Un mundo perplejo cumple nueve años

En los artículos de celebración que escribo cada año cuento la cantidad de años que hace que escribo el blog y me maravillo de que todavía siga vivo, con artículos cada semana.

Este año es algo distinto, porque la cantidad de artículos publicados no es ni una mínima parte de lo que acostumbraba. Así que si bien el blog sigue vivo, la frecuencia de actualización ha sufrido ostensiblemente.

¿La razón? Londoner.

Londoner es mi hijo, nacido en Londres hace algo más de veinte meses, y puedo decir que aunque extremadamente agradable, ocuparse de él es una de las experiencias más intensas que he vivido. Mi tiempo libre ha desaparecido por completo.

Cada niño tiene sus cosas. Cada uno da problemas a su manera. Algunos son angelitos al principio y luego se lo cobran con intereses. El mío para empezar es un varón, y eso significa que como esos conejitos de la TV, parece tener una fuente secreta de energía que lo mantiene activo pemanentemente. Aparte de eso Londoner es de esos niños que creen que comer no es necesario, con lo que cada comida es una batalla.

Además se levanta pronto. Muy pronto. Supongo que considera que el mundo tiene demasiadas cosas para ofrecer como para pasarse la mañana durmiendo. Y yo coincidiría totalmente con él si pudiera pegarme una siesta de un par de horas después de comer como hace él. Pero no, yo debo ir a trabajar, porque la hipoteca no se paga sola.

Así que el tiempo dedicado al blog ha dado paso a la única actividad de ocio que me permito estos días: dormir (cuando es posible).

Para este décimo año que empieza tengo muchos buenos propósitos pero debo ser sincero conmigo mismo: con postear de vez en cuando me conformo. Ya lo ves, pequeñas satisfacciones. Sencillas. Ese es el secreto de la felicidad. (Si, Londoner ha agudizado mi lado filosófico).

Feliz cumpleaños para Sirventés y Un Mundo Perplejo, y que tu lo veas por muchos años.

6 pensamientos en “Un mundo perplejo cumple nueve años

  1. Si te sirve de algo, mi experiencia es que durante el próximo año no todos los niños duermen más o comen mejor, pero tú te habitúas y ellos se vuelven más predecibles, con lo que el estrés baja mucho. Además, cuanto más hablan mejor los conoces y hasta puedes razonar un poco.

    Pronto te veremos más perplejo… (dijo la que también ha bajado considerablemente su número de publicaciones…)

  2. Así, así, las prioridades son las prioridades, pero los tiempos para uno mismo volverán antes de lo que te des cuenta, así que no desesperes, y feliz cumple

  3. ¡¡Enhorabuena por tu magnífico blog!!.
    Sigue y ya verás que él compartirá contigo algo de esa “fuente secreta de energía”… :)
    Un abrazo

  4. ¡Muchas felicidades, Sirventés! Por partida triple, por los diez años del blog, por tu Londoner, y por la feliz (aunque imagino que cansada) madre. Yo sigo subiendo cositas a mi blog aunque también con poca regularidad.
    Un abrazo

  5. Siempre recomiendo tu blog a mis amigos. ¡Es excelente! Me gusta mucho cómo escribes (y sobre las cosas que escribes, claro).
    Con que postees de vez en cuando me conformo, Sirventes. Pequeñas satisfacciones 😉

Responder a Miercoles Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *