Pequeños esfuerzos que hacen un mundo mejor

Gracias por leer este humilde blog. Quisiera hacerte una pregunta. Qué pasaría si te diera un céntimo por leer este post, y tuvieras que entrar en cierta página web para recibirlo?

Probablemente ni te molestarías. Y si recibieras un céntimo por cada post que has leido hasta ahora en tu vida y tuvieras que ir a recoger tu premio a una gran superficie? Bueno, ahí ya quizás te lo plantearas.

Ahora supongamos que recibes un céntimo por cada post que se ha escrito en cualquier lengua, desde el primer post, y sobre cualquier tema. Eso si sería un cambio en tu vida. Cuántos pueden haber? Al parecer hay 14,2 millones de blogs, o sea que la cantidad podría ser superior a los 20, 30 o 40 millones de euros. O incluso más.

Sin duda que la primera pregunta te hace pensar que un céntimo no es nada. Aunque la última te hace ver que un céntimo, encima de otro, y encima de otro puede ser mucho dinero.

Del mismo modo, asegurarte de apagar todas las luces que no usas en la casa, o apagar las pantallas de los ordenadores en la oficina para que no se queden en “stand by” puede hacernos pensar que “no vamos a salvar el mundo”. Pero cuantos kilos de carbono se dejarían de emitir a la atmósfera si millones de personas hicieran estos pequeños esfuerzos cada día? Sería como dar un céntimo de tu dinero. No es un gran esfuerzo, pero es un gran beneficio para todo el planeta y para el futuro.

Es muy fácil decir que los políticos no hacen nada, que Bush tiene las manos atadas por las petroleras y no va a firmar el acuerdo de Kyoto, que los chinos son unos egoistas cuando dicen que ellos tienen derecho a contaminar igual que los otros paises han hecho hasta ahora. O incluso que de poco va a servir nuestro esfuerzo porque nadie va a hacer lo mismo. Esto no es un esfuerzo, es sólo fijarse un poco más al hacer las cosas. Y si en vez de ir diciendo que no sirve contamos a nuestros amigos y parientes lo que estamos haciendo, podemos cambiar algo.

Y ya sabemos que los políticos hacen cosas sólo si su sillón peligra. Ir a manifestarse a Davos no sirve de nada. Si mucha gente se conciencia en el uso responsable de la energía, al final van a reaccionar, ni que sea para hacer ver que entienden a la población.

El viernes fuí a una tienda donde venden bufandas, y la mujer estaba desesperada porque decía que no hay invierno. Resumo: una mujer que lleva una tienda de bufandas en el centro de Londres, en pleno mes de Enero, diciendo que no vende.

Algo está pasando y ya es hora de dejar de quejarse y actuar.

Qué fácil es hacerme feliz

Andaba yo tarde esta mañana, para no perder la costumbre. De una esquina literalmente salta una chica de unos 14 años que llegaba tarde a la escuela que hay cerca de mi casa.

Yo voy con mi cara de “llego tarde otra vez”. Ella me mira, me sonríe y se va zumbando. Y ya está. Me ha instalado la sonrisa en mi cara. Hoy va a ser un buen día.

Si es tan fácil hacerme feliz, entonces porque siempre llego al trabajo de mala leche? Es que a nadie le sobra una sonrisa o es que con la edad esa espontaneidad se pierde? Es Londres o es un virus global?