_London-011

Impresionante lo que estos artistas pueden dibujar

 

MCM-Comicon_2012_London-010

Nuevos autores promocionando sus obras.

 

Admirando las caracterizaciones había algo que no podía evitar pensar: la mayoría de la gente en el Comicón no eran amantes de los gimnasios. La impresión es que su vida se desarrollaba en gran parte entre cuatro paredes.

MCM-Comicon_2012_London-006

Ni un sólo error. Tremendo.

 

MCM-Comicon_2012_London-013

De estos me llevé unos cuantos

Pero Comicón es su oportunidad para salir y mostrar orgullosamente su pasión. Lo que en otro ambiente sería objeto de burlas y bromas allí era objeto de admiración. En Comicón ser apasionado de los cómics y los videojuegos es “normal”.

MCM-Comicon_2012_London-004

Vista general.

 

MCM-Comicon_2012_London-003

¿Un soldado imperial y un Jedi hablando? Y Picachu parece estar metido en la pomada.

 

MCM-Comicon_2012_London-014

Había tanto que ver que casi llegaba a la saturación.

 

Uno no puede más que plantearse “qué es normal”. Sin duda en aquel ambiente un tipo en traje y corbata sería totalmente “anormal”. Aunque dudo que los que iban vestidos en cosplay lo miraran con ojos burlones o juzgándolo. Como es de esperar en un lugar con tantísima gente, me topé algunas veces con gente. Lo que me sorprendió es que su “sorry” no era como el de la City, era un “sorry” sincero. Les sabía mal haberme dado un golpe y querían disculparse. De verdad. Y cuando me paraba para dejar pasar a alguien, sus “thank yous” se notaban dichos con toda la intención.

MCM-Comicon_2012_London-027

Creo que me ha visto. Mejor me voy antes de que la cosa se ponga fea.

 

MCM-Comicon_2012_London-002

No importa lo que buscaras, seguro que estaba en algún sitio.

 

MCM-Comicon_2012_London-026

Estas dos muchachas parecían tener mucho éxito entre los expertos.

 

¿Será que tanto tiempo sintiéndose “anormal” les hace desarrollar un respeto especial por los otros? ¿Con qué derecho decide alguien lo que es “normal” y juzga en base a ello? ¿Y tu, eres normal?

MCM-Comicon_2012_London-030

Una caracterización así no se consigue en 20 minutos.

 

Si quieres ver más, algunas fotos se han quedado en el tintero. Aquí las tienes todas: Fotos MCM Comicon London 2012

Made in USA

El nacionalismo es el recurso más efectivo de los capitalistas para exprimir a los consumidores y sacar el ansiado margen. Ahora todos van cantando las excelencias de invertir en su país de origen, señal que la vaca del outsourcing ya no da más leche y confían que tu les vas a sacar del agujero.

Hace unos años todo CEO que se preciara se pagaba un fantástico viaje a China a costa de sus inversores y empleados para ir a buscar fábricas que pudieran fabricar lo mismo que hacían ellos pero a mucho menor precio. La mano de obra era tan barata, y el gobierno chino daba tantísimas facilidades que fabricar cualquier cosa, desde juguetes a ropa, salía muchísimo más barato en China, a pesar de tener que viajar medio mundo.

Los productores, tanto grandes como pequeños, pusieron de moda la palabra “outsourcing”, para decir de forma “business” que los trabajadores que habían ayudado a levantar la compañía eran despedidos y la producción se iba a China. El secreto de los bajos costes laborales en china era una economía en vías de desarrollo, unos trabajadores sin apenas derechos y unas condiciones de trabajo que podrían denominarse precarias, en el mejor de los casos.

Como siempre ocurre, la los salarios aumentaron el nivel de vida, los trabajadores empezaron a exigir derechos, vivienda, ropa de marca, bolsos, relojes. En resumen, la fuerza laboral barata promocionó a clase media: buenas noticias para la Economía china, malas noticias para los costes laborales. Los trabajadores chinos ya no están dispuestos a trabajar en según qué condiciones, hasta el punto que algunos han decidido volver a sus regiones de origen. Los avispados CEO que hicieron “outsourcing” con casi toda su producción pensaban que en un país con 1.200 millones de habitantes la mano de obra barata nunca se acabaría. Pero como pasa en la mayoría de países, sólo una parte se desarrolla. El resto se queda atrás. China ha llegado a su máximo de industrialización. Incluso las compañías chinas están haciendo outsourcing hacia el Sur-Este asiático.

A las compañías USA ahora no les sale a cuenta producir en China y repatriar los productos. Además la crisis ha golpeado sus mercados originales con tanta fuerza que los trabajadores están dispuestos a cualquier cosa a cambio de un empleo. Así que la nueva tendencia se llama “re-sourcing”, y consiste en repatriar parte de la producción que hace años se llevaron a China. Esto es una decisión exclusivamente económica, basada en costes y tiene como objetivo mejorar los márgenes.

Pero decir eso sería demasiada honestidad. A fin de disfrazar su monumental error de estrategia y encima conseguir rebajar los costes todavía más, lo mejor es utilizar el nacionalismo diciendo que viendo las dificultades provocadas por la crisis y que los productos hechos en USA son mejores han decidido abrir fábricas en USA de nuevo. Así es como ha surgido el “Made in USA”, como respuesta al “Made in China”. Los trabajadores americanos, llenos de fervor nacionalista, han decidido olvidar como esas compañías les traicionaron hace años y ahora quieren ayudarles a demostrar que los trabajadores americanos son mucho mejore que los chinos, y que pueden cobrar incluso menos que ellos. Y los consumidores americanos están dispuestos a comprar esos productos “Made in USA” no porque su calidad, no por su precio, sino porque son del país.

Y así es como los Capitalistas una vez más utilizan el nacionalismo para aprovecharse de la fuerza laboral. Porque saben que cuando la estrategia sale mal, este es un truco que siempre resulta.

Feliz Año Nuevo

Efectivamente, una de las ventajas de vivir en Londres es que con tantas culturas distintas siempre se puede empezar un año nuevo, con nuevas promesas.

Es cierto que llego con algo de retraso, pero la efeméride bien vale la pena. La semana pasada fue el año nuevo chino. Y este no es cualquier año, es nada menos que el año del Dragón, el más importante de todos los símbolos. El domingo pasado se celebró la fiesta en el centro de Londres, y mañana tendrás aquí, en Un Mundo Perplejo, las fotos del acontecimiento.

2012Dragon

Pero no es esta la razón de este artículo, sino para actualizarte sobre lo que está pasando en el blog.

Primero de todo, finalmente he actualizado la lista de comentaristas, que puedes ver en la columna de la derecha. Como ya dije hace algún tiempo, los comentarios son parte imprescindible del blog, y la gente que comenta es también parte del blog. Así que si comentas más de dos veces en los últimos dos meses tu nombre va a aparecer en los “créditos”, como comentarista oficial de Un Mundo Perplejo.

Últimamente he hecho algunos artículos tras preguntas de gente como tu que lee el blog al otro lado de la pantalla. Luego se sorprenden que su pregunta acabe respondida. ¿Por qué? me pregunto yo. Este es un blog con vocación de servicio púbico, así que si tu preguntas, yo hago lo posible por responder. Si tienes una pregunta, una duda, quieres hacer un comentario o lo que sea, sólo tienes que mandarme un correo a sirventes (arroba) un mundoperplejo.com con el encabezado “Pregunta Un Mundo Perplejo”, o contactarme por Twitter.

Y esto es todo lo que tenía por decir hoy. El año del Dragón se presenta cargadito, empezando mañana con las fotos de la celebración del Año Nuevo en el centro de Londres, y siguiendo con la finalización del viaje a Ámsterdam, el retiro meditacional, el viaje de guiri por España, los Juegos Olímpicos, el 60 aniversario de la llegada al trono de la Reina, el año Dickens, la operación madriguera, y muchas otras cosas que van a suceder. Y ojo, eso no lo digo por decir. Recuerda mis palabras, porque va a ser así, empezando mañana.

¿Los Mercados manipulan la Democracia?

Dos gobiernos elegidos democráticamente por el Pueblo, Grecia e Italia, han caido en los últimos dias, y todo por la presión de los Mercados. ¿Los Mercados han acabado con la soberanía popular? ¿El Capitalismo ha secuestrado nuestras Libertades?

La posición de Un Mundo Perplejo es que no hay crisis, que esta es la situación natural del mundo “desarrollado” de ahora en adelante, pero como parece que la gente se obstina en seguir hablando de Crisis, mi obligación es reportar sobre ella, a la espera qeu mi punto de vista se generalice.

El problema de la crisis es el cr’edito. Si tu quieres una nueva TV de pantalla plana y no tienes suficiente dinero puedes decidir no comprarla, o puedes pedir un crédito. El banco te va a pedir una serie de datos y en base a ellos decidirán la probabilidad de que devuelvas el dinero. Si el riesgo de que no lo devuelvas es demasiado alto no te conceden el crédito. Los paises no van al banco, sino que anuncian que necesitan dinero. Los inversores (el Mercado) analiza cual es la probabilidad de que devuelvan el dinero. Si deciden dárselo ponen un precio, un interés. El interés mide el riesgo de no devolver el crédito. A más riesgo, más interés.

Grecia lleva ya un tiempo en boca de todos por la crisis en la que está sumida. Muchos le echan la culpa al Euro, pero la economía griega estaba en mal estado ya antes del Euro. Lo que ha cambiado es que ahora Europa le ha echado un cable, no como antes, que les dejaban a su suerte. La condición es que controlen la cantidad de dinero que deben. Porque el problema del crédito es que hay que pagarlo, y si no tienen dinero, caerán en bancarrota.

Dónde está el problema? En que el gobierno griego estaba usando crédito para pagar servicios para los griegos y así les seguían votando. Cuando el gobierno anuncia que se han acabado los regalos los griegos se revelan, el gobierno no puede mantenerse en pié y el presidente dimite. ¿Han sido los mercados quienes han tumbado el gobierno? No, han sido las huelgas generales.

En Italia el riesgo se dispara porque el Mercado no confía en el gobierno, pero el gobierno sigue pidiendo dinero. Con el riesgo en ascenso la probabilidad de que el país entre en bancarrota es real, y el gobierno elegido democráticamente cae. Nadie le dijo al gobierno que pidiera dinero. Luego resulta que no tiene suficiente dinero para devolver el crédito porque no hizo las previsiones correctamente. ¿Y la culpa es de los Mercados?

Los Mercados no quieren que las cosas se solucionen. Lo que quieren es que siga la incerteza, que haya volatilidad, que los paises salgan del Euro. Ya se sabe que a rio revuelto, ganancia de pescadores. Lo que las dimisiones buscan es acabar con el riesgo, restaurar la estabilidad, que es lo opuesto de lo que quieren los Mercados. Las dimisiones son el último servicio de los gobiernos electos a sus electores: salvarlos de una segura bancarrota provocada por ser irresponsables e hipotecar el futuro del país y dárselo a unos inversores sin alma cuyo único objetivo es escurrir hasta el último céntimo de sus víctimas. Y nosotros nos vamos quejando que esos irresponsables ya no gobiernan. Cada país tiene el gobierno que merece, excepto cuando dimite.

Half term

Esta semana los autobuses, el metro, los trenes, están extrañamente vacios. Es “half term”, vacaciones en las escuelas, y a los padres no les toca más remedio que hacer vacaciones también.

El periodo escolar en Inglaterra se divide en tres “terms”: de verano a navidad, de navidad a Semana Santa, y de Semana Santa a verano. Cada uno de esos “terms” está separado por vacaciones, pero durante el term también hay una semana de vacaciones. Es lo que llaman “Half Term”, y ahora es el “half term” de Otoño.

Lo que eso significa es que los padres que normalmente llevan a los niños a la escuela por la mañana, se van a trabajar, y los recogen por la tarde ya no lo pueden hacer porque ahora no hay donde dejarlos. Con los niños correteando por la casa los padres deciden tomar una semana de vacaciones. Les guste o no. Porque la escuela, cuya función principal es la de mantener a los niños ocupados durante el día, está cerrada.

Puesto que esto es algo general, hay muchas instituciones, organizaciones, ayuntamientos que organizan eventos aprovechando estos días. Incluso este año el National Trust, una ONG que se dedica a cuidar monumentos, jardines y bosques ha organizado su primer “Walking Festival”, o festival de paseos, con más de 1000 eventos por toda la geografía.

Todos estos eventos facilitan que las familias puedan pasar tiempo juntos, lo que se llama “quality time”. Es decir, eventos para que los niños corran, griten, se caigan, se ensucien y quemen toda esa energía que tienen a fin de que cuando lleguen a casa estén cansados y se quieran ir a dormir, en vez de dar la lata hasta las tantas de la noche.

Para los que nos quedamos trabajando significa que la mitad de la gente desaparece. No se pueden hacer reuniones con decisiones porque parte de la gente no está. No puedes terminar proyectos porque alguien en la cadena de decisión estará pasando “quality time” con sus hijos en algún parque temático.

Así que lo mejor que puedes hacer es relajarte, disfrutar de la paz y prepararte para la semana que viene cuando todo el mundo vuelva con prisas porque han perdido una semana y el trabajo no toma vacaciones.