El cementerio de “Cross Bones”

Londres tiene muchos rincones sorprendentes. Uno de ellos es un cementerio junto al Borough Market. Un cementerio que no tiene nada de corriente.

Esta es la entrada a la Red Cross Street, vista desde Union Street, en el barrio londinense de Southwark. Una calle sin nada que atraiga la atención.

Según se entra, a mano izquierda, hay un solar cerrado por una valla de madera y otra de metal, todo de lo más corriente. Pero este solar no tiene nada de corriente.

Al acercarte a la valla algo te llama la atención: está cubierta por todo tipo de amuletos, mensajes, juguetes infantiles, lazos… Y en el centro de todo, una placa dedicada a “The Outcast Dead RIP” (Los muertos marginados, Descansen En Paz).

La autoridad del transporte de Londres (TFL) es la propietaria del lugar. A principios de los años 90 quisieron hacer un acceso para la Jubilee line, que corre justo por debajo. Se sabía que el lugar había sido utilizado por más de 600 años como cementerio. En las excavaciones que llevaron a cabo, aparte de una enorme fosa común, encontraron 148 tumbas, mayoritariamente de bebés recién nacidos, niños menores de una año y mujeres.

Para entender el origen hay que remontarse a la Edad Media. Por aquel entonces el barrio de Southwark era una población independiente de Londres que había surgido al sur del Puente de Londres. Esta zona no dependía de Londres sinó del Obispo de Winchester, cuyo obispado estaba algunas millas al Sur. En contraste con la City de Londres, las leyes aquí eran, por así decirlo, algo más laxas. Se convirtió en el lugar perfecto para ladrones, jugadores, prostitutas, actores y otras gentes de mala reputación.

Al Obispo todo esto ya le iba bien y se llenaba el bolsillo cobrando impuestos. El Borough Market era uno de los negocios más prósperos del lugar. Otro era la prostitución.

Pensarás que al Obispo eso de tener el oficio más antiguo del mundo en su obispado no le hacía ninguna gracia. Al contrario. No sólo permitía la prostitución sino que además cobraba impuestos a los burdeles. A las prostitutas que trabajaban en Borough se las llamaba “Winchester Geese” (las gansas del obispo de Winchester).

Cobrarles impuestos era una cosa, pero ir al Cielo era otra muy distinta. Las prostitutas eran pecadoras, y como tales no tenían derecho a un entierro cristiano. Al morir eran echadas sin contemplaciones en una fosa común en tierra no consagrada para que sus almas se pudrieran en el infierno durante toda la Eternidad junto con otros marginados. Y ahí terminaban también sus hijos quienes habiendo nacido en semejante situación y dadas las miserables condiciones higiénicas de la zona, tenían muy pocas posibilidades de sobrevivir.

Cuando TFL intentó construir en la zona se levantó una campaña ciudadana para proteger el lugar. Se convirtió en un lugar simbólico para los marginados, las víctimas de la sociedad, aquellos que son usados y luego abandonados, y sobretodo en un lugar de reivindicación de la figura de la mujer. Cada día 23 se celebra una vigilia en memoria de las almas allí enterradas.

¿Qué hay de cierto en todo esto? Numerosos historiadores rechazan la idea que esta fuera una fosa común sin consagrar, y que sea el lugar donde descansan los huesos de las “Winchester Geese” o de los hijos que tuvieron y que no pudieron sobrevivir haber nacido en semejantes condiciones. Los hechos son que este era un lugar utilizado por la Parroquia de St. Saviour como espacio extra para enterrar a los muertos que no enterraban en el cementerio oficial. Y que esta era la parroquia donde estaba el palacio del Obispo de Winchester. Y que en las excavaciones encontraron cuerpos amontonados unos sobre otros, confirmando la razón de su cierre en 1853: el lugar estaba saturado de cadáveres (literalmente).

¿Hechos o leyenda? La construcción en el solar está completamente parada, y hay mucha gente que va a seguir luchando por hacer conservar este lugar como símbolo de la discriminación de la Mujer en la Sociedad. Creerlo o no, depende de ti.

Patinar sobre hielo en Londres Navidad 2013

Una de las actividades que nadie puede perderse en Navidad en Londres es ir a patinar. Aquí te traigo un pequeño listado de mis favoritas.

Las pistas de hielo son muy populares en Londres en Invierno y uno de mis cuatro actividades imprescindibles en Londres en Navidad. Aquí no hace ni mucho menos suficiente frío como para que el hielo se mantenga de forma natural durante tantos días, así que estas pistas se mantienen de forma artificial.

En la década de 1680 si habían pistas naturales, cuando el río Támesis se heló durante la “pequeña glaciación”. Esto ya no ocurre hoy, pero aún así, tiene su encanto ir a patinar sobre hielo al aire libre en invierno. Así que aprovechando que todas las pistas están ya abiertas, aquí tienes un listado.

Una cosa si debes saber antes de adentrarte en el mundo de las pistas de hielo londinenses. Su nombre en inglés es “ice rink”. No confundir con “ice ring”, que significa anillo o círculo de hielo. El nombre “rink” es de origen escocés y podría traducirse más o menos por “pista”.

Somerset Ice Rink

Skate at Somerset House

La Somerset House es un Palacio Neoclásico a orillas del río Támesis. En su patio interior, el mismo que se usa para la London Fahsion Week, en invierno instalan una pista de hielo al aire libre. ¿Has patinado alguna vez en un palacio? Y si vas de noche la iluminación es espectacular.

Tower of London Ice Rink

La Torre de Londres no necesita presentación. Es la fortaleza por excelencia, donde se guardan las Joyas de la Corona Inglesa y el lugar donde se encarcelaban a los traidores a la Corona.

El “ice rink” está nada menos que en el mismísimo foso defensivo. Mientras patinas puedes ver las inmensas murallas de la Torre. Simplemente espectacular.

Eso si, debes ir con un buen abrigo porque la pista está expuesta a la brisa del Támesis que es ligeramente fresquita en Invierno.

Broadgate Ice Rink

El Broadgate Estate es un conjunto de edificios de oficinas junto a la estación de Liverpool Street. En el centro hay una pequña plaza donde instalan cada año una pista de hielo.

Pero este año están en plenas reformas porque como ya comentamos, parte del Boradgate Estate está siendo reconstruido. Así que han movido la pista al Exchange Square.

No he podido ir a verla pero la mantengo entre mis favoritos porque es la pista que utilizan los tiburones de la City. Los puedes ver a todos tratando de impresionar a sus compañeros, demostrando lo mucho que saben. Así que cuando se caen es mucho más divertido. Más que para patinar, esta pista la recomiendo para ir a mirar.

Ice Rink Canary Wharf

Este es el segundo centro financiero de Londres, y al igual que todo su entorno, la pista de hielo trata de ser lo más lujoso de la ciudad. Puedes ir a patinar y para retomar fuerzas puedes hacer unos sorbos de “bubbly” en el Champagne bar.

Al igual que en Boradgate, vale la pena ver los esfuerzos de los patinadores en el “lunch break”.

Eyeskate

Esta es la pista justo al pie del London Eye. El nombre es… bueno, dejaré que seas tu quien decida sobre el nombre. La pista es más bien pequeña, pero tiene la particularidad que es un circuito. Y claro, el máximo atractivo es que puedes ver desde ella los que son probablemnte los simbolos más conocidos de Londres: el London Eye directamente sobre tu cabeza y el Big Ben al otro lado del río.

Aparte de estas hay otras dos pistas. Una junto al Museo Natural, y otra en Hampton Court (abre el 30 de Noviembre), uno de los palacios de Henry VIII. Pero debo admitir, para mi vergüenza, que aunque conozco bien los dos edificios, no he visto nunca las pistas de hielo. Así que como es lógico, no puedo recomendarlos.

Y finalmente la pista en el Winter Wonderland, el mercado navideño de tipo alemán que organizan en Hyde Park. La pista es la más grande de UK, pero creo que le falta algo de encanto. Pero claro, esa es mi opinión.

Escoge la pista que quieras, pero no dejes pasar la oportunidad de patinar en Londres por Navidad. Y si ya lo has hecho, ¿cual es tu favorita?

Que es un “pop up”

A los londinenses les encanta salir a comprar y a divertirse, y les encanta lo nuevo y lo original. Los “pop-up” tienen todo esto y mucho más, por eso son de lo más trendy en Londres.

Lo que convierte a Londres en una de las mejores ciudades del mundo es su escena cultural y de ocio. Y los londinenses no esperan menos que lo mejor. Aquí sirve el “más de lo mismo” porque los londinenses son exigentes.

Los que vivimos en Londres tenemos unos cuantos lugares favoritos que podemos recomendar y estamos seguros que quedaremos bien. No es que tenga un gran mérito: hablando con los amigos, en el trabajo, probando sitios te vas enterando de algunos y con el tiempo, aunque no lo intentes, acabas conociendo algunos de los mejores.

El mérito está en conocer los buenos sitios antes de que se hagan famosos. Ahí es donde demuestras tu conocimiento de Londres. No hay nada que que haga sentir mejor a un londinense que descubrir una nueva tienda, un nuevo restaurante, un nueva sala de arte, pero sobretodo que sea distinto, original, de calidad y evidentemente que le sea útil para ir de compras o divertirse.

Entonces imagínate lo que puede significar conocer un lugar que ni siquiera existe.

Street food pop-up market I

Un pop-up es un lugar que aparece de la nada. Eso es lo que significa “pop-up”. Utilizan lugares improvisados, tiendas vacías, o los espacios “pop-up”, que son espacios vacíos que puedes alquilar por unos días. Y puede ser absolutamente cualquier cosa: un restaurante, un café, un pub, un mercado, un cine, una tienda… lo que te imagines.

El otro ingrediente es que es temporal. Pueden durar un mes, una semana o a veces abren sólo por un día. Lo utilizan para liquidar stock, presentar nuevos productos, probar nuevos conceptos, generar interés sobre algo, o simplemente una celebración.

Street food pop-up market II

Tu dirás que esto es simplemente un lugar temporal, como los ha habido siempre. Cierto. Pero es que el “pop-up” no es sólo un espacio temporal. Es todo un concepto. Es la esencia de lo innovador, lo original, “el cutting edge” (“cutting edge” es otra forma de decir que algo es muy original e innovador).

Street food pop-up market III

Así que ahí llega un pop-up. Puede ser de una marca muy conocida, o un chef famoso,  y ahí está durante unos días, quizás unas semanas, y luego desaparece. Si no te enteras a tiempo, te lo pierdes.

¿Qué puede ser más excitante que eso? Un lugar nuevo, experimental, temporal, y exclusivo, porque a menudo los pop-ups llegan sin apenas publicidad. Si te enteras es porque estás bien conectado. Y si no, tendrás que esperar a que te lo cuenten.

Street food pop-up market IV

Nota: las fotos del post son de un mercado “street food pop-up” de comida asiática. Street food y pop-up. No se puede ser más trendy que eso.

Battersea Power Station: un símbolo de Londres

La han llamado la “catedral eléctrica”, la “ruina gloriosa”. Pronto estos apodos van a estar fuera de lugar porque la Battersea Power Station, uno de los símbolos más imponentes de Londres, va a sufrir una transformación completa.

Sunset Battersea I

La Battersea Power Station no está restaurada con la delicadeza del Big Ben. No tiene las formas redondeadas y agradables del London Eye. Tampoco la elegancia de Saint Paul’s ni el reluciente cristal y acero de los rascacielos de la City.

La Battersea Power Plant es un monstruo de ladrillo (el mayor edificio de ladrillo de Europa) coronado por cuatro enormes chimeneas blancas que llegan a los 100 metros de altura. Se diseñó con una función como objetivo: producir energía con la quema de carbón.

Sunset Battersea II

Cuando se inauguró en 1930 tenía una gran sala de turbinas donde se producía la electricidad con una chimenea a cada extremo. En 1950 se duplicó la capacidad con un edificio idéntico adyacente, dándole sus cuatro chimeneas características y su enormidad visual.

Quizás sea su ladrillo típicamente londinense o la torpe elegancia de sus formas lo que le da un atractivo perverso. Uno de sus muchos apodos es la “Catedral Eléctrica”. Y no anda muy desencaminado.

Sunset Battersea III

En 1930 Chelsea ya era el acaudalado barrio que es hoy. Sus habitantes, haciendo uso de sus buenas influencias, hicieron ver al gobierno que semejante monstruo de ladrillo estropearía sus vistas del río. Así que el arquitecto Giles Gilbert Scott, que era algo así como un arquitecto superstar en aquel tiempo por haber diseñado la catedral de Liverpool, fue llamado a consultas y se le encargó embellecer el exterior, hacerlo más “catedralicio”, por así decirlo.

Y parece que el truco funcionó porque la estación eléctrica de Battersea se convirtió en un símbolo de Londres casi de inmediato.

Sunset Battersea IV

El grupo británico Pink Floyd la convirtió en un icono musical al aparecer en la portada de su disco “Animals”, publicado en 1977. Y esta es la más famosa de sus apariciones culturales, pero ni mucho menos la única.

Con semejantes honores, y ya siendo un símbolo de Londres, en 1980 se la declaró edificio protegido. Eso significa que es ilegal derrumbarlo y que cualquier modificación debe respetar su aspecto exterior. En 1983, hace 30 años, el gobierno decidió cerrar la planta.

Sunset Battersea V

¿Qué hacer con ella? No podían tirarla al suelo porque estaba protegida y la presión social sería enorme. Pero su estado de ruina era tan avanzado que nadie quería poner el dinero para renovarla. Y ahí estaba la “glorious ruin”, la ruina gloriosa, siguiendo su lento declive, testimonio de la incapacidad de la iniciativa pública y privada para tomar una decisión.

Sunset Battersea VI

Pero esto se acabó. Tras muchos proyectos frustrados, la empresa malaya cuyo proyecto ganó el concurso para renovar Battersea va a empezar las obras en Octubre de 2013.

Sunset Battersea VII

Battersea volverá a la actividad. El mismo nombre, el mismo aspecto exterior, pero ya no será la misma. Un pedazo de Londres que desaparece para siempre.

Nota: Este artículo iba a aparecer el 8 de Junio de 2013.

Maratón de Londres 2013

El 21 de Abril se celebró en la edición 33 de la Maratón de Londres. Este reportaje llega ligeramente tarde, como la mayoría de los artículos del blog últimamente por razones que ahora mismo no vienen al caso.

DSC_6175

Porque lo que viene al caso es hablar de esos sufridos atletas que se lanzan a las calles londinenses a correr como si no hubiera mañana.

DSC_6181

Tras los tristes sucesos de la Maratón de Boston, la policía andaba algo más que en alerta. Pero dicen los que saben de estas cosas que 750.000 personas se echaron a la calle a animar a los corredores.

DSC_6190

Como siempre las vistas fueron espectaculares y había corredores de todos tipos y condiciones.

DSC_6199

DSC_6205

Evidentemente lo mejor de se espectador es ver a la gente que se disfraza como si correr una maratón no fuera suficiente, infligiendo algo más de dolor si es que cabe.

DSC_6215

Desgraciadamente este año no pude ver a ningún Elvis, pero los otros también valieron la pena.

DSC_6212

DSC_6216

Y si no has tenido suficiente con estas fotos, aquí tienes los reportajes de años anteriores.

Maratón de Londres 2012

Maratón de Londres 2011

Silicon Roundabout: el distrito tecnológico de Londres

Londres tiene su distrito tecnológico: el Silicon Roundabout. Justo donde termina el distrito financiero y empieza el distrito bohemio. Una mezcla entre negocio y creatividad en el corazón de Londres.

SG1S1867

Esta zona, el East End original, estuvo abandonada por mucho tiempo. Cuando las fábricas y almacenes que la poblaban en el siglo XIX empezaron a mudarse a zonas menos céntricas dejaron un montón de edificios en mal estado, calles estrechas y un barrio con no muy buena reputación.

SG1S1868

SG1S1138

Así que aprovechando los grandes espacios y los precios bajos de los almacenes semiabandonados los artistas empezaron a instalarse, convirtiendo la zona de Shoreditch en la zona más creativa de Londres.

SG1S1862

Con este ambiente creativo y también por los precios asequibles una serie de empresas de tecnología empezaron a instalarse. Moo.com, la revolucionaria empresa de tarjetas de visita fue la primera. La más conocida Last.fm. Pero hay muchas otras de menos impacto mediático que están teniendo gran éxito. Así que ahora toda empresa de tecnología que empieza (lo que se conoce como “startup”) tiene que tener en su tarjeta de visita una dirección en Shoreditch, y codearse a la hora de comer con artistas, emprendedores y gurús de la tecnología.

SG1S1149

Los restaurantes de moda, salas de arte, bares de copas se multiplican y el gobierno, feliz de subirse al carro de la moda tecnológica ha empezado un programa para atraer a grandes empresas de Internet como Google, Facebook, Microsoft, o Cisco. Las comparaciones con el Silicon Valley de California son inmediatas, y la prensa ya se ha encargado de hacerlas obvias, diciendo que esta zona es el Silicon Valley de Londres.

SG1S1170

Pero esto no es un valle. El centro neurálgico de todo este movimiento está en el cruce de las calles Old Street y City Road, como puedes ver en el mapa más abajo. En el centro de este cruce hay una rotonda horrenda, que parece estar a medio hacer (o a medio destruir).

SG1S1869

En inglés rotonda se llama “roundabout”, así que si al valle de California le llaman “Silicon Valley”, a la rotonda de Londres la han llamado “Silicon Roundabout”. La “rotonda de silicio”, y se han quedado tan contentos. Hay últimamete algún intento por popularizar el nombre “Tech City” o “Ciudad de la Tecnología”, pero teniendo en cuenta lo que le gusta a Londres los nombres graciosos, me parece que se va a quedar con “Silicon Roundabout”.

SG1S1161

Si estás por Londres no se te olvide visitar esta zona y pasear por sus calles llenas de viejos almacenes hoy restaurados para disfrute de los nuevos ricos creativos del distrito tecnológico londinense. Y cómo no, de los restaurante, como el “Fifteen” de Jamie Oliver o el mejor bocadillo vietnamita de Londres en Banh Mi 11 (Ojo, que se dice bang mi muoi mot).

[iframe width="600" height="350" src="https://maps.google.com/maps/ms?hl=en&ie=UTF8&oe=UTF8&msa=0&msid=210696301225029084105.00048b824558008dbf372&t=m&ll=51.52295,-0.085316&spn=0.037383,0.085831&z=13&output=embed"]

Fotos de Londres: niebla en el Támesis

La niebla es una imagen típica de Londres, y transforma lugares que conocemos en algo nuevo y misterioso. En estas fotos junto al Támesis puedes ver algunos de los lugares más famosos de Londres envuletos en la niebla.

DSC_5647

La niebla es muy común en Londres, pero es difícil de ver. A menudo cae a altas horas de la noche y se levanta con las primeras luces del día. De hecho mucha gente te dirá que en Londres no hay niebla. El día que tomé estas fotos en la oficina había gente que ni la había visto.

DSC_5648

Pero si estás cerca del río, la niebla es algo cotidiano. Empieza en el río y poco a poco se va adueñando de las partes bajas de la ciudad y todo el curso del río hacia el Oeste con un manto gris y silencioso. Por la mañana la niebla se desvanece. Si te levantas tarde te la pierdes. Si vives lejos del río ni siquiera existe.

DSC_5676

Pero a veces, como en estas fotos, la niebla es realmente intensa y dura hasta las horas en que Londres se despierta y la gente se va a trabajar.

DSC_5661

En este caso pude irme hasta el Southbank, un lugar que conozco bien, pero con la niebla parecía distinto. El London Eye, El Big Ben, Westminster Bridge, Waterloo Bridge, había desaparecido. No se podía ver ni al otro lado del río. A medida que vas andando en ese silencio gris pierdes la noción del espacio, y de repente aparecen el London Eye, Waterloo Bridge, Westminster Bridge, el Big Ben, y casi te sorprende que estén ahí.

DSC_5677

Voy a dejarte con estos momentos de niebla matinal, con la gente lentamente yendo a trabajar, y sobretodo con ese silencio denso, gris, misterioso y absolutamente fantástico. Por más días que pasen, Londres nunca deja de sorprender.

DSC_5673

DSC_5653

DSC_5663

DSC_5660

DSC_5706

DSC_5658

DSC_5698

DSC_5667

Dover, la puerta de Inglaterra

Visitar los acantilados blancos de Dover es la clave para entender la cultura inglesa y su personalidad. Y a través de los años han sido la clave de su independencia.

SG1S4488

Hoy en día la mayoría de viajeros llega a UK por aire o usando el túnel del Canal de la Mancha. Pero hasta no hace mucho el viaje se hacía por mar, y al igual que lo primero que el símbolo de USA es la estatua de la Libertad, el símbolo de Inglaterra son estos acantilados, una pared blanca que recorre casi ininterrumpidamente todo el sur de la isla desde su extremo más oriental al más occidental.

SG1S4619

Dice la leyenda que las legiones romanas intentaron en varias ocasiones invadir lo que ellos llamaban “Britannia”, pero la impenetrable muralla blanca coronada por hordas de bárbaros con aspecto poco amigable les echaron atrás. Julio César no aceptaba un no por respuesta y en el año 55 AC, tras navegar a lo largo de la costa en dirección Este, tratando de encontrar una apertura en los acantilados consiguió desembarcar en Deal, exactamente el 23 de Agosto. Julio César no conquistó la isla, sinó que estableció acuerdos comerciales, y no fue hasta el año 40 en que la conquista se produjo. Los acantilados protegieron Inglaterra del ejercito más temible del mundo antiguo. Sin ella quizás hoy los ingleses serían latinos, y de personalidad ligeramente distinta. Imagínate la trascendencia que han tenido los acantilados en la Historia mundial.

SG1S4377

Los romanos, que sabían mucho de defensa, identificaron Dover como un punto estratégico, y crearon el primer asentamiento militar, origen del castillo de Dover, para controlar el estrecho, además del faro del que todavía se conserva la parte inferior.

SG1S4411

Aparte de los romanos sólo el Normando William the Conqueror consiguió entrar en la isla con una fuerza invasora y lo hizo porque los británicos andaban en escaramuzas internas. Tras su victoria convirtió Dover en la puerta de Inglaterra, primero como puerta de amistad con sus primos Normandos en Francia, más tarde como defensa.

SG1S4498

Y la verdad es que con tan formidable defensa, Dover no ha visto muchas batallas. Una de las más legendarias fue durante la Segunda Guerra Mundial. Hitler quería invadir la isla, pero la invasión sería corta si no podía establecer una línea de avituallamientos. Era necesario que fuera en el lugar más cercano a Francia que tuviera un puerto natural. Y este lugar no era otro que Dover. Quien controlara Dover, el único resquicio en la inquebrantable muralla blanca, controlaría Inglaterra. Y Hitler no lo consiguió.

SG1S4457

SG1S4505

Sabemos bien de la actitud independiente de los ingleses, esa actitud que los hace ir siempre en contra de una unión política en Europa. Si no fuera por la defensa de los acantilados los ingleses habrían sido invasores e invadidos como todos los otros lugares de Europa y quizás compartirían más características culturales.

SG1S4512

SG1S4571

Así que si te preguntas por qué los ingleses son tan “diferentes”, los acantilados blancos de la isla-fortaleza son la respuesta. A ellos deben mucho de su personalidad. Y también de sus apodos.

SG1S4582

SG1S4581

El nombre antiguo por el que se conoce la isla es Albión, la Pérfida Albión como la llaman sus enemigos. Ese nombre de origen celta puede tener los significados de “blanco” o “montañas” pero en cualquier caso, se refieren a los acantilados que defienden la isla.

SG1S4559

SG1S4531

Todo inglés debe ver los acantilados blancos por lo menos una vez en lo que es casi un peregrinaje emocional, por lo que los “Langdon Cliffs” son una de las atracciones más visitadas del país.

SG1S4506

SG1S4516

Al visitarlos puedes ver que esta isla, de aspecto brusco e impenetrable esconde bellos y amables paisajes, y da gusto conocerla… si es que te dejan entrar.

SG1S4635

Mercados de Londres: Borough Market

El mejor y más famoso mercado de Londres es Borough Market, en el extremo sur de London Bridge. Es un mercado de productos frescos con una característica especial: sólo se vende la comida más exquisita. Y además también puedes encontrar el más delicioso “street food“. Si quieres saber qué es Borough Market, dónde está y qué puedes encontrar, aquí lo tienes todo.

SG1S5952

El Borough Market es un mercado de productos frescos, como fruta, verduras, carne, pescado o queso. En Londres este tipo de mercados no son frecuentes: la gente compra la comida en el supermercado. El Borough Market es lo más parecido a un típico mercado del Oeste de Europa que vas a encontrar en Londres.

SG1S1498

SG1S1491

Pero hay pequeñas diferencias. Aquí no hay pescaderas gritando que tienen la sardina muy fresca, ni clientes explicando a voz en grito la última gracia de sus niños. Hay a veces un tipo gritando “paella”, pero en general es todo más silencioso, más contenido, más… cómo lo diría… más inglés.

SG1S1511

La formas más fácil de llegar es dirigirse a la parada de London Bridge, ya sea en autobús o en el “tube”. Porque Borough Market está justo en la parte sur del famoso puente de Londres, donde ha habido un mercado durante los pasados 1000 años. Quizás incluso desde el tiempo de los romanos, cuando el puente de Londres original fue construido.

SG1S5959

SG1S6743

Las autoridades de la ciudad controlaban el comercio dentro de las murallas, así que los agricultores del sur y el sur-este de Inglaterra en vez de tratar de vender sus productos en la ciudad crearon un mercado informal en la puerta más concurrida de Londres, la del Puente de Londres, en plenas narices de las autoridades, pero donde no tenían ninguna potestad.

SG1S5929

SG1S6741

Cuando a mediados del siglo XVIII el gobierno decidió cerrarlo por los inmensos atascos que producía a la entrada del puente una serie de comerciantes compraron unos terrenos junto a la calle principal, dándole una posición estable y se convirtió en el mercado principal de Londres.

SG1S5930

SG1S1501

Pero los tiempos cambian, y con la llegada de los supermercados Borough Market cayó casi en el olvido. Para sobrevivir tenía que reinventarse y unos emprendedores en los años 90 tenían la receta perfecta: vender sólo comida exquisita. En aquel tiempo crecía en Londres un nuevo interés por la buena comida, fruto de la mezcla cultural en la City y que la gente con estilo y por qué no decirlo, cierto componente snob, quería desmarcarse de la típica comida inglesa y de su fama poco refinada. Nacieron así los “foodies”, los amantes del buen comer, para los que el Borough Market es su templo de peregrinación

SG1S1508

SG1S1517

Todo el mundo en Londres sabe que para comprar comida de calidad hay que ir a Borough Market. Allí encontraras las comidas más exquisitas para los paladares más exigentes. Hay muchos puestos franceses, italianos y españoles con productos típicos de su región. El mercado parece que se especializa en quesos y embutidos, con todo tipo de variedades y sabores, que es lo que se lleva hoy en día en las mesas de los londinenses con estilo. Y todo ello acompañado por aceites, vino, salsas, pan artesano y todo un abanico de productos exclusivos a un precio aceptablemente exagerado. Pero es que esto es Borough Market. Sólo se vende comida de calidad. Si quieres comida barata ya tienes el supermercado.

SG1S5969

SG1S5977

La oferta de Borough Market no se acaba en sus paradas. Alrededor ha crecido un ecosistema de restaurantes y tiendas tan exclusivos y refinados como los productos del mercado. Está el restaurante español de tapas Brindisa, para amantes de las tapas caras. La tienda de café Monmouth, donde venden (quizás) sea el mejor café de Londres. Una tienda de chocolate que se define como tienda de cacao. El pequeño bar de marisco Wright Brothers, heredero de la tradición londinense de comer ostras junto al río y que es el favorito de la City. O el takeaway de pescado mas solicitado de Londres.

SG1S5936

SG1S5945

Hayas comprado o no alguna de las “delicatessen” del mercado, no puedes marcharte sin  visitar las paradas de Street Food, en el Green Market, el más cercano a la catedral de Southwark. Allí encontrarás desde las típicas salchichas inglesas hasta delicias vegetarianas. Una vez tengas tu comida dirígete a los jardines de la catedral y sigue la tradición de echarte en la hierba a disfrutar de la buena comida.

Puedes visitar el mercado para comer de Lunes a Miércoles, y para comprar de Jueves a Sábado antes de las cinco.

SG1S1485

SG1S1526

Así es el Borough Market, el más exclusivo de los mercados londinenses, donde la gente va a comprar los tomates en Ferrari.

SG1S5983

La semana pasada, Febrero de 2013, el Príncipe Carlos fue a Borough Market a inaugurar la renovación, forzada por la construcción de un nuevo puente para el tren. Así que ahora ya puedes ir a ver el mercado a pleno funcionamiento.

