Independentismo en la Unión Europea

Pertenecer o no pertenecer a la UE. Parece que el tema está de moda de nuevo: ¿si una parte de un Estado miembro se independiza, continúa siendo parte de la UE? ¿Y eso es bueno o malo?

Cataluña ha conseguido que el debate independentista se instale en la prensa española. Se cuestionan si una Cataluña independiente sería o no parte de la UE. Por el momento ese debate parece no ser muy necesario porque de hecho el gobierno español, a fin de evitar la secesión, se ha negado rotundamente a permitir un referéndum. Pero a pesar de eso el gobierno central afirma que una Cataluña independiente no sería parte de la UE y su acceso sería largo y tortuoso.

En el Reino Unido tienen un caso similar, ya que los independentistas escoceses llegaron al poder prometiendo que promoverían un referéndum por la independencia. A fin de evitarlo el gobierno británico adoptó una decisión opuesta a la del gobierno español: aprobaron una ley que obligaba al gobierno escocés a presentar la consulta mucho antes de lo que ellos tenían planeado, para poderlos coger a contrapié. Así que finalmente se celebrará el 18 de Septiembre de 2014.

Desde entonces la Unión Europea se se ha convertido en el centro del debate.

Los independentistas escoceses afirman que una Escocia independiente seguiría siendo parte de la Unión Europea. En Londres les dicen que en caso de independizarse se encontrarían de inmediato fuera de la UE. Y les recuerdan que eso sería un gran problema para su economía.

Al mismo tiempo el partido mayoritario en el gobierno central, el partido conservador, ha empezado un proceso que si todo va como ellos esperan, llevará a la población británica a votar sobre si quieren seguir perteneciendo a la Unión Europea o no. Y su postura es por el “no”.

Así que minetras los Torys dicen en Escocia que la UE es muy importante y quedar fuera de ella es casi una locura, en Londres estan trabajando para llegar a un referéndum que saque al Reino Unido de la Unión Europea.

No sólo eso. Para convencer a los votantes que estar fuera de la UE es una buena idea ponen el exitoso ejemplo de Noruega. el fallo en ese argumento es que Inglaterra tiene muy poco que ver con Noruega. Pero hay otros que si son muy similares en cuanto a su estructura económica: Escocia.

¿Suena contradictorio? En absoluto. El plan consiste en asegurarse que los ingleses se convenzan que estar en la UE no es perjudicial, y que los escoceses sepan que estar en la UE es imprescindible. Y que los unos no hablen con los otros.

Imagagínate las risas si dentro de un año los escoceses votan en contra de la independencia para no sufrir las consecuencias de salir de la UE, y seguidamente el Reino Unido vota salir de la UE.

3 pensamientos en “Independentismo en la Unión Europea

  1. Me parece entender que la finalidad del artículo básicamente llegar al párrafo final, que por otra parte evidencia claramente las incongruencias de algunos planteamientos políticos.
    La verdad es que el tema de Escocia no lo sigo mucho, pero, por lo que leo en tu artículo, en parte se utilizan los mismos argumentos para desmontar los anhelos de independencia que se utilizan desde España contra Catalunya. Desde Catalunya hay varios colectivos y expertos que contradicen, argumentando y razonando, estos argumentos, y probablemente muchos de estos razonamientos sirvan también para Escocia, sobre todo lo que mueve este artículo que es la permanencia o no en la UE una vez conseguida la independencia, y las consecuencias de uno u otro resultado: Col·lectiu Wilson (http://www.wilson.cat/en/), Xavier Sala i Martin (http://www.salaimartin.com/), Centre Català de Negocis (http://www.ccncat.cat/), y otros, la mayoría de ellos en diversos idiomas para llegar al máximo de gente y dar a conocer puntos de vista diferentes a los “oficiales”.
    Gracias

  2. Desde Escocia con amor…

    Aquí el centro del debate parece ser más el sistema electoral, que hace que una región de izquierdas esté siendo gobernada por el partido conservador, que cuenta con el apoyo de menos de un 10% de su población.

    En cuanto a la UE, lo que he oído es que Escocia, por su economía, no tendría problemas en ser aprobada como miembro de la UE tras unos años. Aunque estas cosas siempre son discutibles, claro.

    Un truco que los medios españoles siempre olvidan mencionar en las comparaciones con Cataluña: no se ha decidido que el referendum escocés sea legalmente vinculante, ni si hay un margen de votos o participación que garantice la independencia. Es decir, que podría ocurrir como en los 70, cuando ganó la independencia pero Londres decidió que el margen a favor del sí era demasiado pequeño y la participación demasiado baja como para hacer caso. Así, ocurra lo que ocurra, los conservadores y laboristas podrán acusar a los independentistas de haber provocado un colosal despilfarro económico con la votación.

  3. Genial y clarito como el agua: tanto los que abogan por una u otra opción no tienen la más mínima idea de lo que hacen, y por supuesto no lo querrán reconocer! Nice one Mr Sirventes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *