Made in USA

El nacionalismo es el recurso más efectivo de los capitalistas para exprimir a los consumidores y sacar el ansiado margen. Ahora todos van cantando las excelencias de invertir en su país de origen, señal que la vaca del outsourcing ya no da más leche y confían que tu les vas a sacar del agujero.

Hace unos años todo CEO que se preciara se pagaba un fantástico viaje a China a costa de sus inversores y empleados para ir a buscar fábricas que pudieran fabricar lo mismo que hacían ellos pero a mucho menor precio. La mano de obra era tan barata, y el gobierno chino daba tantísimas facilidades que fabricar cualquier cosa, desde juguetes a ropa, salía muchísimo más barato en China, a pesar de tener que viajar medio mundo.

Los productores, tanto grandes como pequeños, pusieron de moda la palabra “outsourcing”, para decir de forma “business” que los trabajadores que habían ayudado a levantar la compañía eran despedidos y la producción se iba a China. El secreto de los bajos costes laborales en china era una economía en vías de desarrollo, unos trabajadores sin apenas derechos y unas condiciones de trabajo que podrían denominarse precarias, en el mejor de los casos.

Como siempre ocurre, la los salarios aumentaron el nivel de vida, los trabajadores empezaron a exigir derechos, vivienda, ropa de marca, bolsos, relojes. En resumen, la fuerza laboral barata promocionó a clase media: buenas noticias para la Economía china, malas noticias para los costes laborales. Los trabajadores chinos ya no están dispuestos a trabajar en según qué condiciones, hasta el punto que algunos han decidido volver a sus regiones de origen. Los avispados CEO que hicieron “outsourcing” con casi toda su producción pensaban que en un país con 1.200 millones de habitantes la mano de obra barata nunca se acabaría. Pero como pasa en la mayoría de países, sólo una parte se desarrolla. El resto se queda atrás. China ha llegado a su máximo de industrialización. Incluso las compañías chinas están haciendo outsourcing hacia el Sur-Este asiático.

A las compañías USA ahora no les sale a cuenta producir en China y repatriar los productos. Además la crisis ha golpeado sus mercados originales con tanta fuerza que los trabajadores están dispuestos a cualquier cosa a cambio de un empleo. Así que la nueva tendencia se llama “re-sourcing”, y consiste en repatriar parte de la producción que hace años se llevaron a China. Esto es una decisión exclusivamente económica, basada en costes y tiene como objetivo mejorar los márgenes.

Pero decir eso sería demasiada honestidad. A fin de disfrazar su monumental error de estrategia y encima conseguir rebajar los costes todavía más, lo mejor es utilizar el nacionalismo diciendo que viendo las dificultades provocadas por la crisis y que los productos hechos en USA son mejores han decidido abrir fábricas en USA de nuevo. Así es como ha surgido el “Made in USA”, como respuesta al “Made in China”. Los trabajadores americanos, llenos de fervor nacionalista, han decidido olvidar como esas compañías les traicionaron hace años y ahora quieren ayudarles a demostrar que los trabajadores americanos son mucho mejore que los chinos, y que pueden cobrar incluso menos que ellos. Y los consumidores americanos están dispuestos a comprar esos productos “Made in USA” no porque su calidad, no por su precio, sino porque son del país.

Y así es como los Capitalistas una vez más utilizan el nacionalismo para aprovecharse de la fuerza laboral. Porque saben que cuando la estrategia sale mal, este es un truco que siempre resulta.

6 pensamientos en “Made in USA

  1. Muy chulo a la par que muy cierto… es la misma estrategia que está siguiendo Movistar dicen que se traen los call-center de vuelta desde américa latina para “mejorar la atención al cliente”, que ahora un sueldo de teleoperador no llegue a los 1000€ seguro que no tiene nada que ver.

    Se te ha colado un “bsuiness” 😉

    Un abrazo,
    Jose

  2. Mi ejemplo favorito de exaltación nacionalista es el buey británico. Después del escándalo de las vacas locas invirtieron en campañas publicitarias y ahora la mayor parte de los consumidores ven la “union jack” en su filete y piensan que es un sello de buena calidad 😛

    Lo de las centralitas de ayuda al cliente en España también es curioso: las traen a España, pero le dan el contrato basura al emigrante latino, con lo que al final sha sabés vos que la atención es igual de boluda ( o no).

  3. Excelente análisis. Qué pena que la mayoría votante se crea las mentiras de los políticos también.

  4. Así es amigo Sirventes, así es en toda europa tb. Deberían existir leyes que obligaran a las empresas a dejar una parte de la producción en el pais de origen, llamese USA o EU. Toda esta locura de irse a Asia a explotar al asiático y a la vez a despedir al local o a degradar su empleo hasta dejarlo en estas condiciones debería ser ilegal!

    • O darle a las empresas razones par ano irse, en forma de bajos costes… o infrastructuras, innovación y calidad de trabajadores. Es decir, Alemania.

      • es que en Asia, en las fabricas cobran aprox 200 euros -al cambio- al més, duermen en un camastro, no tienen dias de fiesta (ninguno) no tienen dias de baja, de mudanza, permisos por matrimonio etc etc…

        Tu quieres trabajar en esas condiciones? quieres que tu futuro hijo o mujer, que tu hermana o que tu mejor amigo trabaje en esas condiciones?

        Yo no.

Los comentarios están cerrados.