Nevada en Londres 2009 (1/3): monumentos bajo la nieve

La previsión meteorológica había anunciado tormentas de nieve en Londres. Lo que nadie se imaginaba es que mientras la ciudad dormía, la mayor precipitación de nieve en 18 años iba a dar alguna que otra sorpresa.

Por la mañana Londres se levantó vestida con un impecable vestido blanco que sólo permitia ver algunas picardias.

Snow_2009-3

Así que Un Mundo Perplejo, siempre al pié de la noticia, se puso ropa caliente, botas, chaqueta, gorro de lana y capucha, y se lanzó a las calles de Londres.

Snow_2009-12

Contra viento y nieve, el dragón se mantenía erguido a las puertas de Londres, vigilando a todo aquel que osaba cruzar London Bridge.

Snow_2009-43

Las torres de Tower Bridge soportaban impasibles las temperaturas matutinas.

Snow_2009-32

A lo lejos, los rascacielos de la City estaban algo más vacíos que de costumbre.

Snow_2009-33

Southwark Cathedral había cambiado su papel de catedral al sur del río para convertirse en un palacio encantado.

Snow_2009-17

Al otro lado del río, la cúpula de la catedral de St Paul’s contaba batallitas de nevadas de otros tiempos.

Snow_2009-53

La imponenete chimenea de ladrillo del Tate Modern contrastaba con la palidez del aire.

Snow_2009-58

El Millenium Bridge era más liviano que nunca, y el caminante despistado se quedaba prendado por las escasas pinceladas de color.

Snow_2009-59

Snow_2009-57

El Támesis corría en silencio, y parecía que el único ruido que se podía escuchar era el de nuestras pisadas sobre la gruesa capa de nieve.

Snow_2009-79

Consideramos sentarnos a disfrutar una cervecita fría, pero el tiempo apremiaba.

Snow_2009-63

Remontando el río, la City quedaba ya a lo lejos.

Snow_2009-75

Incluso los monstruos de escatas que se encaraman a las farolas del paseo parecían menos feroces.

Snow_2009-78

Como no podía ser de otro modo, nuestro paseo terminó a los pies de un inmóvil London Eye.

Snow_2009-90

Con la nariz helada, las piernas cansadas de evitar los traicioneros resbalones y las manos agarrotadas dimos por finalizada la tarea, no sin antes echar una mirada al otro lado del río, hacia la torre del reloj.

Snow_2009-92

Puedes ver la segunda parte del paseo aquí. Para ver alguna foto más visita el set de Flickr sobre la Nevada en Londres 2009

Y si tu también tienes fotos publicadas, por favor pon un comentario y te pondremos un link.

13 pensamientos en “Nevada en Londres 2009 (1/3): monumentos bajo la nieve

  1. Me encanta Londres nevado :)

    Hay unas cadenas para el calzado… como las de las ruedas? pero para las botas. Aqui se venden.

    Unas botas de montaña aptas para nieve con suela vibran tambien son una solucion pa evitar la mayoria de los resbalones y pisar con el talón.

    Y bueno, para la capita que se forma despues de hielo… patines 😉

    Enjoy!

  2. Cucuuuuuuuuuu!!

    Nos hemos puesto de acuerdo mister!! jaja Acabo de colgar mis snow pics particulares….. Aunque, of course.. ni la mitad de buenas que las tuyas!!!

    A ver si dura unos días más el manto blanco y me aventuro a ir al centro a ver como pinta… De momento me quedo en el East End!

    Besineeeeeeeees!

  3. Me alegra ver que te animaste a salir a hacer fotos. Impresionante por cierto. Mucha envidia. Me habría encantado hacer de esto un divertido photowalk.

    Vamos a ver con que nos deleitan las siguientes dos entregas. :)

  4. Impresionantes como siempre, me encantan tus fotos.

    La nevada debió ser espectacular porque ha salido en los telediarios de todas las cadenas.

  5. Muy buenas, tambien estuve en Londres esos días y fue impresionante la nevada. Se inició poco a poco sin llegar a cuajar, pero de repente empezó a caer copos gigantescos, y estuvo unas 20 horas sin dejar de nevar, si quereis también tengo fotos de la nevada en varios monumentos.
    Saludos

  6. Monttse, conozco las botas de clavos, pero cadenas ara botas, eso es alta tecnología.

    Emma, lo bueno dura poco.

    Ra, cada uno tiene fotos de su barrio, porque era imposible moverse.

    Ignacio, es que la cantidad de nieve que cayó… la cámara se iba sóla si yo no venia!

    Gallega, si lo fue.

    C. Martín, veo que valoras las cosas simples de la vida, como ir a trabajar sin jugarte los tobillos.

    Alberto, súbelas a Flickr o Photobucket o una de estas y escríbeme el enlace.

  7. la primera vez que vi las cadenas para botas (o para calzado en general ) fue en Andorra.

    Hace unos dias las he visto tambien por aqui. Ya le hare una foto y hablare de ella en mi blog :)

    Yo me las voy a comprar pa cuando nieve y tenga que ir “arregladita” (sin las “cachobotas”) .

  8. Pingback: Nevada en Londres 2009 (3/3): Fotografía popular « Un mundo perplejo

  9. Pingback: Crónicas desde Tokio » Nieve, Nabe, Ramen. Sapporo (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *