La no-privacidad de datos personales en UK

Hace un par de meses me cambié de piso. Puesto que las cartas siguen llegando allí a mi nombre, ayer fui a ver a uno de mis antiguos compañeros de piso para recoger el correo por segunda vez. Aparte de la publicidad del supermercado, para la que todavía no he cambiado mi dirección había cinco otras cartas a mi nombre. La pregunta es cómo han conseguido mi nombre y mi dirección si yo jamás he contactado con ellas?

Una es de una empresa de la que jamás he escuchado, que quiere darme un crédito de entre 50 y 500 libras. Otras dos son de tarjetas de crédito de bancos con los que yo nunca he tenido contacto. No se por qué me ofrecen tarjetas de crédito si en el caso que decida solicitarlas no me las van a conceder por tener un mal “credit rating”.

La cuarta es de una de estas agencias inmobiliarias cuyo negocio se basa en hinchar los precios de los pisos a fin de sacara una buena tajada a costa del Mercado. Me cuentan que tienen unos clientes, una pareja, que desea alquilar en la zona, que hace poco les quitaron casi de las manos una casa muy similar a la mía, y que si me pongo en contacto sus clientes van a estar muy interesados.

Bueno, no sé de dónde sacan esta gente mis datos privados, pero parece ser que esos datos les llevan a creer no sólo que la casa es de mi propiedad, sino que la estoy arrendando. Eso explicaría el por qué me están dando tantas tarjetas de crédito: creen que nado en la abundancia. Bueno, eso no pasa de ser simplemente gracioso. Sólo me sabe mal por los pobres arbolitos que están usando para enviarme este correo no deseado. Eso a no ser que la administración tributaria de UK, el Inland Revenue, tenga acceso a los mismos datos, llegue a las mismas conclusiones y me venga a buscar esperando los impuestos de los alquileres.

Lo que me cabrea especialmente es que mis datos privados son míos. Soy de los que leen las cláusulas de privacidad en los contratos, y que siempre marca la casilla “no quiero que compartan mis datos con otras empresas”. Es simplemente que quiero que la gente que yo autorizo, y sólo esta gente, tenga mis datos. En UK parece que cualquiera puede tener acceso a esos datos, sin mi consentimiento, y sin mi conocimiento.

Lo que ya no me hace tanta gracia es la carta de Thames Water, la compañía del agua, a la que yo nunca he contactado, que obviamente ha conseguido mis datos sin mi consentimiento y cuya segunda carta me preocupa por razones que van más allá que los arbolitos o mi paranoia con mis datos personales. Hoy tengo que hacer algunas averiguaciones, y la cosa pinta mala.

6 pensamientos en “La no-privacidad de datos personales en UK

  1. El comercio con lo datos personales es uno de los negocios del siglo.
    El otro día me llamaron de una compañía telefónica para ofrecerme el oro y el moro si me cambiaba con ellos. Les dije que no y tal, gracias, no, no, ¡qué no, leches! Y para acabar la conversación la operadora me preguntó si tenía en casa tele e internet y con qué operador de cable. A esto se le llama matar dos pájaros de un tiro.

    Suerte con lo tuyo. Las grandes compañías tienen a bien creer que no se equivocan nunca y cuesta convencerles de lo contrario.

  2. mmm en Uk no existe agencia de protección de datos? Aquí puedes hacer una denuncia ante la agencia de forma totalmente gratuita, y se les cae el pelo 😉

    para los que estén en españa y les apetezca http://www.aepd.es es lo mejor que podéis hacer

  3. la mayoría de las veces los cogen de remesas inmensas de datos que se van comprando de compañía en compañía, en el momento que te haces cliente de alguna (y a pesar de lo que firmes) pasas a formar parte del mundo de los vivos y ya no hay escapatoria.

    Saludos!

  4. Pingback: Sociedad de la Vigilancia en UK « Un mundo perplejo

  5. Pingback: Ha hecho usted su testamento? « Un mundo perplejo

Los comentarios están cerrados.