Que hacer en Londres este fin de semana (08 Set 2012)

Este fin de semana Londres va a estar patas arriba. Se acaban los paralímpicos y coincide con una de mis fiestas favoritas en Londres.

2012 iba a poner Londres en el centro del mundo. El Diamond Jubilee de la Reina, los Juegos Olímpicos, los Paralímpicos. Este fin de semana es el final. El domingo es la clausura de los Juegos Paralímpicos Londres 2012, y por la mañana se va a correr el maratón, que hará una ruta distinta al de los Juegos Olímpicos, pasando por ejemplo por el famoso Tower Bridge. Aquí tienes los detalles.

*Corrección, la ruta es la misma que en los Juegos Olímpicos. Aquí están los detalles.

Durante todo el fin de semana se celebra el Thames Festival. Aquí tienes el artículo de 2010 para que te vayas haciendo una idea si no sabes lo que es. Se celebra el sábado y el Domingo y es totalmente recomendable para niños y adultos.

Normalmente el fin del festival es un espectáculo pirotécnico en el rio, que este año va a coincidir con la clausura de los Paralímpicos, a las 10.30pm entre los puentes de Blackfriars y Waterloo. Se supone que será un espectáculo espectacular, valga la redundancia.

Y aunque el Lunes no es fin de semana, vale la pena decir que se va a celebrar el desfile de los atletas olímpicos y paralímpicos por la City y Westminster. Los detalles todavía no se saben seguro, así que deberás seguir el tema.

Festival de Vietnam en Londres

Casi todos los países importantes tienen sus festivales en Londres: China, India, Irlanda, Canadá, Australia, Japón, España… Vietnam es el país de moda pero no tiene ningún festival. Hasta ahora.

Vietnam Summer Festival London 2012

Un Mundo Perplejo está haciendo un reportaje sobre Vietnam que puedes ver aquí. ¿A qué viene este repentino interés que me ha llevado al país en cuestión dos veces? No son vacaciones. Vietnam es el país del que todo el mundo habla en Londres y con el sentido de servicio público de este blog, tenía que reportar sobre él.

Hanoi

Como decía, siendo tan importante, era simplemente cuestión de tiempo que el país tuviera su festival, que ocurrirá este Sábado 14 de Julio en el mercado de Spitalfields. En él habrán exposiciones, pases de moda, actuaciones de músicos y bailarines venidos expresamente de Vietnam, juegos para niños y 34 paradas de productos tradicionales, modernos y mucha comida.

Como ya dije hace algunos días el Street Food es super trendy en Londres ahora mismo. Aparte de eso todo aquel que se precie de saber de comida en Londres canta las maravillas de la comida vietnamita. Imagínate entonces la oportunidad de degustar la comida de 14 chefs vietnamitas presentado en forma de Street Food Market. Una oportunidad única de aprender y probar la increíble herencia culinaria vietnamita. Es la receta perfecta para el Sábado.

No hace falta ni que diga que todos los amantes de la comida, la aventura y el Sur Este asiático van a estar el sábado en el Vietnam Summer Festival 2012. Aquí puedes ver la página web y enterarte de las últimas novedades en Twitter.

Así que esta es una cita imprescindible para estar al día de lo que es trendy en Londres. Si estás por la ciudad el sábado no te lo puedes perder. Y por si quieres otra motivación, aquí va un pequeño incentivo en forma de descuentos. Imprímelos, llévatelos al festival y que disfrutes.

MCM Comicon Londres 2012

Pocas ocasiones son tan importantes para el amante de los cómics y los videojuegos como cuando se viste de sus personaje favorito para reunirse con otros expertos en una convención. Es lo que popularmente se llama “Comicon”. Este fin de semana se celebró una en Londres, y allí estaba yo, cámara en mano, para captar el ambiente en primera persona.

Una de las principales características de Londres es la mezcla cultural. Se pueden encontrar los personajes más extraños, y nadie se para a mirar inquisitivamente o a apuntar con el dedo. Es algo de lo que hablamos a menudo en este blog. Mucha gente se siente atraída por ese aire de libertad individual. Este es el perfecto caldo de cultivo para organizar un “Comicon”, una convención de cómics. No vayamos a confundir esto con una feria o “exhibition”. La “exhibition” es donde una serie de empresas van a mostrar sus productos. La convención es donde los expertos o los “fans” van a reunirse.

MCM-Comicon_2012_London

Vista de la entrada, en un glorioso día de sol.

 

Uno de los puntos principales de estas “conventions” es que algunos de los asistentes se visten de su personaje favorito. Es lo que llaman “Cosplay”. En la parada de metro vi a una chica perfectamente caracterizada de un personaje de Anime. Lo sentí por ella porque en el tren se sentiría fuera de lugar. Cual fue mi sorpresa al entrar en el vagón y ver que los que iban vestidos en “Cosplay” ganaban por mayoría.

MCM-Comicon_2012_London-001

MCM-Comicon_2012_London-032

A Batman también le pesan los años

 

MCM-Comicon_2012_London-028

Incluso los más duros tiene derecho a un café.

 

Y eso era sólo el principio. Al llegar a Excel London, donde se celebraba el “Comicon” casi no había nadie vistiendo “normal”. Era como una inmensa fiesta de disfraces, pero con unos disfraces cuidados hasta el último detalle. Y además andaban por todas partes metidos totalmente en el personaje.

MCM-Comicon_2012_London-021

Este tipo medía por lo menos dos metros.

 

MCM-Comicon_2012_London-024

No falta ni un detalle

 

Mi zona favorita era donde los autores noveles y dibujantes mostraban al mundo sus talentos y sus mejores obras. El arte en cada uno de esos artistas era simplemente espectacular. Por cinco libras te hacían un retrato, pero uno de esos retratos de carboncillo que ves en la calle o una caricatura. Era un personaje de cómic a todo color, totalmente original. Daba ganas de contratarlos a todos para empezar una editorial. Pero me cuentan que el mundo del cómic no da para mucho. La mayoría de ellos eran estudiantes o lo compaginaban a duras penas con su “trabajo de día”. Superhéroes a su manera.

MCM-Comicon_2012_London-011

Impresionante lo que estos artistas pueden dibujar

 

MCM-Comicon_2012_London-010

Nuevos autores promocionando sus obras.

 

Admirando las caracterizaciones había algo que no podía evitar pensar: la mayoría de la gente en el Comicón no eran amantes de los gimnasios. La impresión es que su vida se desarrollaba en gran parte entre cuatro paredes.

MCM-Comicon_2012_London-006

Ni un sólo error. Tremendo.

 

MCM-Comicon_2012_London-013

De estos me llevé unos cuantos

Pero Comicón es su oportunidad para salir y mostrar orgullosamente su pasión. Lo que en otro ambiente sería objeto de burlas y bromas allí era objeto de admiración. En Comicón ser apasionado de los cómics y los videojuegos es “normal”.

MCM-Comicon_2012_London-004

Vista general.

 

MCM-Comicon_2012_London-003

¿Un soldado imperial y un Jedi hablando? Y Picachu parece estar metido en la pomada.

 

MCM-Comicon_2012_London-014

Había tanto que ver que casi llegaba a la saturación.

 

Uno no puede más que plantearse “qué es normal”. Sin duda en aquel ambiente un tipo en traje y corbata sería totalmente “anormal”. Aunque dudo que los que iban vestidos en cosplay lo miraran con ojos burlones o juzgándolo. Como es de esperar en un lugar con tantísima gente, me topé algunas veces con gente. Lo que me sorprendió es que su “sorry” no era como el de la City, era un “sorry” sincero. Les sabía mal haberme dado un golpe y querían disculparse. De verdad. Y cuando me paraba para dejar pasar a alguien, sus “thank yous” se notaban dichos con toda la intención.

MCM-Comicon_2012_London-027

Creo que me ha visto. Mejor me voy antes de que la cosa se ponga fea.

