Sevilla, visitando Andalucía (III)

Satisfecho e ilusionado tras haber visitado Córdoba me dirigía a mi segundo destino andaluz: Sevilla, la ciudad del sol.

Sevilla-017

Sin perder tiempo fui a visitar un local típico.

Sevilla-001

Se trataba de un auténtico “tablao” andaluz, con sus sillas de madera, su suelo de madera y una cantidad sorprendentemente elevada de japoneses. Me sorprendió no ver a nadie que no pareciera ser turista, siendo que el lugar era típico.

Sevilla-002

Entre baile y baile, guitarras, palmas y zapateos me di cuenta que la mujer andaluza tiene un cierto carácter, y que cuando se enfada más vale quitarse del medio. No sé que le había hecho el tipo al que estaba señalando pero te aseguro que me alegré de estar lejos de él. Por si acaso.

Sevilla-010

Sevilla fue durante muchos años el único puerto con permiso para comerciar con las posesiones castellanas en América, lo que significa que la ciudad se enriqueció rápidamente. Eso se nota en los grandes monumentos, como la catedral, que contiene una fantástica escultura en honor a Cristobal Colón. La torre de la Giralda da a la catedral su característico perfil.

Sevilla-019

Sevilla-014

Sevilla-012

Sevilla-011

Otro gran monumento relacionado con la conquista de América es la Plaza de España, construida para la exposicion Iberoaméricana de 1929, y famosa por aparecer en la película “La Guerra de las Galaxias”.

Sevilla-004

Sevilla-007

Sevilla era ciudad Real, y tiene su palacio Real, llamado Real Alcázar. Aquí es donde la herencia Árabe se hace más obvia en Sevilla.

Sevilla-006

Sevilla-009

Sevilla-008

Pero para ver grandes monumentos ya tengo suficientes en Londres. Lo que me interesaba era descubrir a vida a pié de calle. Afortunadamente en Sevilla tuve la enorme suerte de tener una anfitriona, una mujer que sin duda ama la ciudad, y que me mostró sus mejores lugares. Si ser turista en Sevilla es una suerte, poderla visitar como un local es sin duda un privilegio.

Sevilla-018

Me encantaron las callejuelas alrededor de la catedral, con nombres tan evocadores como calle Agua o Calle Vida. En una ciudad con tanta influencia árabe no es casualidad que Agua y Vida estén conectadas.

Sevilla-022

Lo mejor de la ciudad para mí fue el Guadalquivir. Y al otro lado la calle Betis, y por supuesto Triana. Al parecer esta zona de la ciudad estaba poblada por alfareros. Como no podría ser de otra manera yo compré uno de esos platos “recuerdo de…”, que según me cuentan debo colgar en la pared o cerca del televisor.

Sevilla-023

Si tuviera que definir la ciudad por sólo una cosa, diría que Sevilla, a pesar de la grandeza de sus monumentos, es una ciudad sencilla. La comida, la arquitectura, la gente… todo va a un ritmo distinto, un ritmo que a pié de calle invita a detenerse, a mirar alrededor y a disfrutar.

Sevilla-024

Aquí está la lista entera de los artículos del viaje:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *