Cómo librarse de los gordos

El 25% de la población británica es obesa, y eso es un problema. Por su salud? No! Son un problema porque salen muy caros. Cómo de caros? 4.000 millones de libras.

Según una encuesta de la OCDE, el Reino Unido es el país europeo donde hay más gente obesa, nada menos que una de cada cuatro personas. Siguéndole de cerca están Irlanda y Malta, y el número 1 en el mundo es USA con casi la mitad de su población adulta. Parece que los británicos han esparcido un legado de obesidad allí donde han estado… (para hacerte una idea de qué es ser obeso clica aquí).

¿Eso le preocupa al nuevo gobierno de derechas británico? En absoluto. Su filosofía política es que cada ciudadano hace con su vida lo que quiere.

Dice la Organización Mundial de la Salud que la obesidad, y en menor medida el sobrepeso, generan enfermedades cardíacas, de circulación, de los huesos y diabetes. La obesidad ocupa camas de hospital, incrementa la demanda de medicamentos subvencionados y en general incrementa el gasto médico.

En el mundo ideal de los Conservadores cada ciudadano se pagaría su propia factura médica. Pero el nuevo gobierno británico tiene que cargar con un país donde los ciudadanos creen que la sanidad debe ser pagada por las arcas públicas. En los nuevos presupuestos el gobierno ha recortado en todo excepto en Sanidad y Educación (y no ha sido por falta de ganas).

Si la “epidemia”, tal como la llaman, sigue avanzando, el gobierno no sólo no va a poder recortar el presupuesto sanitario sino que se va a ver en la obligación de aumentarlo. A ellos no les importa si la población es obesa, pero si les va a costar dinero, entonces ya es otro cantar! Además, la obesidad significa bajas por enfermedad y menos productividad. En los tiempos que corren, el gobierno necesita que toda la población trabaje al 100%.

Conclusión: el gobierno está preocupadísimo con el tema de la obesidad.

Un informe reciente de la prestigiosa consultora McKinsey afirma que la mejor manera de reducir la obesidad no son programas individuales para fomentar las frutas y verduras (como la famosa campaña del gobierno de “five a day”), ejercicio o educación dietética sino todas las medidas juntas. Y la forma más efectiva es que sean las comunidades como barrios o pueblos las que se organicen.

Y precisamente esa es la vía escogida en el Reino Unido. El gobierno va a dar 4.000 millones de libras a las autoridades locales para que hagan iniciativas encaminadas a mejorar la salud de los ciudadanos.

4.000 millones de libras! El nuevo gobierno quiere reducir el dinero que se gasta en servicios públicos y aún así va a crear un nuevo programa que cuesta 4.000 millones de libras exclusivamente para reducir la obesidad. Significa que los gastos generados por los nuevos enfermos y la pérdida de productividad son mayores que 4.000 millones de libras. Y este es un problema del que ya hablábamos en el blog hace 4 años y parece que empeora en vez de mejorar. No se si el gobierno estará preocupado por la salud de la gente, pero yo estoy empezando a preocuparme. ¿Crees que se preocupan por el bien de los ciudadanos, por el presupuesto o de quedar bien a costa del dinero de los otros?

PS. Ser obeso no es simplemente estar rellenito. Para hacerte una idea puedes calcular tu masa siguiendo este link. Si todavía no sabes por qué es necesario controlar los azúcares, la sal, y todo eso, échale un vistazo a los datos de la Organización Mundial de la Salud. Da qué pensar.

18 pensamientos en “Cómo librarse de los gordos

  1. Podrían aplicar un impuesto especial al hacer la declaración. Por cada unidad que pases del BMI ideal para tu talla que se aplique una décima más de impuestos. Que tienes un BMI y digamos que el máximo permitido es 25 y te sale 30: entonces 0’5% más de impuestos. En lugar de operación bikini habría operación hacienda y antes de presentar la declaración los gimnasios estarían a rebentar.

    • Lo que a su vez incrementaría el negocio de los gimnasios, acelerando la economía y además la gente socializaría más. Así solucionamos el problema de salud, generamos fondos para la Salud Publica y reactivamos la economía. Una idea de genio!

      • Eso dímelo a mi. “Víctima” de una revolución de mis tiroides causado por stress laboral, perdí 20kg, ahora he recuperado 12kg. No acepto pulpo.

        • Bueno, parece que tu situación es precisamente la opuesta a la mostrada en el post. Tu rendimiento en el trabajo no es la consecuencia sino la causa. Demasiado trabajo. Espero que sigas mejorando.

  2. Describo una escena vivida hace menos de un mes en un bus de Londres que creo es muy ilustrativa:

    8:30 h de la mañana: Madre con bebé (de unos 2 años) en un carrito. El baby iba comiendo (imagino que sería el desayuno por la hora) un bolsa de patatas fritas del McDonalds bien churreteadas de ketchup…la madre le decía algo mientras le mostraba una bolsa llena de gominolas, como mi nivel de inglés es regulín creo que sus palabras eran; “si te comes todas las patatas, de postre las chuches…”

    ¿cómo es posible que una madre dé para desayunar a su hijo (me da igual la edad) patatas del McDonalds y gominolas?. Cuando este niño tenga 10 años pesará 80 kilos y estará a punto de sufrir un coma diabético….

    PD: encima la madre tiró el paquete de las patatas churreteadas al suelo del bus, fue entonces cuando mi indignación tocó límite y me bajé del autobús.
    Las disquisiciones sobre el gobierno Cameron-Clegg os lo dejo a los entendidos

  3. En ello estoy yo! mi objetivo no es bajar de peso, aunque pierdo, ni la talla… porque tengo un abanico que uso ahora mismo desde rebecas de la S hasta camisetas de la XL…

    Yo busco el indice de grasa “perfecto” para mi edad y estructura.

    Aún con mis molletitos, cada día mas mini, me hago revisión cada pocas semanas y tengo la tension en 10-6, las pulsaciones sobre 60ypocos y los niveles de azúcar -la glucosa- baja. Pero sí que tengo colesterol, ves?… eah, pues a por las grasas. Luchando sin cuartel!!!

    ^_^ y además monísima oiga!

  4. Yo sigo pensando que el mayor problema que causa la obesidad no es la comida, sino principalmente el modelo de vida de estrés y sedentarismo al que nos rendimos.
    Ya pueden darnos la dieta más sana y equilibrada del mundo, que si no quemamos las calorías y engullimos sin necesidad, por ansiedad, no haremos otra cosa que sumar kilitos.
    Si comparásemos el tiempo medio que un adulto pasa sentado delante del ordenador (en el trabajo y en casa) con el de hace 15 años, nos llevaríamos las manos a la cabeza.
    Y en los niños ya ni te cuento…

  5. El tema de la obesidad, el sobrepeso y las dietas es complejo. En España, pese a la buena tradición de la dieta mediterránea y de la costumbre de caminar cada vez hay mayor obesidad infantil. http://www.europapress.es/salud/noticia-espana-encabeza-obesidad-infantil-europa-20100510182745.html Coincido con lo que comenta Japogo: el problema básico es usar la comida como una forma de mitigar el vacío, la ansiedad o la frustración.
    ¡Un saludo, Sirventés!

  6. El 25% de la población británica es obesa, y eso es un problema. Por su salud? No! Son un problema porque los gordos están hundiendo la isla. Little Britain dixit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *