Expresiones útiles en inglés: get it

Cómo vas a decirle a alguien que has entendido una explicación? Cómo decir que entiendes cierto tema? “I understand”? Quizás en los años 50, pero hoy en día es imprescindible decir “get it”.

El verbo “get” en inglés es el verbo comodín. Se puede utilizar para casi todo. Échale un vistazo a cualquier diccionario y verás la larga lista de definiciones. Y eso sin contar cuando se convierte en un “phrasal verb”.

Como en tantas otras de las expresiones en inglés que describimos en Un Mundo Perplejo, debe entenderse en sentido figurado. Se utiliza en una conversación cuando alguien te está contando algo complicado, como por qué los americanos andan tan obsesionados con el dinero chino. Entonces cuando lo has entendido dices “I get it”. La traducción (muy libre) seria “cogerlo” (en el sentido español de la palabra, no en el latinoamericano, no nos vayamos a confundir).

A falta de una investigación más profunda que arroje luz sobre los orígenes geográficos de la expresión que aquí tratamos, me atreveré a decir que su origen es americano, ya que es consistente con su aire más informal y directo. Y su generalización parece provenir concretamente de Silicon Valley y el mundo tecnológico. Es por ejemplo común decir “I get it” cuando te cuentan lo que es Twitter, o Facebook, o Foursquare, o cualquiera de estas cosas supercool. Era habitual en la precampaña electoral USA ver artículos de opinión procedentes de Silicon Valley diciendo “Obama gets it”.

Pero es que hay algo más sobre esa expresión. Ya conoces la importancia de los acrónimos. Uno de los más habituales hoy en día es “IT”, Information Technology, que significa Tecnologías de la Información, refiriéndose a todo lo relacionado con microchips ipods, laptops, teléfonos móviles, social networking, etc. Ahora échale otro vistazo a la expresión “get it”. Lo ves? “It” es a la vez un pronombre y un acrónimo. Así que “get it” significa entender algo, pero también significa entender las nuevas tecnologías. Impresionante no es así?

Por eso “get it” es una forma cool de decir “entender”, por su relación con las tecnologías más cool, y ha traspasado la jerga tecnológica para llegar al lenguaje general. No estás sólo diciendo que lo entiendes, estás también dando a entender que es algo complejo y abstracto, y que es cool entenderlo. Incluso decirlo es cool. Puedes (y debes) usarlo para lo que sea. Úsalo sin miedo a excederte. En cualquier contexto. Be cool. Get it?

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.

Cómo montar una conspiración

Me encantan las conspiraciones, la forma en que sutilmente se apropian de un argumento de interés general para poder conseguir su interés particular. Algunos tecnócratas en Internet están empezando una nueva: las cafeterías quieren impedir el progreso!

La historia empieza cuando un periodista del New York Times entra en un café de Manhattan a tomarse un capuccino, se sienta en una mesa y saca su Kindle, el libro electrónico de Amazon. Inmediatamente aparece de la nada un empleado de la cafetería que le dice “Disculpe caballero, pero no está permitido utilizar computadoras”, a lo que el periodista le responde “no es una computadora, es un libro electrónico” (analfabeto tecnológico! debería haber añadido). El empleado le dice que tiene una pantalla y una batería, y que por lo tanto es una computadora, y las computadoras no pueden usarse en la cafetería.

Para demostrarnos que esto no es un caso aislado, el periodista nos cuenta que unos días antes tuvo la misma situación en una tienda de sandwiches en Brooklyn mientras usaba su iPad (definitivamente el tipo es supercool: vive en Nueva York y tiene un Kindle y un iPad!). El periodista se pregunta si a mediados del siglo XV los propietarios de cafeterías pedirían a aquellos que leyeran un libro que se marcharan, ya que en aquella cafetería sólo se aceptaba comunicación hablada. Notemos como el periodista está comparando su Kindle-iPad con una de las mayores revoluciones culturales en la historia, la imprenta).

El artículo sigue con algunos datos sobre cómo los libros electrónicos están substituyendo los libros de papel.

Durante un par de días este fué uno de los temas principales en Internet, y no ha hecho más que empezar.

El comportamiento de las cafeterías es totalmente racional, y se explica por la misma razón que los postres son caros en un restaurante.

El restaurante sabe el tiempo medio que cada mesa va a usar en comer. En base a eso, el precio de los ingredientes, la mano de obra y otros costes decide el precio. Si pides postre vas a estar más tiempo, con lo que el precio del postre no es relativo al coste de producirlo (la mayoría d eveces lo compran hecho), sino que estás pagando por la mesa.

El caso de las cafeterías es como el postre. La mayor parte del precio es pago por la mesa (el “take away” es mucho más barato”).

Ahora es cool que en vez de estar en tu habitación, en la biblioteca o tirado en tu sofá, cojas tu computadora y te la lleves al café de la esquina. En Londres, y asumo que en Nueva York o San Francisco es lo mismo, las cafeterías están llenas de gente utilizando su computadora como si no tuvieran ningún otro lugar. Qué ocurre si quieres ir a charlar con un amigo? Que no hay sitio.

Si estos nómadas cibernéticos consumieran barriles de café, no habría problema, pero la mayoría consumen como una persona, y ocupan el espacio que la cafetería calculaba que vendería seis cafés.

La solución sería precio variable. “Su café van a ser dos libras y media… ah, viene usted con computadora, no hay problema, van a ser 15 libras por favor.” Eso sería complicado. Es mucho más simple prohibir las computadoras, y a quien no le guste, que se vaya a otro sitio. La cafetería es un negocio privado, y los responsables pueden decidir qué se hace y qué no se hace en su local.

Pero si ese comportamiento se extiende, los tipos cool no van a poder usar su computadora en los cafés! Ellos saben que si van con ese argumento tienen las de perder. Nadie va a apoyarlos, porque sólo ellos se benefician. Lo que hay que hacer es apropiarse de un argumento aceptado por la mayoría, como el progreso. El progreso es bueno, e ir contra el progreso es malo. Así que se argumenta que los eBooks, iPad son el futuro, se comparan con la imprenta y automátcamente, todo aquel que se oponga a ellos, por la razón que sea, será un enemigo del progreso. De este modo el público en general debe dar apoyo al argumento, y las cafeterías no pueden negarse. Solucionado!

Si las cafeterías se ven obligadas a aceptar a los nómadas cibernéticos van a tener que aumentar el precio del café para cubrir costes (en cierta cafetería que tu y yo conocemos y que promociona el uso, el precio del café es mucho más caro), con lo que el resto de la población va a tener que pagar más cuando tengan la suerte de encontrar una mesa libre. Pero eso al creador de la conspiración no le importa. Incluso con la subida de precio, a él le sale a cuenta. Los otros le subvencionan el despachito.

Lo moderno es cortar usando Facebook

Dicen que la sociedad está en constante cambio, y que si te niegas a aceptarlo te arriesgas a que el progreso te deje de lado. Y el progreso ha llegado también a las relaciones amorosas. Quieres cortar con tu pareja? Se moderno, usa Facebook.

Según los resultados de una encuesta publicada por la prestigiosa agencia de noticias Reuters, un 34% de los encuestados dijeron que habían roto alguna vez por correo electrónico, un 13% dijeron que lo habían hecho usando Facebook, y un 6% usando Twitter. Sólo un 8% ha utilizado el clásico método de la llamada teléfonica, y un 38% lo ha hecho cara a cara. El restante 2% lo ha hecho por SMS. Extrañamente la proporción de gente que ha utilizado el método silencioso es tan insignificante que ni se menciona en los resultados.

Lo que esto significa es que una buena mañana, mientras revisas tu Facebook encuentras una actualización que dice “Ana Pérez ya no está en una relación“, y entonces piensas “pero si esa es mi novia!”. O quizás te conectes a Twitter y veas “anaperezxxjaja le he dado calabazas al tonto de mi novio”.

Observemos que por si fuera poco que tu novia te haya mandado a freir espárragos, la absoluta totalidad de los amigos comunes se han enterado exactamente al mismo tiempo que tu, o lo que es peor, antes. Ya ves, ser su novio ni siquiera te ha dado el privilegio de saber el chisme antes que los demás. Eso ocurre en un 19% de los casos! Claro, teniendo en cuenta que hoy en día debes publicar todo lo que haces en Facebook, se explica que el método silencioso no salga en la encuesta: si decides que ya no sales con tu pareja debes cambiar tu estado en Facebook o debes “twittear”, con lo que tu pareja se entera de que habeis cortado no porque hace un mes que no te ve (método silencioso de los hechos consumados), sino porque es la noticia del día en su red social de Internet.

Lo que me preocupa de la encuesta es que preguntaron a 2000 personas, pero no dice el método que usaron. Asumo que los resultados serán distintos si le preguntan a 2000 adolescentes de Londres o a 2000 jubilados veraneando en la Costa del Sol. Cómo sabemos que la muestra de 2000 encuestados no está sesgada? De hecho el artículo dice que la encuesta fue encargada por una web para buscar pareja, y el director de márketing de la citada página sale en declaraciones diciendo que dice que cortar digitalmente (digital dumping) pronto va a superar a las demás formas.

Que una encuesta encargada por una página web para ligar diga que la gente corta usando internet es como que una encuesta encargada por el gobierno inglés diga que beber té previene los ataques al corazón, el cáncer y la obesidad. Pero si Reuters publica la encuesta debemos tomarla en serio. Debemos? Si asumimos que la encuesta es seria es porque Reuters tiene credibilidad, pero quien nos dice que bajo el paraguas de la credibilidad no nos van colando cosillas?

No será que el autor del artículo está planeando cortar con su pareja por Facebook y se está montando una coartada? Cuando alguno de los amigos comunes le diga “te has pasado”, él responderá “cortar usando Facebook pronto será la forma principal de hacerlo. Lo dice una encuesta publicada por Reuters, y no vas a cuestionar a Reuters.”

No cuestionemos nosotros tampoco y abracemos el cambio que la sociedad está llevando a cabo.  Estás harto/harta de tu pareja? Ves a Facebook y cambia tu estado. Se moderno.

Un mundo perplejo en Facebook

Así es. Mostrando una vez la capacidad de adaptación de este blog y su increible capacidad evolutiva y de servicio a la población…

No, mejor empiezo de nuevo.

Resulta que Un mundo perplejo ha abierto una página en Facebook. Y tu preguntarás, que vas a hacer con esa fantástica página en la red social de más crecimiento en todo el mundo?Pues no tengo ni la más remota idea. Por qué te has abierto una página en Facebook si no tienes ni la más remota idea de qué hacer con ella? Pues eso es una buena pregunta.

Es que estaba jugando un poco con Facebook, buscando cosas y se me ocurrió probar. Y que por probar no quede. De momento voy a poner las actualizaciones de Un mundo perplejo y alguna otra cosa que se me ocurra y que vaya a escribir en el blog. Y luego ya veremos qué pasa. Échale un vistazo si quieres para que veas de que va.

Un Mundo perplejo en Facebook

Y si no tienes Facebook y tienes la firme intención de seguir así, pues no te pierdes nada. Puedes seguir Un Mundo Perplejo suscribéndote con RSS y en Twitter.

Bueno, ya me contarás que te parece la idea (se admiten criticas destructivas y mezquinas, pero siempre con buena educación).

Starbucks para snobs

Quizás hayas leido algo sobre el proyecto innovador de Starbucks, la omnipresente cadena de cafeterías. Resulta que van a abrir cafeterías que no lleven la marca Starbucks, que no tengan nada que indique lo que son en realidad. Es que han perdido la cabeza? Por qué querrían esconder una marca tan reconocible, y en la que han gastado tanto dinero? La respuesta es muy sencilla.

Hace algún tiempo comentábamos que las cafeterías Starbucks están proliferando por todas partes. Hay quienes toman Starbucks como el ejemplo perfecto de una marca que invade cada rincón. Se empieza a hablar de un nuevo término psicológico, el “brand avoidance“, o evitar la marca. Este concepto describe el hecho de no consumir una cierta marca o en este caso, no ir a una cierta cafetería precisamente porque es de una cierta marca. Es decir que la marca produce exactamente el efecto opuesto a lo que intentaba.

Es un comportamiento contraproducente, porque como ya sabemos, las marcas ejercen una importantísima labor social. Ellas son las encargadas de homogeneizar nuestra sociedad, de simplificar las opciones, de uniformizar nuestro paisaje haciendo que vayamos a donde vayamos podamos encontrar exactamente los mismos nombres ya conocidos. De este modo las marcas nos evitan el exasperante ejercicio de pensar, arriesgarnos y descubrir. Además, nos dan status, hablan de nosotros, de la imagen que queremos que los otros tengan de nosotros.

Sin embargo, al igual que hay un momento en que el agua ya no puede absorber más sal y se satura, nosotros también podemos llegar a saturarnos. Hay quienes tienen el límite de saturación tan alto que nunca lo van a alcanzar, pero otras personas lo tienen mucho más accesible. Es entonces cuando se produce el “brand avoidance”.

En la mayoría de casos, se trata simplemente de una postura, una cierta rebeldía social. Es lo que denominamos “snobs”: alguien que obtiene placer al utilizar algo que casi nada utiliza. Cuando su uso se extiende, ellos pasan a otra cosa. En los inicios de Starbucks sus clientes eran los “snobs”, encantados de pagar un precio más alto por su café a cambio de hacerlo en un lugar diferente, pero al generalizarse, los “snobs” rechazan la marca.

Si bien es simplemente una postura, no debemos permitir que se convierta en algo real, un rechazo a la marca como institución, un rechazo al sistema. Es también una obligación de las marcas evitar que nadie se desmarque del sistema. Por eso crean marcas dirigidas a pequeños grupos, que son lo mismo que las generalistas pero con un envoltorio distinto. De este modo, los “snobs” pueden saciar su necesidad de ser distintos sin que tengan que recurrir a marcas o establecimientos realmente independientes.

Esta es la función de las nuevas cafeterías de incógnito Starbucks. Gracias a su imagen fuera de la linea de la marca pueden ofrecer algo distinto. Como cada uno de estos establecimientos serán distintos entre sí, y harán referencias a la cultura y forma de ser locales, los “snobs” cumplirán su necesidad de ser distintos y podrán disfrutar de su “latte” Starbucks sin remordimientos.

La falacia de Agosto

Agosto sigue siendo (en el hemisferio norte) el mes tradicional para las vacaciones. La gente hace “miles de planes para esos días ociosos”, porque hay que aprovecharlos. Por qué? Qué mente enferma ha a divulgado esa estúpida idea? Es hora de revelarse contra una de las mayores falacias de nuestro tiempo.

Relax

Hay dos momentos en el transcurso del año en que la gente hace planes: Año Nuevo y el principio de las vacaciones. Bueno, hay un tercero, después de las vacaciones en que la gente se plantea encontrar un trabajo que le motive para levantarse por la mañana o simplemente suicidarse. Pero no vamos a hablar sobre él.

En Año Nuevo hacemos planes, lo que llamamos “resoluciones”. Es un momento que a nosotros nos parece simbólico, pero que en realidad no tiene más de simbólico que lo que nosotros queremos otorgarle. Nosotros o nuestra religión o cultura porque si somos chinos, musulmanes, cristianos, bagladeshis o muchos otros, celebraremos el año nuevo en un día distinto.

Las vacaciones son distintas. Se hacen planes porque durante unos dias no vas a trabajar, no vas a tener un horario fijo que cumplir con una serie de responsabilidades. Por eso hacemos planes para aprovechar al máximo esos dias haciendo cosas que normalmente no podemos hacer. Por qué? Por qué se supone que tenemos que hacer cosas? A quien se le ha ocurrido semejante idea? Para poder hacerlo todo, nos fijamos unos horarios que en muchos casos implican levantarse pronto, visitar a gente que no has visitado durante mucho tiempo (no por casualidad), empezar un hobby, limpiar la casa, visitar nuevos, excitantes (y caros) sitios. Básicamente te aprovechas ese tiempo de “ocio” para embutirlo de actividades que no te van a dejar dar un respiro. Huyes de tu jefe marcando tu horario para irte con otro mucho más déspota: tu mismo y tu estúpida idea de que hay que “aprovechar las vacaciones”.

Yo te voy a decir para qué se deben aprovechar las vacaciones: para hacer todo aquello que no puedes hacer el resto del año, es decir NADA. Las vacaciones son para hacer nada, que es lo opuesto a trabajar. Qué sentido tiene acabar las vacaciones estresados y más cansados que cuando las empezamos y con un pesado sentimiento de frustración porque aún así no hemos conseguido hacer todo lo que habíamos planificado? A quien le interesa que seamos infelices?

La respuesta a esa pregunta es demasiado facil. Le interesa a los fabricantes de cachivaches electrónicos, a los fabricantes de coches, a los propietarios de balnearios con terapias de nombres estúpidos. En general, le interesa al sistema, para que la felicidad se consiga solamente por la experiencia de comprar. Y ya sabemos que ese sistema consumista está destruyendo nuestras posibilidades de sobrevivir en la Tierra. Por si no lo sabías, lee este post.

Así que una vez más, reivindico la figura del perezoso. Reivindico las vacaciones como un periodo dedicado al glorioso arte de observar las nubes pasar, de la siesta, de las comidas de cuatro horas, de charlar sobre nada durante toda la noche. De levantarse cuando se abran los ojos.

Dedicado a Japogo

Saber perder

Cuando jugamos a algo sabemos que podemos acabar ganando o perdiendo. Evidentemente jugamos para ganar, o si no ya no jugamos. Pero si al final sucede que perdemos, debemos poner una gran sonrisa y alegrarnos de que hemos perdido. Es algo contradictorio, no?

Todos hemos escuchado sobre lo de “saber perder”. Ser un “mal perdedor” es algo terrible. La gente les mira mal y les señala con el dedo. Por eso, después de jugar un partido de tenis de 6 horas y acabar perdiendo porque la pelota dió en la red y cayó del lado malo hay que felicitar al otro. Tras un campeonato por equipos en el que se llega a la final después de innumerables partidos y el equipo contrario consigue el punto ganador en el último segundo del partido, hay que felicitarlos. Incluso, cuando te matan la última ficha de parchís a 3 casillas de estar en seguro y por eso pierdes la partida, debes estar contento.

Pues no.

No estás contento. Te corroe la mala leche. Pero claro, como ser mal perdedor es malo, hay que sonreir, porque nadie quiere que le digan aquello de “no sabe perder”.

Afortunadamente la tecnología tiene dulzuras escondidas, como por ejemplo con los juegos online de la consola de videojuegos Xbox.

Estos juegos se juegan con la consola, en tu televisor, pero tu oponente u oponentes están conectados via internet. Eso significa que cuando pierdes puedes soltar todas las palabras malsonantes que quieras, puedes aporrear la mesa, todo sin que nadie lo sepa, porque estás completamente solo.

Pero aún hay más. Según reporta la BBC, hay ahora unos servicios que cualquier jugador puede pagar, y que consiguen que el jugador que tu quieras sea incapaz de conectarse online. Son los famosos “denial of service” por los que los hackers bloquean páginas web. Ahora eso se puede hacer con la conexión de un jugador, y los hackers se sacan un dinerillo.

Ya puedo ver al jugador, en su habitación ante su inmensa pantalla plana tras perder la partida. Se conecta a internet, contacta a uno de esos hackers y le dice: “bloquéame a este”. Se echa para atrás en su silla especial para juegos de videoconsola con una gran sonrisa de oreja a oreja y piensa: “que se joda”.

Los problemas de Facebook: amigos indeseables

Facebook es para estar en contacto con tus amigos. Pero qué ocurre cuando te invitan aquellos que precisamente quieres mantener desconectados. He aquí una idea sobre cómo afrontar este problema.

Quizás habrás escuchado hablar de Facebook. Quizás incluso te hayas registrado. En ese caso sabrás que en cuanto empiezas a añadir a unos cuantos amigos cercanos, inmediatamente empiezas a recibir un bombardeo de invitaciones para que les añadas a tu lista de “amigos”. Este bombardeo proviene de familia, compañeros de trabajo, compañeros de clase, ex-compañeros de escuela, vecinos, o ese tipo con el que mantuviste una conversación fugaz (e involuntaria) en la fiesta de un amigo.

En muchos casos son gente con quien perdiste contacto, y no fue por casualidad. En otros son conocidos con los que te tropiezas de vez en cuando y ese es el máximo nivel de intimidad que quieres mantener con ellos. Y en otros más son gente que has conocido casualmente, y que estás muy feliz de no saber de ellos nunca más. En general, son gente con los que NO quieres mantener contacto.

Al recibir su invitación tienes dos opciones:

  • Rechazar su invitación, con lo cual vas a ser acusado de antisocial (que como ya discutimos es algo que debemos evitar como sea a fin de salvaguardar nuestra imagen social)
  • Aceptar la invitación, mandando el mensaje implícito que quieres estar en contacto con él o ella

En cualquier caso, el final será aceptar la invitación, con lo que lo mejor es asumirlo y pasar al ataque.

Con ese fin debemos mandar invitaciones a toda la gente que conozcamos, incluso aquellos a los que detestamos. Luego debemos investigar la lista de amigos de nuestros amigos a fin de localizar a alguien que conozcamos o que nos hayamos cruzado alguna vez. Y finalmente hay que estar atentos a los anuncios de nuevos amigos de nuestros amigos, para invitarlos a nuestra lista de amigos inmediatamente.

De esta manera la questión planteada más arriba pasa a ellos. Si nos rechazan, siempre tendremos ese as en la manga para llamarles “antisociales”. Si nos aceptan, es algo que de todos modos iba a suceder, con la diferencia que nosotros hemos llevado la inicativa, así que somos nostros los que somos abiertos y sociales. Y encima vamos a tener un montón de “amigos”, cosa que los otros van a ver con admiración, y va a aumentar nuestra fama social.

Asunto solucionado!

Me vas a perdonar, pero no voy a decirte cómo encontrarme en Facebook.

Música por inducción

Lo que más me gusta de los locales de Jazz y Blues es el realismo. Acostumbran a ser pequeños tugurios donde las distancias cortas permiten disfrutar de una auténtica experiencia musical, relación directa entre los músicos y tu. Mi actitud era errónea.

El sábado fui a un pequeño concierto de Soul en un local de Jazz. Bajamos las escaleras (los locales de Jazz acostumbran a estar en el sótano). El lugar era pequeño, apenas 30 metros con el punto más alejado del escenario. El grupo, un cantante, guitarra eléctrica, bajo, batería y un percusionista.

Las primeras notas retumbaron en mi cabeza con violencia. Me di cuenta de la presencia de altavoces desperdigados por todo el local. Para qué? El local estaba perfectamente insonorizado, y la audiencia tan cercana a los músicos que podíamos verles las pupilas. Si bien guitarra y bajo necesitan un amplificador, los altavoces no son lo que uno espera de una sesión musical “íntima”. Escuchando música a través de grandes altavoces se tiene la misma experiencia en una gran sala o una sala pequeña. Los instrumentos y la voz llegan del altavoz más cercano, y son imposible de separar unos de otros. Qué sentido tiene? Pues lo tiene.

En una audiencia menor de 50 años, todos hemos sufrido atrofiamiento del oido musical sometidos a inacabables sesiones de discoteca hablando casualmente con un vaso en la mano apoyados en un altavoz de dos metros de altura vomitando decibelios. La música para nosotros no es algo íntimo. Si no está a un volumen rídiculamente alto no es música. Así que enfrentados a una sesión de blues (en este caso) en la corta distancia, no confiamos en las benevolentes vibraciones de la voz del cantante transportadas a través del aire electrificado por la emoción. Esperamos una llegada violenta. Que la música ahogue la ocasional conversación de la pareja de al lado. Que nos llegue por todos los sentidos. Casi por inducción. Porque no estamos acostumbrados a escuchar música, sinó a sentirla físicamente en el cuerpo. Y eso sólo se puede conseguir gracias a las bondades del altavoz.

Cierto que se puede perder algo la textura musical, la apreciación de cada uno de los instrumentos, la intimidad. Pero es lo que tiene el mundo moderno. Y no vamos ahora a empezar a criticarlo, no?

Estudiar en tiempos de Internet

Es cierto que Internet nos ha traído numerosos beneficios, pero no es menos cierto que ha traído sus problemas. Como el daño irreparable que está causando en los estudiantes, quienes están siendo privados de aprendizajes que son esenciales para su futuro éxito.

Veamos algunos comentarios aparecidos en este blog y verás a qué me refiero:

Javier comenta

Podrian numerarme las consecuencias k ha tenido la crisis en españa i en toso el mundo¿¿?
I las k tendra.

Podría ser que a Javier le interesa el tema de la crisis, pero a mi eso me huele a enunciado de trabajo de clase.

Susana dice

soy una estudiante de 4 de la eso en la escuela casal dels angels de hospitalet de llobregat, necesitaria informacion sobre la relacion de don juan tenorio con el romanticismo.
gracias

Si, es cierto que quizás está interesada en Don Juan, pero la pregunta es extraña.

En otros casos ni siquiera nos queda al duda como en el caso de Lucía:

hola me llamo lucia y tengo que buscar informacion para un trabajo de ingles sobre the IRA y sobre the bonfire night me podeis ayudar?
gracias
xdxd=)

Estos estudiantes, cuando tienen que hacer los deberes o escribir un ensayo simplemente buscan en Google, en Wikipedia, preguntan en algunos blogs, y trabajo resuelto. Seguramente lo hacen mientras chatean por el messenger. Demasiado fácil. No tienen incentivos para generar nuevas habilidades. Como las siguientes, que van a perderse para siempre:

  • Creatividad: Inventar razones por las cuales no podemos mostrar el trabajo hecho (“se lo comió el perro)
  • Arte dramático: Para contar esas razones deforma convincente
  • Improvisación: Para tomar una hoja cualquiera e inventar la respuesta como si la estuvieras leyendo
  • Regateo: Para que el compañero de mesa te diga las respuestas a cambio de un favor razonable
  • Escritura rápida: Para copiar rápidamente las respuestas del compañero antes de que la profesora o el profesor llegue a tu mesa y recoja el trabajo
  • Comunicación con la familia: Para encontrar a alguien que sepa de la materia y esté dispuesto ah decir las respuestas
  • Networking: Para saber en todo momento quien es el mejor conocido que nos puede aydar en las distintas materias
  • Trabajo en equipo: Para hacer un trabajo entre cuatro o cinco pero que el resultado sea lo suficientemente distinto como para que no se note

Los estudiantes de hoy en día van a terminar sus estudios sin haber aprendido todas estas habilidades… Lo que hace pensar seriamente en qué será de este Mundo cuando ellos manden…