El reto

Hace un tiempo me plantee la posibilidad de empezar a correr como deporte a fin de experimentar en mis propias carnes la que es una de las actividades más de moda en Londres. Pero mi cuerpo se negó. Lejos de darme por vencido, hoy presento lo que va a ser mi reto durante al menos los próximos doce meses.

Por si quieres ponerte en antecedentes, aquí tienes el artículo que empezó todo: “El deporte no adelgaza“. Decía que correr no tiene como objetivo adelgazar, ni estar más sano, es una simple cuestión de proponerse un reto y superarlo. La carrera es contra el reloj, contra ti mismo, contra el dolor. Aparte de eso, también está el “Give Back“.

Run...

Alentado por los comentarios en el artículo original me lancé a las calles dispuesto a ganar la carrera, pero desgraciadamente mi cuerpo se negó a ir más allá de 5 Km, y en un tiempo que ni siquiera voy a poner aquí.

Abandonaste?

Durante un tiempo he bajado un poco el nivel de esfuerzo. Debo decir que mis salidas se parecían más a un paseo por la rivera del Támesis que a un entrenamiento. Pero esa no es la actitud de la City. Eso no es ser apasionado. En la City, la derrota no es una opción. “Abandono” no es parte del vocabulario. Este fin de semana tuve una inspiración.

El sábado y el domingo pasado se celebró la Triatlón de Londres. Durante toda la semana la City entera andaba excitada. Era tema de conversación por todas partes. Pero no creas que es una cuestión de una semana. Durante todo el verano se celebran triatlones en los alrededores de Londres. Es una de las actividades favoritas de la City, con sus historias de sufrimiento, superación y heroísmo.

Así que mi búsqueda de un nuevo reto ha terminado: el verano que viene voy a competir en una de las triatlones que se organizan por Londres. Mi objetivo no va a ser un triatlón Olímpico. Eso sería demasiado. Me conformo con un “Sprint Triatlón”, que es al Triatlón Olímpico lo que la Media Maratón es a la Maratón. Serán 750m nadando, 20Km en bicicleta y 5Km corriendo. La dificultad aquí no es la dureza de cada una de las partes, que es aceptable, sino el cansancio acumulado y sobretodo, el tener los 5Km corriendo al final, precisamente la parte más difícil para mí. El reto será terminar, y hacerlo por debajo de las dos horas.

Sigue atento al blog, pronto habrán más noticias.

La democratización del vino

Una empresa de vinos ha creado un índice para poder ver en tiempo real el precio de los vinos que venden, o mejor dicho, el precio al que cotizan.

La City se basa en los mercados financieros, y a nadie debería sorprender que alguien haya convertido el vino en uno más de los productos que se pueden comprar y vender en esos mercados.

Como ya sabes, la gente de la city está siempre en busca de una actividad o un producto que les permita gastarse su dinero. El vino es uno de los productos ideales puesto que dependen de muchos factores, como la vendimia o el trato que se les ha dado durante su envejecimiento. Si un vino sale bueno es una edición limitada que nunca más se podrá repetir exactamente. Exclusividad: la fórmula perfecta para atraer el interés de la City.

El vino está ganando tanta popularidad que muchos eventos de empresas para hablar de negocios incluyen ahora un “wine tasting” es decir, una cata de vinos. Hay incluso vacaciones organizadas en las que vas a ir a Francia, España, Sur África o cualquier otro país con buenos vinos para visitar las viñas, las cavas, hacer una cata de sus mejores vinos y disfrutar de una cena con vistas al viñedo. Cualquier trabajador de la City que se precie debe estar familiarizado con términos como “cherry taste”, “smoky”, o “chocolaty”, que son algunas de las formas de describir el vino que aprenden en las catas, porque tendrá que decirlas cuando tome vino en compañía.

Y precisamente ahí radica el problema, porque identificar un buen vino es algo muy subjetivo. Se puede prestar a controversia. Cómo saber que estás pagando el precio adecuado por esa botella de Cavernet Sauvignon? Para comprar buen vino no es suficiente con tener mucho dinero, y eso es un problema.

El índice viene a solucionar ese problema, ya que permitirá ver el precio de cada uno de los vinos en tiempo real, como quien ve la cotización de BP. Estamos aquí aplicando el mecanismo de mercado, por el cual se determina un precio que es el resultado de las interacciones de todos los participantes. Evidentemente, el precio así decidido será exactamente el valor real. Y si no lo es, no importa, ya que creer en el mecanismo de  mercado es un acto de fe en los círculos financieros. Lo importante es que haya una forma simple y aceptada por la mayoría para decidir el precio del vino, que se asume, estará en función de su calidad.

Si esta iniciativa se extiende conseguiremos que no haya discusión posible sobre la calidad de un vino. De este modo eliminaremos el elitismo de los expertos y finalmente será posible que cualquiera sepa la calidad, con lo que comprar un buen vino será sólo cuestión de tener dinero.

Palabras útiles en inglés: “Bubbles”

Tarde o temprano siempre llega el momento en que vas a ir a una fiesta elegante, una cena, y tendrás que utilizar las palabras correctas. O simplemente conocerlas para que cuando los otros las digan no te quedes con cara de interrogante. Una de las esenciales es “Bubbles”.

El dinero empieza a correr por la City de nuevo, y más ahora que hay un Primer Ministro conservador, aunque la coalición con los LibDem va a aguar un poco la fiesta, pero eso es otra historia. Un Primer Ministro conservador es una buena noticia para la City. Seguramente muchos brindaron con Champagne, la bebida por excelencia de los ricos y poderosos. Pero ojo, en las muy altas esferas, no se dice Champagne, simplemente se nombra la marca. Dom Perignon, por ejemplo.

Como quizás sepas, Chapmapgne es de hecho una región de Francia con denominación de origen (DO). En términos estrictos (y legales), sólo el Champagne producido en Champagne es Champagne. El resto son simples copias. Pero las copias son dignas de atención y muchas de ellas mejores que el original. Es necesario encontrar un término genérico. En español se usa “vino espumoso”. En inglés se utiliza “sparkling wine”, que no es una traducción literal ya que “sparkling” significa “chispas”. Es lo mismo que usan para el agua con gas, a la que llaman “sparkling water”.

Pero en la City no se utiliza ese término, sino que se le llama “bubbly”, es decir, “burbujeante”. Así que entra en una fiesta y di “sparkling wine” y ya no hace falta que digas nada más. Pero incluso “bubbly” no es lo que más se lleva. El término adecuado es “bubbles”.

Como te darás cuenta, esto es una sinécdoque (ahí lo dejo, como quien no quiere la cosa), puesto que se utiliza la parte (las burbujas) por el todo (la bebida). Puedes decir “I am buying you bubbles”, o “ I will have a picnic in the park and will bring bubbles”. Incluso lo vi en la carta de un restaurante en el remodelado y esnobizado Spitafields Market el viernes. Como alternativa también se le puede llamar “stars”, aunque es menos popular (o más selecto, como quieras llamarlo).

Así que nada de “Champagne” si no quieres que todo el mundo crea que no estás en la cresta. Bubbles es la forma correcta.

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.

Expresiones útiles en inglés: “The new normal”

La semana pasada se celebró en Davos una más de esas reuniones en que ricos y poderosos discuten los problemas del mundo. En la City de Londres el tema económico vuelve a estar en todas las conversaciones, porlo que si quieres estar al nivel, debes ser capaz de poder hablar con soltura. Ojo, no te estoy sugiriendo que sepas de economía (la mayoría ni sabemos cómo funciona), sino que puedas hablar de ella, que es muy diferente. En esta situación hay una expresión que te va a ahorrar trabajo: “The New Normal“.

Aunque no es una expresión nueva, hace algunos meses alguien tuvo la brillante idea de utilizarla de nuevo, empezando lo que parece ser una carrera por ver quien es el siguiente en colocarla en un titular. Una búsqueda rápida en Google arroja una larga lista de artículos, y la mayoría de ellos son de 2009.

Su significado actual se refiere a la crisis. La crisis ha obligado a empresas y consumidores adoptar una serie de comportamientos excepcionales, como buscar cosas más baratas, ahorrar, eliminar costes innecesarios. Su objetivo es sobrevivir a la crisis para poder volver a los comportamientos “normales“. Pero parece que tras 18  meses de crisis, la recuperación será larga y dolorosa. Así que los comportamientos “temporales” adquiridos durante la crisis van a perdurar. De hecho no va a ser algo “excepcional”, sino algo “normal“. De ahí la expresión “The new normal“, “la nueva normalidad“.

Con la necesidad que tiene esta sociedad nuestra por hablar de una forma “eficiente” y de crear nueva jerga que pueda diferenciar claramente a los que saben y a los que no, la expresión se ha propagando rápidamente a periódicos, revistas, compañías de consulting y la sociedad en general. Supongo que te das cuenta de la necesidad que tienes de usarla.

Puedes utilizarla al principio de una frase, por ejemplo “The new normal is to increase savings“. Otra forma es al final de la frase, del tipo “Low spending consumers is the new normal“. También puedes utilizarla como una frase en si misma, que en una conversación normalmente produce un gran impacto: “Companies are very cautious in the way they spend their money. That is the new normal.

Los efectos de su uso pueden ser variados. Por un lado puede ser que tu contertulio muestre cara de no entender. En ese caso le puedes pasar a explicar el sentido de la frase en un tono claramente paternalista. Si tu contertulio asiente significa que él o ella también conoce la expresión, con lo cual el uso está señalizando que los dos perteneceis al mismo grupo de intelectuales, algo muy útil sobretodo al hacer networking. Quizás tu contertulio asiente sin saber exactamente de lo que hablas. En ese caso tu conocimiento también se ve reconocido ya que probablemente ha escuchado la expresión sin saber exactamente que es, con lo que tu objetivo también se consigue.

Sea cual sea el caso, es una expresión que no puede faltar en tu arsenal de superviviencia.

Para saber otras expresiones útiles en inglés, sigue el link

Palabras útiles en inglés para la crisis

Un artículo* en el periódico City AM revelaba hace unos días algunas de las expresiones que han nacido en la City con la crisis. Si quieres saber qué tienen que ver los culos con la crisis o cómo referirte a un desayuno barato como un profesional, sigue leyendo.

El artículo en cuestión describe varias expresiones. A continuación te describo algunas de las más útiles.

Una de las principales tareas que hacen los financieros es mirar gráficos de esos con líneas fluctuantes. Con la crisis las líneas no son fluctuantes sino descendentes. Si la tendencia pasa de descendente a ascendente, decimos que ha tocado fondo. En inglés de negocios se dice “has bottomed”, y teniendo en cuenta que “bottom” significa “fondo”, la expresión es bastante similar. Lo que pasa es que “bottom” también se utiliza para referirse a esa parte del cuerpo donde la espalda pierde su casto nombre. Probablemente por eso cuando uno de esos gráficos cae, reduce la velocidad, toca fondo suavemente y vuelve a subir se le llama “J.Lo”, refiriéndose a Jennifer López. Dejaré que seas tu quien llegue a la conclusión.

En momentos de crisis y precios que caen, lo que todo el mundo quiere es adivinar que acciones están apunto de tocar fondo y repuntar, ya que comprar antes que nadie significa sacar el máximo beneficio. Eso es “catching a falling knife”, o “agarrar un cuchillo cayendo”, ya que en ambos casos hay algo que cae, y las probabilidades de acabar herido son altas.

La crisis también hace que estemos en momentos extremos, en los que se tiene que hacer lo impensable para sobrevivir. Cómo referirse a lo impensable como un profesional de las finanzas? “Shoot the puppy” que significa “matar al cachorrito”.

Qué es un “seagull manager” o “jefe gaviota”? El que llega volando, hace mucho ruido, se caga en todas partes, y se marcha.

Por supuesto, el lenguaje de crisis también ha llegado a la comida. Comer en la mesa de la oficina en vez de ir a un restaurante se llama comer “al desko”, jugando con el hecho que la mesa de oficina se llama “desk” y que comer en una terraza en vez de en el interior se llama comer “al fresco” (no hace falta que explique por qué). Cómo decir que vas a comer un desayuno de pobre porque la crisis te ha dejado sin blanca? En inglés, igual que en español, “desayuno” consta de dos partes, una es “ayuno” refiriéndose a un periodo de tiempo en el que no comes, y otra el prefijo “des” que significa que rompes el ayuno. En inglés “fast” es ayuno, con lo que “breakfast” es romper el ayuno. El pasado de “break” es “broke” y se usa para decir que estás sin blanca: “I am broke”. Así que ya te puedes imaginar que cuando alguien quiere decir que está teniendo un desayuno barato porque no tiene dinero, dice que tiene un “brokefast”.

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.

*Nota: El artículo ya no está online

Sarkozy: de héroe a villano de la City

La prensa inglesa estaba extrañamente excitada con las elecciones francesas de la Primavera de 2007 porque el candidato en mejor posición para ganar, Nicolas Sarkozy, era un francés no-francés. Sarkozy era como una declaración de victoria para el sistema anglosajón. El Tiempo ha acabado demostrando que Sarkozy es francés, a secas. Y los ingleses odian a los franceses!

Nicolás Sarkozy, Sarko para los amigos y la prensa inglesa, era la gran esperanza británica y todo el mundo iba dando saltos de alegría ante la más que probable posibilidad de que ganara. Lo que tenía excitados a los británicos era su programa electoral, que se basaba en tres puntales principales (o eso decían).

  • Una política de inmigración más restrictiva. Si los franceses, adalides de la libertad y la fraternidad endurecieran la política de inmigración, los británicos podrían hacerlo con el argumento de “los franceses también lo hacen”.
  • Reducción del tamaño del Estado: en el modelo europeo el Estado lo abarca todo, empleando miles de funcionarios y cobrando altos impuestos para financiar el “Estado del Bienestar”. Sarkozy proponía reducirlo, siguiendo un modelo más anglosajón.
  • Mejorar la economía de mercado, generando competencia, reduciendo la protección a las empresas nacionales y limitando el poder de los sindicatos. Esto es como música clelestial para los ingleses.

La prensa decía que Sarko se había dado cuenta que el modelo francés limitaba el crecimiento potencial del país. Una victoria en toda regla. Además, con este programa Francia pasaría de ser el más acérrimo enemigo de UK en Bruselas a pasar a ser un aliado a la hora de detener el avance integrador de la UE.

Sarko ganó, pero entonces llegó la crisis y se acabaron los inventos. Se olvidó de las políticas anglosajonas y empezó a proteger la economía “a la francesa”, es decir, a base de dinero público. Por si sus intenciones no eran suficientemente claras, dio un discurso que ya es leyenda, en el que incluyó perlas como esta:

L’autorégulation pour régler tous les problèmes, c’est fini.
Le laissez-faire, c’est fini.
Le marché tout puissant qui a toujours raison, c’est fini.

Que viene a traducirse como

La autoregulación para solucionar todos los problemas se acabó.
El dejar hacer se acabó.
El mercado todo poderso que siempre tiene razón se acabó.

Lo interesante es que el “Laissez Faire” es precisamente un término creado por una escuela de pensamiento económico francesa y significa que el gobierno no debe intervenir en el Mercado (Laissez faire, laissez passer).
No contento con esto, la semana pasada Sarko celebraba que el nuevo ministro europeo para el mercado interior de la UE es uno de sus ex’ministros diciendo

Quiero que el mundo vea la victoria del modelo europeo, que no tiene nada que ver con los excesos del capitalismo financiero

Los ingleses se lo han tomado como algo personal y ya estamos de nuevo con el rifi rafe entre UK y Francia.

Y hay que decir que es un descanso. Hubo un momento en que parecía que ingleses y franceses iban a ser amigos para siempre. Qué pasaría con esa relación amor-odio que es casi una razón de ser para los ingleses. Habrían tirado la columna de Nelson al suelo? Renombrado Trafalgar Square? Y qué decir de los cientos de sitios llamados “Waterloo”. Afortunadamente Sarko ha puesto las cosas de nuevo en su sitio. Los ingleses odian a los franceses (pero en secreto les encanta su acento, su vino, la Provenza, Paris y casi todo lo que es francés). Final feliz.

Durante las semanas de navidad aprovecharemos para hablar de ese encantador odio fraternal entre los dos países.

A las barricadas!

El jefe del Fondo Monetario Internacional dice que si los bancos siguen comportándose como hasta ahora, el pueblo podría levantarse contra los poderes establecidos. Compañeros, a las barricadas!

Dominique Strauss-Kahn lleva ya días llamando la atención a los bancos en nombre del FMI diciendo que están volviendo a las andadas, que no han aprendido nada de la crisis. El lunes estuvo en Londres, dando un discurso en la CBI, la patronal británica, y aprovechó la oportunidad para decirles a los banqueros, en su casa, que la población no aceptaría otro rescate de los bancos con dinero proveniente de los impuestos.

Se ha pasado el jefe del IMF al otro bando? Echa de menos el Mayo del 68 en las calles de París? De ninguna manera. Es tan capitalista como el que mas. Lo que pasa es que este hombre tiene sentido común, y como todo el mundo sabe, ese es el menos común de los sentidos, sobretodo entre los banqueros.

El amigo Dominique se teme que otra crisis acabaría con el sistema, y que los banqueros, los que no vieron venir la burbuja, son capaces de meter al mundo en otra crisis sin siquiera darse cuenta. Dominique ha visto de cerca las manifestaciones anticapitalistas, y los banqueros de la City también, el pasado mes de Abril, cuando durante dos dias tuvieron que dejar sus trajes de diseño en casa para que los manifestantes anticapitalistas no la tomaran con ellos. Así que Dominique les ha dicho “que viene el lobo!”.

El problema es que a estas alturas no estamos para revoluciones. Una cosa es poner la ciudad patas arriba un par de días y otra muy distinta es montar una revolución en condiciones. Además, estas cosas siempre las ganan un grupo de listillos y al final acabamos pagando el pato los de siempre. Pero claro, eso los banqueros no deben saberlo. Y la verdad es que tampoco nos interesa otra crisis. Así que habrá que seguirle la corriente a Dominique.

Propongo que compremos unas cuantas banderas anarquistas y las dejemos ver de vez en cuando. Podemos comprar pasamontañas y bufandas de esas que tapan hasta la nariz como las que llevan los antiglobalización, que ya viene el frío y van a ir la mar de bien. Y podemos dejar caer algunos panfletos por la City, como quien no quiere la cosa, promocionando talleres de creación de barricadas y cursillos de lanzamiento de ladrillos. Eso debería mantenerlos suficientemente asustados.

Desayunos de negocios

Alarma cool! Hay una nueva moda en la City, así que si quieres estar demostrar a los demás que estás a la última escucha esto: se acabaron las comidas de negocios. Ahora lo que se lleva son los “Desayunos de Negocios”. Lee y aprende.

El periódico de negocios gratuito de la mañana publicaba la semana pasada un artículo diciendo que los desayunos son la nueva moda en la City de Londres. Como quizás sepas, hace ya algún tiempo que se comenta la teoría del desayuno como forma de adelgazar. Dicen que un desayuno fuerte pone el metabolismo en marcha, lo que hace que el cuerpo acapare menos grasas y en consecuencia deje de ganar peso.

Pero el secreto de la moda no es ese. Resulta que se trata de desayunos de negocios, y son una prueba más de hasta dónde está llegando la crisis. Porque lo habitual en la City es que cuando alguien debía discutir algo organizaban una comida de negocios. Y no estamos hablando de comidas de bajo presupuesto: había que comer e impresionar, con platos minúsculos de nombres imposibles y vinos estúpidamente caros. Porque en la City no se puede ir veviendo bebiendo cualquier vino.

El periódico dice que los presupuestos ya no están para tantas alegrías, y en vez de tener una comida barata (horror!), evidentemente prefieren compartir un desayuno, que será mucho más barato. El artículo también apunta que si se hace la reunión durante el desayuno se puede aprovechar mejor el día. También dice que tras la comida es difícil concentrarse por la tarde (cómo decía el vino es imprescindible, y por muy caro sea, también acaba subiendo a la cabeza).

Así que ya sabes, si quieres ser cool y alguien te sugiere solucionar un tema de negocios aprovechando una comida en un restaurante le dices que ni hablar, que los hombres de negocios importantes ahora hacen desayunos de negocios, y que evidentemente tu no puedes ser menos.

Palabras útiles en inglés: "Short"

La “City” es el distrito financiero de Londres, y el principal motor económico de la ciudad. Miles de empleados transitan sus calles cada día y llenan sus oficinas. No es extraño que su jerga haya calado en el vocabulario inglés. “Short”, sin ir más lejos.

“Short” significa “corto”. No hay mucho más que contar.

En jerga financiera, significa adoptar una posición de venta. “Long” significa posición de compra. Son utilizados como verbos. Así se puede decir “Go short on Barcklays”, queriendo decir vende acciones de Barcklays. O directamente “Short GSK”.

Esta jerga ha pasado al inglés común significando vender o desprenderse de algo. Mezclando eso con el famoso humor inglés llegamos a lo que se publicaba no hace muchos días. La crisis bursátil significa que los bonus a fin de año no van a ser demasiado buenos. El rumor recomienda que si algún broker está pensando en divorciarse, debe hacerlo este año. Una sentencia reciente dice que la mujer tiene derecho a parte del bonus del ex marido incluso después del divorcio, si estaban casados cuando éste se devengó. Así que mejor divorciarse antes de fin de año con las vacas flacas. El consejo? “Short wife”.

¿He dicho ya que la City se toma con algo de frialdad esto del matrimonio?

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.

Adam Smith y la volatilidad en los mercados

Cualquiera que haya asistido a cualquier tipo de clase de Economía, a cualquier nivel, ha escuchado el nombre de Adam Smith. Este nombre es para la Economía como Platón a la Filosofía, Darwin a la Biología, Newton a la Física, Pasteur a la Medicina o Shakespeare a la Literatura. Es de suponer que cualquiera que trabaje en algo relacionado con la Economía sabrá de su existencia, puesto que se le considera el padre de la Economía moderna. Nada más lejos de la realidad.

La noticia es que los billetes de 20 libras van a llevar la cara del famoso economista impresa, como tributo a su obra. Para complementar la noticia, el periódico gratuito de negocios City A.M. ha hecho una encuesta entre trabajadores de la City de Londres, uno de los centros financieros más importantes del mundo, para saber cual es el conocimiento que tienen sobre él. El resultado? 77% de los encuestados no tienen ni idea de quien es.

Teniendo en cuenta que la gran mayoría de la actividad de la City se basa en los mercados financieros, y que Adam Smith fué el primero que describió el funcionamiento del Mercado, en qué se basan todos estos trabajadores a la hora de tomar sus decisiones? Probablemente no en los fundamentos de la economía y sus más básicas reglas…

Admito que esto puede ser demagogia, que el no conocer el nombre no significa que no sepan sobre “la mano invisible”, que esta gente son de números y recuerdan mecanismos y no nombres, que la encuesta puede no ser muy fiable… Si fuera un caso aislado, quizás si, pero hay demasiados indicios que los mercados financieros se rigen por cualquier regla menos por las reglas del mercado…