Málaga, visitando Andalucía (V)

Málaga es una pequeña ciudad llena de encanto en la que decidí que podría acostumbrarme a vivir en Andalucía.

Malaga-006

Vamos a ser honestos. Al llegar a Málaga ya había decidido que lo mejor era dejar fluir mis vacaciones sin preocuparme demasiado por nada.

Malaga-001

Evidentemente me familiaricé con el pasado romano de la ciudad, y también con el pasado Árabe.

Malaga-007

Málaga tiene un bello palacio árabe, con sus tradicionales arcos árabes y sus patios con agua.

Malaga-002

Malaga-004

También tiene una imponente fortaleza con enormes murallas que se encaraman a una pequeña montaña.

Malaga-005

Y al llegar a lo más alto, las vistas son enromes.

Malaga-012

También tiene la casa museo de Picasso, una visita obligada que complementaba lo que ya había visto en Paris y Barcelona.

Pero a estas alturas del viaje el extranjero en mí ya había entendido de qué iba esto de Andalucía. Si bien hice las paradas culturales obligadas, lo que realmente me apetecía era dejar fluir el tiempo.

Malaga-003

Es por eso que tengo más bien pocas fotografías. No es que la ciudad no las mereciera. Es que simplemente mi actitud había cambiado. En los momentos del día de sol más intenso me quedé en mi hotel en Málaga o me busqué un lugar donde corriera el aire y pudiera descansar. Me fui a la playa, no sin antes haberme rebozado de crema, que el sol andaluz es de justicia y mi piel está demasiado acostumbrada al pálido sol londinense. Al caer la tarde me di un buen paseo por las calles, bajo los árboles en flor mientras sentía la brisa marina. No hace falta que diga que disfruté enormemente de mi estancia.

Malaga-008

Y si hablamos de disfrutar, evidentemente tenemos que hablar de comida.Tras mi visita a Córdoba, Sevilla y Granada yo ya era un experto en tapas.

En Londres, un restaurante de tapas es básicamente un restaurante como cualquier otro pero en el menú, en vez de tener platos normales, te dan mini-platos. Evidentemente son más baratos que un plato normal, pero como necesitas comer más para llenarte acabas pagando mucho más que en los otros restaurantes.

Malaga-009

Malaga-010

Visitando Andalucía descubrí que las tapas no son un tipo de comida, es una filosofía. En Andalucía se va al bar a charlar, y se pide un par de tapas con algo de bebida. Y entre risa y risa se piden otro par de tapas, y así va pasando el rato hasta que cuando decides que es hora de ir a casa resulta que ya has comido. ¡Menudo descubrimiento! Lo conversación es tanto o más importante que la comida.

Jamón, habas con chorizo, pescadito frito, chocos, croquetas, vino… Me podría pasar el día contando las virtudes de la comida andaluza.

Malaga-011

Y así pasaron mis últimas horas en Andalucía, convencido que la única forma de entender a estos andaluces es venir a pasar unos días con ellos.

Aquí está la lista entera de los artículos del viaje:

3 pensamientos en “Málaga, visitando Andalucía (V)

  1. De pequeña viví un tiempo en Andalucía y nada me ha evocado tantas vivencias como las flores moradas de tu última foto. Y ni siquiera sé cómo se llaman.

  2. Es una buganvilla, típica de muchos jardines de la costa andaluza. Por diosss, qué ganas me están entrando de irme ya pallá después de ver este post!!!

Responder a Sirventes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *