Consumir preferentemente antes de

Cuando llegué a Londres descubrí que la nevera no se llena sola, y que hay que ir a comprar. Los ingleses, que parece que ya lo sabían, llenan los productos que compras en el supermercado de cartelitos informándote de qué lleva el producto, cómo cocinarlo y uno muy útil sobre hasta qué fecha puedes consumirlo. Es el “use by“. Ahora quieren quitar ese cartelito de la mayoría de productos. Huelo a peligro.

No se si tu tienes el mismo problema que yo tenía cuando estudiaba inglés, pero lo de “by” no lo entendía demasiado. Si la profesora te decía que tenias que entregar los deberes “by Tuesday” ¿quería decir que lo entregaras el Martes, o que el Martes ya no podías entregarlo? Con el tiempo aprendí que el “by” significa la fecha límite. Así que si te dicen “by Tuesday” significa que el Martes ya es tarde, hay que entregarlo el Lunes como muy tarde.

En Londres eso es extremadamente útil para leer los cartelitos de caducidad de los alimentos, concretamente el “use by”. Significa que tienes que consumir el producto antes de la fecha indicada. Dada mi escasa experiencia con comestibles antes de mi llegada a Londres, yo seguía al pie de la letra las instrucciones de los envoltorios: lo almaceno tal como dice, lo cocino por el tiempo exacto que dice, y si me doy cuenta que ha pasado la fecha de “use by” lo tiro a la basura, sin más preguntas.

Ultimamente están saliendo unas noticias que dicen que esa fecha es sólo indicativa. Dicen que el producto está en condiciones de ser consumido incluso pasada la fecha. Es más, investigaciones revelan que los hogares británicos podrían estar tirando a la basura 5,1 toneladas de comida en perfecto estado, lo que vendría a ser unas 680 libras al año por hogar.

Para evitar este inaceptable despilfarro están considerando mantener el cartelito de “use by” sólo para cosas que realmente se estropean rápido, como las gambas o los yogures. Para el resto de productos utilizarían el “Best Before“, que significa “Mejor antes de “, algo más similar a lo que dicen por ejemplo en España, el famoso “Consumir preferentemente antes de”. La razón del cambio es que de este modo el consumidor sabrá que la fecha es sólo una recomendación, con lo que es posible consumirlo después de la fecha.

Puesto que soy un ciudadano responsable, estoy encantado con la nueva medida, pero no puedo evitar preocuparme. Recordemos que este es un país en el que las bolsas de fruta llevan el cartelito “lavar antes de usar”, porque la gente (y lo he visto repetidamente con mis propios ojos) se las come directamente de la bolsa.

Por eso, como soporte del nuevo cartelito, yo haría una campaña de educación ciudadana, del estilo del “five a day” que diría algo así:

Si la fecha “best before” ha pasado, antes de consumir tu producto sigue estos dos sencillos pasos:

  • Observar: si el producto tiene una pelusilla blanca, un color verdoso o lo cubre un velo sospechoso no lo uses
  • Oler: Si al abrirlo emite un olor repulsivo no lo uses

Si tu producto supera las dos pruebas, consúmelo sin miedo, y con la satisfacción que estás ayudando al país a ahorrar comida.

Aparte de esto, les daría una formación extra a las enfermeras de urgencias para tratar enfermos con síntomas de intoxicación por alimentos en mal estado.

21 pensamientos en “Consumir preferentemente antes de

  1. ¿Los yoghourts son un producto que se estropea pronto?, ejem, ejem, ¿pero tú no te sabes lo de la “prueba de la cucharilla en vertical”?…de auténtico rigor científico

    • Lo curioso es que los dos ejemplos sean gambas y yogures. Yo creo qeu en todo hogar ha habido en algún momento la agria polémica de si se puede comer un yogur caducado o no.

      Y lo de la cuchara? Queremos saber!

      • Muy ad hoc lo de “agria” polémica jeje.

        Os ilustro: pongamos el caso de que tienes un yoghourt cuya fecha de caducidad caducó (valga la redundancia) hace un mes, bien, pues coges la cucharilla (de postre, para evitar el rebosamiento yoghourtil) la metes y si se mantiene en vertical sin ladearse, es que el yoghourt pude ser ingerido sin la menor preocupación ya sea del siglo pasado (bueno, esto es mucho exagerar).

        Utilizando esta prueba me habré comido un montón de ellos caducados y aquí sigo tan pichi…os sonará la expresión “pátina del tiempo” ¡pues de los yoghourts caducados viene!

  2. Cuando llegué a Londres una de las cosas que me sorprendió fue que allí la comida se estropeaba mucho antes que en España. Aquí en Italia, sin embargo, la comida aguanta en buen estado mucho más tiempo, tanto que ya he visto bandejas de carne con cierto color marroncillo que siguen estando a la venta porque todavía no han llegado al “use by”.

    También resulta curioso q en España siempre se haya usado el “best before”, lo q viene siendo nuestro “consumir preferentemente antes de”, mientras Inglaterra lleva años aprovechando la ventaja del “use by” que, evidentemente, genera más beneficios.

    Vamos, que el crecimiento del “use by” es directamente proporcional al aumento del consumo en cada lugar, así como a la “inteligencia” o visión de negocio de sus habitantes. Por tanto, no debe hacerse otra cosa más que ignorarlo por completo y aplicar el sentido común. Yo me he comido alimentos caducados de hace meses y sigo viva, y también he tirado otros antes de llegar a la fecha indicada.

    Lo que mola de eso en Londres es que en Tesco te puedes hacer con gangas de productos que “caducan” al día siguiente 😉

  3. Eso en España nadie se lo plantea, porque sería dejar sin comida a buena parte de la población: aquellos que esperan tras la caída del sol que los supermercados se deshagan de la comida que ya está caducada y no puede ser vendida. Toda esta tropa de hambrientos (antes gitanillos, ahora hasta el vecino del quinto) se lanzan sobre los contenedores a la caza de comida gratis con un frenesí similar al que una manada de leones se lanza sobre un búfalo en el Serengueti.

    Es un nicho de mercado. Yo me estoy proponiendo abrir una cadena de supermercados donde sólo se vendan productos caducados (que en lugar de recuperar de un contenedor, pagaré para que me los cedan a mi en los supermercados normales). Los venderé al 50% y desbancaré al Metadona.

    Por cierto, hace poco ayudé a mi suegra a limpiar un armario de la cocina donde almacena especias y salieron botes de orégano y demás caducados en 1987. Y no es broma. Sabiendo lo que duran las especias, imagino que los compró tras la guerra civil.

    • Creo que ya hay tiendas que venden productos a los que les queda poca para caducar.

      Si quisieras hacer eso deberías controlar los costes de transporte y almacenaje, ya que deberías traerlos de varios lugares en cuestión de horas… superado eso, el negocio podría ser más que provechoso!

  4. Todo se resume en la popular frase española “lo que no mata engorda”. Si no sabe raro, te lo comes y que sea lo que dios quiera…

  5. Pues yo compré salmón ayer y estaba de oferta porque caduca el 25 de éste mes…

    Y creo que no me ha sentado muy bien…! O son los 36º que estamos teniendo ya en las horas centrales del día?

    Nunca jamas he comido algo caducado así que no puedo opinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *