El parque de la barrera del Támesis

Gran parte de la zona central de Londres podría acabar sumergida bajo las aguas del Támesis. Si no fuera porque la defiende una maravilla de la ingeniería.

Thames Barrier VII

Era 5 de Diciembre de 2013. El Reino Unido estaba soportando una de las mayores tormentas de los últimos cincuenta años. Los fuertes vientos que descendían por el Mar del Norte empujaban el agua contra la costa Este inglesa. Y eso ponía a Londres en peligro.

Parte del río Támesis es un “tidal river”. Eso significa que la marea empuja agua de mar contra el cabal del río. Concretamente el agua de mar se remonta 100 de los 340 Km del Támesis, hasta Teddington, atravesando Londres. Esto ocurre dos veces al día. La marea alta trae las aguas fangosas del estuario, y al retirarse deja paso al caudal limpio que viene de la parte alta del río.

El cinco de Diciembre de 2013 partes de la costa Este estaban viendo las mayores subidas del nivel del mar desde 1953. La combinación de la tormenta y la marea levantó el nivel del mar un metro por encima del nivel habitual en el estuario del Támesis, y se dirigía hacia Londres en la oscuridad de la noche. Al paso por Londres el Támesis está enlatado por los diques construidos a cada orilla, con lo que un metro en el estuario podrían ser varios metros en Londres amenazando con desbordarse como pasó en las desastrosas inundaciones de 1953.

Pero al llegar a Woolich, al Este de Londres, la marea se encontró bloqueada por la imponente Barrera del Támesis, una maravilla de la ingeniería con compuertas de acero que se cierran para controlar los caprichos del río. La Barrera del Támesis había salvado Londres. Fue la primera de 50 veces en que la barrera se cerró en el Invierno 2013-2014, el mayor número desde su construcción. En Febrero se cerró 20 mareas consecutivas, el mayor número consecutivo. Se cerró más veces en Febrero (28 cierres) que en ningún otro invierno entero. El 20 de Febrero el volumen de agua empujado por la marea al pasar por Londres fue el mayor desde la construcción de la barrera, y el 5 de Diciembre fue la subida más elevada en metros.

En el Invierno récord de 2013-2014 la Barrera del Támesis evitó que Londres quedara bajo las aguas.

Thames Barrier III

Te preguntarás quienes fueron los genios que decidieron poner la ciudad en un lugar tan peligroso. Fueron los romanos, y ellos eran ciertamente unos genios en escoger lugares. Ellos escogieron el lugar donde hoy está el London Bridge para construir el primer puente sobre el Támesis porque era el lugar menos profundo, la orilla Norte estaba ligeramente elevada con lo que podían construir un fuerte protegido del río.

Thames Barrier II

Pero con el tiempo Londres se ha expandido al sur, una zona de marismas facilmente inundable, al Este, donde el terreno es tan plano que el río hace un enorme meandro, y a Westminster, una zona de islas atravesada por pequeños ríos. Eso significa que Londres tiene una gran superficie inundable. Si te fijas en el plano, la City, el lugar original que los romanos escogieron, es casi el único lugar a orillas del río que no es inundable.

En 1953 una gran inundación provocada por el desbordamiento del Támesis encendió la alarma: Londres era vulnerable. La famosa canción de The Clash “London Calling” de 1979 recoge la preocupación de la gente en uno de sus versos: “London is drawning and I live by the river” (Londres se ahoga).

DSC_3713

En 1974 se decidió construir la Barrera del Támesis para proteger Londres, y entró en funcionamiento en 1982. Desde entonces el Invierno de 2013-2014 ha sido con diferencia el que ha habido más uso de la barrera.

Thames Barrier I

El parque de la Barrera del Támesis está junto a la Barrera, en la orilla Norte. No se puede comparar con los grandes parques de Londres. Es más bien pequeñito, con una buena selección de flores, como es habitual en los parques ingleses, y mucha hierba para que niños y no tan niños jueguen.

Thames Barrier V

Llegar no es fácil. Está muy al Este de Londres, casi llegando al City Airport, y se accede con coche o DLR (parada de Ponton Dock). Pero vale la pena que te acerques si te gustan los paisajes post-industriales. En la lejanía todavía se puede ver una antigua fábrica de papel. Y esta zona está en proceso de recuperación, con el aeropuerto, el centro de Exibiciones Excel y pronto un nuevo túnel bajo el Támesis.

Thames Barrier VI

Y por supuesto, vale la pena para disfrutar de las vistas sobre el río y la imponente mirada de la Barrera del Támesis, la impresionante obra de ingeniería que protege Londres.

Thames Barrier IV

Que hacer en Londres: pasar el día en Kew Gardens

En Inglaterra la jardinería es más que un hobby, y si hablamos de jardines nada supera al Jardín Botánico Real de Kew. Aunque está un poco alejado del centro se puede llegar en metro y es imprescindible si te gustan los jardines o la realeza.

Kew_Gardens-005

Kew_Gardens-004

Para los ingleses una casa con jardín no es un lujo, es casi un derecho. Es habitual que la gente pase los domingos en su jardincito plantando bulbos, podando arbustos, limpiando malas hierbas. Y no les importa tener que vivir lejos del centro y sufrir inacabables horas para ir a trabajar. En Primavera hay concursos vecinales para ver quien tiene los mejores jardines o quien ha puesto las flores más bonitas en la fachada y los programas de TV de botánica son tan o más populares que los de cocina o bricolaje.

Kew_Gardens-013

Kew_Gardens-011

Kew_Gardens-009

Esta tradición de jardines llega a su máxima expresión en el Jardín Botánico Real de Kew al Oeste de Londres, enclavado en una de las zonas más preferentes de la ciudad, y justo al lado del rio. Originalmente era parte del patrimonio de la corona inglesa, quien entregó su propiedad para el disfrute del Pueblo.

Kew_Gardens-020

Kew_Gardens-022

En el tema de jardines los ingleses son diferentes. En el Continente, los grandes jardines reales en Francia, Alemania, Austria, España o Italia son una demostración del dominio del Hombre sobre la naturaleza, simétricos, cuadriculados, imposibles. En Inglaterra el jardín es una visión idealizada del paisaje natural donde la mano del Hombre busca manipular, pero en ningún caso crear algo nuevo. Es algo que se ve claramente en Kew, donde los caminos son ondulantes, los árboles crecen aquí y allá, y los arbustos con flores parecen no seguir una disposición ordenada.

Kew_Gardens-008

Kew_Gardens-017

Como todo jardín botánico, Kew tiene sus invernaderos, como el “Palm House”, donde crecen palmeras tropicales. Dicen que es la estructura victoriana de hierro y cristal más antigua todavía en pié. Hay otros invernaderos más pequeños como el de los nenúfares o las orquídeas.

Kew_Gardens-024

Kew_Gardens-012

Kew_Gardens-023

Y si hablamos de cultura inglesa no puede faltar su excentricidad. En el lado más Occidental del parque está la famosa pagoda, un edificio de estilo oriental que de Pagoda sólo tiene el aspecto. Por dentro está toatalmente vacia. Fue uno de esos caprichos de realeza, impresionado por las estructuras orientales quiso tener una en su jardín. ¿Por que no?

Kew_Gardens-016

Es tradicional hacer picnics en los parques de Londres, y Kew Gardens no son una excepción. Sentarse bajo un árbol en flor en estos jardines reales es como difrutar de tu propio jardín.

Kew_Gardens-018

Kew_Gardens-001

Kew es grandísimo. Hay de sobras para pasar un día entero, y si bien es cierto que hay que pagar para entrar, la visita es más que recomendable en cualquier momento del año.

Kew_Gardens-010

Kew_Gardens-002

Así que si buscas hacer algo distinto o salir del típico Hyde Park o Green Park, no dudes en visitar Kew.

Kew_Gardens-003

Kew_Gardens-007

Tomar el sol en Londres: Primrose Hill

El sol no es algo habitual en Londres. Cuando aparece todo el mundo se lanza a alguno de los numerosos parques  de la ciudad. Tanto si vives en Londres como si estás de visita, el picnic en el parque es una cita inexcusable.

Seguro que has escuchado múltiples historias sobre el mal tiempo en Londres. Y seamos sinceros, lo más seguro es que sean ciertas. Por eso, al menor indicio de sol, los londinenses salen a la calle.

Primrose Hill I

La mejor manera de disfrutar de un día soleado es un picnic en el parque. Para ello no hace falta prepararse mucho. De hecho, la mayoría de veces es un plan improvisado ya que en Londres como en muchos otros lugares, las previsiones del tiempo tienen muy poca credibilidad. Lo más habitual es correr hacia el supermercado más cercano, llenar la cesta de la compra y marcharse al parque.

Shopping

Las opciones de parque son numerosas. Hyde Park está frecuentado por familias. Regents Park es el parque de la clase alta. Primorose Hill está siempre lleno de gente cool.

Park chess

Primrose Hill tiene la ventaja de estar a tiro de piedra de Camden Town, lo que lo convierte en el parque del barrio.

SG1S4629

Green Primrose Hill

Está situado inmediatamente al Norte de Regents Park. Como su nombre indica, se trata de una pequeña colina que permite tener vistas panorámicas sobre Londres, algo poco habitual.

Views from Primrose Hill

Down from Primrose Hill

Una vez encuentras un lugar donde sentarte extiendes una manta o un tapete, por si acaso la hierba todavía está húmeda por una lluvia reciente. Es hora de abrir la comida, que deberá ser equilibrada y sana, incluyendo “humus”, que podrás complementar con cantidades abundantes de pan. Si es verano (algo recomendable), también serán imprescindibles las fresas, a poder ser producidas en Kent.

Park food

Esto es Londres, con lo que tampoco estará de más llevarte unas latas de cerveza, puesto que ya sea en el pub, en el jardín de la cerveza o en el parque, la cerveza es indispensable. Si eres mujer, también tienes la opción de llevarte vino blanco o espumoso.

Park Beer

Y eso es todo, simplemente deja el día pasar, haciendo lo que quieras, porque no es cierto que Londres nunca se detenga. Por lo menos no cuando hace sol.

relax

Pincha en el mapa para ver la localización exacta.


Ver el mapa Que hacer en Londres en tamaño grande

Greenwich (hora 0) (longitud 0)

Aunque alejado de los circuitos principales en en centro de la ciudad, el observatorio de Greenwich es de visita obligada, porque Greenwich está exactamente en el punto donde la Tierra se divide entre Este y Oeste. Bueno, de hecho es al revés.

Greenwich Observatory

Encaramado a un pequeño montículo en medio del parque de Greenwich está el Observatorio Real de Greenwich, construido en 1675 para albergar un telescopio y trabajos cartográficos de las estrellas. También fue utilizado para calcular la hora, albergando los relojes más exactos de su tiempo.

La razón por la cual el observatorio pasó a formar parte de todos los libros de turismo (y de historia) es el meridiano. Se trata de una línea imaginaria de Norte a Sur que los científicos del observatorio utilizaban como punto de referencia para describir la localización de las estrellas, crear mapas y saber la hora exacta.

Desde 1884 esa línea imaginaria pasó a ser utilizada mundialmente, con lo que el Meridiano de Greenwich pasó a ser el Meridiano 0: a un lado el Este, al otro el Oeste. Por eso se dice que Asia está en el Este y América en el Oeste. Además el meridiano se usa también como hora 0. Para saber la hora que debes sumar o restar la diferencia horaria con Greenwich. Por ejemplo, en Francia la hora es Greenwich Mean Time +1, GMT+1 (el horario de verano es GMT+2) es decir que es una hora más que en Greenwich.

Prime Meridian

La visita al observatorio es fascinante, y muy recomendable. Pero si no te interesa todo este tema cultural o simplemente no tienes tiempo, ve directamente al patio interior donde podrás ver el meridiano de Greenwich en el suelo y podrás sacarte una fotografía con un los pies a ambos lados de la linea, con lo que tendrás un pié en el Este y otro en el Oeste. Normalmente hay cola para sacarse tan importante fotografía.

Queuing for pictures

Lo curioso es que a veces la cola es para tener el observatorio a la espalda, con la placa conmemorativa del meridiano. En otras, como puedes ver en la foto es para posar ante la escultura que señala el meridiano. Yo particularmente prefiero la de la placa, pero mejor que te saques ambas, ya que estás ahí.

Stay on latitude 0


View Que hacer en Londres in a larger map