 

MCM-Comicon_2012_London-002

No importa lo que buscaras, seguro que estaba en algún sitio.

 

MCM-Comicon_2012_London-026

Estas dos muchachas parecían tener mucho éxito entre los expertos.

 

¿Será que tanto tiempo sintiéndose “anormal” les hace desarrollar un respeto especial por los otros? ¿Con qué derecho decide alguien lo que es “normal” y juzga en base a ello? ¿Y tu, eres normal?

MCM-Comicon_2012_London-030

Una caracterización así no se consigue en 20 minutos.

 

Si quieres ver más, algunas fotos se han quedado en el tintero. Aquí las tienes todas: Fotos MCM Comicon London 2012

Juegos Olímpicos de Londres: faltan dos años

Tal día como hoy dentro de dos años, el 27 de Julio de 2010 la Reina de Inglaterra inaugurará los Juegos Olímpicos de Londres. Para conmemorar la fecha, el fin de seman pasado fué fin de semana de puertas abiertas olímpicas.

Los actos olímpicos empezaron hace dos años, con el inicio de la olimpiada cultural (que por cierto, brilla por su ausencia). Pero a dos años de la inauguración, ahora es cuando la presión se intensifica. El comité organizador ha estado organizando eventos, y yo conseguí una plaza para un tour fotográfico por el parque olímpico.

London Olympic Stadium

Como ya debes saber, los Juegos Olímpicos son un evento deportivo que los gobiernos de grandes ciudades utilizan para desarrollar cierta parte de la ciudad con cargo a las arcas públicas. El evento produce ingresos suficientes para compensar la inversión (a veces).

At work

La zona a desarrollar en Londres es Stradford, una zona al Noreste de la City, bastante cercana, atravesada por el segundo rio de Londres, el rio Lea, y con grandes posibilidades.


View Que hacer en Londres in a larger map

Olympic Park I

El Parque Olímpico es relativamente pequeño, sólo 2,4Km cuadrados. Anteriormente, la zona estaba llena de fábricas y almacenes abandonados. Ahora está llena de edificios a medio construir y se hace difícil imaginar que algún día van a estar terminados. Pero de hecho lo van a estar en el plazo previsto, exactamente dentro de un año, y dentro del presupuesto provisto. Es más, la organización había presupuestado un exceso por lo que pudiera pasar, y finalmente no van a hacer uso de él. Quien lo iba a decir, después del fiasco de Wembley.

Olympic Park II

De izquierda a derecha en la foto superior puedes ver el velódromo, ese que parece una patata frita, y que las malas lenguas ya denominan “the pringle”. El gran cubo blanco es el estadio de baloncesto, que será iluminado con un juego de luces por la noche.

Velodrome + Basketball

Los edificios altos forman parte de la villa olímpica, donde vivirán los atletas que participen en el parque olímpico.

Olympic Village

Frente a ellos, el arco blanco es el puente sobre las vías del tren, y la principal entrada al complejo olímpico.

Bridge

Una de las joyas arquitectónicas será el complejo para la natación, cubierto por un techo que se sostiene sólo en tres pilares. La guía de la visita parecía bastante interesada en que supiéramos que el autor del diseño es una mujer musulmana que vive en Baghdad.

Olympic Swimmingpool roof

Swimming

El centro de atención será sin duda el estadio olímpico, que va a tener 80.000 asientos. Estará totalmente rodeado por agua y vegetación de ribera. De hecho, todo el complejo será un gran jardín, especialmente la parte cercana a la villa olímpica.

SG1S4963

Los organizadores de la visita estaban especialmente ilusionados por mostrarnos el velódromo, en el que recientemente han terminado el techo. Este fin de semana era la primera vez que permitían el acceso a gente ajena a la obra.

Velodrome V

Resulta curioso que el velódromo se haya convertido en uno de los edificios emblemáticos. La razón es que los británicos tienen mucho interés en el ciclismo de pista, con sus éxitos olímpicos recientes. Otros edificios son menos atractivos. El “cubo” para el baloncesto va ser desmontado al final de los juegos. La capacidad para público de la piscina va a reducirse casi al mínimo tras los juegos. La piscina de Waterpolo apenas tiene aforo, y el estadio de Balonmano es como una horrible caja de Mecano. En el caso del Balonmano será la primera ocasión en que participa un equipo británico. Alguien dijo diferencias culturales?

SG1S5064

Nota final. El Comité Olímpico Internacional proclamó Londres organizador de los JJOO de 2012 el 6 de Julio de 2005. Al día siguiente 52 personas murieron y más de 770 fueron heridas en cuatro atentados injustificables. Para mi, los juegos olímpicos de Londres van a estar siempre relacionados con esos horribles atentados. Este artículo va dedicado a los fallecidos en los atentados de Londres del 7 de Julio de 2005, a los heridos, a los que ayudaron en los rescates, a los que siguieron adelante a pesar de todo y a los que luchan cada día por la comprensión, por el respeto, y para que cosas así no sucedan nunca más.

SG1S5056

Por qué predecir los mercados financieros no es como predecir resultados de fútbol

Gracias al fútbol y a dos bancos de inversión podemos demostrar cómo los modelos que pronostican los movimientos de los mercados financieros son infalibles. También es cierto que pueden provocar crisis mundiales, pero eso no sucede a menudo.

Ayer terminó el Mundial de Fútbol de Suráfrica 2010. España se proclamó ganadora por primera vez en la historia. Contra pronóstico? No exactamente.

JP Morgan y Goldman Sachs, bancos de inversión, hicieron circular sendos informes pronosticando el ganador del Mundial al inicio de la competición. Los informes utilizaban los modelos cuantitativos que normalmente usan para pronosticar los movimientos de los mercados financieros, aunque esta vez, con variables futbolísticas.

Ambos bancos daban España como segunda favorita. Otros resultados no tan acertados son:

  • Brasil como selección con más probabilidades de ganar; cayeron en cuartos
  • Inglaterra tercera o cuarta favorita respectivamente; cayó en los dieciseisavos de final.
  • Alemania doceava o tercera en probabilidades
  • Francia que no pasó de la fase inicial estaba séptima o octava
  • Por si esto fuera poco, aunque JP Morgan pronosticaba que Brasil tenía más probabilidades que nadie de ganar, pronosticó que Inglaterra ganaría, lo que llevo la existente euforia inglesa a niveles insospechados

Qué razón pueden tener estos prestigiosos bancos para mezclarse con algo como el fútbol, y encima emitir pronósticos?

El Mundial es el espectáculo deportivo más grande del mundo y se con épica, con drama. Es donde nacen los héroes. La mejor metáfora del espíritu vencedor. Todas las compañías quieren asociar su nombre con esas ideas, y quieren que sus clientes vean que comparten sus mismos intereses.

Además, teniendo en cuenta vivimos en una sociedad obsesionada con el presente, a nadie le importa lo que sucedió ayer. Nadie va a perder el tiempo comprobando las predicciones del pasado, porque ya sabemos la solución (suposición que este artículo desmiente con su propia existencia).

Pero antes de que llegues a conclusiones precipitadas, quisiera tranquilizarte y decirte que a pesar del lamentable resultado de los pronósticos futbolísticos, en en caso de los mercados financieros si funcionan, por una diferencia muy sencilla.

Los modelos cuantitativos se basan en hechos que pueden ser cuantificados. En el caso del fútbol, variables impredecibles como la suerte tienen gran importancia.  Si el máximo goleador alemán hubiese podido jugar contra España, el resultado podría haber sido distinto. Este tipo de cosas hace que los pronósticos no sean acertados.

En el caso de los mercados es al revés: el modelo puede hacer que el evento ocurra. Es lo que se llama “self fulfilling prophecy”, o “profecía que se cumple por ella misma”. Supongamos que un modelo da una alta probabilidad que el precio de cierto activo caiga. Como hemos visto en el caso del fútbol, los modelos tienden a dar predicciones similares, con lo que muchos inversores van a tener la misma predicción, tomarán la decisión de vender y efectivamente, el precio acabará cayendo, haciendo buena la predicción. El hecho que toda Inglaterra estuviera convencida que iban a derrotar a Alemania no hizo que los alemanes perdieran.

Hay que destacar también la importancia de los datos históricos. Por qué España y Brasil eran favoritas? Porque ambas habían ganado sus respectivas competiciones continentales. De igual manera si el mercado está al alza, los modelos predicen que va a seguir subiendo. Los modelos recomiendan comprar y efectivamente el precio sigue subiendo. Conclusión, los modelos están en lo cierto. Los errores en el fútbol no demuestran nada.

Claro, a veces los modelos pronostican caidas y la liquidez desaparece de los mercados contra todo sentido común. O pronostican subidas, creando una burbuja especulativa que acaba explotando, momento en el cual todo el mundo entra en pánico porque todos los modelos recomiendan vender. Pero eso pasa muy de tanto en tanto (1929, 2008…).

Por qué cobran tanto los deportistas?

Hay quien se queja de que los deportistas ganan demasiado dinero. Pero hay razones fundamentales que justifican los sueldos, que en muchos casos millonarios.

Por un lado tenemos las razones económicas. El deporte, al igual que todo, es un negocio, y si un empleador le paga a su empleado una cantidad de dinero es porque le sale a cuenta, es decir, que el empleado produce ese dinero y más (claro, siempre se puede argumentar que hay equipos con pérdidas, pero esos son la excepción).

Además de eso, los jugadores de mayor nivel, como es el caso del golfista Tiger Woods, obtienen inmensas cantidades de dinero gracias a contratos de publicidad. Una vez más, los que pagan deben responder ante sus accionistas, con lo que si invierten ese dinero en deporte, es porque les produce un beneficio superior al coste.

Otro tipo de razones en las que estoy más interesado son las compensatorias, y no me refiero a lo que vale su trabajo.

Todo el mundo recomienda que los niños practiquen deportes. Muchos destacan, pero la mayoría no pasan de ser promesas. Llegar y mantenerse al nivel que les permiten ganar esas inaceptables sumas de dinero requieren grandes dosis de esfuerzo y dedicación, renunciar a muchas cosas que los demás consideramos imprescindibles. Un día llegan a ser estrellas. El público los admira y se identifica con ellos. Las marcas quieren asociarse con ese éxito, y les pagan grandes contratos publicitarios. La grandeza de esos deportistas va más allá del deporte. Asociamos con ellos las virtudes que nosotros no somos capaces de cumplir.  Su aura sobrehumana crece, y con ella sus contratos publicitarios.

Un día descubrimos un desliz, una muestra de que a pesar de su grandeza deportiva, ellos son también humanos, con sus debilidades y sus miserias, y nos horrorizamos ante el pensamiento de que no son perfectos. Como con Tiger Woods, quien al parecer tenía un elenco de amantes, o como John Terry, capitán del Chelsea FC y de la selección inglesa de fútbol, quien se puso demasiado cariñoso con la ex-novia de un compañero de equipo.

De repente, sus talentos deportivos son secundarios, comparados con el horror de la traición. La traición de la admiración que procesamos por ellos. Ya dicen que la linea que separa el Amor del Odio es muy fina. Y también dicen aquello de “más dura será la caida”. Los periódicos cuentan regalan todo lujo de detalles que nosotros devoramos con morbosa felicidad. Los aficionados les giran la espalda, los equipos no quieren vincular su marca con ellos. Las marcas que les pagaban los contratos publicitarios no quieren manchar su imagen con la mala reputación de ese indeseable. El deportista pierde todos sus contratos, su vida profesional, para la que había hecho tantos esfuerzos se ve truncada antes de tiempo, y allá donde vaya, para siempre, le acompañará el estigma de su vergüenza, y nosotros, los que los elevamos al Olimpo de los Dioses, disfrutaremos de su ocaso.

No crees que hay que pagarles por tanta diversión como nos ofrecen?

Olimpiada Cultural

Las Olimpiadas empiezan en el mismo momento en que la llama olímpica se apaga en la ciudad anfitriona anterior. Eso significa que por Londres ya estamos de olimpiadas. En concreto, de Olimpiada Cultural.

Buskers-16

La Olimpiada Cultural son una serie de actos culturales durante los cuatro años previos a las Olimpiadas deportivas propiamente dichas. Este fin de semana pasado Londres vivía la inauguración con un fin de semana de puertas abiertas en el Southbank Centre, el corazón cultural y artístico de Londres. Como quien no quiere la cosa (de hecho por pura casualidad) el abnegado equipo de Un Mundo Perplejo se dirigió a captar el ambiente.

Buskers-9

Buskers-4

El Southbank, que es la ribera sur del Támesis entre el puente de Westminster y más allá del Tate Modern, estaba espléndido. El sol era intenso (para pasmo de propios y extraños), el cielo no tenia una sola nube.

Buskers-12

Un violoncelista tocaba el Ave Maria de Haendel, y los artistas callejeros dejaban a los paseantes con la boca abierta.

Buskers-3

Buskers-18

Siempre que deambulo por la ciudad sin rumbo acabo paseando por esta zona. Creo que es esa sensación de tranquilidad que se siente en sus múltiples rincones.

Buskers-6

Buskers-11

Pero volvamos al tema. El fin de semana de puertas abiertas significa que podías entrar libremente en las múltiples salas de conciertos del Southbank Centre a escuchar los ensayos de los músicos. Y el evento central era un guitarreo multitudinario, que ellos llamaron “Big Busk”.

Buskers-20

Buskers-21

Los “Buskers” son los que tocan la guitarra en la calle, en el metro, donde sea. Así que teniendo como anfitrión al famoso Billy Bragg (si, he dicho famoso, y lo voy a dejar ahí para no hacer más evidente mi desconocimiento cultural). Decía que teniendo como anfitrión al famoso Billy Bragg, organizaron una sesión de guitarra en grupo entre el Millenium Bridge y Waterloo Bridge. Billy tocaba la guitarra mientras los demás tocaban al son, cantaban, o simplemente disfrutaban del ambiente. A fin de ayudar a los guitarristas mas novatos, cuatro voluntarios iban mostrando los acordes.

Buskers-22

La primera canción fue, cómo no, un clásico de la guitarra, “Mr. Tambourine Man”. Porque todo “busker” que se precie debe tener alguna canción de Bob Dylan en su repertorio. Le siguieron otros clásicos como “Stand by Me” y el famoso “A New England” de Billy Bragg (sin comentarios). Como clásicos de túnel de metro  faltaron “Knocking on Heaven’s Door” y “Hotel California”, pero no se puede tener todo. Y dado que era avanzada la tarde y junto al puente de Waterloo, “Waterloo sunset” de los Kinks hubiera quedado que ni pintado.

Buskers-24

La guitarras estaban por todas partes, pero no faltaron otros instrumentos, como el Sr. Maraca e incluso nuestra particular sección de viento, que fue ovacionada.

Buskers-26

Buskers-27

Hay que decir que aquí, en Un Mundo Perplejo somos de fácil emocionar, así que un servidor se le puso piel de pollo al ver a tanta gente tan distinta tocando la guitarra, cantando o simplemente con una sonrisa de oreja a oreja. Ya ves, soy de los simples pero estas cosas me llegan.

Buskers-25

Así que aviso a navegantes. Échale un ojo de tanto en tanto a la página del Southbank Centre, o de la Olimpiada Cultural, porque esto promete.

Los insultos son buenos para el negocio

La Formula 1 está empezando a atraer comportamientos moralmente reprochables por parte de los aficionados. Buenas noticias para la Fórmula 1.

La prensa inglesa anda desasosegada por los abusos racistas que el piloto inglés de F1 Lewis Hamilton recibió de algunos de los asistentes a los entrenamientos del pasado fin de semana en el Circuit de Catalunya. Comentan que algunos aficionados le silbaron, abuchearon y gritaron cada vez que andaba cerca del camión que utiliza para descansar. Los medios hacen especial hincapié en un pequeño grupo que se había pintado la cara de negro y lucían camisetas con el lema “Hamilton’s family”. El piloto ha declarado sentirse “entristecido” por los acontecimientos.

Lo de los tipos con betún en la cara supongo que viene de la presencia de familiares de Hamilton en los circuitos. Según tengo entendido los medios de comunicación españoles tienen cierta tírria al padre, cosa que los aficionados han reproducido. La escena en las gradas del circuito no es racismo, sino una muestra del humor grosero que tanto gusta. Otra cosa son los silbidos y abucheos, que son algo mucho más personal. Y ahí es donde vienen las buenas noticias.

Cuando hace algunos años yo contaba a mis amigos que me gustaba la F1, su respuesta era que es un deporte aburrido viendo unos coches dando vueltas a un circuito sin siquiera adelantamientos. Hoy en cambio puedes pasar horas discutiendo sobre aerodinámicas, compuestos de pneumáticos o estrategias de equipo. El hecho que Hamilton le “quitara” el campeonato a Alonso el año pasado (aunque al final lo ganó Ferrari) generó lo mejor que puede ocurrir: el malo. Ahora ya no es sólo ver ganar a Alonso, los aficionados pueden ir al circuito a mostrar su odio y rencor hacia el artífice de tamaña afrenta al campeón español. Creo imprescindible que se cree un equipo español en el que los pilotos sean principalmente españoles o si son extranjeros que sean los mejores. Así los medios de comunicación podrán decir aquello de “el equipo español”, y cuando un piloto cambie de de escudería los aficionados irán al circuito armados con pancartas y dispuestos a silbarle cada vez que tengan la ocasión. Pero hay que hacerlo rápido, aporvechando el momento: quien iba a decir que 50.000 personas iban a asistir a un entrenamiento (ni siquiera la carrera)!

El último paso en la aceptación de la F1 como un deporte de masas es que se retransmitan las carreras por la radio, de manera que cuando a la esposa/novia/compañera se le ocurra pasar un domingo haciendo algo que no sea postrarse en el sofá viendo deportes y creando michelines, el marido/novio/compañero podrá ir por la calle escuchando la pasión del motor.

Los medios de comunicación españoles están haciendo un buen trabajo convirtiendo esta anécdota estúpida en algo político, una agresión a España, a fin de azuzar los ánimos y asegurarse audiencia. Pero medios y sponsors deben darse prisa en crear una estructura fiable para generar nuevos pilotos, no sea que la F1 caiga en el olvido como otros superinteresantes deportes como ciclismo, atletismo o esquí de fondo.

Yo pongo mi granito de arena: los ingelses nos tienen manía. Ale, ya está.

Denegación de climax

Alguna vez has experimentado el “¿ya está?”. Justo en el momento que te estás preparando para lo mejor, se acaba y te quedas con cara de tonto. Como la mayoría de las salas de cine al final de la película “Abre los ojos”, o si te quitaran el catorceavo verso del soneto. En UK, eso pasa con los fuegos artificiales.

Los fuegos artificiales me encantan. He visto muchísimos en España, y siempre tienen un tempo muy claro. Primero lanzan un petardo de aviso. A falta de un minuto lanzan otro, y justo antes de empezar lanzan el tercer aviso. Eso te ayuda a prepararte, a concentrar todos tus sentidos. Entonces empieza el espectáculo de luz y sonido. Entre oooooh! y uuuuuuuh! hay momentos de absoluto frenesí, y otros más íntimos. En cierto momento la cantidad de luz en el cielo se incrementa, las explosiones son más seguidas. Casi no puedes abarcar a verlo todo. Los ojos y los oídos empiezan a saturarse. Sientes que algo viene. Y entonces la traca final. Petardos y más petardos con tal estruendo que no eres capaz de escuchar nada. Hay tanta luz que no puedes ver. Es el colofón final, el momento álgido. Y seguidamente el silencio. Pero todavía falta algo. Un petardo de luz blanca en el cielo. Dos. Tres. Es el final. La gente aplaude, grita, lanza vítores.

Pero un UK, la cosa es distinta. La hora de empezar la sigues por el reloj. Si van con retraso, simplemente no sabes que ocurre hasta que de repente los cohetes empiezan a surcar el cielo. A traición. Quizás estabas a mitad de una frase con alguien. Así que entras frío, sin preparación. Pero te pones enseguida en materia, y los ohhhhh! y uuuuuuh! se suceden. En cierto momento un gran despliegue de luz y sonido inunda la noche. Lo disfrutas. Y de repente, el silencio. Nadie reacciona. Lo primero que te viene a la mente es “se ha acabado? podrían haber avisado que acababan! por lo menos me habría preparado!”. Y entonces, como si todos tuviéramos el mismo pensamiento en la cabeza, la gente empieza a aplaudir y vitorear.

La verdad es que cuando empiezas a pensar te das cuenta de que ha sido bueno. Incluso brillante. Pero por bueno que haya sido, siempre te queda un regusto extraño, como si te hubieran estafado algo. La falta de los tiempos hace que inevitablemente, por bueno que haya sido, cuando el frenesí deja paso al silencio siempre acabas pensado “eso fue todo?”.

Aquí la narración del año pasado: Bonfire night: la noche de las hogueras

Bis desapasionado

Ayer tuve la gran suerte de ir a ver el espectáculo “Estampas Porteñas”, que para atraer al público anglosajón subtitularon “Tango Fire”. Fue un completo espectáculo de Tango, con bailarines música y cantante todo en directo. Lo que me dejó patidifuso fue el final.

El espectáculo empezó frío. El cantante, un tipo de más de metro ochenta y sonrisa resplandeciente soltó “Mi Buenos Aires querido” como quien canta cualquier hit adolescente. Pero más tarde se fue entonando, terminando más que bien.

El cuarteto de músicos estuvo espléndido, integrados en el espectáculo e incluso haciendo algo de teatro. Y los bailarines eran espectaculares. La velocidad a la que movían los pies daba vértigo.

No voy a negar que era un espectáculo orientado a extranjeros, haciendo uso de los tópicos y que sin duda, si un buonaerense lo viera le sabría a prefabricado. Pero yo, que iba dispuesto a disfrutarlo lo disfruté.

Al final, el cantante salió a saludar, los bailarines salieron a saludar, y también los músicos. En plena ovación los músicos se miran entre ellos diciendo algo así como “una más”. Al darse cuenta, la gente aplaudió más fuerte y se prepararon para el bis. Hoy en día un bis ya no es lo que era. Es parte del repertorio. En este caso ni siquiera esperaron que el público lo pidiera.

Efectivamente el bis era parte del repertorio, porque fue un perfecto colofón. Y yo, que como ya he dicho iba decidido a que me gustara, me levanté para aplaudir, como algunos otros espectadores. Entonces se bajó el telón. Yo seguía en pié aplaudiendo y casi saboreando el segundo bis, que hoy en día también es casi parte del repertorio.

Al terminar de bajar el telón la gente dejó de aplaudir y empezaron a desfilar mientras se encendían las luces y un tipo decía algo por megafonía que no alcancé a escuchar. Y no alcancé a escucharlo porque yo todavía seguía en pié aplaudiendo esperando el segundo bis.

Todo el mundo dio por acabado el espectáculo. ¿Pero dónde están los aplausos interminables? ¿Dónde los gritos y silbidos? ¿Donde el patear el suelo hasta que el telón se levanta de nuevo?

Simplemente al ver el número final la gente decidió que aquello era por lo que habían pagado, y se marcharon satisfechos a casa. Nada de regatear bises. Fue como si me robaran parte de la diversión.

Ojo, no estoy diciendo que patear el suelo sea mejor. Es una forma distinta de vivir un espectáculo. Pero yo no me acostumbro.