Polémica en el Southbank

Uno de los lugares más curiosos de Londres es el llamado “Undercroft”, el lugar más antiguo del mundo para monopatines (skaters), que pronto podría ser substituido por tiendas.

El Southbank, la orilla sur del río Támesis entre el puente de Westminster y el puente de Blackfriars, es uno de los centros culturales principales de Londres. Cuando vas paseando entre teatros, auditorios, cines, restaurantes sorprende ver un rincón que parece abandonado, con las paredes completamente cubiertas con graffitis, y skaters saltando con sus monopatines.

Se trata del “undercroft”, un espacio bajo el Southbank Centre que hace 40 años fue tomado por la entonces naciente comunidad de patinadores. Durante estos años el Southbank ha permitido esta actividad, pero ahora se han propuesto ampliar el edificio y hacer tiendas en el “undercroft”, para lo que es necesario que los skaters se vayan a otra parte. Como compensación el Soutbank quiere invertir un millón de libras para construir un parque para monopatines bajo el Hungerford Bridge, un lugar que ahora está sin usar.

Los skaters se han unido para crear el “Long Live Southbank” (LLSB), organizando una campaña de recogida de firmas que entregaron el Jueves pasado (2 de Enero de 2014), día del fin del plazo para opinar sobre la propuesta. Según las fuentes, el numero de firmas presentado va desde 60.000 a 90.000).

Un poco desagradecidos si que parecen. Un millón de libras para montar un par de desniveles y algún banco falso para que los skaters vayan a hacer a dar saltos parece una oferta más que aceptable. Aunque claro, teniendo en cuenta que el alcalde quiere gastar 150 millones de libras en un jardín puente, resulta que el puente es 150 veces más importante que los skaters. Y el puente no es un movimiento cultural.

Aún así, un millón de libras es mucho dinero para una actividad que normalmente se practica en lugares abandonados. El Southbank centre ha querido asegurarse que dejaba a los skaters contentos porque le interesa le interesa mantener ese aire de cultura alternativa que se ha ganado gracias a ellos.

El Undercroft de Londres

En el LLSB lo saben y lo están usando en su contra. Dicen que ese lugar es el más antiguo del mundo para patinar, el lugar de nacimiento del movimiento cultural en UK, y que si los echan, se va a perder ese legado.

Otros dicen que si es el más antiguo del mundo es precisamente porque los skaters son nómadas, y que está en su esencia cambiar de lugares para patinar constantemente. Dicen que lo que tendrían que hacer es dejarse de sentimentalismos y aprovechar la publicidad para desarrollar otros espacios en lugares menos simbólicos (y burgueses).

Patinando en el Undercroft de Londres

¿A ti que te parece? ¿El Southbank está apunto de destruir un lugar cultural único o es un mal necesario y de todos modos la esencia skater seguirá viva unos metros más lejos? ¿El Southbank se ha vendido a los intereses comerciales o los skaters se están aferrando a un sentimentalismo que traiciona los principios que dicen defender?

Londres quiere un jardín puente sobre el Támesis

El nuevo proyecto en boca de todos en Londres es un puente-jardín, al estilo de la High Way de Nueva York. ¿Idea genial o idea absurda?

El alcalde de Londres Boris Johnson está promocionando una nueva idea: un puente sobre el río Támesis que sea un jardín. O un jardín que sea un puente, como quieras verlo. Y se ha buscado para diseñarlo nada menos que al diseñador del pebetero olímpico.

El puente en cuestión iría desde el Southbank hasta Temple, y estaría entre los puentes de Waterloo y Blackfriars. Pero no sería un puente como los demás. Un puente sirve para ir de un lado a otro. Es un lugar de paso. Este puente sería un destino. Dicen los promotores que estaría diseñado para hacer que la gente se parara a charlar.

La inspiración para el puente es la High Way de Nueva York. La High Way es una vía de tren en desuso que ha sido reconvertida en un jardín elevado y que ha recibido todo tipo de elogios.

Para una ciudad original e innovadora como Londres, ir copiando ideas de otros no parece la mejor política. De hecho algunas gentes en Londres hace ya tiempo que andan buscando crear la High Way de Londres. Y la verdad es que no faltan opciones porque hay multitud de pasos elevados abandonados, y muchas otras obras de infraestructura que están esperando a que alguien les de un nuevo uso. El viaducto en Shoreditch parecía que tenía las mejores posibilidades. Y al final ha sido un puente de nueva construcción. La esencia de la High Way es precisamente recuperar para la vida ciudadana un espacio abandonado, no crear uno nuevo desde cero. Pero ahí está la clave, Londres no puede simplemente copiar.

El puente costará la nada despreciable cantidad de £150 millones de libras. La semana pasada en su presupuesto de Otoño el Chancelor George Osborne dijo que el Estado colaborará con £30 millones de libras para su construcción. Seguro que la gente en el Norte y el Oeste de Inglaterra estarán encantados de colaborar con gasto público a que Londres tenga un puente-jardín. Y los londinenses estarán contentos de que el alcalde le pida 30 millones de libras al gobierno para construir un puente que no es un puente teniendo en cuenta que este mismo año el alcalde ha ordenado el cierre de parques de bomberos, comisarias de policía y todas las taquillas del metro, para reducir costes.

Lo cierto es que el puente, si se construye, quedará de lo más bonito. Eso si, espero que los árboles sean bien altos y que construyan buenos parapetos contra el viento porque en Invierno, en pleno corredor del Támesis lo último que se te ocurre es pararte a charlar.

¿Crees que es genial o absurdo? ¿Crees que es demasiado caro, o que las ventajas compensan? ¿Crees que es una burda copia o una demostración de originalidad? La autoridad del transporte de Londres ha abierto una consulta hasta el 20 de Diciembre de 2013, así que si vives en Londres y quieres opinar sobre el proyecto, puedes hacerlo aquí.

Y tanto si vives en Londres como si vienes de turismo o simplemente te encanta esta ciudad, también puedes opinar dejando un comentario en este mismísimo blog (ya se lo haré llegar a Boris). Un puente jardín sobre el Támesis: ¿genial o absurdo?