Cocerse en un autobus de dos pisos

Los famosos autobuses rojos de dos pisos son uno de los iconos de la cuidad de Londres. Pero al igual que al metro, se les atraganta el calor.

Por si no habeis tenido la ocasión de subir a uno, es como los autobuses turísticos descubiertos de dos pisos, pero con techo. Eso significa que el piso superior está acristalado en todo su perímetro, y la única ventilación proviene de la angosta escalerita que conduce al piso inferior y de las minúsculas aperturas en las ventanas (qué se puede decir sobre las ventanas de autobús que no se haya dicho ya), con lo que el piso superior se convierte en un horno isufrible cuya temperatura aumenta un poco más si cabe gracias al calor humano.

Todos los autobuses londinenses tienen calefacción, incluso los más antiguos, pero Londres no se ha adaptado al cambio climático todavía, y el aire acondicionado brilla por su ausencia, a pesar de que las temperaturas superan con facilidad los 25 grados (y en el piso superior los 30).

Las autoridades londinenses no lo han pensado dos veces y se han puesto manos a la obra aportando una magnífica solución. Exacto! Van a poner algunas ventanitas más en el piso superior de los autobuses.

Un pensamiento en “Cocerse en un autobus de dos pisos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *