Gordo y pobre

Ya lo he comentado en otras ocasiones: el la City hay que cuidar la figura porque eso te da un perfil ganador. Ahora resulta que de hecho, el perfil podría acabar demostrando tu posición social. Definitivamente en Londres, estar gordo es de pobres.

Tradicionalmente un niño gordo era un niño sano. El niño está gordo? No! Está fuerte. Cuando había un niño entrado en carnes y de mejillas sonrosadas siempre aparecía la típica señora pellizcando esa mejilla y diciendo “Ay que niño tan rico” (comentario que siempre me hacía pensar en Hansel y Gretel).

Pero las cosas han cambiado. Ahora a los niños gordos se les llama “obesos”, y los gobiernos han declarado la guerra a la obesidad infantil. Una epidemia, dicen que es, como si los niños engordaran por simpatía. Por eso han creado campañas para popularizar la comida sana y la vida activa. Al parecer han tenido éxito ya que un estudio publicado recientemente revela que el crecimiento de la obesidad infantil se ha estancado, e incluso se ha reducido en algunos paises.

El Reino Unido tiene uno de los mayores porcentajes de obesidad infantil del mundo, y por eso es una gran noticia que esté entre los pocos paises en los que la obesidad se ha reducido. Será que las campañas de “Five a day” para incitar a la gente a que coma cinco piezas de fruta o verdura al día han funcionado.

Pero hay algo curioso. Estudios más detallados muestran que el nivel de obesidad infantil se ha reducido en niños de clases acomodadas, pero sigue creciendo en los de clases más humildes.

Significa esto que las campañas tienen efectos en familias ricas donde los niños comen frutas y verduras y hacen ejercicio, mientras que los niños pobres se hartan a pastelitos con grasas saturadas y alitas de pollo con patatas fritas bañadas en ketchup sintético tirados en el sofá jugando a la videoconsola? Nada más lejos de la realidad.

Una vez más, hay que comprender la ideosincracia del país. Esto es parte de la campaña del gobierno. En una cultura eminentemente capitalista como esta, todo el mundo aspira a subir al siguiente escalón social. Asociando la gordura con la pobreza se está transformando la delgadez en un bien aspiracional, es decir, algo que va a dar a quien lo posee la sensación de que pertenece a una clase social más elevada.

Por un lado las familias ricas van a hacer que sus niños coman bien. “Cómete la verdura o te vas a engordar, y qué van a pensar los vecinos”! Las familias pobres van a asegurarse que sus niños no parecen pobres. Porque la gente pobre queda muy bien en las películas y en las novelas de Dickens, pero a la hora de la verdad, lo que se lleva son las marcas, las fiestas caras, los coches deportivos y ahora, los niños delgados.

19 pensamientos en “Gordo y pobre

  1. Bueno, muchas veces a mitad de tarde estoy hambriento, pero se voy hacia la “vending machine” encuentro todo tipo de porqueria por menos de £1. Se quiero algo sano, tengo de salir del edificio y pagar >£3. Con esa logica, solo se quedan delgados aquellos llenos de dinero.

    • Has dado en el clavo. Lo iba a comentar de todos modos, pero ya veo que tú mismo has experimentado en carne propia la realidad: sí, señores, COMER SANO ES CARO. Y no hablo de cositas mega-orgánicas de esas, que quitan el hipo y que hay que ir al Polo Norte a encontrarlas, o al Cono Sur a cultivarlas, no.. Estoy hablando de una miserable pieza de fruta, que cuesta mucho más que una hamburguesa en el McDonalds, por ejemplo.

      En el excelente documental “Food Inc” (os dejo el trailer aquí, pero ya salió hace 2 años, así que os lo podéis descargar de Internésss, http://www.youtube.com/watch?v=5eKYyD14d_0) comentan eso mismo: una familia de inmigrantes mejicanos literalmente declaran que no les alcanza el dinero para comprar lechuga, legumbres o manzanas en el super, en cambio, yendo al McDonalds de la esquina comen los 4 (o los 5, ya no me acuerdo) por menos de 10 dólares en total, porque la carne apestosa de ternera hormonada, y las grasientas patatas fritas mutadas genéticamente, están infinitamente más subvencionadas que las frutas y las verduras, por lo que salen mucho más baratas… A este paso volveremos a tener clases sociales de personas: los que pueden comer una manzana y los que no.

    • Muy cierto Valdemar . Definitivamente comer sano es también “aspirational”.

      El problema es que además de lo que dice porfineslunes, en Londres es todavía más caro…

    • Eso de “que caiga aquí”… alguien ha pensado en el origen. Porque que te toque está bien, pero que caiga es un poco de mal gusto no? Alguien que lo recoja?

  2. ajajja..

    Ser guapo y delgado es a veces una tortura! pero siempre tiene muchas ventajas.. como parecer mas lista -siempre que estes calladita o leas guiones escritos por otros.

    En mi mundo, desde pequeña el gordito simpatico es siempre un niño. Las chicas siempre siempre siempre tenemos esa espada de damocles de no engordar bajo pena de volverte invisibles e inservible.

    Hoy ya es apabullante el abuso de la belleza y la delgadez, en casi todas las profesiones ser guapo y delgado es casi lo unico necesario para trabajar. Ni los periodistas se libran, echan a la gente “mayor o gorda” de la tele para meter a bellezones que no necesariamente tiene idea de lo que es el periodismo…. pero ojo, hay que defenderlas si alguien se queja, porque por ser guapas no dejan de ser EXCELENTES profesionales y en realidad las han contratado por eso, porque son mejores que nadie (en subir las audiencias).

    Es que yo iba a escribir una entrada sobre gordas y feas!! ahora que hago, la escribo o no?

    • Cómo que “ni los periodistas”. En su caso está justificado. A quien le importan las noticias? Nadie quiere ver malas noticias. Por lo menos si quien las cuenta está de buen ver…

  3. aaayyy, las modas y los ideales estéticos… cuántos quebraderos de cabeza nos traen.
    La gente debería preocuparse más por sentirse saludable, en lugar de desvivirse por parecerlo

  4. Antes, a las mujeres gordas se las pintaba en cuadros, se las veneraba como personas ricas que estaban así de orondas porque tenían dinero para permitirselo y eran deseadas; a las flacuchas se las consideraba personas de poco dinero con el cul alimentarse. Ahora es todo al revés, pero de ahí a qué se diga que los gordos son pobres y los flacos ricos… me suena a anuncio de El Corte Inglés jaja
    Besos.

  5. Fin de semana en casa materna, voy a ponerme al día con tu blog (cuanto has escrito puñetero!) y a ver si me da tiempo a escribir en el mío lo que comenté en twitter.

    En Galicia todavía no se nota mucho este tema, me explico, aquí el que come mal es porque quiere. Los niños ricos compran la verdura en el súper (del Corte Inglés, a poder ser) y el resto tenemos abuelos/tíos/padres con huerto, así que no existe esa asociación gordo/pobre, rico/delgado.

    De todas formas, el cultivo para consumo propio está desapareciendo, así que supongo que en unos 20 años nos encontraremos en la misma situación.

  6. Mientras la campaña sirva para que cada vez más gente pueda acceder a un nivel de vida saludable,bienvenida sea. Eso sí,debe ser una campaña igualitaria,donde absolutamente todos, sin clasificación alguna puedan acceder.

  7. Totalmente de acuerdo en lo que dices. Mi antiguo profesor de inglés me decía que los europeos habían adoptado las costumbres alimenticias americanas y que la dieta mediterránea era lo bueno. Sin embargo, y siempre según Chris, en los últimos años los británicos adoptaban el modelo mediterráneo y los precocinados para horno en lugar de para sartén mientras los españoles cada vez se tiraban más a los fritos y las grasas.
    Por otro lado, un amigo mío de Manchester me decía que en España aprovechaba para comer fruta que era mucho más barata que en Inglaterra. Parece de Perogrullo, pero si la fruta es más cara es normal que los pobres tiren de pastelitos.
    Muy majo tu artículo.

    PD: Un poco pobre sí soy :)

  8. pues como decia una amiga… ” desafortunadamente las gordas no estamos de moda desde el renacimiento…!!”

  9. “Definitivamente en Londres, estar gordo es de pobres.”

    Me has dejado perpleja con esta entrada. Comprendo el interés del gobierno en transmitir mensajes que motiven a la gente para mejorar su posición, pero deberían tener un poco más de ética y no frivolizar con temas de salud. Hay que promocionar la alimentación sana, pero sin discriminar a las personas obesas o con sobrepeso.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.