Las ventajas de salir del Euro

Las agencias de crédito y los Mercados han decidido. Ya no se preguntan si Grecia va a salir del Euro, sino cuando, y lo van pregonando a ver si de tanto repetirlo se cumple. Es momento de echar un vistazo a las muchas ventajas que un país como España tiene si sale del Euro.

Una de las muchas consecuencias de la salida griega seria que la irreversibilidad del Euro demostraría ser falsa. Eso daría el trueno de salida para una tormenta financiera que dispararía la prima de riesgo española precipitando la salida del Euro. Según muchos eso nos abre un horizonte de ventajas.  Invirtamos unos momentos en repasarlas.

El problema de España, desde el punto de vista de los monetaristas, es que su moneda, el Euro, esta sobrevalorada. Lo que necesita España es una devaluación, y eso es exactamente lo que sucedería el primer día de la peseta, una monumental devaluación que duraría días, no sólo por sobrevaoración, sino porque los Mercados no querrían pesetas ni regaladas. Recordemos que los Mercados demandaban que los españoles votaran a un gobierno de derechas que implementara políticas de austeridad. España lo hizo y al dia siguiente la prima de riesgo… siguió subiendo porque los Mercados no creían que el nuevo gobierno haría nada. Pasar a la peseta no calmaría los Mercados, sino que les confirmaría la lamentable situación de la economía española.

Semejante devaluación significaría precios prohibitivos para todos los bienes importados, también para las materias primas, arrastrando a muchísimas pequeñas y medianas empresas a la quiebra. Ante el escenario la gente trataría de cambiar las pesetas a Euros, cosa que no podrían hacer porque el gobierno ya habría suspendido la convertibilidad de la peseta y habría decretado un corralito para las cuentas de ahorro. Sin dinero, con los supermercados vacíos, con paro disparado la gente se echaría a la calle a protestar y el gobierno se vería obligado a sacar los tanques a la calle y declarar el Estado de Excepción para proteger a los ciudadanos y la propiedad privada.

El PIB español caería en barrena, el gobierno sin capacidad de recaudar impuestos y con los mercados de capitales cobrándoles nuevos créditos a precio de oro tendría que legislar para recortar todo tipo de gastos públicos, cosa que podría hacer gracias al Estado de Excepción. La mortalidad aumentaría, muchos abandonarían las ciudades, y la inmigración disminuiría. Todo ello mecanismos naturales del Mercado para reducir la presión sobre los recursos limitados.

Finalmente, sin empleo, sin ahorros, sin estado del bienestar, malviviendo a base de cartillas de racionamiento, y con los derechos fundamentales suspendidos la población desesperada estaría dispuesta a trabajar de cualquier cosa a cualquier suledo. Las compañías que habían deslocalizado la produción cuando los sueldos españoles se volvieron demasiado caros relocalizarían (re-shoring) la producción. España volvería a ser un país de bajo coste y bajo valor añadido, como en los años 80. La inversión extranjera llegaría de nuevo y con ella crecimientos del PIB. Gracias a tener moneda propia, el Banco Central podría devaluar la moneda cada vez que los costes laborales se dispararan para recuperar la “competitividad”. (Cuando el producto es una basura la mejor opción es rebajar el precio a fin de poder competir en precio con los otros productos mejores pero más caros).

Otra gran ventaja sería que España podría volver a competir por ser el destino turísitico más barato. De nuevo turistas en busca de sol, playa, paella, sangría y flamenco invadirían las costas españolas relanzando el boom de la construcción, y llenando de hormigón los pocos frente marítimos que todavía quedan.

Saliendo del Euro España volvería a ser lo que era antes de 1994, cuando el tratado de Maastricht inició la aventura del Euro. ¿A quien debemos dar la culpa de estos años perdidos? Quien le vendió a los españoles la idea que podían tener sueldos europeos, nivel de vida europeo? España es un país de segunda. Períférico, como lo llaman en Europa. Su papel en el mundo es el de mano de obra barata y peculiaridades culturales. Que les dejen a los países serios lo de ser productivos, innovar y avanzar. Ya lo dijo Unamuno: “Que inventen ellos”. Los españoles estamos para apretar tuercas. Ese es el papel que les corresponde. ¿Lo es?

¿Y ahora qué está pasando con el Euro?

Casi 5 años después de que empezara la crisis todavía estamos hasta el cuello. La cosa empezó como la crisis de las “sub-prime”, luego pasó a ser el “credit crunch”, luego la crisis de la deuda pública y ahora el Euro se rompe. ¿Cómo se puede entender lo que está pasando de una manera sencilla?

Recuerdo con nostalgia cuando antes de la entrada en el Euro los economistas cuestionaban seriamente la entrada de Grecia. España, Portugal e Italia eran una preocupación, pero lo de Grecia rozaba obsesión porque decían que Grecia jamás tendría la disciplina para ajustarse a las reglas del Euro.

Pertenecer a una Unión Monetaria significa que hay que cumplir unas reglas muy estrictas, porque se está renunciando a una serie de herramientas financieras que ayudarían a corregir los desequilibrios. Las reglas están ahí para asegurar que los desequilibrios no suceden, o que son lo suficientemente pequeños como para que el Banco central pueda corregirlos. Para entrar en el Euro había que cumplir una serie de requisitos diseñados precisamente para asegurarse que al entrar estaban en equilibrio.

La credibilidad es fundamental para la salud de una economía. Si no hay signos de debilidad los Mercados actuarán para devaluar la moneda, lo que comporta la caída del poder adquisitivo de los ciudadanos y el Banco Central tendrá que gastar el dinero del país para estabilizarla. Una forma de ganar credibilidad es poner un cambio fijo, como hizo Argentina en los años 90, lo que significa que el gobierno al renunciar a sus mecanismos monetarios no puede cometer los errores que precisamente acabaron con su credibilidad.

Europa hizo algo similar con el Sistema Monetario Europeo, que funcionó durante un tiempo, pero luego llegó la crisis a principio de los 90, los Mercados vieron las debilidades y la Libra, la Lira y la Peseta tuvieron que salirse del sistema, no sin antes haber gastado enormes cantidades de reservas (que los mercados se embolsaron). La ventaja del euro es que es irreversible, así que es inútil que los Mercados presionen. A menudo las crisis son simplemente eso: los Mercados creen algo, apuestan por ello y al final la presión acaba haciéndolo suceder. El Euro hacía eso imposible.

Todo iba muy bien hasta que explotó la burbuja de las hipotecas y entramos en la peor crisis desde 1929. El gobierno griego tomó una serie de decisiones populistas entregando dinero público (que no tenía) a los ciudadanos. Pan para hoy, hambre para mañana. Pero eso no fue lo peor, porque al ver que las reglas no se estaban respetando el Banco Central Europeo les podría haber llamado la atención. El problema fue que Grecia manipuló sus cuentas nacionales de manera que aunque la deuda se había disparado, el país no producía y habían enormes desequilibrios, nadie lo sabía. Cuando se destapó el pastel era ya demasiado tarde.

De nuevo, la imposibilidad de salir del Euro daba credibilidad al sistema. De una manera u otra Grecia saldría del embrollo: la credibilidad del Euro como sistema inquebrantable  lo aseguraba. Por eso aunque los Mercados han presionado, el riesgo de Grecia entrando en bancarrota nunca ha sido real. Hasta ahora.

Unos por interés, otros por ignorancia dicen que para salvar el Euro lo mejor es que Grecia salga. Cada vez que alguien dice que Grecia puede salir del Euro, esa posibilidad se hace más real. Si Grecia sale del Euro será un precedente. Lo imposible será posible. Si Grecia sale, significa que muchos otros pueden salir. La prima de riesgo se dispararía a niveles insoportables. Otros países no tardarían en seguir. De nuevo, unos por interés, otros por ignorancia creen que de hecho, eso sería bueno para los países. La crisis que hemos vivido hasta ahora sería un juego de niños comparado con lo que se vendría. Pero eso ya lo comentaremos otro día.

Y nosotros que pensábamos que el Pacto Fiscal lo iba a solucionar todo.

Made in USA

El nacionalismo es el recurso más efectivo de los capitalistas para exprimir a los consumidores y sacar el ansiado margen. Ahora todos van cantando las excelencias de invertir en su país de origen, señal que la vaca del outsourcing ya no da más leche y confían que tu les vas a sacar del agujero.

Hace unos años todo CEO que se preciara se pagaba un fantástico viaje a China a costa de sus inversores y empleados para ir a buscar fábricas que pudieran fabricar lo mismo que hacían ellos pero a mucho menor precio. La mano de obra era tan barata, y el gobierno chino daba tantísimas facilidades que fabricar cualquier cosa, desde juguetes a ropa, salía muchísimo más barato en China, a pesar de tener que viajar medio mundo.

Los productores, tanto grandes como pequeños, pusieron de moda la palabra “outsourcing”, para decir de forma “business” que los trabajadores que habían ayudado a levantar la compañía eran despedidos y la producción se iba a China. El secreto de los bajos costes laborales en china era una economía en vías de desarrollo, unos trabajadores sin apenas derechos y unas condiciones de trabajo que podrían denominarse precarias, en el mejor de los casos.

Como siempre ocurre, la los salarios aumentaron el nivel de vida, los trabajadores empezaron a exigir derechos, vivienda, ropa de marca, bolsos, relojes. En resumen, la fuerza laboral barata promocionó a clase media: buenas noticias para la Economía china, malas noticias para los costes laborales. Los trabajadores chinos ya no están dispuestos a trabajar en según qué condiciones, hasta el punto que algunos han decidido volver a sus regiones de origen. Los avispados CEO que hicieron “outsourcing” con casi toda su producción pensaban que en un país con 1.200 millones de habitantes la mano de obra barata nunca se acabaría. Pero como pasa en la mayoría de países, sólo una parte se desarrolla. El resto se queda atrás. China ha llegado a su máximo de industrialización. Incluso las compañías chinas están haciendo outsourcing hacia el Sur-Este asiático.

A las compañías USA ahora no les sale a cuenta producir en China y repatriar los productos. Además la crisis ha golpeado sus mercados originales con tanta fuerza que los trabajadores están dispuestos a cualquier cosa a cambio de un empleo. Así que la nueva tendencia se llama “re-sourcing”, y consiste en repatriar parte de la producción que hace años se llevaron a China. Esto es una decisión exclusivamente económica, basada en costes y tiene como objetivo mejorar los márgenes.

Pero decir eso sería demasiada honestidad. A fin de disfrazar su monumental error de estrategia y encima conseguir rebajar los costes todavía más, lo mejor es utilizar el nacionalismo diciendo que viendo las dificultades provocadas por la crisis y que los productos hechos en USA son mejores han decidido abrir fábricas en USA de nuevo. Así es como ha surgido el “Made in USA”, como respuesta al “Made in China”. Los trabajadores americanos, llenos de fervor nacionalista, han decidido olvidar como esas compañías les traicionaron hace años y ahora quieren ayudarles a demostrar que los trabajadores americanos son mucho mejore que los chinos, y que pueden cobrar incluso menos que ellos. Y los consumidores americanos están dispuestos a comprar esos productos “Made in USA” no porque su calidad, no por su precio, sino porque son del país.

Y así es como los Capitalistas una vez más utilizan el nacionalismo para aprovecharse de la fuerza laboral. Porque saben que cuando la estrategia sale mal, este es un truco que siempre resulta.

El presupuesto de UK para 2012

Ayer el Chancellor of the Exchequer (que viene a ser el Ministro de Economía y Finanzas) anunció los presupuestos de 2012. Y tu pensarás “ahora Sirventés me lo va  acontar de forma a mena y divertida”. Pues no, es un tostón se mire por donde se mire. Lo único que puedo hacer es expandir tu vocabulario con las palabras clave: 50p, Granny Tax, Mansion Tax, Business, Aspirational, Squeezed Middle, Competitors, Workers, In It Together. ¿Cuántas de ellas sabes lo que significan?

Cada año, hacia el final de Marzo, el Chancellor of the Exchequer sale de su casa en el número 11 de Downing Street con una maletita roja y se dirige al House of Commons, el Parlamento del Reino Unido. En ella lleva los presupuestos del Estado. Es uno de los grandes acontecimientos del año, y la gente está increiblemente pendiente. Cuando llega la noche la mayoría de la gente ya sabe todos los detalles y es el principal tema de conversación.

La novedad principal de este año es que sigue con el lema de “Britain is open for Business” una frase del año pasado que significa que se introducen medidas que benefician a los negocios, y no a que el Sector Público siga creciendo (y el déficit). La medida principal es la reducción para las rentas mayores de 150.000 libras del tipo marginal máximo del impuesto sobre la renta de 50% a 45%. La forma que los británicos tienen de explicar esto es que por cada libra que alguien gana por encima de las 150.000 libras paga 50 peniques (de ahí que se le llamara 50p). A partir de ahora pagará 45 peniques. El gobierno laborista había subido el tipo máximo a 50% para recaudar tres mil millones de libras que irían a reducir el déficit. El Chancellor ha dicho que ese tipo era malo para la economía porque era como decirle a esa gente que trabaja duro para ganar dinero que no son bienvenidos en UK. Además no ha recaudado prácticamente nada, “solo” mil millones de libras.

La otra medida es la reducción del tipo del Impuesto sobre Sociedades del 26% al 24%, y no al 25% como prometió el año pasado, para que sea más atractivo que los competidores, “our competitors“, refiriéndose a los otros paises europeos. Claro, hablar de los problemas de la  Competiencia Fiscal sería de aguafiestas.

El Chncellor también ha dicho que son unos presupuestos para las familias trabajadoras, las “working families“. El mínimo exento en el impuesto sobre la renta subirá a 9.205 libras. Y a los nuevos pensionistas les van a quitar el privilegio de tener un mínimo más elevado. Hay quien ya le ha llamado a eso el “Granny Tax“, o impuesto de los abuelos. Y también se ha hablado de retrasar la edad de jubilación. Como ves, los presupuestos benefician a los trabajadores, pero los viejos no trabajan, son una carga para la sociedad. y es que eso de la mejora de la expectativa de vida es un problema para las arcas del Estado. Por eso otra medida es seguir rebajando los fondos para la Sanidad Pública, a ver si los pobres se mueren antes.

Los Liberal Democrats, el partido que hace coalición con los Conservadores, reclamaba hace tiempo un impuesto que pagarían aquellos que poseen casas valoradas en más de dos millones de libras. Es lo que popularmente ya se llamaba el “Mansion Tax“. En vez de eso el gobierno se ha decidido por una subida del impuesto que se paga al adquirir una vivienda, el “stamp duty”, que ahora será del 7% para viviendas por encima de los dos millones de libras (aquí contamos la última subida).

¡Ah! Y también suben los impuestos en los vicios: tabaco, alcohol y gasolina, que como son vicios, nadie va a reducir su consumo por mucho que suban. Es ingreso seguro y con buena publicidad.

En resumen, el Chancellor dice que estos presupuestos promocionan la idea de “aspirational“, porque premia a los que quieren trabajar más dándoles rebajas en los impuestos. Porque como ya dijimos, nada es gratis, y es mejor que tengas más dinero en tu bolsillo para pagar por lo que quieres.

El candidato de la oposición ha dicho que este es un presupuesto para millonarios, y que lo único que hace es poner en una situación todavía peor al “Squeezed Middle“. Otros dicen que es el fin del eslógan “We are all in it together” que el gobierno utilizó para decirle a la gente que nos tocaba a todos estrecharnos el cinturón. Pues eso se acabó. Ahora ya no es cuestión de todos. Hay que evitar que los millonarios se vayan a vivir a otro sitio. Dejaremos para otro día comentar la Curva de Laffer.

Nada es gratis

Las redes sociales venden nuestra información  y los gobiernos desmantelan el Estado del Bienestar. Cada vez que alguien te da algo “GRATIS”, lo que es seguro es que lo estás pagando. Porque si de algo puedes estar completamente seguro es que NADA ES GRATIS, y el Estado ha decidido dejar de engañarte.

El reciente 1 de Marzo entro en vigor la nueva política de privacidad de Google. Significa que todo lo que haces en los servicios “GRATIS” de Google va a ir aparar ahora a una única base de datos, creando una imagen más completa de lo que te gusta, algo por lo que los anunciantes estarán dispuestos a pagar más dinero. Casi en la misma fecha Twitter anunció que ponía a la disposición de los anunciantes que quisieran pagar por ellos todos los twits de los pasados dos años. Twitter y Google ingresan dinero vendiendo los datos que nosotros les hemos dado y nosotros no vemos ni un céntimo.

Así que ahí tienes el precio: tus datos. Eso no es malo. Mucha gente está encantada de pagar con sus datos. Otros no tanto. Lo que está claro es que no son GRATIS.

Lo mismo pasa cuando en el banco te dan una vajilla GRATIS si abres una cuenta corriente, o cuando te dan un llavero GRATIS al comprar un coche. Lo que te están dando ya se lo han cobrado. ¿No sería mejor dejarnos de GRATIS y que nos dieran las cosas al precio real?

No.

Porque GRATIS es una arma de márketing especialmente efectiva para convencer a la gente. Como pasa con el Estado del Bienestar.

El Estado del Bienestar significa que por tener la suerte de haber nacido en determinado país, vas a tener educación y sanidad GRATIS además de muchas otras cosas. Esto nació en Europa cuando las revoluciones socialistas estaban al orden del día, y los gobiernos occidentales tenían miedo que la población que no tenía nada que perder montara una revolución y les echara de su oficina pública. Así que para tranquilizar a las masas obreras cogieron prestadas algunas ideas Socialistas y le dijeron a la población que le iban a dar Sanidad y Educación GRATIS. Y la población se quedó encantada.

Hoy en día el Socialismo está desprestigiado y aunque todavía hay revolucionarios, la gente no cree que vayan a traer un mundo mejor, con lo que desaparecida la amenaza, los gobiernos pueden desmantelar el Estado del Bienestar. Nosotros creíamos que la Sanidad pública era GRATIS. Pero la verdad es que se paga con impuestos que los ricos y poderosos aceptaban pagar para calmar al proletariado. Pero con eso del “aspirational” los gobiernos nos han convencido que todos somos clase media, y todos votamos a los partidos que prometen bajadas de impuestos, creyendo que eso es bueno para nosotros. Ah! que gran jugada, porque bajar impuestos significa que el Estado ya no ahorra ni invierte por nosotros. Porque hemos madurado. Menos impuestos significa menos ingresos, y recortes en Servicios Públicos “GRATIS”. Pero a nosotros ya nos va bien, porque no necesitamos que papá estado nos sangre con impuestos.

El GRATIS se seguirá utilizando en márketing, porque hay que convencer al cliente para que no se vaya a la competencia. Pero el Capitalismo ya no tiene competencia, con lo que la ilusión, el engaño del GRATIS ya no es necesaria. Ahora el Mercado funciona en su forma más pura. Cada uno se paga lo suyo, y los costes son claros para todos, algo que las ventajas del Mercado se materialicen. Y esa es la razón por la cual tu gobierno está haciendo recortes. Míralo de esta manera: es por tu bien.

¿Que es la Tasa Tobin?

Parece que la UE podría introducir la Tasa Tobin, la llamada “Robin Hood Tax”, algo que siempre se ha considerado anti-capitalista. Y el que lleva la voz cantante es nada menos que Sarkozy. Quien lo iba a decir. Y es que la tasa Tobin no es lo que dicen ser.

Cuando Sarkozy ganó las elecciones francesas en 2007 la City estaba emocionadísima.Francia es tradicionalmente intervencionista en temas de política económica, y Sarkozy estaba a favor del comportamiento libre de los Mercados. Su victoria se interpretaba en la City como la demostración de que su modelo, y no el francés, era el correcto.

Pero entonces llegó la crisis y Sarko pasó de adalid de los Mercados libres a látigo del sector financiero, llegando a decir en un ya famoso discurso que “Le laissez-faire c’est fini”. ¿Tuvo una aparición durante una noche de insomnio o fue un cambio de chaqueta populista? Lo que sabemos es que juró odio eterno a la City de Londres y sus irresponsables Mercados Financieros.

En otro giro inesperado, el converso Sarko se convirtió en el máximo promotor de la Tasa Tobin. Y en la City están que trinan porque la Tasa Tobin es prácticamente el anticristo. Es curioso que unos y otros estén utilizando argumentos manipulados.

Dice Sarkozy que los Mercados Financieros son responsables de la crisis, y ahora que todos estamos con el agua al cuello, ellos tienen tienen de nuevo inmensos beneficios, a nuestra costa. Por eso quiere poner un impuesto, la Tasa Tobin, a todas las transacciones en los mercados financieros para recaudar parte de ese beneficio para los ciudadanos.

En la City dicen que eso es intervencionismo (si eres pro-Mercados, al oir la palabra intervencionismo tienes que echarte a temblar). Asumen que los mercados distribuyen los mercados de la mejor manera posible (eficientes) si no son manipulados. La Tasa Tobin impediría el funcionamiento de ese mecanismo ideal.

Una de las pocas verdades que podemos afirmar sin miedo a equivocarnos esa teoría es falsa. En vez de ser eficientes, cuando los Mercados se dejan en libertad tienden a destruirse. Como todos aquellos que entienden de Mercados saben (y en la City no son mayoría) si das algo gratuitamente se va a utilizar mucho más de lo que es eficiente. De hecho ese es un argumento que ellos utilizan para criticar los servicios públicos. Si introduces un precio, aunque sea ridículamente bajo, estás introduciendo un coste, con lo que los usuarios van a tener que considerar si vale la pena.

Las transacciones financieras son gratuitas, y eso hace que haya demasiadas. La Tasa Tobin reduciría las transacciones especulativas, reduciendo la volatilidad y haciendo el Mercado más eficiente. Esa solución es ideal para ellos para mejorar los servicios públicos, pero no la quieren ni ver en los Mercados Financieros. Al introducir un coste las transacciones ya nos son gratuitas, con lo que las especulativas tendrían menos beneficio, tenderían a desaparecer, y con ellas la volatilidad. Y como ya sabemos, la City saca su beneficio de la volatilidad. Además dicen (correctamente) que si la UE introduce una tasa, los Mercados se van a ir a otro lugar donde no les cobren por ganar dinero, y eso debilitará la City.

A Sarkozy, que la city se debilite no le preocupa, al contrario. Para él la Tasa Tobin es una forma de quitarle dinero a los bancos, algo que a su electorado le encanta, y encima recaudar dinero. Lo curioso es que en la Tasa Tobin, la recaudación es algo secundario. Si Sarko se concentra en convertirá en un arma recaudatoria, corremos el riesgo que perdamos su beneficios reales. Pero quien le importan los beneficios reales? La City y Sarko están demasiado ocupados defendiendo sus propios intereses para pensar en ello.

El Euro es una cuestión de Amor

Seguro que has escuchado muchos argumentos económicos a favor y en contra del Euro (sobretodo en contra), pero discutir a nivel económico es estúpido. La supervivencia del Euro no es una cuestión económica, es una cuestión de Amor.

Como ya sabes ayer era San Valentín. La City y sobretodo el Tube estaba llena de gente con rosas rojas y los restaurantes estaban imposibles. En este ambiente de Amor y romanticismo vi la luz, la verdadera razón por la que el Euro florecerá o se marchitará como las famosas gardenias.

Precisamente el Lunes salía en los periódicos un estudio del Think Tank  CEBR mostrando los desequilibrios presupuestarios de las regiones del Reino Unido. Los resultados son sorprendentes. Londres recauda en impuestos un 10% más de lo que se gasta en servicios públicos. Londres no necesita las medidas de austeridad anunciadas por el gobierno, reduciendo gasto en hospitales, escuelas o bibliotecas. En cambio otras regiones tienen déficits que harían palidecer a la mismísima Grecia. La zona de Newcastle tiene un 32% de déficit, Gales 35% e Irlanda del Norte un descomunal 40%. Según los datos un 20% de los ingresos en impuestos de Londres acaban financiando los déficits del resto del Reino Unido. Sólo El Sur-Este, el Este y Escocia (que está justo en la media del 10%) se libran de la quema.

La conclusión es que los londinenses sufren problemas económicos por culpa de las regiones. Los números no dejan lugar a la duda: el Reino Unido no es una Área Monetaria Óptima y en conclusión la las regiones con déficits galopantes deberían salirse de la Libra Esterlina, al igual que Londres pide que Grecia se salga del Euro. De esta manera, al igual que Grecia, tras un periodo muy doloroso de ajuste, tendían su propia Política Monetaria y Económica, algo que les ayudaría a salir de la crisis.

Pero Londres no lo está pidiendo. Incluso con Escocia, que ha mostrado su intención de independizarse, Londres va a usar todos los argumentos posibles para mantener el Reino Unido… pues eso, Unido. ¿Y todo eso por qué? Porque Londres ama a las regiones, y siente la obligación de protegerlas, de promocionarlas, financiarlas si es necesario. ¿Por qué? Porque la Libra Esterlina no es un Area Monetaria Óptima, no es un proyecto económico, es un proyecto político, motivado por emociones. Precisamente los argumentos que Londres usa para atacar el Euro y demostrar que está construido sobre bases erróneas, que no va a sobrevivir, y que nunca debería haberse creado.

Y tienen razón: Europa no es un Área Monetaria Óptima. Ni Estados Unidos, ni el Reino Unido, ni España. Si nos rigiéramos por esa teoría económica acabaríamos con un montón de Ciudades Estado y con la desaparición de los actuales “Estados Nación” algo que sólo se sustenta por motivos políticos y emotivos.

El Euro fue la evolución lógica de un proyecto político para sentar en la misma mesa a los países más hostiles de la Tierra, la vieja Europa, y concretamente como reacción a los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Una demostración sin precedentes de Amor entre naciones que el Reino Unido se niega a aceptar (como ya vimos en este artículo).

Así que siguiendo la lógica económica, ¿debería Grecia salir del Euro y seguidamente el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte desmembrarse? O al igual que Londres financia Gales, los países ricos de Europa deben financiar a los no tan ricos? ¿Amor o Dinero? ¿Lógica o Emociones? Tu tienes la palabra.

¿Está acabando internet con las tiendas?

Como ya sabemos, Internet está destruyendo el tejido de la sociedad. Ahora los críticos apuntan a Amazon, por destruir las tiendas locales. Lo curioso es que ahora Amazon esté planteándose abrir sus propias tiendas.

Miles de honrados empresarios corren el riesgo de quedarse sin nada. Internet está acabando con la música, el cine, y ahora con las tiendas. Precisamente hablábamos no hace mucho de la aplicación de Amazon para teléfono móvil que te permite ir a una tienda, sacar una foto de un producto, comparar el precio y comprar online en vez de en la tienda. Muchos dicen que las tiendas tienen muchos más costes y que no pueden competir con los precios online, obligándoles a cerrar. Y lo que les preocupa no es el dinero que puedan perder, sino los empleos perdidos y la destrucción del tejido comercial local.

Y sin embargo, Amazon está contemplando la posibilidad de abrir sus propias tiendas. Si es cierto que las tiendas no son rendibles, significa que Amazon tiene la intención de perder dinero. No parece el estilo de Amazon. Quizás ha escuchado las críticas y quiere crear puestos de trabajo a cargo de sus pérdidas. A Amazon sólo le importan los beneficios, así que entre sus motivos seguro que no se encuentra la generosidad. Si como dice Sherlock Holmes, una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que sea, debe ser la verdad, la única conclusión posible es que en Amazon están convencidos de que se puede ganar dinero vendiendo en tiendas.

¿Qué tipo de tienda van a abrir? Una pista es que aunque al principio el Kindle se vendía sólo online, ahora también se vende en tiendas. Quizás abran una tienda para vender Kindles y accesorios. Eso es lo que apuntan los rumores. Así que parece que van a seguir los pasos de las Apple Store. Los ingredientes del éxito son:

  • Un producto atractivo y diferenciado
  • Diseño de la tienda para crear una “experiencia”
  • Excelente atención al cliente

En consecuencia, parece que lo que todo el mundo afirma, que las tiendas están en peligro por culpa de Internet quziás no es cierto. Quizás lo que sucede es que el entorno está cambiando y en consecuencia los negocios existentes deben transformarse para sobrevivir, porque una tienda ya no es simplemente un lugar para ir a comprar cosas. Ahora tiene que ofrecer una experiencia y una excelente atención al cliente, algo que hace muchos años existía pero que las cadenas han destruido, especialmente lo del trato personal.

Puesto que simpatizo con el argumento de que Internet es malvado y estoy muy preocupado por la destrucción de empleo y el tejido social, he decidido ayudar a todas esas tiendas que están en peligro de desaparecer. Cada vez que quiera comprar algo voy a ir a una tienda, y cuando la disposición de los artículos y la completa estupidez de los asistentes de ventas me hagan desistir e irme a casa voy a llamar al jefe de tienda. Cuando llegue sacaré el teléfono de mi bolsillo, buscaré online el producto que quería comprar y delante suyo lo compraré por Internet y les diré “aunque estoy aquí, prefiero comprarlo por internet”. No lo haré por despecho, al contrario. De esta forma pondré de manifiesto las carencias de su modelo de negocio que les mostrará el camino para mejorar, salvar la tienda y salvar los puestos de trabajo, que es lo que a ellos les preocupa de verdad.

Todo el mundo está muy preocupado por las pérdidas de empleo

Con todo esto de la crisis últimamente todo el mundo habla de la creación de empleo y de lo importante que es porque impacta directamente a las familias. Tu también puedes sacar beneficio de esa preocupación. Aquí tienes cómo.

En tiempos de crisis todo el mundo intenta reducir costes. La forma más fácil e inmediata de hacerlo es echando a gente. Después de más de tres años en crisis la gente ya empieza a estar harta de la crisis y la demanda de creación de empleo es ya un clamor popular que hasta los políticos han oído.  Así que la creación de empleo o la no destrucción de empleo se ha convertido en una prioridad a todos los niveles.

Es un tema muy emocional, porque perder el empleo o no encontrar un empleo significa tener menos dinero para comprar productos necesarios y también golpea la autoestima al no ser capaz de demostrar la utilidad en la sociedad. Como digo, algo muy emocional y que sin duda capta la atención de la población ya sea porque no tienen empleo o porque temen que en el clima actual puedan perderlo.

Y eso es ideal para hacer demagogia y para justificar cualquier estupidez, porque al conectar con la parte emocional de la gente desactiva su capacidad de razonar y les puedes colar cualquier barbaridad.

Lo hemos visto recientemente con toda esta campaña contra la piratería digitalque dicen, va encaminada a mantener los puestos de trabajo en la industria discográfica. También hemos visto como gobiernos de todo el mundo han hecho recortes sociales y subido impuestos todo para crear unas condiciones que favorezcan la creación de empleo. Hace unos días comentábamos como los comercios a pie de calle se quejan que la competencia de las tiendas online va a destruir empleo. Incluso el suegro del Primer Ministro británico se ha quejado que la nueva línea de tren de alta velocidad entre Londres y Birmingham va a destruir el paisaje, destruyendo empleo.

Tu también puedes justificar cualquier medida extraña o criticar algo que te perjudica a ti diciendo que tu intención es totalmente altruista, que no lo haces por ti, sino por proteger puestos de trabajo. Es importante que tengas algún tipo de argumento para justificar la relación, porque siempre hay por ahí gente con criterio propio que puede poner al descubierto tu truco (aunque afortunadamente cada vez son menos). Si te resulta particularmente difícil defender tu posición, debes tratar de desviar la conversación hacia si es importante defender puestos de trabajo o no, y mostrarte ofendido ante la poca sensibilidad social de aquel que te critica.

La idea es que siendo un tema tan emocional nadie te va a cuestionar ya que su angustia sobre el tema les va a hacer estar demasiado preocupados, y así vas a poder justificar casi cualquier cosa, ponerte a la gente de tu lado, e incluso parecer un ciudadano altruista. Y sobretodo destaca que estamos en crisis, y que en estos momentos hay que poner el interés colectivo por encima del individual. Cuanto más digas la palabra “crisis” más vas a poder justificar.

Boxing day y ¿es justo que los futblistas cobren tanto?

“Boxing Day”, una fiesta tradicional británica que originalmente se asociaba a la caridad a los más necesitados y que ahora se asocia con unos millonarios en pantalón corto. Que gran excusa para discutir si los salarios de los futbolistas son desproporcionados.

El día siguiente a Navidad es una de las ocho fiestas anuales en el Reino Unido. Se llama “Boxing Day”, día de hacer cajas, y contrario a lo que mucha gente cree no tiene nada que ver con las cajas de los regalos de Navidad. En tiempos pasados, en este día se recaudaba dinero para los pobres y necesitados o para los sirvientes en cajas, o “boxes”, y de ahí que se le llamara día de hacer caja, o “Boxing Day”.

¿El “Boxing Day” es todavía un día para recaudar dinero?

Hoy en día el Boxing Day se asocia con una nueva tradición, la jornada especial de la liga de fútbol. Viene a ser algo así como la excusa perfecta para escapar de tanta familia y amor y largarse al estadio o al pub a gritar como energúmenos. Es irónico que un día en el que se hacía caja para los necesitados sean ahora los millonarios los que hacen caja.

¿Por qué cobran tanto los futbolistas?

La Economía no mejora, y no lo va a hacer en el nuevo año.  Ya se sabe que en tiempo de crisis todo va de baja. Bueno, hay cosas que no, y no me estoy refiriendo a ese desacreditado “Índice del Pintalabios” según el cual en épocas de crisis el gasto en productos de belleza sube. Me refiero a que los ingresos de deportes se mantienen a pesar de las crisis. Porque con los recortes en los gastos familiares hay que buscar pasatiempos baratos, como pasarse la tarde entera en el pub bebiendo cerveza barata y viendo futbol en la TV.

A las empresas las cosas no les van demasiado bien tampoco, e intentan sacar el mayor partido de su inversión publicitaria. ¿Dónde se van a anunciar? En el lugar donde saben que la gente va a prestar atención: el fútbol.

El objetivo de los dirigentes de fútbol es ganar. Para eso contratan a buenos jugadores. El dinero de la publicidad (que es el que financia los contratos con las TV) tiene el mismo efecto que el crédito barato que provocó la crisis de 2008: todos los equipos tienen más dinero para gastar, y se quieren asegurar que el dinero seguirá entrando así que les pagan más a sus futbolistas para que se queden. Y si alguien quiere fichar a un nuevo jugador le ofrecerá más dinero, incluso se endeudará, pensando en el dinero en publicidad que recibirá cuando ese jugador les haga ganar. Y así es como se crea inflación, o una burbuja, que acabaría cuando acabara el flujo de dinero, pero como en buenos tiempos todo el mundo invierte en futbol y en malos tiempos ya hemos visto que también, el crecimiento salarial parece no tener límite.

¿Quien tiene la culpa de que los futbolistas cobren tanto?

La culpa es de los futbolistas, que deberían negarse a recibir ese dinero. Aunque quizás es de los dirigentes, que no deberían entrar en esa guerra para contratarlos, por mucho que su obligación sea crear un equipo ganador. O quizás es de las empresas que se gastan demasiado en promocionar sus productos para asegurarse su supervivencia. Quien sabe, quizás es de todos esos millones de seguidores que se agolpan para ver a esos gladiadores modernos.

¿Lo sabes tu?