Happy feeling

Antes de Navidad se me acumuló la faena y se me escapó. Pero cuando creía que ya no había opción, el sábado fui a ver Happy Feet, la película del pingüino que baila. Y vaya que me alegré de haberla visto!

Empieza de manera muy original, con la idea de la ceremonia de apareamiento al ritmo de “Kiss”, usando canciones perfectamente contextualizadas como si fuera un diálogo. Y la aparición del pingüino Memphis es estelar. Para entonces, ya no podía parar de sonreír.

La película se puede ver a dos niveles, como la mayoría de las recientes producciones de animación. En el lado infantil pingüinos hablando, canciones y acción. En el lado adulto el humor, un repaso a mitos de la música y el cine de los 60’s 70’s y 80’s: Norma Jean (con su lunar en el lado izquierdo del pecho), Memphis, Gloria o Lovelace (quien sin duda se considera un “Sex Machine”). Hablando de música, el “Somebody to Love” de Queen es absolutamente genial.

Pero el Héroe es Mumble, quien es algo así como un “patito feo”. Su primera aparición en que baila sin parar es un encanto. En cierta escena hacia el principio me recordó muchísimo a Billy Elliot (película imprescindible), cuando trata de demostrar a todos lo que es capaz de hacer.

Un pingüino bailando claqué. Bueno, eso no es nada nuevo: alguien recuerda esa memorable escena de Mary Poppins con Dick Van Dyke y los pingüinos camareros? Otra película de Hapy Feeling (por cierto, hay viento del Este hoy en Londres, muy inusual. Sólo falta la niebla gris).

Justo cuando la película parece perder algo de interés aparecen los “Amigos”. Hacía tiempo que no me reía tan a gusto. Y el Mambo es de las escenas más positivas que he visto en cine. No había duda del “Happy” en el título.

Es curioso el papel que los latinos están adquiriendo en el cine de animación. Diego en “Ice Age”, Ramón en “Cars”, El Gato Con Botas en Shrek y ahora los “Amigos”. Su forma de mezclar el inglés con el castellano es hilarante. Y el guión contiene chistes que sin entender castellano simplemente se escapan. Si podéis verla en versión original hacedlo, es realmente divertida.

[Spoiler. Si no has visto la película salta el siguiente párrafo]

Uno de los mejores momentos es la ceremonia de apareamiento de Gloria, una vez más con la conversación con canciones. Entonces aparece Mumble cantando la versión latina de “A mi manera”, y mi sonrisa se hace todavía más amplia. Claro, cuando se descubre el pastel, Gloria le dice aquello de “Ain’t gonna work”. Cómo podía ser de otra manera? Así es como reaccionan las chicas en este tipo de situaciones, no? Estaba equivocada. Más tarde se da cuenta de su error y quiere recuperarle. La escena en que él la rechaza es como una tragedia griega, con los dioses en forma de pinguïnos latinos comentando la jugada, y finalizando con la desternillante versión de “If you leave me now”.

En cierto momento me di cuenta de que la sala estaba completamente repleta de niños. Esto fue en una de las escenas dramáticas, que viene seguida de un silencio. Era un momento muy estresante para un niño, y todos aprovecharon para comentar la jugada. Yo evidentemente hice lo mismo.

La segunda parte de la película creo que pierde algo el ritmo. Por lo menos el tono cambia. Me parece algo forzado, y creo que lo podrían haber solucionado de modo distinto, manteniendo el ritmo “happy”. No es que no me guste el mensaje que transmite. Me gusta y merece post aparte, pero me sentí algo extraño.

Aunque no consigue hacerme cambiar la idea de que es una de las películas más felices que he visto, y que me puso automáticamente de buen humor. La música, las bromas, las canciones, la historia romántica, las coreografías, el increíble virtuosismo técnico, todo hizo que considerara más que nunca esconderme bajo la butaca y quedarme para la siguiente sesión.