Expresiones útiles en inglés: awesome

Aunque este blog trata del inglés de Inglaterra, hay una palabra típicamente americana que se está colando en el vocabulario de Londres y está generando una contradicción cultural. Se trata de la palabra “awesome”.

Canary Wharf is awesome

Canary Wharf es lo más parecido a New York que hay en Londres, y es awesome.

La palabra “awesome” viene de “awe”, cuyo significado está en algún lugar entre sorprendente y terrorífico. Por ejemplo si estás contemplando una tormenta con rayos y truenos se podría decir que estás “watching in awe”. La tormenta es impresionante y te produce a la vez temor y asombro.

La expresión “in awe” o “to produce awe” es muy británica. Pero el adjetivo “awesome”, que es un derivado de “awe” es muy frecuente en el inglés americano.

Con la influencia de la televisión y el cine americanos, y ese ambiente de la City a menudo similar al de Wall Street la palabra “awesome” parece haber cruzado el charco. Cada vez se escucha más en Londres.

Y eso es por lo menos, chocante.

“Awesome” es un superlativo. Es algo así como “espectacular”, “impresionante”, “impactante”, “fantástico”. Es decir que se utiliza para describir cosas extremas. Y aquí es donde viene la contradicción, porque para un inglés no es normal utilizar superlativos. De hecho utilizar un superlativo es lo opuesto a normal. Si le preguntas a un inglés cómo está nunca te dirá “fantástico”. Si le preguntas que le ha parecido la película nunca te dirá “excepcional”. A los ingleses les gusta mantener la compostura. Las demostraciones efusivas de emociones las hacen sólo cuando es imprescindible. Y eso significa casi nunca.

Los americanos en cambio son más dados a gritar, a abrazarse, a aplaudir y silbar y hacer sonoras demostraciones de aprobación o de desacuerdo. Es comprensible que en su vocabulario la palabra “awesome” aparezca a menudo.

Y es esa cultura americana que está invadiendo Londres la que ha traído la palabra “awesome”.

Puedes utilizarla en casi cualquier contexto, como pasa con “cool“. ¿Qué te ha parecido la película? Awesome. Vamos a ir a la playa: “awesome”. Me he comprando unos zapatos nuevos: “awesome”. Un señor me ha cedido el paso en el metro: “awesome”. Es una delicia de palabra. Sirve para todo. Y sobretodo, cuando la pronuncies no olvides acompañarla con un tono de voz y un lenguaje corporal que dé a entender que lo que te acaban de contar es lo mejor que le ha sucedido a la Humanidad desde la invención del pan de molde.

Pero hay que ir con cuidado. Si la pronuncias en según que compañía te puede ganar algunas caras de desaprobación. No hay nada que a los ingleses les moleste más que ver su idioma barbarizado con importaciones de baja calidad originarias de sus primos americanos.

Por eso es imprescindible que sepas el significado y el uso de la palabra “awesome”, y que forme parte de tu vocabulario inglés. Pero debes escoger cuando usarla con sabiduría: a veces te puede ganar expresiones de admiración, y otras ponerte en la lista negra. La elección puede ser difícil.

 

Expresiones útiles en inglés: good for you

La expresión de hoy se engloba en las que podríamos llamar “expresiones para decir algo sin decir nada”.

Literalmente “good for you” significa “bueno para ti”, o quizás “mejor para ti”. Se utiliza fundamentalmente en dos contextos.

El primer contexto es cuando una persona que tu consideras claramente inferior a ti te anuncia algo. Por ejemplo un conocido te dice que le han invitado a una fiesta en un club que tú conoces y que consideras de muy poca calidad. Si a ti te hubieran invitado a esa fiesta hubieras dicho que no podías ir porque tenías que lavarte el pelo, o quizás ni siquiera te hubieras molestado en responder. Pero tú crees que ese conocido tuyo no tiene tantas opciones de ser invitado a fiestas cool como tú, así que para él ser invitado a esa fiesta es una gran cosa. Así que le dirás “good for you” con tu mejor sonrisa.

El segundo contexto es mucho más inglés. Se utiliza cuando alguien te dice algo pero tú no quieres dar ninguna opinión. El silencio sería demasiado embarazoso, así que hay que llenarlo con algún tipo de comentario que no dé a conocer lo que realmente piensas. Si alguien te dice que ha conseguido un trabajo en la City de Londres puedes responder “good for you”.

En este segundo caso estás diciendo algo que aparentemente es una felicitación, pero si lo miramos detenidamente, ¿qué tipo de felicitación es? Decimos que el trabajo es bueno para él o ella, ¿pero significa que para otro no sería bueno? Y si no sería bueno para otro, ¿es porque de hecho es un trabajo de baja calidad, o porque depende de las habilidades que cada uno tenga?

Tanto en el primer caso como en el segundo, la persona a la que va dirijido el “good for you” no tiene forma de saber si te alegras o si crees que es una gran cosa.

Podemos agrupar esta expresión con “fair enough”. En ambos alguien te ha dicho algo, y evidentemente espera tu comentario. Gracias a estas dos expresiones consigues cumplir el formalismo de responder, pero evitas comprometer tu opinión, con lo que no podrá ser usado contra ti en el futuro.

 

Expresiones útiles en inglés: challenging

Decir que algo es difícil, que es un problema, no es una actitud ganadora. En cambio “challenging” te va a describir como la persona ganadora que eres.

Tower 42

Seguro que conoces esa famosa frase de jefe “no me traiga problemas, tráigame soluciones”. En el mundo de los negocios los empleados que vienen con problemas nunca son los favoritos de los jefes. Lo que los jefes quieren es que vayas a decirles que todo funciona divinamente gracias a su dirección clarividente.

Pero los problemas existen a pesar de las innegables capacidades de dirección de los jefes. Ignorar los problemas es un camino que tampoco te va a llevar a ninguna parte. Entonces, ¿cómo informar a tu jefe de que hay un problema sin que parezca que el problema eres tu?

Para responder a esa pregunta lo mejor es un ejemplo. ¿Recuerdas esa frase de “Houston, tenemos un problema” (Houston, we have a problem)? Cuando te dicen eso te pones a la defensiva porque sabes que te va a tocar hacer algo. Sin embargo, si la frase hubiera sido “Houston, we have a challenge”, la actitud es totalmente distinta.

Challenge significa literalmente “reto”. Cuando algo es “challenging” plantea un reto.

Piensa en que sensaciones te da la palabra “reto”. Te incita a superarlo, implica acción. Ahora compárala con “problema”. Mucho más pasiva, como si la cosa no fuera contigo.

La gente ganadora no tiene “problemas”, tiene “challenges”. Si te encargan una tarea, no vas a decir que es difícil, porque parece que estás poniendo excusas. Lo que vas a decir es que es challenging, porque no sólo implica que vas a superarlo usando todo tu talento, sino que además tiene un gran mérito.

Puede ser que al final no puedas hacerlo, o que tengas que pedir ayuda, pero eso es normal. Ya se sabe que la gente ambiciosa a veces asume retos que son más grandes que ellos. Precisamente porque no se amedrentan frente a nada. Ellos no conocen la palabra problema, y por eso otros acuden en su ayuda si el reto es demasiado grande. Esa es la filosofía del ganador, afrontar la vida como un gran reto, jugar siempre para ganar.

Si tu madre te dice que limpies la habitación, dile que es challenging. Si el jefe te pide que trabajes con ese tipo al que odias, dile que trabajar con él es challenging. No es que no quieras hacerlo, es que es challenging. Si lo haces, eres un héroe. Si fracasas, es el precio que hay que pagar por fijarse grandes metas. Life is a challenge.

Foto: La Tower 42, en la City de Londres, fue el primer rascacielos de Londres. Para algunos hacer un rascacielos era difícil. Para los arquitectos de la Tower 42 era challenging.

Este blog es el esfuerzo durante más de siete años de una sola persona para contar lo que pasa en Londres. Si este artículo te ha parecido interesante, por favor vota por el blog en la categoría de viajes aquí:
Votar en los Premios Bitacoras.com

Expresiones útiles en inglés: “rip off”

Cuando consideramos que algo es caro decimos que es “expensive”, pero si el precio es exagerado para el producto, entonces decimos que es un “rip off”. Pero ojo, en Londres hay que usar la expresión con cautela.

Ya hemos hablado alguna vez sobre lo importante que es el dinero en Londres. A la gente le gusta el lujo, ya sean coches caros, bolsos de marca o buenos restaurantes. Pero aunque estés loaded, el dinero no hay que despilfarrarlo. Gastar el dinero está bien, pero eso no quiere decir que te tengas que dejar tomar el pelo. Si alguien te está cobrando un precio elevado por algo que no lo vale exclamarás sin dudarlo “this is a rip off”.

El verbo “rip” significa arrancar o rasgar con violencia. Por ejemplo en una pelea puedes decir que el adversario le arrancó la camisa “ripped his shirt”. El nombre en inglés del famosos “Jack el destripador” es “Jack the Ripper”. Si añadimos “off” lo convertimos en un phrasal verb, esos tan temidos por los estudiantes de inglés. En este caso no le cambia el significado, sinó que lo acentúa. Al igual que antes podemos decir “ripped his shirt off”.

Si vas a un restaurante donde te sirven un plato minúsculo y te cobran 50 libras puedes decir que es un “rip off”. O si quieres comprar una camiseta y te cobran 100 libras puedes decir que la camiseta es un “rip off”. Es como si te arrancaran el dinero. Literalmente se traduciría por un “arranco”. Una traducción más adecuada en España sería un “robo”.

Pero hay que ir con mucho cuidado al usarla para que no te delate como alguien que no tiene clase. Puede ser que vayas a un restaurante de esos de plato grande y comida pequeña y que al ver la cuenta exclames “it’s a rip off”. Pero si todo el mundo acepta que ese restaurante es muy bueno, entonces el precio está justificado, aunque al salir tu cartera esté tan vacía como tu estómago. Si dices que es un rip off significa que no sabes apreciar su calidad.

Igualmente, si vas a un bar de copas de moda donde te cobran la naranjada a cuatro libras y los cocktails a 10 libras y dices que es un “rip off” de nuevo estarás descubriéndote como un paleto. El precio que pagas no es sólo por la bebida: también estás pagando por el ambiente, la gente, la música y en general por el hecho que la gente ha aceptado que ese es un lugar donde vale la pena pagar extra. Así que no es un “rip off”, sino que es trendy.

Como ves, la línea que separa un “rip off” de algo que no lo es puede ser difícil de ver. Para evitar errores puedes utilizar “expensive”, que no lleva ningún juicio asociado. Pero si crees que el precio es una tomadura de pelo, entonces lo adecuado es “rip off”.

¿Se te ocurren más formas de traducir “rip off”? Si sabes alguna no dudes en dejarlas en los comentarios.

Expresiones útiles en inglés: “Rocket Science”

A veces la gente es incompetente. Les gritarías en la cara si no fuera porque sabes que con eso no conseguirías nada. Aún así tiene que haber alguna forma de demostrar tu frustración. La expresión en inglés que estás buscando es “rocket science”.

Si esa gente que son incapaces de llevar a cabo una tarea sencilla te hacen hervir la sangre, esta expresión es para ti. “Rocket science” te va a permitir decirles que realmente no hay ninguna razón por la que esa tarea no puede hacerse.

Podrías decir “no es tan difícil”  (It’s not that difficult). Pero si lo que quieres decir es que  es su incapacidad  lo que lo hace todo difícil, entonces debes decir es “It’s not rocket science”.

“Rocket Science” significa literalmente “Ciencia de Cohetes”. Es un término algo abstracto que incluye a todos aquellos científicos que se ocupan de mandar cohetes al espacio. Estaremos de acuerdo en que mandar cohetes al espacio no es un tarea fácil. Hay otras que también son complicadas, como la física cuántica, o hacer que la red de ferrocarriles de Londres consiga ser puntual durante un día entero (bueno, no, lo último no es complicado, es imposible).

Pero de alguna manera, eso de mandar cohetes al espacio tiene un cierto encanto, quizás por eso se ha se ha convertido en la metáfora de algo muy difícil.

Su uso, como ya te puedes imaginar, es sarcástico. Cuando alguien está tratando de hacer algo y no lo está consiguiendo dirás “It’s not rocket science”. Con eso estás dejando claro que tu lo harías hasta con una mano atada a la espalda. Es decir, que hay que ser muy tonto para no saberlo hacer.

Claro, la expresión tiene sus peligros. La persona puede contestar “ah si? a ver cómo lo haces tu” (Really? Show me how you do it). A no ser que esa reacción sea exactamente lo que andabas buscando, esta situación no es deseable y hay que evitarla como sea. Con esa finalidad dirás “it’s not rocket science” sólo cuando estés criticando a esa persona cuando no puede escucharte o cuando la tarea ya ha sido terminada, y no tengas opción de hacer nada. Como ves, esto no es crítica constructiva. Más bien al contrario.

Hay una razón que relaciona esta expresión con Londres. Se dice que todos esos matemáticos que trabajan en la City montando algoritmos, fórmulas matemáticas, programas que calculan los precios eran de hecho inicialmente “rocket scientists”. En cierto momento alguno de ellos pensó “con nuestros conocimientos podemos ganar más dinero que esos brokers. It´s not rocket science”.

Y con tanto cálculo, y los “swaps” y los CDUs y productos financieros “creativos” crearon el mayor crack financiero de la historia. Y eso que jugar en bolsa no es “rocket science”.

Expresiones útiles en inglés: “busy”

Cuando saludes a alguien en inglés en Londres con los típicos “How are you” o “You alright” es muy probable que te respondan con un “very busy”. Esa es la marca de un triunfador, o alguien que pretende serlo. La explicación no es intuitiva, pero es muy sencilla.

“Busy” significa ocupado, es decir, que tienes cosas que hacer que no te permiten dedicar tiempo a holgazanear. Quizás te parezca que decir que es muy probable es una exageración, pero en Londres no lo es. Aquí parece que todo el mundo está “very busy”.

No te lo van a decir con una sonrisa de oreja a oreja. Lo más probable es que lo precedan con un “oh” en sentido de queja, al estilo “oh, very busy, very busy”, casi jadeando como el que está tan cansado que está sin aliento, cosa que a primera vista es mala. Pero no te confundas. Ese “very busy” es de hecho una exclamación de triunfo. Estar tan ocupado que no tienes tiempo ni para tomar aliento es algo bueno, casi imprescindible en la City.

Analicémoslo detenidamente. Si en el trabajo estás “busy” es porque alguien te ha dado algo que hacer. Eso significa que confía en tus habilidades. Si no estás “busy” significa que o bien no tienes nada que hacer, o que no lo estás haciendo. En una cultura donde tener dinero es símbolo de éxito, y trabajar duro es la forma de ganarlo, no hacer nada es perder el tiempo, y el tiempo es dinero.

Pero el “busy” no se refiere sólo a trabajar. Si estás estudiando, la situación es la misma, porque estar “busy” significa que estás trabajando duro, que escoges muchas asignaturas, que estás llevando tus trabajos al extremo del perfeccionismo. Eso es lo que define a alguien con éxito, con ambición.

Y no olvidemos el “give back“, esas actividades que se hacen para devolver a la sociedad parte de los beneficios en forma de usar tiempo para los más necesitados.

Cómo no, el networking y el socialising son también imprescindibles. Estar invitado a muchas fiestas, quedar con amigos para ir a tomar unas copas, organizar eventos para conocer a gente e intercambiar experiencias y conocimientos son también parte de estar “busy”. Puede ser que seas tan popular que te invitan a sitios constantemente, y no puedes decir que no.

Así que el londinense medio trabaja duro en el trabajo, probablemente está estudiando algo part-time, participa en eventos de charities o se entrena para un evento deportivo en el que va a recaudar dinero para charities. Además va a fiestas, a beber con amigos. Y encima tiene que ir de compras, comer y dormir. No es de extrañar entonces que cuando le preguntas “You alright?”, te responda “oh, very busy, very busy”, y con esa humildad tan británica de quitarse importancia pretendiendo que estar busy es malo, de hecho te está demostrando la vida tan exitosa que tiene, con tantísimas cosas que hacer que apenas tiene tiempo de respirar.

Así que recuerda, si alguien te pregunta cómo estás, la respuesta es “very busy”, aunque te pases el día mirando al techo.

 

Expresiones en ingles: going dutch (expresiones para un restaurante)

¿Sabes qué significa “going dutch”? ¿Sabes cuales son las expresiones en inglés más comunes a la hora de pagar una cuenta? Y lo más importante, sabes cuales son las reglas para pagar una cuenta en Londres?

Dutch es el gentilicio de los Países Bajos. Es decir que en inglés, a alguien que es de los Países Bajos (ojo, no confundir con Holanda) se le llama “dutch”. Así que la expresión “going dutch” significa algo así como “hacer como la gente de los Países Bajos”.

Estás en un restaurante en Londres. Alguien le pide al camarero la cuenta: “Waiter, can I have the bill please?”. La cuenta (“the bill”) llega a la mesa, todos la han visto, y alguien dice “are we going dutch?”. Está claro que se trata de algo relacionado con la cuenta, ¿pero qué hacen en los Países Bajos con la cuenta? Se supone que la pagan. ¿O significa largarse a Amsterdam y dejar la cuenta sobre la mesa?

En algunas ocasiones, cuando llega la cuenta a la mesa alguien quiere invitar. En ese caso la persona en cuestión agarra la cuenta, le echa un vistazo rápidamente sin que nadie pueda ver a cuanto sube (eso es muy importante) y le indica al camarero que se acerque. El “yo invito” que en inglés es “it’s on me” apenas se pronuncia. Simplemente se hace.

Otra posibilidad es que independientemente de lo que cada uno haya pedido, se mire el monto total y se divida por el número de comensales. A eso se le llama repartir la cuenta, “split the bill”.

A estas alturas ya debes estar suponiendo que “going dutch” significa que cada uno se paga lo que ha pedido. La relación que eso tiene con los ciudadanos de los Países Bajos es algo que se me escapa por completo. “Going dutch” no es bueno o malo. Puede ser que alguien no quiera cargar con lo que han pedido otros, o que se sienta responsable de haber pedido más que nadie y no le parezca justo que otros le paguen una parte de su comida. En cualquier caso no es una opción popular, ya sea para evitar parecer un aprovechado, parecer demasiado “tight”, o para evitarse los interminables cálculos de quien ha tomado qué y si la cuenta cuadra.

Lo más habitual es repartir la cuenta, “split the bill”. Pero ojo, si la cena es una cita romántica las reglas cambian por completo, no vayas a confundirte y arruinar un bonito romance. Pero eso ya es parte de otro artículo.

Expresiones útiles en inglés: “out of my depth”

El mundo de los negocios es duro. En muchos casos te encuentras con gente que no sirve para lo que hace. En ese caso utilizas la expresión “out of his depth”.

La situación es desgraciadamente bastante común. Alguien está intentando hace una tarea y simplemente no sabe cómo hacerla. O todavía peor: a alguien le han colocado una tarea que no ha pedido y ahora se encuentra que tiene que solucionarla. Cuando la gente ve que se está ahogando dice “he is out of his depth”.

La expresión proviene de la natación, o mejor dicho, de la piscina. Los ingleses no son muy dados a nadar. Sus playas son de roca o de piedras enormes, y el clima es horrendo. Por eso la mayoría de ellos no son buenos nadadores.

Cuando alguien no es un nadador experto tienen que quedarse cerca de la orilla en el mar, o en la piscina tiene que nadar donde pueda tocar suelo o por lo menos que no se hunda mucho antes de tocar suelo. Esa profundidad se llama “depth”, así que “his depth” significa su profundidad aceptable. Si el nadador en cuestión se aventura más allá de la profundidad recomendable para su habilidad se dice que está “out of his depth”, o fuera de su profundidad.

En términos metafóricos, la misma expresión se utiliza en los negocios. Si alguien está haciendo algo para lo que no tiene suficiente habilidad y está claramente sufriendo, se dice que está “out of his depth”. Esa expresión implica inmediatamente no sólo que está sufriendo, sino que corre serio peligro de hundirse y ahogarse.

El contexto en el que se usa normalmente no es el de “oh, pobrecillo, vamos a echarle un salvavidas”. Es más bien un disfrutar sádico en el chapoteo del incauto. Cuando alguien dice “he is out of your depth” lo que te están diciendo es literalmente “no vale para eso”.En la City hay que ser bueno en todo, y si tienes debilidades no hay que mostrarlas en ningun caso, ni en el karaoke. Supongamos que te has tomado una cerveza de más y te estás arrancando con “Angels” de Robbie Williams. Si sueltas un gallo puede ser que la gente te aplauda y se rían a tu costa. O alguien puede decir “he is out of his depth”.

Así que sea en el Karaoke, en la presentación delante de todos los compañeros, o en ese encargo del jefe, conocer tus limitaciones se convierte en la única forma de seguir nadando donde nadie se va a enterar de si sabes nadar mucho o poco. Eso si, no dudes en usarlo como arma contra otros. Ellos también lo harían.

Expresiones útiles en inglés: “in the loop”

Socialising y networking son fundamentales para el ocio y los negocios de los londinenses. Pero para poder practicarlos hay que saber quien está organizando qué y dónde. La expresión “in the loop” es una herramienta imprescindible.

Un “loop” es un enlace, un círculo o una vuelta. Por ejemplo esos cerales redondos de desayuno se llaman “loops”. Hay muchas cosas a las que se pueden adaptar, pero yo creo que la forma más fácil de entenderlo es pensar en un circuito. Un “loop” es algo que empieza y termina en el mismo sitio. Como un circuito de coches, o una pista de atletismo. Hagas lo que hagas siempre vas a pasar de nuevo por el inicio. Esos videos cortos que hay en Internet que empiezan de nuevo cada vez que llegan al fin están en un “loop”.

En el caso que tratamos es un “loop” de información. Si te encuentras con alguien que está organizando una fiesta te dirá “I will keep you in the loop”. Eso significa que va a haber una información que se va a distribuir, y tu vas a estar en ese circuito.

Si alguien está buscando gente para, pongamos por caso, un viaje a esquiar en grupo, y necesitan a gente, tu puedes mostrar tu interés y decir “keep me in the loop”. Con eso estás pidiendo que cada vez que haya una ronda nueva de información, como fechas, lugar, etc. tu vas a recibir esa información, vas a estar en se flujo informativo, “in the loop”.

Como ves, estar “in the loop” significa que sabes lo que está ocurriendo a tu alrededor, y por lo tanto estás a la última en todos los acontecimientos sociales. Pero no te confundas y lo utilices en general. Si quieres demostrar que tienes buenas conexiones y eres socialmente activo no puedes decir “I am in the loop”. Aunque tiene sentido, y seguramente que la gente entendería lo que dices, no es una expresión popular.

La expresión entera es “keep me in the loop” o “I will keep you in the loop”, cuya traducción podría ser “mantenme informado” o ” te tendré informado”.

Y no tengas vergüenza de pedir que te mantengan “in the loop”, pensando que quizás no te quieren invitar, o que el evento no es para ti. En Londres el que no llora no mama, y si no pides, nadie te da nada. Así que ya puedes ir practicando tu vocabulario londinense diciendo a todo aquel que conozcas: “keep me in the loop”.

Y yo también voy a poner mi granito de arena “to keep you in the loop”. Lo único que tienes que hacer es seguir a Un Mundo Peplejo en Facebook, en Twitter, o en las newsletter quincenales.

Expresiones útiles en inglés: “Catch 22″

En cuanto a expresiones se refiere, hay una que te va a dejar completamente perplejo cuando la escuches en Londres porque casi nada en la expresión te indica lo que realmente significa. Es “catch 22”.

Empecemos por el principio. “To catch” significa “atrapar”, por ejemplo “catch the train”, “catch the ball” o “catch up“. Cuando se utiliza como nombre tiene otro significado, el de “truco” o “trampa”. Si vas andando por la City y te ofrecen algo gratis, la expresión que te vendrá a la cabeza es “what is the catch”, es decir, cual es el truco o cual es la trampa. Porque ya sabemos que en la City no hay nada gratis, así que ante semejante oferta lo más lógico es desconfiar. Si el jefe te dice que te puedes ir a casa temprano, puedes preguntarle “what’s the catch”, a lo que él muy ofendido responderá “no catch” ( y con el tiempo te enterarás que si había “catch”.)

Así que al decir “catch 22” puedes pensar que se trata de algún tipo de trampa. Pero no va por ahí el tema.

La expresión proviene de una novela del mismo nombre escrita por Joseph Heller y publicada en 1961. La novela transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, y su punto principal es que un piloto del bando aliado decide que no quiere seguir yendo a misiones peligrosas. La única forma de conseguirlo sería que le declararan loco. Para ello debe solicitar un examen psicológico que le declare no apto para volar. Pero el mero hecho de solicitar ese examen demuestra que está cuerdo ya que “aquel que quiera librarse de ir a combate no está loco”.

Para verlo en una situación real podemos recordar el “plebgate“, en el que un policía en Londres acusó a un político de llamarle plebe. Si el político admitía haberlo dicho tenía que dimitir. Si lo negaba estaba llamando al policía mentiroso, con lo que debería dimitir. “Catch 22“. Al final dimitió, como no podía ser de otro modo, y curiosamente resultó que realmente no había utilizado la famosa palabra.

Otro ejemplo es aquella famosa frase de Groucho Marx “nunca formaría parte de un club que me aceptara como miembro”.

Si buscamos una traducción, probablemente lo que se acerca más es “Círculo Vicioso”, una expresión que aunque existe en inglés, jamás se utiliza. Por alguna razón este tipo de situaciones se decriben siempre como “catch 22″.

Conocer esta expresión es algo fundamental si quieres demostrar que estás integrado en la cultura londinense. No conocerla te va a señalar como no integrado, y si preguntas qué significa, será como decirles a los demás que no estás integrado. “Catch 22“.