El gran error de la dieta inglesa

La dieta inglesa es reconocida mundialmente como mala. Validar semejante afirmación y explicar su origen es uno de los objetivos de mi investigación en tierras inglesas. Mi búsqueda había sido en vano hasta ayer, cuando di con un notable descubrimiento por casualidad, como tantos otros descubrimientos importantes en la Historia.

El desayuno tradicional inglés es bacon, salchichas, revoltijo y té. No se si es por la mala prensa que este tipo de comida intensiva en grasa tiene (aumentado por las recientes noticias sobre el bacon) o por el creciente estrés diario, pero ese desayuno tradicional ha sido substituido por… nada. Ni siquiera un triste croisant. La gente sale de casa con el estómago vacío, se precipitan hacia la primera tienda que pueden para tomar un café y a trabajar.

La cena, a eso de las 7, y es una comida en condiciones, aunque el gran espacio dedicado en los supermercados a comida de microondas es bastante preocupante.

Por lo menos temporalmente, he dejado atrás el sandwich en el “lunch time” y ahora voy a una especie de “buffet” donde pago por lo que cojo. Rápidamente me gané la fama de comer mucho porque cada día llegaba a la mesa con primer y segundo plato o segundo plato y ensalada, mientras que los demás con un plato mixto tienen suficiente. Ayer me sentí especialmente hambriento, así que fui a por primer plato, segundo plato y postre. Al llegar a la mesa todos los ojos se clavaron en mi. La pregunta inmediata fue “cuánto te ha costado”. Puesto que eso es cosa mía y de nadie más, evité la respuesta. Pero ante su insistencia tuve que revelar que me había costado 6 libras (9 euros).

Automáticamente los ingleses en la mesa se sorprendieron con exclamaciones del tipo “seis libras para comer!”. A mi, que nueve euros por una comida completa me parece más que razonable, su reacción me dejó pensando. Aunque no por mucho rato, ya que acto seguido llegó un bombardeo de recriminaciones semi-graciosas sobre gastarse tanto dinero en la comida. Un poco harto de la conversación y sintiendo que me estaban poniendo contra la pared decidí contraatacar con un “Prefiero gastarme seis libras en comida que 20 en alcohol en un pub, por lo menos me alimenta”. Parece que la frase despertó algo de sentido común en ellos porque la conversación se cortó en seco.

Pero esos comentarios sobre gastarse tanto dinero en la comida junto con otro comentario que ya he escuchado algunas veces sobre “tu aprovechas toda la hora de la comida para comer” me han hecho darme cuenta del error.

Para ellos la hora de la comida es una pausa que hay que aprovechar para comer, pero también charlar por teléfono, leer un libro, ir de compras, tomar la(s) cerveza(s) del mediodía, e incluso ir al gimnasio. En España también, pero son dos horas. El “lunch” se convierte en un “tentenpié” deprisa y corriendo donde cualquier cosa vale. En España la gente se queja de comer en la empresa porque es caro. Aquí lo hacen barato comiendo menos. O quizás es al revés, que es barato porque comen menos. Sea como sea, los dietistas dicen que es importante comer en condiciones y reposado para tener una buena alimentación y digestión. Algunos pubs y restaurantes de comida rápida están utilizando esta idea es su márketing.

Qué te parece? Comes también a la carrera, en 20 minutos? Lo hacen los de tu alrededor? Es algo “normal” para ti comer como yo, o tu tienes más bien un “lunch time”? Y en el resto de Europa, es lo mismo?

28 pensamientos en “El gran error de la dieta inglesa

  1. A mí no me parece que la costumbre del almuerzo británico sea tan mala.

    Desde luego, estoy de acuerdo con lo de que los desayunos son importantes. Es cierto lo que dices de que el desayuno inglés, pese a su fama, no lo suele tomar casi nadie. Mucha gente de mi trabajo seguramente no desayune en casa, ya que poco después de llegar al trabajo les suelo ver con un bol de cereales delante del ordenador.

    Pero en lo de las comidas, a mí también al principio me costó acostumbrarme a que sean tan ligeras al mediodía, pero ahora veo que tiene bastante sentido. Engullir un copioso almuerzo de dos platos con postre y café desde luego es un placer, pero mata por completo la productividad de la tarde: lo único que te apetece luego es echarte la siesta. Al fin y al cabo, quienes trabajamos en la oficina no quemamos muchas calorías; no creo que para aguantar la jornada necesitemos más alimento que una ensalada, un sandwich bueno o un tupper con las sobras del día anterior seguidas de un par de piezas de fruta. Donde estoy totalmente en contra de los británicos, eso sí, es en esa costumbre de comer de mala manera, andando por la calle o delante del ordenador. Me gusta que los almuerzos, aunque frugales, sean sentado en una mesa con plato y cubiertos.

    Como los británicos, yo la comida principal del día la hago a la hora de la cena. Como ellos, me he acostumbrado a prepararla pronto, nunca más tarde de las ocho, de modo que te dé tiempo de sobra de digerirla bien, no como en España que la gente se va a la cama con la comida en la boca.

  2. Jesús, Villamota, ¡con un bol de cereales en frente del ordenador! por no haber desayunado en casa… ¿Estamos locos o qué?

    sirventes: estos ingleses están… ¡locos! Si es que ya se lo decíamos. Son alcohólicos perdidos pero regatean para la comida… No me extraña que luego haya por ahí caretos chupados y que tengan los dientes torcidos, jeje. Muy buena tu respuesta, por cierto, qué tanto mamoneo con que comes bien. ¡Vergüenza p’a ellos! 😉

  3. Aquí en Dublín pasa un poco de todo. Hay gente que se mete entre pecho y espalda una sopa, un plato de roast “loquesea” con coliflor, zanahorias, guisantes y su buena porción de tarta de limón, y los hay que se sirven un sandwich de patatas fritas con mantequilla, coca-cola y Mars en frente de la pantalla del ordenador. Sin mesura, ellos.
    Lo del bol de cerales lo confirmo y confieso que yo alguna vez lo he hecho, para evitar el culture clash O:)

  4. Yo admito que como una mierda, pero lo que pasa es que he dividido la alimentación en 4 ó 5 comidas, de las cuales, el desayuno y la merdienda es un tazón de cereales (con bastantes cereales) y colacao, la comida y la cena, tal vez es plato único más fruta y algún día si tengo un agujero hacia las 11-12 como algo (normalmente como a las 13.30).

    Evidentemente me lo tomo con calma las comidas. Y eso sí, estoy de acuerdo contigo, mejor 6 en comida que 20 en alcohol. :)

  5. yo lo unico que os puedo decir es q solo paso los veranos en inglaterra y que como no me meta caña vuelvo con 4 o 5 kilos mas… no se si es el sandwich del mediodia, los chocolates, mantequillas, o las patatas…

    Que viva el aceite de oliva!!!

  6. Qué casualidad. Mis últimos post también van de la gastro-no-mía inglesa y sus efectos en la salud.
    Pues evidentemente muy bien no lo hacen: es el país más obeso de Europa, a pesar de sus múltiples campañas de “five a day” y el rollo de las “hot dinners” (almuerzos calientes) en los colegios. Los hay que despachan el lunch con unas pringles y un kit kat… barato será, pero en fin.
    En mi facultad había de todo, gente que tomaba platos calientes del autoservicio y otros que se alimentaban a base de sandwiches o pizzas. Pero también tenían fruta. Lo de más éxito, los sándwiches.

  7. Estuve trabajando en una tienda de ‘bagels’ en London y he aprendido algo de los desayunos ingleses: pocos son los que siguen el tradicional desayuno con un plato de bacon, ‘beans’ y los ‘scramble eggs’. Se decantan por el megavaso del Starbucks o Nero, la muffin (hummm) o bagel y el ‘smoothie’ o zumo de naranja. Para almorzar, bagel o sandwich, no falla. Y es que dentro de la comida basura, hay diferentes calidades. En UK lo que he visto es que se tiene más al fast-food ‘sano’: bagels, sandwichs o ensaladas para llevar. No es lo mismo una hamburguesa que un bagel de pavo, de humus, de fresas y platano, de pescado… dentro de lo que cabe eso es más sano que un menú McDonnald’s. Lo que más me sorprendía trabajando allí es que la inmensa mayoría era cliente habitual. Comían eso a diario, incluso venían a la tienda a primera hora para el desayuno y luego para el almuerzo. Otros además siempre pedían lo mismo. Me encantaban los bagels, pero no para comerlos TODOS los días.

  8. Yo entiendo que si comes en la oficina o cerca la comida no deba ser copiosa, para huir de la modorra posterior.

    Yo tengo la suerte de poder comer en casa pero a mí no me gusta “comer” (me refiero al acto de comer y disfrutar con la comida). Como por necesidad, y ya está. Y nadie entiende que me dé igual pechuga que hamburguesa, que macarrones o ensalada. Todos los días lo mismo: “¿Qué quieres comer? Me da igual. ¿Hago esto o lo otro? Me da igual”.

  9. Yo solamente tengo 1 hora para comer, con lo que no me da demasiado tiempo a nada más que comer y descansar un poco del trabajo para volver luego. De todos modos suelo traerme dos platos de comida hechos de casa aunque a veces uno, pero suele ser más substancial 😛

    Referente al artículo, como siempre, los ingleses muy suyos…nada nuevo la verdad.

  10. El panorama en Bélgica (al menos en la parte flamenca, que es la que conozco mejor) no es mucho mejor. Por empezar, aqui en general tenés de media hora a una hora para almorzar.

    Pues bien, primero hay que ver que puede uno comer en media hora (como es mi caso). Queda excluido ir a un restaurant, entonces la respuesta es comer en la oficina. Aquí la mayoría engulle un sandwich (tamaño media baguette francesa) en general siempre de lo mismo. También hay muchos que traen sandwichs hechos en casa, pero son lo más triste que he visto en mi vida: desde un simple “pan y queso” hasta pan con Nutela o mermelada y a eso le llaman un “sandwich”, por Dios!

    La opción ensalada existe, pero es sustancialmente más cara que un sandwich y no hay muchas opciones. Yo en general trato de traer algo de casa (comida “real”) pero si tengo que comprar, tengo 3o 4 opciones de ensalada y eso es.

    Los belgas siempre hablan de “comer frio” (un sandwich) y “comer caliente” (un plato de comida normal, bah). Y cuando ves que “comes caliente” al mediodia ya hacen todo una historia de “se ve que tenés tiempo para cocinar” u otra boludez por el estilo.

    Con respecto a las costumbres de desayuno, no podría afirmarlo a ciencia cierta, pero creo que la mayoría no desayuna nada. Yo en general trato de comer algo rápido, un bol de cereales con yogurt y una fruta. Pero siempre como algo.

    La verdad de la cuestión es que los habitos alimentarios de los flamencos son bastante pobres. Comer pan todos los dias (a veces mediodía y noche) no puede ser muy bueno para nadie. A mi entender, al igual que los ingleses, por aqui no tienen una gran cultura gastronomica y la gente no disfruta de la experiencia de comer.

  11. Pues en mi curro, que tiene cantina (de dudosa calidad y peor reputación), los ingleses si se meten los huevos, el bacon, un par de tostadas, un revoltijo, unas alubias y un café. No todos, pero las bandejas se vacían cada día.

    Para comer, debo añadir que te considero dichoso por que al menos tu te vas con ellos a comer. Aquí salvo honrosas excepciones, cada cual come delante del ordenador o leyendo el periódico, con un sandwich o algún platito para quedarte silbando. Los jueves eso sí, se cambia la tradicción sandwichera por la cervecera. Ole.

  12. Ahora trabajo sólo hasta las 2 así que tengo la “fortuna” de comer en casa y a gusto, sin prisas. Cuando estuve trabajando de teleoperador tenía 30 min. para comer, me llevaba el tupper con un guisito bueno y lo calentaba en microndas que había en el comedor, frutita o yoghurt de postre y a seguir peleándote con la gente. Pienso que todo depende de cómo te lo plantees, y por mucho que digan los demás, mi alimentación es mucho más importante, eso lo tengo claro.

    Y por cierto, creo que en este tema habría que diferenciar la gente de Londres y del resto de Inglaterra, porque en otras partes dónde yo he estado sus costumbres gastronómicas son mucho mejores que las de la capital (de Irlanda no hablemos, ufff), que como comentas son una auténtica porquería y fruto de una combinación de escasez de tiempo y poca educación alimenticia.

    Saludos!

  13. 13:03 Salgo del curro.
    13:22 Llego a casa
    14:00 Acabo de comer
    14: 10 Me tiro en el sofá.
    14:30 Salgo para el curro.

    No creo que pudiera acostumbrarme a cambiar esa rutina. :-)

  14. Hola! Me ha gustado leer este post porque me he sentido identificada totalmente. Yo estuve viviendo el año pasado en Escocia (que no es Inglaterra pero es parte de Gran Bretaña) y puedo asegurar que la gente no tiene ni idea de gastronomia. Yo comia en una cantina del trabajo porque lo de comer un sandwich no me va. La mayoria de los ingleses y britanicos en general comian una bolsa de patatas fritas y una chocolatina. La comida de la cantina era malisima; grasosa, monotematica (siempre arroz al estilo “plaston” y pasta no precisamente “al dente”)… pero yo preferia comer eso o un tupper de las sobras del dia anterior. Es verdad que se sorprenden si te gastas dinero en comer, ellos lo invierten en beber o en malvivir. No se dan cuenta de lo importante que es comer bien. Bueno, aparte de eso, tengo que decir que engorde casi 6 kilos (y eso que comia menos que en España) y tuvieron que controlarme la tension arterial porque, a pesar de mis 24 años, se me disparo. Mis cenas siempre fueron copiosas porque volvia con ganas de comer algo “decente”. En España tenemos unas costumbres muy buenas (y lo de descansar 2 horas al mediodia esta genial) y espero que no las perdamos. Invertir tiempo en la cocina no es perderlo como ellos creen. Gastar dinero en verduras (que por alla estan a precio de oro) merece la pena. Hay que comer en condiciones, nos jugamos la vida en ello. Sin contar la depresion que te entra cuando no te caben los pantalones, esa cara de ensaimada grasienta que se te pone, etc… Por que somos tan guapos y alegres en España? Porque comemos bien.

  15. Llevo mas de 5 anyos en Inglaterra y a la hora de la comida siempre tengo que oir sus comentarios de lo mucho que como…

    Ellos prefieren comerse su sandwich…eso si, acompanyado de su bolsa de patatas fritas y su chocolatina…A la salida del trabajo se van al pub…

    En fin.Muy orgullosa estoy de irme de aqui en menos de 3 semanas :)

  16. Pingback: El gran error de la dieta inglesa

  17. Este verano voy a hacer un curso de 3 semanas en Inglaterra… Se me están quitando las ganas, y sé que cuando llegue a mi casa voy a llorar de felicidad cuando vuelva a comer la tortilla de patatas (ESPAÑOLA)de mi madre. T.T

  18. No la comida inglesa no es mala el unico problema son las salchichas y el bacon pero por lo demas es una buena dieta yo conozco a un apersona que comia de ese estilo y vivio hasta los 99 años lo que decia el unico problema es eol bacon y salchischas

  19. SI ¡¡ todo lo que quieran decir de los ingleses y de su comida .. pero ellos bebiendo mucho y comiendo mal han logrado salir de la crisis !!

  20. A mí me parece que lo hacen al revés, deberían comer a lo grande en el desayuno, algo menos en la comida y un tentempié para la cena. No sé cómo no se derrumban a lo largo del día. Yo tampoco me siento satisfecha con un sándwich y si lo cojo mejor triple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *