Sobre matar la industria del libro y la discográfica

Hace unos días iba andando por mi barrio en Londres cuando vi un establecimiento llamado “Library”. A pesar de la similitud con el nombre no es una librería, ni mucho menos.

Por lo que pude enterarme, en este lugar entras, te registras como miembro y entonces puedes leer todos los libros que tienen en exposición. No sólo eso, además puedes escoger el que quieras, tomarlo prestado por unos días, leerlo y luego devolverlo. Y todo esto sin pagar ni un céntimo. Lees los libros y no pagas nada en absoluto. Y no sólo puedes leer libros sin pagar, también hay música y películas, que también te puedes llevar a casa sin pagar.

Imaginemos por un momento que estas “libraries” estuvieran por todas partes, que cualquier persona tuviera una lo suficientemente cerca como para poder pasar de camino a casa. Nadie compraría libros, nadie compraría música, ni películas. ¡Sería el fin de la cultura!

Me he enterado también que la “library” de mi barrio no es de hecho un caso aislado. Hay más. Y para colmo, resulta que están financiadas con dinero público. Afortunadamente no son muy abundantes, pero aún así el nuevo gobierno británico tiene un astuto plan para acabar con ellas.

Con la excusa de la crisis y la enorme deuda que el país arrastra el nuevo gobierno ha decidido recortar el presupuesto público, y una de las acciones es recortar el presupuesto destinado a los gobiernos locales, que se va a reducir en una media del 26%. Forzados a eliminar algunos de los servicios públicos que prestan, los gobiernos locales se optan por eliminar las “libraries”. Asunto resuelto.

Estoy seguro de que nadie las utilizaba, pero con el cierre de las “local libraries” cada consumo de literatura, música o cine, generará un ingreso para las empresas editoriales, discográficas y distribuidoras, que con los malos tiempos que están pasando lo necesitan.

18 pensamientos en “Sobre matar la industria del libro y la discográfica

    • La ventaja de los recortes presupestarios es que sirven para justificar practicamente todo… excepto cuando la gente se queja y les puede costar votos. Cuando quisieron recortar la Salud Pública todo el mundo se quejó. Ahora parece que sólo The Guardian está en pié de guerra.

  1. Sinceramente, me parece ridículo acusar a las bibliotecas de la falta de ingresos de las editoriales, discográficas, etc. Para empezar, las bibliotecas han existido, no desde siempre, pero casi, y por lo de ahora estos sectores no se han ido al traste. Del mismo modo, siempre hemos compartido entre amigos música, cine y libros, y tampoco hemos conseguido llevar a la ruina a ninguna empresa. El hecho de que la cultura (un bien público, a pesar de que los creadores sean “privados”) se acerque a nosotros de un modo gratuito es un derecho tremendamente importante, pues no tener dinero para invertir en estos bienes no debe suponer que se generalice la incultura entre los sectores más desfavorecidos de la población; y esto nunca ha supuesto la pérdida de ventas, pues todos, cuando nos gusta una de estas múltiples expresiones creativas, intentamos hacernos con ellas para poder revisitarlas siempre que queramos. Así que creo que es tremendamente alarmista,e incluso demagógico, extender este tipo de difamaciones contra las bibliotecas y las comunidades de préstamo, que en muchos casos son uno de los pilares más importantes de la cultura.

    • Según las nuevas iniciativas legisladoras compartir música o libros es de hecho ilegal. Basicamente dicen que todo aquel que consuma cualquier bien protegido con derechos de autor debe pagar por los derechos. Dicen que compartir pone en peligro la industria, en cuyo caso, si miramos estrictamente a lo que una biblioteca es, estaría vulnerando la ley y poniendo en peligro la industria, ¿no es así?

  2. Me has tocado donde me duele Sirventés…yo soy librarian, es decir, trabajo en una library (una de esas que acabas de descubrir, jeje).

    Llevo años viendo como siempre que hay que reducir gastos, lo primerito y más fácil es recortar de la cultura…como las bibliotecas no dan beneficios económicos y encima cuestan dinero ¡pues hala pa’ fuera! ¡Qué pena! ¡Cuánta ignorancia! El mundo acabará llenito de analfabetos… :(

  3. Y con este cierre también pierdo uno de mis lugares habituales de estudio, dado que vivo en una habitación triple, y uno de los lugares donde mejor estudio es la Victoria Library (y Victoria Music Library) en City of Westminster

  4. Cuando escuché por primera vez la noticia no daba crédito a lo que oía. Sin embargo, la verdad es que me hizo pensar: ¿cuanta gente usa hoy en día las bibliotecas? ¿No se pudiera considerar el internet como la mayor biblioteca pública que existe?. ¿No es quizás usar la excusa de la oferta y la demanda como justificación para dejar de pagar con dinero público un servicio que el público apenas usa, una excusa en cierta manera razonable? ¿Existen otros medios más baratos para asegurarse el mantenimiento y la divulgación de la cultura, i.e. el internet?

    • Muy bueno Rham. Estoy a medio escribir un post que va precismaente por ahí. El tema es, en INternet los libros son de pago, excepto los proyectos esos que listan libros fuera de copyright.

  5. Rham, de acuerdo, y quizás invertir de mejor manera o más en las libraries para que sus servicios sean algo más que un mero catálogo donde tres o cuatro colgados (entre los cuales me incluyo) toman prestados libros o películas.

      • Si pudiera sugerir una respuesta a esa pregunta, yo diría que todos nosotros estamos liderando ya la solución, que para mí no son las librerías, sino el libre accesso universal al internet. Todo el mundo debiera usar/ exigir la cultura gratuita que abunda hoy en día en el internet sin pararse a pensar en copyrights, etc. La fuerza de la demanda de la mayoría crearía (¿o está creando ya?) un servicio para satisfacer esa misma demanda, que a su vez pudiera sacarle tajada a esa enorme necesidad de cultura/ curiosidad/ entretenimiento o llámesele como sea, que tenemos. ¿Acaso no es eso lo que hacen los de Google, entre otros?

  6. No me puedo creer que en uno de los países civilizados más avanzados del mundo (por no decir el que más) van a cometer semejante genocidio cultural. La sociedad inglesa puede tener muchos defectes, que los tiene, pero siempre ha sido un referente cultural para el resto de países a lo largo de la historia de la humanidad.

    Entendería que dejasen de prestar CDs o DVD, pero los libreos no se tocan! Cuando yo era estudiante no tenía dinero para comprarme libros, cómics y revistas y me pasaba largas horas en la biblioteca de mi barrio. Ahora que tengo poder adquisitivo me gusta comprarme mis libros y mis cómics. ¿Me compraría yo ahora esos libros y cómics si no hubiera “descubierto” el placer por la lectura en mi época de estudiante? Las bibliotecas han existido siempre y nunca deberían desaparecer y mucho menos en una nación tan culta como Inglaterra.

  7. Voto porque lo siguiente a eliminar sean los colegios!! Tampoco sirven para nada y para educar ya está la televisión, que es más barata y mucho más práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *