La razón sin emoción no sirve de nada

Hace algunos años la marca de neumáticos Pirelli sacó una campaña con el eslogan “La potencia sin control no sirve de nada”. Querían destacar que aunque lo que más resalta de un coche deportivo es su potencia, si los neumáticos, que son los que la transmiten al suelo, no son adecuados, la potencia es desperdiciada. Leyendo un par de artículos sobre la relación Razón-Emoción me he acordado de este eslogan.

Es un tema recurrente en las historias de ciencia ficción que el ser humano libra una lucha constante entre la Racionalidad que lo hace humano, y la Emoción, una reminiscencia de su pasado animal.

Tanto la Ciencia Ficción como la filosofía dicen que el objetivo del Ser Humano es dejar atrás ese lado animal y convertirse en un Ser Racional. Aquí es donde entran en juego los dos artículos que mencionaba al principio.

El primero es de la BBC (vía Jean Bedel), y dice que las decisiones tomadas puramente por intuición son más acertadas que las tomadas tras un breve momento de reflexión.

El segundo es de The Economist (enlace de pago), y dice que la Razón permite analizar una situación y todas sus posibles opciones hasta el más mínimo detalle, pero que es la Emoción quien toma la decisión. El ser puramente racional se quedaría ahí parado sin capacidad para reaccionar. La razón sin emoción no sirve de nada.

Ahí va un paradigma milenario hecho añicos.

Así que no es la Razón quien toma decisiones, sino la Emoción. Cuando hay que tomar una decisión rápida, lo mejor es dejarse llevar por la intuición o el instinto. Cuando hay tiempo para analizar no vale la pena engañarse diciendo “voy a decidir con la cabeza”. Quizás sea en base a un análisis racional, pero la decisión la tomas con el corazón (o con el estómago, que al fin y al cabo, todo es Emoción).

Siempre he creído (en mi característica ingenuidad) que ante una encrucijada siempre sabemos cual es la decisión correcta, pero a menudo acabamos tomando la vía más segura, por evitar situaciones o por decidir con la cabeza. No se si estos dos artículos confirman mi hipótesis, pero creo escuchando a la vocecilla me voy a agarrar mucho más al camino que deseo seguir.

Propósito para 2007 (algo tarde): Ponerle más salsa a la vida.

16 pensamientos en “La razón sin emoción no sirve de nada

  1. Hace no mucho oí esa misma noticia comentada por Punset, y parece que los estudios demuestran lo que dices, que las emociones son muy importantes para tomar decisiones… Así, se proponía que frente a la educación tradicional de eliminar y reprimir sentimientos se llegase a una educación en la cual se enseñase a controlar las emociones y usarlas del modo más beneficioso, en vez de descartarlas.

    Supongo que hay momentos para todo, en los cuales es mejor sopesar todas las condiciones y tomar una decisión en consecuencia, y situaciones en las cuales la intuición te guía mejor, por mucho que reflexiones.

    Como ejemplo trivial podría ponerse que te gusta alguien, y estás en un constante “se lo digo… no, mejor no se lo digo… se lo digo?”, hasta que, sin saber por qué, te encuentras tomando la iniciativa, instintivamente y mandando al cuerno la reflexión que, a fin de cuentas, lo que estaba haciendo era impedirte actuar… Y habrá miles de ejemplos cotidianos más…

  2. yo creo que siempre tomamos las decisiones con la emocion y cuando las meditamos mucho y usamos un poco mas la razon es cuando nos arrepentimos y decimos “por que habre hecho lo que pense primero?!!!!!”, no? bahh a mi siempre me pasa, creo que la emocion-intuicion no falla.
    beso

  3. Bastante acertado este análisis, sobre todo en situaciones de incertidumbre, donde una sensación es la que te marca el camino.

    Acabo de encontrar tu blog y me gusta bastante. Enhorabuena.

    Un saludo.

  4. No toda la Filosofía piensa que “el objetivo del Ser Humano es dejar atrás ese lado animal y convertirse en un Ser Racional”. Obviamente hay corrientes y corrientes.
    De hecho, un ejemplo paradigmático que suele explicarse para lo que dices es el de los campos de concentración como cúlmen de la razón fría y calculadora sin ningún tipo de emociones ni sentimientos.

  5. Gracias por el apunte Seo. Toda generalización es errónea, y para muestra un botón. Me refería a que en general la Razón tiene un estatus superior a la Emoción.

  6. Hola amigos:

    No comparto las opiniones que se han vertido aquí. Cuando reaccionamos por la emoción, entendiéndola, como se ha dicho aquí, como una reacción por instinto, estamos usando la parte animal de nuestro cerebro, y cuando razonamos estamos usando la parte que nos hace humanos.

    Saludos

    Walter

  7. Hola Walter,
    Lo que tu dices tiene sentido pero, qué pasaría si esa parte animal nos hiciera tan humanos como la parte racional, hasta el punto que no pudiéramos hacer nada sin ella? La dicotomía razón-emoción se rompería para ambos pasar a definirnos como humanos por la interacción entre ellas.

  8. Hola amigo:

    Por ser humanos no dejamos de ser animales y no hay una verdadera división entre la parte instintiva y la racional, es el mismo cerebro que funciona como una unidad.

    Saludos

    Walter

  9. Y agrego algo para la polémica:

    Los intentos de restar valor a nuestra capacidad de razonar y de sobrevalorar las “emociones”, o los instintos, se deben frecuentemente a que nuestro raciocionio pone en evidencia la falsedad de nuestras creencias en entes y eventos sobrenaturales.

    Walter

  10. No, al contrario. Lo que digo es

    “El raciocinio pone en evidencia la falsedad de las creencias en lo sobrenatural”

    Y por ello, suelen ser los crédulos quienes sobrevaloran las emociones o el instinto, restando importancia a ese razonamiento que les dice que sus creencias son absurdas.

    Walter

  11. Al momento de tomar una decisión, el hombre debe valerse tanto de sus conocimientos físicos e intelectuales como de sus conocimientos éticos y morales, ya que no es correcto afirmar del todo, que se necesita sólo de una de estas para tomar una decisión, porque para tomar una buena decisión midiendo las consecuencias hay q establecer un equilibrio entre razón y sentimiento ya que se necesita de ambos para no llevar la contraria ni a la moral ni a la ética

  12. Pingback: Alegría de nuevo « Un mundo perplejo

  13. Lo que nos hace humanos es sentir y tener la conciencia de ese sentimiento… no SÓLO la razón boludos. Y de hecho Walter, contemplamos sobrenatural aquello que sobrepasa la naturaleza, el “raciocinio” la sobrepasa, goza de la posibilidad de fragmentar la naturaleza para comprenderla de una manera lógica que deshecha la posibilidad de unificar el pensamiento con el valor de la vida. Los crédulos no son aquellos que se guían por emociones, haha, esa es una gran falsedad, de hecho el crédulo es tan incapaz de pensar como de sentir, ya que ha sido privado de tal dualidad y como consecuencia vive en la búsqueda perpetua de “algo” que suplante esa ausencia.
    Los humanos somos seres superiores en razón y emoción, pero nos devaluamos al intentar separar las cualidades y romper la sinergia, considero que lo que nos hace humanos es precisamente esa dualidad y su fortaleza, por consecuencia, el hombre que intenta precindir de alguna de ellas es aquel que vive atentando contra su naturaleza, esclavo de su propio odio contra si y huyendo de su humanidad.

  14. Si una decisión se toma con la emoción, se cae en una via muerta del subjetivismo. La razón siempre nos puede acercar a ser objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *