En el metro de Londres las embarazadas llevan distintivo

El complemento indispensable en la imagen de toda futura mamá en Londres es la chapa de “bebé a bordo”. Si no sabes por qué es imprescindible, es que no conoces uno de los rasgos más característicos de la cultura inglesa.

La buena educación es algo fundamental en Inglaterra. Es la base de lo que se conoce como “gentleman”. Y todo “gentleman” que merezca ser llamado así, al ver a una mujer embarazada se va a levantar de inmediato para cederle su asiento.

Pero hay algo que es todavía más importante que ser educado. Se trata de evitar situaciones embarazosas.

Tomemos por ejemplo a John, un “gentleman” londinense. Son las siete y media de la mañana y John está sentado en un tren de la Picadilly line leyendo las noticias en su dispositivo móvil. El tren se detiene y por la puerta aparece una mujer de barriga voluminosa. En un instante John se levanta de su asiento, se dirige a la mujer y le dice educadamente “please, take my seat”.

John ha mostrado su educación, esa que hace del mundo un lugar mejor. Pero hay un problema: la mujer no está embarazada. Al cederle su asiento lo que ha hecho no ha sido ser educado, sino simplemente llamarle “gorda”. Delante de todo el vagón lleno de “commuters”.

John no ha dicho que haya cedido su asiento porque la mujer tenga barriga, pero es tan claro que todo el mundo lo ha entendido así. La mujer ha sido insultada, John ha sido grosero y el vagón entero siente vergüenza. Es lo que podríamos llamar una situación embarazosa (el juego de palabras no es intencionado).

El inglés típico hará lo que sea para evitar una situación embarazosa, incluso si eso significa sacrificar la buena educación.

La consecuencia es que cuando una embarazada entra en el metro de repente todo el mundo está interesadísimo en su teléfono movil, en su periódico o le agarra un repentino ataque de sueño. Eso provoca una situación embarazosa: todo el mundo siente que la mujer está embarazada, pero nadie se atreve a dar el primer paso. Así que para evitar una situación embarazosa se crea otra situación embarazosa. Es catch 22.

¿Cómo asegurarse que la mujer está embarazada para poder tomar la decisión correcta?

La solución es que la embarazada se identifique como tal: la chapa del “baby on board”.

Baby on board batch

“Baby on board” significa “bebé a bordo”, como esos cartelitos en los coches. Al llevar la chapa bien visible, todo el que las vea podrá ser un “gentleman” sin miedo a generar ninguna situación embarazosa.

Es más, como las pre-mamás están orgullosas de serlo, se ponen la chapa incluso antes de que nadie puede intuir que están embarazadas, dando aún más oportunidades a los “gentlemen” para mostrar su galantería.

Pero cuidado: si el “gentleman” le ofrece el asiento a la embarazada y ella lo rechaza el “gentleman” puede ofenderse, creando otra situación embarazosa. Así que si es tu caso y alguien te ofrece un asiento, te sientas, aunque te bajes en la parada siguiente. Si llevas la chapa debes aceptar todas las muestras de educación con una sonrisa. Todo sea por evitar situaciones embarazosas.

Lo único que me queda por decir es que estas chapas no se consiguen en tiendas, de hecho ni siquiera se paga por ellas. Transport for London, la autoridad del transporte en Londres las envía gratis a las pre-mamás que lo solicitan. Aquí puedes ver cómo conseguir una si estás embarazada.

Nuevo miembro de Un Mundo Perplejo

Los bebés están de moda en Londres con el nacimiento del bebé Real este año. Para poderte dar información de primera mano hemos incorporado un bebé a Un Mundo Perplejo. Es el bebé Londinense y será nuestro investigador en el mundo de los bebés.

La familia Real Inglesa es un de los símbolos del Reino Unido, y últimamente esa relación entre la Monarquía y el Pueblo está más viva que nunca. El año pasado tuvimos el sesenta aniversario de la accesión de la Reina al Trono, el Diamond Jubilee. Hace dos años tuvimos la boda Real entre William y Katherine (Will & Kate). Y fruto de ese matrimonio este año tendremos el bebé Real (the Royal Baby).

Un Mundo Perplejo estuvo en el baño de multitudes que supuso la boda y también el baño de lluvia londinense en la celebración principal del Diamond Jubilee. Sea lo que sea que tienen preparado para celebrar el nacimiento, Un Mundo Perplejo también estará allí. Me pregunto si el Arzobispo de Canterbury saldrá al balcón de Buckingham Palace con el niño o niña en las manos al estilo Rey León mientras Elton John canta “Circle of Life” a todo pulmón.

En Un Mundo Perplejo tenemos el objetivo de mostrarte cómo se vive en Londres, y no podíamos ignorar este tema. Por eso en un esfuerzo investigativo sin precedentes en Un Mundo Perplejo hemos tenido nuestro propio bebé, el Londoner.

Londoner

Él nos va a ayudar a descubrir cómo vive un bebé en Londres, a dónde van, como funcionan los hospitales, las escuelas, y todo un nuevo mundo qu hasta ahora no conocíamos. Su sección será “Bebés en Londres”, y empezará muy pronto con un artículo sobre las opciones para dar a luz.

El blog ha estado parado durante un tiempo ya que el bebé nació hace sólo tres semanas y una de las cosas que ya hemos descubierto es que un embrazo y un parto no es algo sencillo. Así que durante estos días, si las tareas infantiles lo permiten, irán apareciendo algunos artículos retrasados.

Ahora debo acabar este artículo ya que tengo pañales que cambiar.