Qué hacer en Navidad en Londres

Siempre hay algo interesante que hacer en Londres, y en Navidad la oferta es excepcional. Aquí te presento cuatro citas inexcusables para los Londinenses en Navidad.

Ir a ver el árbol de Navidad en Trafalgar Square y cantar villancicos

Como todas las plazas de pueblos y ciudades donde se celebra la Navidad, la plaza de Londres, que no es otra que Trafalgar Square se viste de Navidad. El caso de Londres es algo particular, porque la pieza central es un árbol de más de 20 metros. Es un regalo que cada año desde 1947 la ciudad noruega de Oslo a las gentes de Londres, como gratitud por la ayuda británica en la Segunda Guerra Mundial.

Trafalgar Square Christmas Tree

En torno al árbol se reúnen coros para cantar villancicos, y lo habitual es que el público se una en el canto. Si quieres aprender o practicar villancicos típicamente ingleses, las típicas Christmas Carols, esta es una cita que no te puedes perder. El programa de coros va de las 5pm a las 9pm. Aquí tienes más datos sobre las fechas y la Navidad en Trafalgar Square.

Ir al mercado de Navidad y beber “mulled wine”

Londres tenía una feria de Navidad sobre el río Támesis de los siglos 15 al 18. El clima en invierno era mucho más frío que lo que es habitual en estas latitudes (se le llama la “mini-glaciación”), y los arcos estrechos del antiguo puente de Londres ralentizaban la corriente del río hasta el punto que la superficie se helaba. Eso permitía organizar una feria con todo tipo de entretenimientos.

Winter Market Southbank

La heredera de aquella feria es el “Winter Festival” en el Southbank (en tierra firme). La atracción principal es el mercado, que es de inspiración alemana. Así que no encontrarás caza del zorro o peleas de osos como era tradicional en Londres. Lo que si encontrarás son tiendas artesanas, dulces, salchichas alemanas y “mulled wine”.

El “mulled wine” es vino tinto caliente mezclado con especias. Su origen es muy probablemente alemán, pero es de lo más tradicional en Londres. No te garantizo que te vaya a gustar, pero para un inglés, Navidad sin mulled wine no es navidad.

Otro mercado de inspiración alemana es el que se instala cada año en Hyde Park, mucho más grande que el del Southbank y con más atracciones, pero sin el encanto de estar junto al río.

Ir a patinar

Somerset Ice Rink

En ciudades de clima frío es tradicional ir a patinar en pistas al aire libre. Londres tiene pistas en todas partes, especialmente junto a edificios históricos o espectaculares. Las llaman “ice rinks”, y aquí tienes mis favoritos:

  • Somerset House (en la foto): gran pista en el patio de este palacio de 1551
  • La Torre de Londres: pista en el foso del castillo más importante de Inglaterra
  • London Eye: pequeña pista con vistas al London Eye y el Big Ben
  • Canary Wharf: entre rascacielos de cristal, con un aire a Nueva York
  • Broadgate Circus: en el corazón de la City, la pista preferida del centro financiero
  • National History Museum: junto al inmenso edificio del museo
  • Greenwich: Junto al impresionante museo marítimo
  • Hyde Park: en el winter Wonderland, la pista más grande de Londres

Christmas Shopping y ver las luces de Navidad

Oxford Circus Xmas Shopping

Ir de compras en Londres es algo habitual durante todo el año, pero el “Christmas Shopping” es algo que va más allá de las simples compras. Porque ¿qué sería de la Navidad sin los regalos? No vamos a entrar ahora en una de esas discusiones sobre la mercantilización del espíritu navideño. Es una tradición, y se puede disfrutar la iluminación navideña, las aglomeraciones, las colas, los niños superexcitados y la alegría festiva.

Oxford Street I

Los mejores lugares para disfrutar de la combinación shopping-luces son Oxford Street, Regent’s Street y la zona de Covent Garden, especialmente las callejuelas entre el mercado, Charing Cross y Shaftesbury Avenue, como Floral Street olas que rodean Six Dials.

Covent Garden Xmas

Espero que te haya gustado el paseo y no dudes en comentar si tienes intención de hacer alguna de las actividades o si tienes alguna favorita que no he añadido.